La verdad sobre la Cara de Marte. Análisis fisonómico

La Cara De Marte

Se ha acusado a los gobiernos, especialmente al gobierno estadounidense en el caso espacial, de haber llevado a cabo operaciones secretas militares para bombardear hallazgos conflictivos y no dejar ni rastro de tales evidencias, tanto en la Tierra como en La Luna y en Marte.

Esa podría haber sido precisamente la misión secreta de la Mars Observer, en 1993; la nave de la Nasa que costó 1000 millones de dólares, lanzada al espacio con dirección a Marte y de la que oficialmente no se tuvieron más noticias. Lo malo es que ese tipo de bombarbeos espaciales, simplemente para borrar las huellas de vida exterior, se realizaría con material nuclear, y esa sería la explicación sencilla de por qué nunca se ha regresado a la Luna.

Pero existen otras alternativas mucho más económicas para borrar la presencia extraterrestre en el espacio, como la manipulación de las imágenes digitales en los laboratorios fotográficos que están al servicio de la Agencia Espacial norteamericana.

En 1998, la Nasa facilitó al público, unas supuestas tomas realizadas por la sonda Mars Global Surveyor, que según dijeron, servirían para aclarar la polémica que se había formado a cuenta de la Esfinge de Marte. Y en donde antes, en la imagen de 1976, se veía claramente la solemnidad de un monumento en forma de Esfinge, ahora aparecía, como por arte de magia, la impronta de una especie de zapatilla o alpargata.

Las supuestas tomas de la sonda MGS, Mars Global Surveyor, de 1998, en las que se veía, supuestamente más cerca, La Cara de Marte, de un modo u otro, solamente pueden ser un fraude. Esas supuestas imágenes de la MGS, son contradictorias con respecto a las tomas originales de las naves Viking de la década de 1970.

Los dos informes sobre la Cara de Marte, por un lado el de la Misión Viking, y por otro el de MGS, no pueden ser ambos correctos simultáneamente. Uno de ellos tiene que estar en un error o directamente ser falso. La imagen de 1976 no puede respaldar científicamente a la imagen de 1998, y viceversa.
Marte

Esta es la imagen del Rostro de Marte que presentó la Nasa en 1998, asegurando que era la fotografía tomada por la MGS, Mars Global Surveyor sobre la Faz de Cydonia. No se parece en nada absolutamente a la Cara marciana que recogió la misión Viking en 1976. A decir verdad, la imagen Viking, para ser de una tecnología más antigua, tiene más calidad fotográfica.


Así es como la Nasa actúa, en virtud del "Informe Brookings" de 1961, en el que el Gobierno Estadounidense ordenó a la Agencia militar espacial la manipulación y el ocultamiento de las evidencias que nada más que ellos consideran como "conflictivas", ya que son conflictivas para los gobiernos, cuyas gestiones se basan en la mentira, pero no son conflictivas para los seres humanos.

Es triste pero la verdad es que los contribuyentes norteamericanos pagan millones de dólares anualmente al Gobierno y a la Nasa, para que éstos les mientan como bellacos. Esto es estafar a la gente.

Las auténticos y fríos registros cartográficos, en blanco y negro, realizados por las sondas Viking fueron llegando a la Tierra, a partir de 1976.

En un principio, el Controlador Principal y Jefe de Operaciones del Centro Espacial del Jet Propulsion Laboratory en Pasadena, California, Guard Hall, no detectó nada anormal cuando las fotografías de los orbitadores Viking pasaron por sus manos.
cara
En 1980, los científicos de la Nasa, Gregg Molenaar y Vincent Dipietro, estudiaron minuciosamente las fotografías de la Misión Viking sobre la Cara de Marte.

Pero más tarde, en 1979, en el Goddard Spaceflight Center, en Greenbelt, Maryland, los científicos que trabajaban para la Nasa, Vincent Di Pietro y Gregory Moleenar, mientras revisaban las más de 60 mil fotografías enviadas por la Misión Viking, de repente quedaron estupefactos y no salían de su asombro al contemplar una toma cartográfica, concretamente la 035A72.

Por absurdo o extraño que les pudiera parecer, no tenían ninguna duda de lo que contemplaban sus adiestrados ojos de expertos analistas: ¡Aquello era una Cara!...
en

Esta es la imagen real de la Esfinge de Cydonia que recogió el Orbitador de la Misión Viking en 1976. No solo se aprecia la forma y la simetría de una cara sino que además se pueden ver sus numerosos detalles faciales. (Para ampliar la foto pulsar en la imagen abriendo enlace en ventana nueva, ¡vale la pena, ya que es una toma sensacional!..)
La Nasa nunca divulgó oficialmente esta imagen, sino que fué filtrada al público por algunos científicos que trabajaban para la Nasa y que pensaron que el mundo debía conocerla. Y a día de hoy, todavía la Nasa sigue restando autenticidad e importancia, y desacreditando sus propias fotografías Viking.

El Rostro de Cydonia se alza exactamente en las coordenadas Latitud 41º N y Longitud 9º W. La tecnología ya anticuada de los orbitadores Viking de 1976 no facilitaba distinguir fácilmente ninguna forma marciana que tuviera el tamaño igual o inferior al de un edificio terrestre.

La Cara de Marte pudo apreciarse gracias a que tenía un tamaño similar al de un edificio que midiera 2,5 kilómetros. ¿Qué edificio es tan grande en la Tierra como para medir 2,5 kilómetros?... Esto nos habla acerca del tamaño gigantesco que tiene la Esfinge en Marte. Para que nos hagamos una idea, la esfinge egipcia del conjunto de Keops en Egipto no se acerca por ningún lado a estas increíbles dimensiones.

Los dos científicos de la Nasa se centraron en un análisis más detallado del Rostro de Cydonia, y comenzaron una operación de procesamiento especial en enero de 1980, trabajando directamente con las cintas originales de media pulgada de las Viking.

Para la ampliación de los detalles del Rostro, desarrollaron un nuevo proceso de intensificación de imagen por computadora, denominado SPIT, que suministraba una definición más precisa de los contornos mediante el uso de la información de los píxeles adyacentes. También utilizaron técnicas de intensificación cromática.

En la segunda fase de esta investigación, se inició una búsqueda en los registros Viking, para localizar una segunda cinta que contuviera imágenes de otro vuelo de reconocimiento sobre la región marciana de Cydonia. Esta segunda imagen hallada resultó ser la 70A13, que sometida al mismo proceso SPIT, no solo confirmó los resultados anteriores, sino que añadieron información adicional, como la detección de la segunda cavidad ocular que permanecía en sombra, y otros detalles faciales.

La Faz marciana, de más de 2 kilómetros de larga y casi 1 kilómetro de alta, miraba hacia arriba, hacia el espacio. Era un Rostro con una gran expresión y solemnidad.
- ¡Aquella Faz tenía una gran dignidad!... dicen los expertos analistas de la Nasa, DiPietro y Molenaar.

La Cara mostraba una perfecta simetría y proporcionalidad. En su cabeza había un tocado a rayas, al modo egipcio. Ojos con pupilas y pestañas, nariz, boca, dientes, y oreja con pendiente. Incluso aparece una misteriosa lágrima resbalando bajo su ojo derecho. En la zona de la barbilla descendía una rampa al suelo de unos 200 metros.
esfinge

Tocado de la Esfinge de Marte, con bordes, rayas, y similitud egipcia.

La Cara De Marte


Detalle del pliegue superior del tocado en la Esfinge de Marte.

Marte

Examen del ojo de la Esfinge. Se puede apreciar la forma de ovalada del ojo, la pupila y las pestañas. Es un ojo inquietante que nos mira. El otro ojo permanece en sombra.

cara

Detalle de las pestañas en el ojo de la Esfinge de Marte.

en

La Lágrima. Es desconcertante y sobrecogedora la Lágrima que aparece bajo el ojo visible de la Esfinge de Marte. El misterio de una lágrima que con tristeza resbala por el rostro este misterioso ser representado, como si quisiera dejar para la posteridad el testimonio de una gran tragedia que su civilización padeció.

esfinge

La Oreja. En la ampliacion de la imagen de la cara se puede apreciar la forma de una oreja.

La Cara De Marte

El Pendiente. Detalle de un pendiente colgando en la zona inferior de la oreja de la Esfinge marciana.

La Rampa. En la zona inferior de la Cara, a la altura de la barbilla y cuello, se puede apreciar una especie de Rampa, de aproximadamente 40 metros de ancho, según han calculado los analistas especializados, la cual empieza en el lado izquierdo inferior del rostro y atraviesa perperdicularmente el rostro, por debajo del mentón, descendiendo por la garganta, hasta el suelo marciano. Es una escalera impresionante de más de 200 metros de longitud.

Ya hemos hecho un análisis fisonómico de la Esfinge de Cydonia en Marte y hemos podido llegar a una conclusión clara: que como ya decían, con razón, los expertos analistas de la Nasa, Vincent DiPietro y Gregg Moleenar, se trata sin duda de la representación de una cara. Y que por lo tanto, la Nasa es una agencia gubernamental que se dedica a mentir al mundo y a ocultar la información.

Y por si esto fuera poco, en las mismas imágenes tomadas por la sonda Viking, a pocos kilómetros de la Cara de Marte, llamaba la atención la existencia de un conjunto de formaciones piramidales, que se ha denominado "La Ciudadela", ¡toda una ciudad marciana espectacular!...