¿Es posible engañar a la Muerte?


¿Es posible engañar a la Muerte?


¿Es cierto eso de que la muerte persigue a quien se ha escapado de milagro?


Una serie de creencias envuelven a las muertes de accidentes. Cuando son de personas famosas, se dice que nunca llega una sino tres. Cuando se ha escapado a ella de milagro, se dice que te vuelve a buscar prontamente.

Esto último parece repetirse una y otra vez. Como en la película "Destino Final", donde quienes se bajan de un avión que luego se estrella son "perseguidos por la muerte, así mismo pareciera haberle sucedido a una mujer que no alcanzó a tomar el trágico vuelo Air France 447, que cayó al océano Atlántico el 31 de mayo pasado

La mujer, Johanna Ganthaler, junto a su esposo Kart, eran una pareja de jubilados italianos que disfrutaban de sus primeras vacaciones en Brasil junto a sus hijos. El día de la tragedia, se retrasaron y no alcanzaron a abordar el siniestrado avión.
Sin saber nada de la tragedia, volaron hasta Alemania para seguir sus vacaciones. Allí se enteraron del accidente. Sorprendidos y angustiados decidieron volver lo antes posible a su casa, en Italia, por lo que arrendaron autos para viajar por tierra.

A 80 kilómetros de Innsbruck, cerca de la localidad de Kufstein, Kurt, de 67 años, perdió el control del auto, se estrelló contra un camión y voló fuera de la carretera. Se presume que fue producto de fatiga y que se habría quedado dormido algunos segundos. El matrimonio, que celebraba su aniversario de matrimonio número 39 ese día, sólo les faltaba cerca de dos horas para llegar a su ciudad.

Johanna, gravemente herida, murió en el Hospital. Habían pasado días de su milagrosa no embarcación al Air France.

En Chile, una salvada milagrosa también terminó prontamente. En 1996 el cabo de Carabineros Héctor Zapata Cuevas, quien milagrosamente se salvó de una bala dirigida directo al corazón gracias a una lapicera metálica que tenía en un bolsillo de la camisa, en menos de un año, cuando conducía un furgón policial para auxiliar a unos damnificados en Peñaflor, murió aplastado por un árbol que se desplomó sobre el vehículo.

El integrante de la policía había declarado la primera vez, la de la salvada milagrosa, que “Todavía no me ha llegado la hora”.

¿Es cierto eso de que la muerte persigue a quien se ha escapado de milagro? ¿Es posible ‘engañar’ a la muerte?

El teólogo y experto en temas paranormales, el profesor Hugo Zepeda, asegura que no hay misterio ni maldición tras una salvada milagrosa. “Esto simplemente tiene que ver que cuando la muerte llega, llega. La gente que cree en el destino lo sabe, la muerte llega cuando tiene que llegar”.

Y es que para el experto, así como existen casos como los antes mencionados, también conoce personalmente situaciones contrarias, es decir, personas que se han salvado en reiteradas ocasiones, de accidentes o situaciones muy graves.

“Por ejemplo, don Andrés Zaldivar, entiendo que ha tenido tres accidentes de avión graves y se ha salvado casi milagrosamente. Lo importante de este tipo de situaciones es que nos hagan reflexionar, y es que hay que estar siempre preparados para enfrentar la muerte”

Y añade “¿Cuántos sobrevivientes de accidentes existen? Que sucedan estos casos no quiere decir que sea una regla. Podríamos hablar de una triste ironía, tal vez de una oportunidad para esa persona, pero yo no hablaría de maldiciones” explica Zepeda.

Y es que a la muerte no se le engaña. La muerte llega puntual, ni un minuto ante ni uno después. Y usted ¿Está preparado para ello?