La Gallina Fantasma

Historias de terror La Gallina Fantasma

En Clarines, población del estado Anzoátegui, los campesinos no comen sino gallinas que ellos mismos crían en sus casas. Asi que si ven alguna suelta por el monte, ni se les ocurra atraparla, porque podría ser La Gallina Fantasma.

Cuenta la leyenda que hace casi un siglo, un campesino iba por el camino de Clarines, cuando vio una hermosa gallina, gorda y llena de salud. Pensando en un delicioso sancocho, el viajero trato de atraparla sin conseguirlo. Siguió al animal hasta un monte espeso y reseco, donde encontró una tumba solotaria, con su cruz. La Gallina se echó tranquilamente sobre aquella tumba, y unos segundos después dejó alli un huevo y desapreció misteriosamente entre la maleza.

El hombre recogió al huevo, pensando que almenos algo le había quedado de aquella persecusión, pero cuando lo tuvo en su mano se transformó en una piedra grande y redonda, de esas que en Oriente llaman Guarataras.

Espantado, el campesino arrojó inmediatamente la Guaratara que fue a caer sobre la tumba. Y después de una larga carrera llegó al fin a Clarines, donde contó lo que había pasado.

Allí un anciano le relató la historia de un hombre que vivió en aquel pueblo y que después de cometer muchos crímenes, fué asesinado por uno de sus enemigos.Ese hombre fué sepultado en aquella tumba olvidada en el monte. Desde entonces, su alma atormentada vaga en forma de una gallina y pone huevos que se transforman en piedras, porque de esa manera logra que la gente arroje piedras sobre su tumba. Y por cada piedra que recibe, se le perdona uno de sus pecados