Apocalipsis zombie: la verdad jamas contada... Parte XI.

Primera parte:http://www.taringa.net/posts/paranormal/14021980/Apocalipsis-zombie_-la-verdad-jamas-contada___.html#comid-853747

Segunda parte: http://www.taringa.net/posts/paranormal/14022225/Apocalipsis-zombie_-la-verdad-jamas-contada___-Parte-II_.html

Tercera parte: http://www.taringa.net/posts/paranormal/14033738/Apocalipsis-zombie_-la-verdad-jamas-contada___-Parte-III_.html#comid-860367

Cuarta parte: http://www.taringa.net/posts/paranormal/14040081/Apocalipsis-zombie_-la-verdad-jamas-contada___-Parte-IV_.html#comid-850884

Quinta parte: http://www.taringa.net/posts/paranormal/14044395/Apocalipsis-zombie_-la-verdad-jamas-contada___-Parte-V_.html

Sexta parte: http://www.taringa.net/posts/paranormal/14052259/Apocalipsis-zombie_-la-verdad-jamas-contada___-Parte-VI_.html

Séptima parte: http://www.taringa.net/posts/paranormal/14061782/Apocalipsis-zombie_-la-verdad-jamas-contada___-Parte-VII_.html#comid-847005

Octava parte: http://www.taringa.net/posts/paranormal/14064009/Apocalipsis-zombie_-la-verdad-jamas-contada___-Parte-VIII_.html#comid-861436

Novena parte: http://www.taringa.net/posts/paranormal/14075201/Apocalipsis-zombie_-la-verdad-jamas-contada___-Parte-IX_.html

Décima Parte: http://www.taringa.net/posts/paranormal/14094652/Apocalipsis-zombie_-la-verdad-jamas-contada___-Parte-X_.html

Nos tocó nuestro segundo turno al frente, llegamos, apuntamos y disparamos. Las escopetas tronaron nuevamente, casi al unísono, y una lluvia de postas 00 cayó sobre los atacantes. El poder destructivo de los cartuchos del Ejército era mucho mayor que los comunes usados para caza ligera a los que estábamos acostumbrados, y el culatazo empezaba a hacerse sentir. De todas formas seguíamos motivados y dispuestos, así que el volumen de fuego no menguaba; los cuerpos inanimados caían casi unos sobre otros, desmembrados o parcialmente decapitados. Volvíamos a cargar, y una nueva andanada de esferas de plomo de 8,4 mms, hacía estragos en la horda caníbal. Y asi hasta que tirábamos los 5 cartuchos que cargaban nuestras Ithacas, y volvíamos rapidamente a la retaguardia mientras éramos cubiertos por los infantes con sus FAL. A medida que el camión armado M35 se acercaba, los agentes nos avisaron a gritos que nos preparáramos para subir al vehículo lo más rápido posible. Los soldados nos seguirían a la carrera a la vez que asistirían el fuego de la ametralladora MAG.

- Están llegando los helicópteros para apoyar el fuego y evacuar a los civiles, tenemos que salir rápido de este hueco sino nos dejarán atrás!- Dijo el agente mientras nos daba escopetas cargadas.

Volvimos a nuestra posición justo cuando los soldados estaban terminando de vaciar los cargadores de sus FAL; nosotros debíamos dejar un espacio de al menos medio metro entre unos y otros para que el pelotón pudiera replegarse a retaguardia pasando por esa brecha. En una ocasión una de las escopetas se trabó, y el tirador hubiera sido atrapado por los infectados si no fuera por el soldado que estaba detrás, quien lo tomó del cuello de la chaqueta poniéndolo a distancia segura y lo cubrió con el fuego de su fusil. Redoblamos nuestros esfuerzos, y tiramos lo más rapido y certero que pudimos; una buena cantidad de enemigos cayeron, y el espacio entre ellos y nosotros era cada vez más grande.

Apocalipsis zombie: la verdad jamas contada... Parte XI.


El característico "chop-chop" de los rotores de los helicópteros se escuchaba claramente ya, por encima del rumor constante que se había vuelto el tiroteo. Cuando volvimos por munición fresca, el camión estaba a pocos metros de distancia; lo mandaron parar, y a una seña nos aprestamos a subir. Los agentes ya estaban cargando las armas y ayudando a trepar a la caja a los hombres del pueblo. Habíamos dado nuestro mejor esfuerzo, y afortunadamente no tuvimos que lamentar la pérdida de ninguno de mis vecinos ni de los soldados. Mientras nos acomodábamos en el vehículo los tiradores de FAP ayudaron a los infantes a contener la horda; una vez que todos los civiles subimos, un agente dió la orden de seguir la marcha, esta vez en reversa mostrando la trompa del camión a los infectados. Desafortunadamente para ellos, pues al frente iba montada la ametralladora, que comenzó a destruírlos sin piedad; en el piso de la cabina del camión estaban desparramadas cientos de vainas servidas del 7,62.
Cuando nuestro transporte armado comenzó a retroceder los 50 mts que lo separaban del callejón, apareció por la otra punta de la calle que dejamos atrás el otro M35 con la otra MAG; el largo de la columna era más o menos justo la distancia del comienzo hasta el final del rodeo, así que cuando nosotros empezamos a doblar la esquina el otro camión-ametralladora llegaba a la bocacalle y tenía libre su línea de tiro. Así fué como una tormenta de fuego se abatió sobre los infectados restantes desde el frente y su lateral derecho, las armas literalmente bramaban al disparar a su máxima cadencia simultáneamente. En cuestión de segundos todos los atacantes fueron eliminados.
Avanzamos un par de kms más encontrando escasa resistencia, sólo quedaban grupos pequeños de infectados, si tenían la mala suerte de atravesarse en el camino eran arrollados por los vehiculos sin ningún tipo de miramiento. Debíamos llegar lo antes posible a los helicópteros que ya nos esperaban en un campo cercano.

zombie


Pudimos verlos en cuestión de minutos. Eran Chinooks, grandes dobles rotores para carga o transporte de personal. De sus compuertas traseras bajaban soldados equipados con lanzallamas y el equipo NBQ que ya teníamos visto. Otros helicópteros del tipo UH1H armados con lanza-cohetes y ametralladoras sobrevolaban la zona describiendo círculos para protegernos mientras bajábamos de los camiones. Los tiradores especiales nos cubrieron por última vez con sus FAL modificados y sus Mauser SP66 al tiempo que los agentes y otros soldados nos organizaban al subir a los Chinooks.

- Van a estar en una pequeña cuarentena en un hospital militar, en cuanto el pueblo esté asegurado podrán volver y seguir con sus vidas.- Dijo el agente. - Su gente va a estar orgullosa de uds, se han portado como verdaderos hombres!!-

Dicho esto se levantó la compuerta/rampa de carga, y los motores aumentaron su régimen para despegar. Con una pequeña sacudida, la aeronave despegó verticalmente levantando grandes nubes de tierra y pastos sueltos. El ruido de las turbinas y los rotores era casi ensordecedor, así que no había mucho por hablar. Las mujeres que se reencontraban con sus maridos émpezaron a reunirse a pesar de las órdenes de los soldados de permanecer en sus asientos.
Pude ver por las ventanillas redondas de plexiglas del Chinook como los otros helicópteros hacían vuelos rasantes destruyendo a su paso cualquier señal de movimiento con sus cohetes y ametralladoras, a la vez que los soldados con lanza-llamas comenzaban a montar un circulo de fuego que se estrechaba progresivamente. Estaban hablando muy en serio cuando prometieron "asegurar" el pueblo. Esperaba que no tuvieran necesidad de cañonear ni bombardear mi casa.

apocalipsis


En esa reflexión estaba cuando vi al Dr. Schaberger abandonar su asiento y sentarse a mi lado, evidentemente ansioso por contarme alguna de sus historias...

CONTINUARÁ...


Duodécima parte: http://www.taringa.net/posts/paranormal/14099249/Apocalipsis-zombie_-la-verdad-jamas-contada___-Parte-XII_.html

3 comentarios - Apocalipsis zombie: la verdad jamas contada... Parte XI.

@Lelale +1
Dessssssssssssscime que queda más historia!!!!!!