Los gustos "culposos" de los líderes más temidos

Conoce las otras actividades que mantenían distraídos a esos hombres que pusieron a temblar al mundo

La teoría nos dice que un líder es aquella persona que intenta llevar a un grupo pequeño o numeroso de personas, hacia una sola meta en común, la cual resulte ser positiva y benéfica para todos. Para conseguirlo, esta persona debe saber escuchar, ser conciliador, organizado, incluyente y seguro al momento de tomar decisiones.

A lo largo de la historia han existido decenas de personas que, poniendo en práctica dichas características, transformaron al mundo, algunos para bien y otros para mal. Esos personajes que le hicieron daño a la humanidad, muy en el fondo, también poseían alguna cualidad que afloraba su lado más sensible y humano.

Enlistaremos los pasatiempos de algunos líderes sanguinarios, los cuales queremos compartir con nuestros lectores.

Al Capone. En los años 20 y 30, este hombre puso en jaque a las autoridades estadounidenses, pues fue el mayor criminal y contrabandista de aquel país en esas épocas.

Además de liderar y armar grandes bandas de criminales, en sus ratos libres, Al Capone se encerraba horas para componer piezas musicales, cuyo tema principal fue siempre el amor, algo que resulta sumamente curioso dada su personalidad.


Los gustos "culposos" de los líderes más temidos

Adolfo Hitler. La cabeza principal del nazismo alemán, es uno de los personajes de la historia universal que mayor dañó causó a la humanidad, y por tanto, uno de los más temidos y a la vez satanizados de todos los tiempos.

Hace no mucho se divulgó que dentro de Hitler existía una parte noble en su personalidad. William Hakvaag, director de un museo noruego, adquirió un cuadro alemán, cuyo interior ocultaban unos dibujos de algunos personajes de Walt Disney, realizados nada más y nada menos que por el Furher, quien sentía cierta fascinación por la historia de Blancanieves.

Más

Osama Bin Laden. Al fundador y líder de la red terrorista Al-Qaeda, se le atribuyeron numerosos ataques contra Estados Unidos, entre ellos los ocurridos el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. A partir de ese momento, se convirtió en uno de los hombres más buscados por parte del FBI y a pesar de ello, desde la distancia siguió atemorizando a decenas de naciones.

Lo que pocos conocen de este árabe es que sentía gran atracción por lo deportes, en particular por el voleibol. La gente que permaneció cercano a él, asegura que era un gran jugador y que no permitía que alguien bueno estuviera en sus equipos para no ser opacado. También se supo que era fanático del futbol y se especuló que era un fiel seguidor del Arsenal.

gustos

Saddam Husein. Estableció un régimen dictatorial en Irak de 1979 a 2003 y en su ambición por controlar el petróleo de la región, estableció una guerra sangrienta contra Irán, la cual cobró la vida de miles de personas de aquella nación, conflicto que también dejó sumido en una grave pobreza al territorio iraquí.

Aunque parezca extraño, Hussein también era un amante de las letras e incluso, llegó a publicar varias novelas, entre ellas "Zabiba y el rey", en la cual se narra el amor que siente un gobernante por su nación. El otro texto que en Japón goza de gran popularidad, es "La Danza del Diablo".


de


Kim Jong il. El ex líder norcoreano fallecido recientemente, llevaba una vida llena de lujos y excentricidades. Entre sus gustos se encontraban el seguir de cerca la liga americana de basquetbol y la gran admiración que sentía por la figura de la duela en los años 90, Michael Jordan.

Jong il tenía grabados todos los partidos que este jugador disputó mientras militó en los Toros de Chicago, y poseía un balón autografiado por el número 23; construyó diversas canchas de baloncesto en aquel país, e invitaba a los niños a practicar este deporte para combatir la baja estatura entre sus pobladores, señala vanguardia.com.mx.


los

José Stalin. El líder soviético, además del gusto por la política, desarrolló cierto interés en el ámbito científico y artístico, y quizá por ello, durante un tiempo se dedicó a realizar análisis exhaustivos de dibujos de hombres desnudos, realizados por artistas rusos del siglo XIX y XX.

Stalin escribió en varias de estas obras una serie de comentarios un tanto atrevidos sobre las personas ahí retratadas.

líderes

Napoleón Bonaparte. Nadie duda de las habilidades en el arte de la guerra que poseía este militar y gobernantes francés, las cuales lo llevaron a tener en su momento, el poder casi absoluto de la Europa Occidental.

El emperador, además de planear estrategias, se daba tiempo para llevar a cabo partidas de ajedrez, su otra gran pasión, y aunque no era un teórico en esta actividad, sí sostuvo varios duelos que han quedado para la posteridad.

temidos

Porfirio Díaz. El gran dictador en la historia de México, tenía un gusto muy particular y que compartió con muy pocos, pues el ex presidente era amante de la filatelia, por lo que en su colección privada se encontraban miles de timbres postales.

culposos

¿Qué tanto crees que este tipo de actividades haya influído en la tiranía de estos personajes?

¿Tienes algún pasatiempos secreto?

1 comentario - Los gustos "culposos" de los líderes más temidos

@gonza_gunner1 +4
no es tan impresionante todo esto, lo que pasa es que la tele y los medios de comunicación fueron convirtiendo a estas personas a lo largo de los años en una especia de "bestias infrahumanas" cuando en verdad eran personas como nosotros. Se reía, se enojaban, comían, cagaban...