Mitos y leyendas (Historias De Terror)

El tren fantasma:
A pesar de que nos conocemos desde hace años, al principio Hugo se mostró remiso para hablar. Era lógico. No cualquiera se larga a narrar algo así habiendo sido testigo. Como él mismo me dijo: “Una cosa es escribir, como vos hacés, sobre cosas que te cuentan otros. Allí siempre te queda la posibilidad de que consideren chiflado al que te lo contó; pero otra cosa es tener que decir lo que vos mismo viste y que entonces crean que el que está de la nuca sos vos.”


En definitiva, después de los primeros mates, Hugo se largó a hablar y lo hizo en la forma chispeante, amena y extensa que lo caracteriza.


“La primera vez que lo vi pasar echando putas me sorprendió, pero no llegó a asustarme porque yo entonces no conocía para nada la historia. Eso sí, me dije que era una barbaridad que un expreso pasase por una estación a esa velocidad y sin hacer sonar la bocina por lo menos. Lo comenté con la gente que trabaja allí, en la estación desde hace años, pero no me dieron bolilla. Simplemente se miraron y siguieron en los suyo. Te juro que me llamó la atención, porque allí cualquier motivo es bueno para dejar de laburar y ponerse a hablar al cuete.


Recién cuando lo vi la segunda vez me asusté en serio. Serían las dos de la mañana. Generalmente a esa hora yo no estoy en la estación, pero esa noche había ido no me acuerdo por qué asunto. Estaba conversando con uno de los que barren el andén cuando lo vimos aparecer de golpe en el paso a nivel del camino a Moreno. El tipo que estaba conmigo largó la escoba y se metió de raje en el baño. Yo me quedé duro, mirándolo pasar a toda velocidad. No me quedé porque no tenía miedo, sino porque era tal el cagazo que ni me podía mover, te juro.


Los vagones llevaban las luces encendidas, por eso pude ver a los pasajeros. Te aseguro que esto no me lo soñé, pero aunque el tren iba repidísimo, se veían con toda claridad y con detalles. Viajaban duros en sus asientos, sin moverse para nada. Me sorprendió que muchos hombres tenían sombreros y algunas mujeres también. Todos iban muy bien empilchados y casi todas las minas llevaban tapados de piel y alhajas.


Cuando el tren se alejó para el lado de Open Door, el peón que barría salió del baño pálido como una hoja de papel y me preguntó si yo también lo había visto. Tenía un julepe bárbaro el pobre.


Cuando se tranquilizó un poco me contó que desde hace años la formación pasa por la estación de Pilar siempre a la misma hora, como yendo para Junín, pero que no figura en los horarios y ni siquiera avisan que va a pasar. Las máquinas tampoco la detectan y por eso el tren cruza el paso a nivel con las barreras levantadas, me dijo.


Te imaginás que enseguida me fui a hablar con la gente de la boletería. Todos me contaron más o menos lo mismo, pero un viejo que está allí no sé cuánto tiempo hace, me relató la historia del tren fantasma, como le dicen todos en la estación.


Parece que por el cuarenta y pico había un rápido especial y exclusivo que iba de Retiro a Junín los domingos a la madrugada. Viajaban copetudos que volvían de la Capital después de haber ido al teatro o a los cines y esas cosas. El tren llevaba solamente dos vagones de primera para pasajeros porque lo había hecho incluir en el servicio un diputado conservador que tenía muchas influencias y muchísima plata.


Una noche, nunca se supo quiénes fueron, colocaron un artefacto en los rieles y lo hicieron descarrilar entre Pilar y Manzanares.



Los que se mandaron la jugarreta estaban allí esperando y, ni bien el tren se salió de la vía y volcó, aparecieron para robarle a los heridos y muertos que habían quedado entre los fierros retorcidos. Cargaron con plata, tapados de piel, alhajas, relojes y un montón de cosas que llevaba esa gente.


Bueno, el asunto es que no se salvó nadie, porque parece que remataron a los que habían quedado vivos y después le prendieron fuego a los vagones. Todo esto se supo por un peón que pasaba a caballo y espió desde lejos, pero no pudo reconocer a ninguno de los malandras.


Dicen que desde ese entonces el tren aparece de vez en cuando a la misma hora en que sucedió la tragedia, y algunos inventaron que no va a dejar de pasar hasta que se descubra a los culpables.


Yo no sé si debe quedar alguno vivo de los que se mandaron el atraco, porque ya deberían tener más de ochenta años. Ahora, digo yo, cuándo se hayan muerto todos ¿seguirá pasando el tren fantasma? – me preguntó Hugo mientras le cambiaba la yerba al mate.


Fantasmas

La Muerte Blanca:
En estos momentos estoy sentado frente a mi computadora, inmóvil de miedo. En cualquier momento seré asesinado.

Hoy, un amigo mío me conto una historia.

Su tía lo cuidaba desde que era un pequeño, y hace un par de noches le conto como murieron sus padres. El hizo una muy buena imitación de ella (yo los conocía muy bien):

Estaban realizando un trabajo en algún pequeño y sucio pueblito en Costa Rica, cuando un hombre entro agitado en el hospital de los misioneros una noche, totalmente aterrorizado. Les dijo que su hermana había sido asesinada por la Muerte Blanca, y que él estaba seguro de que vendría ahora por él. Que es la Muerte Blanca? Aparentemente es una especie de coco, algo como ese estúpido chupa cabra o algo así. La gente del pueblo le llamaban la Muerte Blanca, o la niña de blanco, porque se supone que es el espíritu de alguien que odio tanto la vida, que ella juro regresar por las personas que se atrevieran a hablar de ella.

La hermana del hombre, le conto sobre el espíritu vengador horas antes de su muerte. Era una niña con ojos enormes y muertos en sus orbitas, los cuales lloraban bilis. Esa cosa se movía sin siquiera mover sus pies, y seguía a sus víctimas hasta su casa. Ahora, si tú no te habías dado cuenta de que esa cosa te seguía, una vez que llegaras a tu casa, comenzaría a tocar la puerta de tu recamara…

Una vez por tu piel, la cual usara para reemplazar su piel decadente.

Dos por tus huesos, los cuales usara como armas para matar a sus víctimas.

Tres por tu Corazón, el cual usara en su cuello.

Cuatro por tus dientes, los cuales pulirá y mantendrá como trofeos en una caja.

Cinco por tus ojos, con los que vera a tus seres queridos.

Seis por tu alma, la cual se comerá por complete – Nunca descansaras jamás una vez que estés dentro de ella.

Ella repetirá esto en cualquier espejo o puerta que este entre tú y ella.

No podrás correr más rápido que ella, pues es más rápida que el hombre más rápido del mundo. Y si huyes de tu casa cuando ella está tocando la puerta, no será tan Cortez contigo una vez que regreses y clame tu alma.

El hombre estaba completamente seguro de que esta cosa había matado a su hermanita. Trato de ir con la policía, pero nadie quiso escuchar. Fue con el sacerdote del pueblo, pero en cuanto el sacerdote vio a esta cosa tras de él, lo corrió de la iglesia. Resulta que esta cosa solo vendrá por ti si ves como ella asesina a alguien, o si alguien, quien sea y como sea, te cuenta sobre la Muerte Blanca. El hombre en cuanto termino su historia, robo un auto, escapo, y nunca jamás lo volvieron a ver”.

Aparentemente, los papas de mi amigo le contaron a su tía inmediatamente después de que el hombre huyera de la misión, y al día siguiente, encontraron sus cuerpos destazados y sin piel. Lo más extraño de todo esto? Sus cuerpos estaban cubiertos de pequeñas manitas…

Su tía estaba realmente asustada y borracha cuando le conto todo esto. El me conto esta historia a primeras horas de la mañana, después de declarar con la policía. Su tía fue asesinada anoche. Lo llame ayer por la noche, y me dijo que lo estaban siguiendo, y que estaban tocando la puerta de su cuarto. Le dije que no me jodiera. Separo un poco la bocina del teléfono y la dirigió hacia la puerta, y pude escuchar que tocaban lentamente a su puerta. Momentos después escuche que abrieron la puerta de golpe, y escuche los gritos desesperados de mi amigo.

Y entonces, escuche la voz de una niña pequeña… “Testigo”… Colgué inmediatamente.

Hace tres minutos alguien empezó a tocar en el espejo de mi cuarto. Creo que ella tocara unas 6 veces en mi espejo. Después tocara en la puerta de mi casa, y quizás después lo haga en la puerta de mi cuarto. Lo hace lentamente. Creo que quiere asustarme más, hacerme saber que mi muerte está a solo unos momentos…

Empezó a tocar la puerta de mi cuarto hacu un par de minutos. Ella terminara conmigo en cualquier minuto.


Muerte

tren

El Chulla Chaqui
El chulla chaqui es el diablo burlón de los bosques de la selva, que suele aparecerse a la gente en forma de animal o de mismo hombre, para engañarla y llevarla al fondo de la selva. Sin embargo, cuando se transforma en hombre es fácil reconocerle, porque el pie izquierdo es como de una criatura recién nacida o como raíz de árbol o como pata de jaguar, aunque el condenado, procura ocultar ese pie de cualquier modo. Además, se delata por el fuerte olor a chivo que despide, y la gente, entonces, ya se halla en guardia: reza y hace cruces con los dedos o con ramas. Pero son a los niños, generalmente, a los que rapta.

A los niños que se quedan solos en las chacras o que andan así por los caminos. ¿Cómo puede un niño resistir coger un pajarito de bello plumaje que se detiene junto a él y entra luego en el bosque suavemente cantando?, ¿O de seguir a su padre, madre u otro pariente (que no son tales sino el diablo convertido en ellos), ¿que de improviso se les presentan? Ya en el interior del bosque, el Chulla Chaqui recobra su horrible figura de diablo y cuelga a sus víctimas de los cabellos en las ramas de los árboles más altos, tirándoles de las orejas, burlándose, riéndose de ellos, mientras lloran y sufren...


mate

terror

El Diablo en El Espejo
Bueno, aquí comienza mi relato, que le ha ocurrido a un amigo mío.

Estabamos todos tomando unas copas en un bar de Oviedo, mi ciudad. Estabamos de risas y bebiendo lo normal, cuando apareció un chaval moreno, de unos 16 años, como nosotros. Pablo, uno de mis amigos que allí se encontraban, le saludó, puesto que eran amigos. Se sentó con nosotros y hablamos durante unas horas.

Al cabo de unas, más o menos, 3 horas, el tema de conversación pasó a ser historias de miedo, puesto que ya había anochecido y nos encontrabamos ahora en un botellón en un descampado. Nos contabamos historias terroríficas y acabamos realmente asustados. Entonces Safías, el chaval gótico amigo de Pablo, dijo que conocía una forma de ver al Diablo. Le escuchamos con, la verdad, una atención de cuando te cuentan un chiste. El procedimiento que hay que seguir es el siguiente:

(Textualmente)"En Nochebuena, justamente a las 12 de la noche, el Diablo hace la inspección en la Tierra, la única en el año, así que si queremos verle tiene que ser ese mismo día a esa misma hora. Vete al baño, puesto que es el lugar más propicio para realizar el evento, y cierra la puerta. Enciende 12 velas, al poder ser negras, y situate enfrente del espejo. Cuando quede poco para que sean las 12, cierra los ojos y situate, como dije antes, enfrente del espejo. Mantenlos cerrados hasta que quede solo una campanada de las doce que debe sonar. En ese segundo verás al Diablo en el espejo"

Todos nos lo tomamos a broma, pero David, otro amigo con el mayor valo que he visto nunca, dijo que lo haría sin problema. Estabamos a 20 de Diciembre, así que en cuatro días lo haría, solo pedía que hubiese un testigo, y que sería en su casa. Ese testigo fui yo.

24 de Diciembre, las 23:55. Todo preparado y nadie que nos moleste. Entró David solo, yo tengo mucho miedo a esas cosas. Se cerró la puerta y esperé sentado afuera. Las campanadas sonaron, y yo estaba al acecho de que algún ser estuviese espiando para darme un susto, pero no pasó nada. Suspiré, aliviado, y llamé a Pablo. No contestó. Atemorizado, abrí la puerta de un golpe, y encontré a David en el suelo, agarrandose el corazón. Y en el aire se olía el inconfundible rastro del azufre. Llamé a la ambulancia a toda prisa y como pude, y se lo llevaron al hospital.

Le diagnosticaron un infarto al corazón a causa de un sobresalto, una crisis nerviosa. Yo no pude dormir durante meses, hasta que fui tratado por un psicólogo. Cuando por fin David se recuperó, me dijo a mí sus primeras palabras:

"Lo he visto . . . Tengo mucho miedo"

Ahora ya he conseguido dormir, pero david no es ya el mismo. Recuperó algo de su vitalidad, pero aún se le nota muy apagado, triste. Dicen que es porque el infarto lo deja a uno mal. No fue eso: fue lo que vió en el espejo. Y estará así hasta que se muera


Mitos y leyendas (Historias De Terror)

... Bueno espero que les haya gustado

Fantasmas

Muerte