Hola a todos este es mi primer post en T!En fin Aqui comienza este post

12 Sonidos:

Corría el año de 2005, recién había obtenido suficiente dinero como para poder pagar una buena conexión de Internet. Estaba muy emocionado debido a la cantidad de música y videos que podía obtener. Esa tarde me la pase bajando juegos y música, pero ya llegada la noche mis intereses se volvieron más obscuros…. Grave error.
Buscando ente diversos programas psicofonías y relatos de terror me topé con un archivo bastante peculiar llamado “Rec06.mp3” y decidí bajarlo debido a la interesante etiqueta que tenía debajo, en la descripción del archivo rezaba la siguiente oración: “Este es parte de los 12 sonidos del archivo original de Odeo Takashima, si tienes alguno de los otros 11 no dudes en contactarme”. -¿Los 12 sonidos?- pensé. –Suena a algo bastante interesante como para entretenerme un rato-.
Al reproducir el archivo escuche lo que podría definir como una especie de ronquido o gruñido de algún ser vivo, como una respiración bastante dificultosa de un ser que agoniza, acompañado de ciertos toques macabros que me erizaron todos los vellos del cuerpo.

Pensé en abandonar mi búsqueda cuando vi que el archivo no se había descargado solo, este estaba acompañado con una advertencia en formato .txt que abrí casi inmediatamente. Dicha advertencia me dejo bastante intranquilo y lleno de inseguridad. “Ahora que has reproducido uno de los 12 sonidos prepárate para lo peor, dice la leyenda que si no reproduces el archivo Rec08.mp3 después de escuchar alguno de los otros 11 tu vida se volverá un infierno. La leyenda es cierta y te confesare que he disfrutado mi ultima hora de vida.”.

¿Que podía pensar en ese momento?… ¿Es acaso una broma de muy mal gusto?, ¿Un tipo sin nada mejor que hacer con una conexión a Internet muy rápida? Mi tercera idea no llego debido a que ruidos muy extraños comenzaron a hacerse notar.

Fuera de mi ventana había un pasillo muy poco iluminado y en esa maldita noche en especial se veía más tétrico que de costumbre. Juro que había siluetas muy extrañas fuera, como si hubieran escuchado ese sonido y hubieran acudido a su llamado infernal. Comencé como loco a buscar el archivo Rec08.mp3 en el mismo servidor donde estaba alojado el original que descargue. Para mi sorpresa el usuario que lo había subido dejó de hacer actualizaciones en 2003 adivinen por que?…. Había muerto.
Creí que era una broma muy pesada y que se había salido de lo que yo podía tolerar, cuando intente apagar mi PC todo enojado un mensaje de la misma computadora me lleno de terror: “El Archivo Rec06.mp3 no puede cerrarse”. El sonido empezó a reproducirse de nuevo y trate de apagar las bocinas sin éxito. Los ruidos afuera comenzaron a hacerse más cercanos y comencé a distinguir voces y murmullos. Era tanto mi miedo que no me atrevía a mirar fuera. Las luces de mi habitación comenzaron a fallar y sin embargo la PC no se apagaba. Ese maldito sonido parecía acrecentar su volumen conforme pasaban esos segundos eternos en los que no tenia idea de que hacer. Comencé a rezar en todos los idiomas que se me ocurrieron y me encomendé a todo lo bueno que conocía. Mi PC empezó a funcionar de nuevo y busque desesperadamente dicho archivo.

Encontré varias copias falsas del Rec08.mp3 que solo aumentaron mi frustración y mi miedo ante lo que estaba fuera de mi habitación. Pasadas casi dos horas empezó a llegar hasta mí un olor nauseabundo similar al de carne y sangre en estado de putrefacción, sentía que las cosas iban a ponerse peor. Quise salir a enfrentar a lo que sea que estuviese ahí, pero para mi sorpresa la cerradura se había trabado y fuera solo veía luces siniestras danzando como si compitieran por ver cual me asustaba más. Estando lejos de mi PC, y casi al borde de la locura empecé a escuchar un sonido muy extraño… como si una niña se lamentara por algo y esto le causara mucho dolor.

Los sonidos extraños fuera cesaron y esas luces macabras dejaron de danzar. El llanto de la niña las había ahuyentado y note para mi sorpresa que el archivo estaba activo en mi reproductor de audio… Estaba entre esos Rec08.mp3 que había encontrado. Aun intranquilo noté que todo funcionaba como antes y que ya no había nada fuera. Alegre y menos preocupado apague mi PC, pero decidí no borrar ninguno de esos 12 archivos que encontré esa maldita noche… Debe haber alguien que desee experimentar esa horrible sensación. Abajo encontraran el link de descarga de Rec06.mp3, es parte de los 12 sonidos del archivo original de Odeo Takashima,

Para los que se pregunten quién fue Odeo Takashima. Este chico en 2002 fue de los primeros japoneses en obtener un reproductor de Mp3. Lamentablemente cuando estaba estrenándolo de camino a su hogar falleció en un accidente de tránsito que lo asesino de un modo lento y doloroso. Cuando subió al bus que lo llevaría hasta su hogar comenzó alegremente a grabar el recorrido para después escucharlo. Mientras hacia esto un conductor impertinente golpeo con un camión de construcción repleto de varillas de acero la parte lateral derecha del bus. Una varilla de acero de 10 metros le atravesó el cráneo de lado a lado mientras otras 6 se incrustaron en su cuerpo. El reproductor de Mp3 quedó intacto pero cuando un forense curioso lo conecto a una PC descubrió que dentro no había un archivo de grabación sino 12 archivos que se dice juntos forman un archivo de audio en el que se puede escuchar el momento en que el autobús es impactado por el camión de construcción, los gritos de agonía de Odeo y de las otras 17 personas que murieron esa tarde de Marzo. ¿Realmente deseas escuchar esto?




The Rake ( el mejor en mi opinion ):

El Rastrillo, o The Rake es una leyenda urbana similar a Slender Man y Palid Face. Esta versión está editada, resumida, mejor dicho. Es sólo un fragmento de la que me encontré en internet, que tenía un formato similar a un reporte. Esto pasó tal fecha, aquello la otra. Pero también contenía esta historia de una mujer que tuvo un encuentro con The Rake, que fue la parte que más me gustó. Y aquí está :v

Hace tres años, acababa de regresar de un viaje a las Cataratas del Niágara con mi familia por el 4 de julio. Estábamos exhaustos luego de conducir todo el día, así que pusimos a los niños en la cama y nos fuimos a dormir.

A las 4 de la madrugada me desperté con la idea de que mi esposo había ido al baño. Aproveché para jalar las sábanas, despertándolo en el proceso. Me disculpé y le dije que pensé que se había levantado de la cama. Cuando me vio, suspiró y retiró sus pies de la orilla de la cama tan rápido que su rodilla casi me tiró. Me agarró y no dijo nada.

Luego de ajustar mi vista a la oscuridad por medio segundo, fui capaz de distinguir qué causó la reacción. Al pie de la cama, sentado y viéndonos de lejos, había lo que pensé era un hombre desnudo, o un gran perro sin pelo de algún tipo. Su posición era perturbadora y no natural, como si hubiese sido arrollado por un auto. Por alguna razón no sentí miedo, sino preocupación por su condición. Hasta ese momento, estaba bajo la asunción de que debíamos ayudarlo.

Mi esposo estaba viendo sobre su brazo y la rodilla, doblado en posición fetal, ocasionalmente viéndome antes de regresar la mirada a la criatura.

En un movimiento veloz se arrastró hacia nosotros, a un lado de la cama, hasta quedar a poco menos de 30 cm. del rostro de mi esposo. Por medio minuto, en silencio, sólo le observó.

Se levantó y corrió al pasillo en dirección a los cuartos de los niños. Grité y fui tras él para detenerlo y evitar que los hiriera. Cuando llegué al pasillo, la tenue iluminación era suficiente como para verlo agachado y jorobado a unos 6 metros a la distancia. Estaba cubierto de sangre y tenía a Clara, mi hija. La arrojó bruscamente y huyó por las escaleras cuando mi esposo le disparó con su arma desde la habitación.

Una gran herida atravesaba el pecho de Clara y con esfuerzo se mantenía consciente. Llamamos por una ambulancia e inútilmente tratamos de detener el sangrado, mi esposo maldecía iracundo y lloraba descontrolado. Presenciar la vida de mi hija terminar me tenía paralizada y escuchar los lamentos de su hermano menor ante la situación fue insoportable. Sin darme mucha oportunidad de reaccionar mi esposo tomó a Clara y la llevó a la camioneta, desesperado por la ausencia de ayuda la encaminó él mismo al hospital. Estoy segura de haberla escuchado decir “Él es el Rastrillo” en una débil y esforzada voz previo a que dejara la habitación.

Impactaron violentamente contra un camión de carga que frecuentaba la ruta de nuestro pueblo, murieron casi instantáneamente.

En pocos días la noticia se movilizó entre los medios. La policía ayudó un poco al principio, y el diario local tomó mucho interés en ello. Pero nada jamás fue publicado, y la nota en las noticias locales nunca tuvo seguimiento.

Por varios meses, mi hijo Justin y yo nos quedamos en un hotel cercano a casa de mis padres. Después de que decidimos regresar a casa, comencé a buscar respuestas por mí misma. Eventualmente encontré a un hombre en otra ciudad vecina que tuvo una historia similar. Entramos en contacto y comenzamos a hablar de lo ocurrido. Conocía a otras dos personas que habían visto a la criatura que ahora llamaremos El Rastrillo, en Nueva York.

Nos tomó a los cuatro casi dos años de buscar en internet y escribir cartas para obtener una pequeña colección de lo que creíamos que eran registros del Rastrillo. Ninguno dio detalles, historia o seguimiento. Una jornada involucraba a la criatura en sus primeras 3 páginas, y nunca mencionada de nuevo. El diario de un marinero no explicaba nada del encuentro, diciendo que el Rastrillo le ordenó largarse del puerto en el que recientemente había desembarcado. Fue la última entrada del diario.

Eran varias las instancias en que la visita de la criatura era una en una serie de visitas a la misma persona. Muchos daban registro de que el Rastrillo les habló, mi hija incluida en esos testigos. Esto nos llevó a preguntarnos si el Rastrillo nos había visitado anteriormente antes del último encuentro.

Puse una grabadora digital cerca a mi cama y la dejé corriendo por toda la noche, cada noche, por dos semanas. Oía con interés los sonidos cada día que me despertaba. Para terminar con la segunda semana, estaba acostumbrada al sonido usual del sueño mientras oía el audio a 8 veces la velocidad normal, por cerca de una hora diaria.

Casi a finales del primer mes oí algo diferente. Una voz aguda, estridente. Era el Rastrillo. No pude escucharlo lo suficiente como para transcribirlo. No había dejado que nadie lo oyera. Todo lo que sé, es que lo oí antes, y ahora sé que habló cuando estaba sentado frente a mi esposo. No recuerdo haberlo oído en ese momento, pero, por alguna razón, la voz en la grabadora inmediatamente me lleva de vuelta a ese momento.

Los pensamientos que debieron pasar por la mente de mi hija me hicieron enojar.

No he visto al Rastrillo desde que arruinó mi vida, pero sé que ha estado en mi habitación mientras dormía. Sé y temo que un día despertaré para verlo de pie, con su mirada vacía puesta sobre mí.




Sr. Bocon:

Durante mi niñez, mi familia era como una gota de agua en un gran rio; Nunca permanecíamos en un solo lugar por mucho tiempo. Nos mudamos a Rhode Island cuando tenía 8 años, y permanecimos ahí hasta que fui a la Universidad en Colorado Springs. La mayoría de mis memorias son de cuando vivía en Rhode Island, pero hay fragmentos en mi mente de los muchos hogares en los que habite, cuando era mucho más joven.

La mayoría de estas memorias son poco claras y sin sentido – Como el perseguir a otro niño en el patio de una casa en Carolina del Norte, intentar construir una balsa detrás de un departamento en el que viví en Pennsylvania, y cosas como esas. Pero hay un puñado de memorias que permanecen tan claras como el vidrio, como si hubiesen ocurrido ayer.

Vivíamos en una casa en las afueras de la bulliciosa ciudad de New Vineyard, Maine. Era una casa grande, en especial para una familia de tres. Había una serie de cuartos que estaban totalmente desocupados, a los cuales no entre durante el tiempo en el que viví en esa casa. Supongo que era un desperdicio de espacio, pero era lo único que pudo rentar mi papa que le quedar cerca de su trabajo. Recuerdo que, en el día después de mi cumple años, tuve una fiebre tremenda. El doctor dijo que tenía Mononucleosis lo que, para mí, significaba mas fiebre y no poder salir a jugar por al menos, tres semanas. Era un momento terrible para estar atado a la cama; Estábamos empacando para mudarnos a Pennsylvania, y la mayoría de mis cosas ya estaban dentro de cajas, dejando mi cuarto casi vacío. Mi mama me traía agua mineral y libros varias veces al día, los cuales servían como único entretenimiento durante estas semanas.

No recuerdo exactamente como conocí al Sr. Bocón. Creo que fue una semana después de que diagnosticaron la Mono. Mi primera memoria de la pequeña creatura fue de cuando le pregunte su nombre. Me dijo que lo llamara Sr. Bocón, porque tenía una boca enorme. De hecho, ahora que lo pienso, todo en su cara era enorme en comparación a su cuerpo- Su cabeza, sus ojos, sus arrugadas orejas-. Pero su boca, sin duda era lo mas grande. Te pareces a un Furby”, le dije mientras miraba uno de mis libros.

El Sr. Bocón se detuvo y me miro extrañado. “Furby? Que es un Furby?” – Me pregunto.

“Tu sabes… El juguete peludo con orejas enormes, lo puedes acariciar y alimentar, casi como una mascota real.”

“Oh!.. Tu no necesitas uno de esos. No es lo mismo que tener un amigo real”.

Recuerdo que el Sr. Bocón se desaparecía cada vez que mi mama iba a mi cuarto a revisarme. Se ocultaba bajo mi cama y me decía: “No quiero que tus papas me vean, tengo miedo de que ya no nos dejen jugar juntos”.

No hicimos mucho durante los primeros días. El Sr. Bocón, solo veía mis libros, fascinado con las imágenes e historias. Por ahí del tercer o cuarta noches desde que lo conocí, me despertó con una gran sonrisa en su rostro. “Vamos a jugar un nuevo juego”, me dijo. “Pero tenemos que esperar hasta después de que tu mama venga, porque es un juego secreto”.

Después de que mi mama me trajera mas libros y refresco, a la hora de siempre, el Sr. Bocón se deslizo desde debajo de la cama y tomo mi mano. “Tenemos que ir al cuarto que esta al final del pasillo”, me dijo. Me negué al principio, pero el Sr. Bocón, insistió hasta que cedí.

El cuarto en cuestión, no tenía ni muebles ni tapiz. Lo único que lo distinguía era una ventana del lado opuesto a la puerta. El Sr. Bocón corrió a través del cuarto, y le dio un firme empujón a la ventana, dejándola un poco abierta. Entonces, el, me insistió en que mirara hacia el piso, afuera.

Aunque estábamos en el segundo piso de la casa, la caída era más alta debido a que estábamos en una colina. “Me gusta jugar a fingir aquí”, me explico el Sr. Bocón. “Finjo que hay un suave y enorme trampolín allá abajo, y brinco. Si lo crees con todas tus fuerzas, vas a ver qué rebotas hasta acá arriba, como una pelota. Quiero que lo intentes!”

“Es muy alto”, le dije.

“Pero eso es lo divertido! No sería tan divertido si fuera una caída corta. De ser así, mejor si rebotaras en un trampolín real!”

Recuerdo haber jugado con la idea; Dejarme caer en el fresco aire, y rebotar en algo que mis ojos no podían ver. Pero el realista en mi, prevaleció. “Quizas en otra ocasion”, le dije. “No se si tenga tanta imaginacion. Podria lastimarme”.

La cara del Sr. Bocón se contorsiono con un gruñido, pero solo por un momento. Decepcionado, se metió debajo de mi cama, donde estuvo quieto el resto del día.

La mañana siguiente el Sr. Bocón llego con una pequeña caja. “Quiero enseñarte malabares”, me dijo. “Aquí hay algunas cosas que puedes usar como practica, antes de que te de tu primera lección”.

Mire la caja; Estaba llena de cuchillos. “Mis papas me mataran!”, le grite horrificado de que el Sr. Bocón había traído cuchillos a mi cuarto- Objetos que mis papas no me dejarían tocar nunca!

El Sr. Bocon gruño. “Es divertido jugar con esto. Quiero que lo intentes”.

Aleje la caja de mi. “No puedo. Me regeñaran. Los cuchillos no son seguros para aventarse”.

Las cejas del Sr. Bocón se cerraron, molesto. Tomo la caja con los cuchillos, y se metió debajo de la cama, otra vez durante todo el día. Me empezaba a preguntar que tan seguido se la pasaba debajo de mi.

Desde ese entonces, empecé a tener problemas para dormir. El Sr. Bocón, me despertaba en la noche diciéndome que había puesto un trampolín real debajo la ventana, uno enorme que no podía ver en la obscuridad. Siempre me negué y trataba de volver a dormir, pero el Sr. Bocón persistía. Algunas veces, se quedaba a mi lado hasta el amanecer, animándome a saltar.

Ya no era tan divertido jugar con él.

Una mañana, mi mama fue hacia mi cuarto, y me dijo que tenía permiso de ir a caminar afuera. Pensaba que el aire fresco sería bueno para mí, especialmente después de estar confinado a mi cuarto por tanto tiempo. Con emoción, corrí hacia el patio, esperando poder sentir el sol en mi cara.

El Sr. Bocón me estaba esperando. “Hay algo que quiero que veas”, me dijo. Debí darle una mirada fea, porque entonces me dijo: “Es seguro, no pasa nada, te lo prometo”.

Lo seguí hasta un viejo camino que corría a través de los bosques detrás de mi casa. “Este es un camino importante”, me explico. “Tengo muchísimos amiguitos de tu edad. Cuando estubieron listos, lo lleve por este camino. A un lugar especial. Todavía no estás listo, pero algún día, espero, lo estarás”.

Regrese a mi casa preguntándome, que tipo de lugar existía más allá de aquel camino.

Aproximadamente dos semanas después de conocer al Sr. Bocón, empacaron la última carga de cajas en el camión de mudanzas. Me fui adelante con mi papa, en un largo recorrido hacia Pennsylvania. Había considerado en decirle al Sr. Bocón que me iba, pero aun teniendo 5 años, sospechaba mucho de las intenciones de la creatura, a pesar de lo que me decía. Fue por esta razón que decidí no mencionar nada de mi mudanza.

Eran la 4:00 am cuando mi papa y yo estábamos en el camión. Mi papa esperaba llegar a Pennsylvania para la hora de la comida al día siguiente, con ayuda de una larga dotación de café y bebidas energéticas. Recuerdo que se parecía mas a un tipo que estaba a punto de correr una maratón, que un tipo que se la pasaría sentado por un par de días.

“Muy temprano para ti, verdad?”

Afirme con mi cabeza, mientras la ponía en la ventana, esperando dormir un poco antes de que saliera el sol. Sentí la mano de mi papa en mi hombro. “Esta será la última mudanza, lo prometo. Sé que es difícil para ti, especialmente estando con esa enfermedad. Una vez que obtenga mi promoción, podremos quedarnos en un solo lugar, y hacer amigos”.

Cuando el camión comenzó a moverse, vi la silueta del Sr. Bocón en la ventana de mi cuarto. Parado, inmóvil, se despidió lastimosamente con su mano. No me despedí. Años después, regrese a New Vineyard. El terreno donde se encontraba mi casa estaba vacío, a excepción de los cimientos. Resulta que la casa se quemo algunos años después de que yo y mi familia nos fuimos. Por curiosidad, busque el camino que el Sr. Bocón me enseño, y al encontrarlo, decidí seguirlo. Una parte de mi esperaba que el Sr. Bocón saltara sobre mí de repente, y me espantara dándome un infarto, pero tenía la sensación de que el Sr. Bocón, ya no se encontraba en ese lugar, como si de alguna manera el estuviese atado a la casa que ya no existe,

El camino llevaba a uno de los cementerios de New Vineyard.





Daffy Duck Murder

Ya era adulto, tenia 23 años y mis padres murieron en un accidente de tránsito. Por desgracia mía, no tenía a nadie a mi lado: mis parientes más cercanos vivían en Carolina del Sur, algo muy lejos de Alabama. Nosotros eramos los únicos de la familia que no teníamos el mínimo contacto cercano con nadie. Como yo no trabaja y no podía mantener solo el departamento, tuve que conseguir algún empleo rápido, algo que me encajara y que me gustara. Fui cuadra por cuadra, buscando negocio por negocio algún cartel de “Se busca empleado” o “Se busca ayudante“. No tuve suerte este día, lo iba a intentar mañana. Me acosté, puse el despertador a las 7:00 para ir bien temprano a buscar trabajo. Dormía tranquilamente hasta que me llego a mi cabeza recuerdos de lo que paso ese horrible día en la casa de mi mejor amigo Juan. No pude conciliar el sueño en toda la noche, me llegaban y llegaban recuerdos.

Llegó el día. Me vestí rápidamente para salir a buscar empleo, busque en todo mi barrio y no encontraba nada, otra vez no era mi día, hasta que vi un cartel en una tienda de películas, videojuegos y series. No me demoré en absoluto en conseguir empleo: el dueño me aceptó sin preguntarme nada ni pedirme curriculum. Empecé mi trabajo como vendedor. Mi única tarea era arrendar lo que había en la tienda. La tienda atendía las 24 horas y yo trabajaba en horario nocturno, de 8:00 PM a 0:00 PM. Mi primer día era como estar en el cielo: sabía que desde ahora ya iba a empezar a ganar dinero, iba a poder pagar el arriendo del departamento. No me costó adaptarme a las ordenes de mi jefe, la tienda era muy grande y con una variedad de películas y series, sobretodo dibujos animados para los niños. Mi segundo día de trabajo era normal como el anterior, era un noche bien calmada y fría. Pude contemplar la densa neblina que rodeaba la tienda, y el guardia de seguridad que protegía la puerta principal andaba algo intranquilo. Se pudo apreciar un ambiente bien tenso, las dos únicas personas que quedaban en la tienda se fueron, quedamos nosotros (yo y el guardia). Como ya eran más de las 1:24 de la madrugada, el guardia me dijo que ya era hora de cerrar. Estaba preparando mis cosas para irme, pero me dijo que me quedara aquí porque se veía peligroso afuera por la densa neblina. Mientras veíamos en una tele pequeña “Las aventuras de Fabricio“, las luces comenzaron a parpadear. Pegué un susto de la silla; el guardia me dijo que me quedara tranquilo, ya que era común que pasara esto en la tienda. Le pregunté si había alguna clase de espectro o algo paranormal. El guardia terminó riéndose y seguíamos viendo la serie. Se mostraron los créditos de la serie, apagamos y el guardia me dijo que fuéramos a la bodega a buscar algunas de las series guardadas en unas cajas. Lo acompañé. Como la bodega quedaba aparte del local, salimos afuera por el callejón, done había demasiada neblina y era imposible ver. Entramos a la bodega y vimos una pila de cajas amontonadas, buscábamos alguna serie o película interesante. Una de las ventanas de la bodega se abrió violentamente y entró un viento que hizo que una de las pilas de caja se cayera encima de mi. El guardia no podía contener su macabra risa mientras me rescataba de la pila de cajas. Yo recogía los cassetes de video para ponerlos en su lugar, hasta que vi una cinta con un nombre que me dejo frío unos momentos, la cinta tenia el título de “Looney Tunes: The daffy duck murderer” (Looney Tunes: El pato Lucas asesino).
Llegó a mi mente una visión de lo que paso hace 8 años. El guardia preguntó si estaba bien, salí de la visión y le dije que sí. Volví a leer el título de la cinta. Al momento pensé que se trataba de una broma para llamar la atención al espectador, ya que estos eran mis dibujos favoritos de la infancia. Le avisé al guardia que viniera a ver esto: vio el título y emitió una risa entre dientes, pero a mi no me dio absolutamente nada de risa. Me dijo que volviéramos al local y le echáramos un vistazo. Sentí que mi subconsciente me hablaba de que viera esta cinta , pero yo me negaba por dentro. El guardia insistió que le echáramos un vistazo. Volvimos a la tienda para revisar el contenido de esta cinta: mis manos estaban temblando y algo sudadas. Inserté el video en el reproductor VHS. Nos sentamos con algo de comer para ver la cinta y encendí la televisión a Modo Video. De inmediato la cinta empezó a reproducirse: apareció la intro con un tipo de efecto ‘screenfade‘, al momento la intro no era la misma que los demás episodios de Looney Tunes. Aquí la música alegre y clásica de estos dibujos estaba ausente, no sonaba en ningún momento. El título “Looney Tones presents” se acercaba demasiado lento hacia el espectador. Después de 30 segundos el título se detiene. Seguían apareciendo otras cosas misteriosas en la intro: dos manos dibujadas con sangre de mal presupuesto salían desde el fondo del círculo de colores. No pude reconocer las manos de el personaje que se ocultaba allí, pero al final, este habla diciendo: “Esto es lo que nunca olvidaran amigos, joajoa joajoa“. Quien quiera que fuera el dibujo que se ocultaba allí, emitió una risa bien grave y malévola. Luego de este efecto, aparece el titulo de “The daffy duck murderer“, con una letra cursiva y en rojo oscuro; pareciera que los editores no tuvieron tiempo de hacer algo mejor en este episodio. El guardia se sentía incomodo con lo que veía, yo estaba asustado y solo quería irme de ahí, pero la neblina poco a poco empezaba a colocarse más y cada vez más densa. De pronto algo se escuchó atrás: no tuve las agallas de ir a ver que era, el guardia se paró a ver y no había nada. Seguíamos viendo el episodio… El intro termina, pasó al cuadro de escena del episodio, un circulo negro empezó a agrandarse como de estos típicos finales de los dibujos animados, que aparece un dibujo mientras el circulo se cierra, pero este era al revés: se abría en vez de cerrar y lo hacía muy lentamente… Comenzó como un episodio normal de los Looney Tunes, pero no sabíamos que de poco a poco este episodio se transformaría en una pesadilla. Bugs Bunny aparece caminando un buen rato, no más de 2 minutos y pareciera que el cuadro de escena era el mismo y se repetía una y otra vez. Luego de los 2 minutos, éste saca una zanahoria de su bolsillo y lo empieza a masticar con una brutalidad… pude sentir el enojo que tenía el conejo… podíamos ver como la escena se cortaba cada 15 segundos y volvía a la misma: Bugs Bunny comiendo una zanahoria….. ésto duro más o menos 35 segundos. Un cuadro negro se interpone en la escena por 15 segundos, pasa a otra y vemos a Bugs Bunny sentado en el borde de un árbol mal dibujado y sin hojas. En verdad, la escena donde estaba el conejo era demasiado pobre: no habían nubes ni vegetales, el dibujo simplemente no tenía vida. Bugs Bunny entre susurros dice: “En verdad quieres ver esto viejo? No puedes sentir el dolor que tengo?“.
Una frase bien fría y escalofriante para ser Bugs Bunny. Comía su zanahoria con demasiada tristeza. De pronto, la cámara hace un zoom al conejo y éste en seguida se pone triste y empieza a llorar descontroladamente, corría sangre de su nariz. Bugs Bunny mira hacia la cámara como si tuviera un odio hacia el espectador, diciendo entre dientes: “¡¡ÉL ME HA ECHO DAÑO!! NO LO PROVOQUES, NO LO BUSQUES!!!“, Bugs Bunny se levanta y lanza su zanahoria medio masticada a la cámara, la escena se corta y empieza a distorsionarse. En seguida pausé la cinta y le dije al guardia que no podía seguir viendo eso. El guardia estaba un poco asustado y aun así se hacía el valiente: me dijo que me quedara, que no pasaba nada. Le puse play a la cinta: ahora en escena se ve Pepe le Pew y su novia Gata, discutiendo por algo. El interior de la escena se vuelve violenta, ellos se agarran a golpes de una forma real. Quedé algo confundido, porque ésto no era normal de un episodio de Looney Tunes. Vimos como manchas de sangre saltaban a la cámara, no pude contener más el miedo.

La cámara hace un acercamiento hacia Gata: estaba muy herida, su cara estaba ensangrentada con los golpes que había recibido por Pepe le Pew. Ésta tenia una pierna quebrada y un hueso dibujado de muy buena calidad estaba en su pierna como si fuera una fotografía bien recortada pegada en la escena. Lo más raro de esto, es que el hueso era lo único dibujado en calidad en el episodio. La sangre no paraba de saltar, un ruido extraño sonó en el interior de la escena y todo se vuelve violento. Aparece en la escena Daffy Duck, diciendo: “Otra vez con sus peleas de ñoños? Esto es lo que quieren que los niños vean? joajoajojaojoa“. Daffy Duck emitió una risa bien parecida a la que se escuchó en la Intro. El guardia andaba confundido al igual que yo y no podíamos creer lo que estábamos viendo y que clase de cinta era esa. Daffy Duck, sonriendo malvadamente dice: “HAGAMOS ALGO DIVERTIDO CON ESTA BASURA.“. Era increíble el dialogo que usaron para crear este episodio, palabras con doble sentido y palabras muy groseras. Lo que vi después hizo que se me pusieran los pelos de punta: Daffy Duck saca de detrás de su cola un cuchillo, empieza a apuñalar a Gata en varias ocasiones hasta provocarle la muerte. La cámara hace un enfoque a Daffy Duck: a éste se le ve sin ojos, como si se los hubieran borrado, tenía una sonrisa demoníaca que daría un susto a cualquiera.

Sonriente, empieza a reírse por 30 segundos con una risa macabra y escalofriante. Luego de estar satisfecho con asesinar a Gata, empieza a violar el cadáver muerto de Gata. Éste le dice ya en el piso ya muerta: “¿Te calienta que te lo metan perra? Wajajajajajaj!!!!“. Daffy Duck se para y escupe sangre sobre la cara de gata, mientras Pepe le Pew se siente alegrado y riéndose de la muerte de su novia Gata. Le dije al guardia que pausara la puta cinta en seguida, pero el control no funcionaba y las luces empezaron a parpadear con demasiada frecuencia. El episodio seguía en marcha: Daffy Duck riéndose, degolla a Pepe le Pew, cortando su cabeza y mostrándosela al espectador, mientras dice: “ESTO ES LO QUE QUERÍAN NIÑOS? LES GUSTA LA SANGRE? PRONTO SUS CABEZAS SERÁN MÍAS! WAJAJAJAJAJAJ“. La escena cambia repentinamente y con una música parecida a la de Suicide Mouse, Daffy Duck come las vísceras de Gata con sus grandes dientes afilados. Su pelaje estaba erizado. Un sonido empezaba a sonar mientras este comía las vísceras, como si alguien estuviera masticando algo cuando se producía la escena. Daffy Duck después de comer, hace un giro con su cabeza y mira hacia la cámara con una cara endemoniada y con los dientes cubiertos de sangre… de a poco empieza a caminar de patas y a acercarse al espectador, como si éste fuera su próxima victima. La escena inmediatamente se corta. Un ‘screenfade’ aparece con un fondo negro por 30 segundos mientras una voz de una niña gritando decía “AYUDAME!!! AYUDAMEE PORFAVOR!!! AYUDAME.. NO DEJES QUE CORTE MI CABEZA!!“. Después de eso, aparecieron los créditos ordinarios.

El guardia estaba pálido, se paró de la silla y rápidamente cogió un bate, quebró la tele y el reproductor.

Asustados, corrimos fuera de la tienda, pero la puerta principal no se abría y la de atrás tampoco. Desesperado cogió su arma y se dio un tiro en la cabeza. Me salpicó sangre en la cara; estaba asustado y grité como loco, no sabía que hacer.

Rompí la ventana y logre escapar hacia mi hogar. A la mañana siguiente me enteré de una noticia trágica: el dueño y el guardia del local “Video World” habían muerto esa noche. Sentí que algo no andaba bien: que yo recuerde, nuestro jefe se encontraba en casa y no estuvo con nosotros. La esposa de éste lo encontró muerto en la cama, degollado y sus vísceras no estaban (sospecho que alguien se los robó). Pero cuando vio un mensaje escrito con su sangre en la pared, ésta se desmayó. El mensaje decía: “DESDE AHORA SERÉ LA PESADILLA DE TODO EL PUEBLO – Daffy Duck“. No gané nada de dinero, así que me tuve que mudar del departamento. Ésto sucedió hace aproximadamente 3 meses. Actualmente vivo con mi mejor amiga Jessica. Hoy en día, aun tengo pesadillas con el suceso que pasó en la tienda.



Jeff, The killer:

Extracto de un diario local:
Asesino desconocido siniestro aún se encuentra prófugo.

Después de semanas de asesinatos inexplicables, el asesino desconocido siniestro todavía está en el lugar. Después de pocas pruebas se ha encontrado, un joven afirma que sobrevivió a uno de los ataques del asesino y valentía cuenta suhistoria.

“Tuve un mal sueño y me desperté en medio de la noche”, dice el muchacho: “Vi que por alguna razón la ventana estaba abierta, aunque me acuerdo que se cerró antes de irme a la cama. Me levanté y cerró una vez más. Después, simplemente se metió debajo de mis sábanas y trató de volver a dormir. Fue entonces cuando tuve una sensación extraña, como si alguien me estaba observando. Miré hacia arriba, y casi saltó de la cama. Hay, en el pequeño rayo de luz, iluminando de entre las cortinas, había un par de dos ojos No eran los ojos de regular;. fueran los ojos oscuros y ominosos fueron bordeadas de negro y … simplemente salir me aterrorizó Eso es.. cuando vi su boca. Una sonrisa larga, horrenda que hizo que todos los pelos del cuerpo de pie. La cifra se quedó allí, mirándome. Finalmente, después de lo que pareció una eternidad, lo dijo. Una simple frase, pero dicho de una manera sólo un loco podía hablar.

“Me dijo: ‘Vete a dormir”. Se me escapó un grito, que es lo que lo envió a mí Sacó un cuchillo,.. El objetivo de mi corazón le saltó encima de mi cama, yo lo defendió;. Le di una patada, me golpeó, me llevó a cabo, tratando de tocar él de mí. Fue entonces cuando mi padre arrestado in El hombre tiró el cuchillo, que entró en el hombro de mi padre. El hombre probablemente habría acabado con él, si uno de los vecinos no habían alertado a la policía.

“Se dirigieron hacia el estacionamiento, y corrió hacia la puerta. El hombre se volvió y corrió por el pasillo. Escuché un éxito, como la rotura de cristales. Cuando salí de mi cuarto, vi la ventana que estaba apuntando hacia la parte posterior de mi casa se había roto. Miré para ver lo desaparecen en la distancia. te puedo decir una cosa, nunca olvidaré esa cara. Aquellos ojos fríos y el mal, y esa sonrisa psicótica. Nunca saldrá de mi cabeza. ”

La policía todavía están en la búsqueda de este hombre. Si ve a alguien que encaja en la descripción de esta historia, por favor póngase en contacto con su departamento de policía local.

Jeff y su familia acababa de mudarse a un nuevo vecindario. Su padre había conseguido un ascenso en el trabajo, y pensaron que sería mejor vivir en una de esas “fantasía” los barrios. Jeff y su hermano Liu no podía quejarse sin embargo. Una casa nueva, mejor. Lo que no era el amor? Mientras se mantenían a granel, uno de sus vecinos, pasó por allí.

“Hola”, ella dijo: “Estoy Barbera, vivo al otro lado de la calle de lo mejor, yo sólo quería presentar a mi mismo y para presentar a mi hijo..” Se da la vuelta y llama a su hijo más. “Billy, estos son nuestros nuevos vecinos.” Billy dijo hola y corrió de nuevo a jugar en su patio.

“Bueno”, dijo la madre de Jeff, “Yo soy Margarita, y este es mi marido, Peter, y mis dos hijos, y Jeff Liu.” Cada uno de nosotros nos presentamos, a continuación, Barbera les invita a cumpleaños de su hijo. Jeff y su hermano fueron a protestar, cuando su madre le dice que le encantaría. Cuando Jeff y su familia se hacen embalaje, Jeff sube a su mamá.

“Mamá, ¿por qué nos invitan a la fiesta de un chico? Si usted no ha notado, yo no soy un chico tonto”.

“Jeff”, dice su madre: “Nos acabamos de mudar aquí,.. Debemos demostrar que queremos pasar tiempo con nuestros vecinos ahora, vamos a ese partido, y eso es definitivo” Jeff comienza a hablar, pero se detiene a sí mismo, sabiendo que él no puede hacer nada. Siempre que su mamá dice algo, es final. Se acerca a su cuarto y se deja caer sobre su cama. Él se sienta allí mirando a su techo cuando de pronto, recibe una extraña sensación. No es tanto un dolor, pero … una sensación extraña. Él lo rechaza por sólo un sentimiento al azar. Oye a su madre lo llama hacia abajo para obtener sus cosas, y camina por conseguirlo.

Al día siguiente, Jeff camina por las escaleras para desayunar y se prepara para la escuela. Mientras estaba sentado allí, comiendo su desayuno, una vez más tiene esa sensación. Esta vez fue más fuerte. Se le dio un dolor leve tirón, pero una vez más, despedidos. Mientras él y Liu terminó su desayuno, se dirigieron hasta la parada de autobús. Se quedaron esperando el autobús, y luego, de repente, un chico en un monopatín salta sobre ellos, a sólo unos centímetros por encima de sus rodillas. Ambos saltar la sorpresa. “Hey, ¿qué diablos?”

El chico se cayó y se volvió hacia ellos. Pateó el tablero del patín y la cogió con sus manos. El chico parece estar cerca de doce, un año menor que Jeff. Lleva una camisa de Aeropostale y arrancó los pantalones vaqueros azules.

“Bien, bien, bien. Parece que tenemos un poco de carne nueva.” De repente, aparecen otros dos hijos. Uno de ellos es súper delgado y el otro es enorme. “Bueno, ya que es nuevo aquí, me gustaría introducir a nosotros mismos, de ahí es Keith.” Jeff Liu y mirar hacia el muchacho flaco. Tiene cara de tonto que se puede esperar un compañero que tiene. “Y él es Troya”. Se ven más en el niño gordo. Hablar de una tina de manteca de cerdo. Este chico parece que no ha ejercido desde que se arrastraba.

“Y yo”, dice el chico, “¿Soy Randy. Ahora, para todos los niños en este barrio hay un pequeño precio para el pasaje, si usted me entiende. Liu se pone de pie, listo para golpear las luces de la del niño los ojos cuando sus dos amigos tirar un cuchillo hacia él. “Tsk, tsk, tsk, yo esperaba que sería más cooperativo, pero parece que tenemos que hacerlo de la manera difícil.” El chico se acerca a Liu y toma su billetera . de su bolsillo Jeff consigue esa sensación de nuevo ahora, es verdaderamente fuerte,. una sensación de ardor Se pone de pie, pero Liu él gestos de sentarse Jeff lo ignora y se acerca a los niños…

“Escuche aquí el punk poco, da vuelta la cartera de mi hermano o de otra cosa”. Randy pone la billetera en su bolsillo y saca un cuchillo.

“Ah, sí? ¿Y qué vas a hacer?” Justo cuando termina la frase, Jeff aparece el niño en la nariz. A medida que el niño llega a la cara, Jeff agarra las muñecas de los chicos y se rompe. Randy gritos y Jeff coge el cuchillo de su mano. Troy y JeffKeith prisa, pero Jeff es demasiado rápido. Lanza Randy en el suelo. Keith arremete contra él, pero los patos Jeff y lo apuñala en el brazo. Keith deja caer el cuchillo y se cae al suelo gritando. Troy le corre demasiado, pero Jeff no necesita ni siquiera el cuchillo. Él sólo golpes Troy directamente en el estómago y se va abajo. A medida que cae, vomita todo. Liu no puede hacer nada sino mirar con asombro a Jeff.

“Jeff que ¿cómo?” eso es todo lo que dice. Ellos ven el autobús que viene y saben que sería culpado por todo el asunto. Así que empiezan a correr tan rápido como les sea posible. Mientras corren, miran hacia atrás y ver al conductor del autobús corriendo a Randy y ellos. Como Jeff Liu y llegar a la escuela, no se atreven a contar lo que pasó. Todo lo que hacen es sentarse y escuchar. Liu acaba de ocurrir que, como su hermano, golpeando a unos cuantos niños, pero Jeffsabía que era más. Era algo aterrador. A medida que fue la sensación que sentía de lo poderoso que era, la necesidad de justo, lastimar a alguien. No le gustaba cómo sonaba, pero no pudo evitar sentirse feliz. Se sentía esa extraña sensación desaparece, y se mantenga alejado durante todo el día de la escuela. A pesar de que él se fue a casa debido a todo esto, cerca de la parada de autobús, y cómo ahora, probablemente no sería tomar el autobús más, se sentía feliz. Cuando llegó a casa sus padres le preguntaron cómo era su día, y dijo, con voz un tanto ominoso: “Fue un día maravilloso.” A la mañana siguiente, oyó que llamaban a su puerta. Caminó hacia abajo para encontrar a dos policías en la puerta, su madre mirándolo con una mirada de enojo.

“Jeff, estos funcionarios me dicen que atacó a tres niños. Que no era la lucha regular, y que fueron apuñalados. Apuñalado, hijo!” La mirada de Jeff cayó al suelo, mostrando a su madre que era cierto.

“Mamá, ellos eran los que tiraban de los cuchillos en mí y Liu”.

“Hijo”, dijo uno de los policías, “encontramos tres hijos, dos apuñalados, uno que tiene un moretón en el estómago, y tenemos que demostrar que los testigos que huyeron de la escena. Ahora, ¿qué nos dice eso?” Jeff sabía que era inútil. Él podía decir y Liu había sido atacada, pero no había pruebas de que no fueron ellos quienes atacaron primero. No podría decir que no estaban huyendo, porque a decir verdad eran. Así que Jeff no podía defenderse a sí mismo o Liu.

“Hijo, llame por tu hermano.” Jeff no podía hacerlo, ya que fue él quien golpeó a todos los niños.

“Señor, … que era yo. Yo era el que venció a los niños. Liu trató de detenerme, pero no podía detenerme.” El policía miró a su compañero y ambos se asienten.

“Bueno, chico, se parece a un año en Juvy …”

“¡Espera!” , dice Liu. Todos admiran a verlo con un cuchillo. Los oficiales de sacar sus armas y encerrarlos en Liu.

“Se me fue, me golpearon a los punks poco. Tiene las marcas para probarlo.” Él levantó su camisa para revelar heridas y moretones, como si estuviera en una lucha.

“Hijo, sólo hay que poner el cuchillo”, dijo el funcionario. Liu levantó el cuchillo y lo dejó caer al suelo. Él levantó las manos y se acercó a los policías.

“No Liu, que era yo! ¡Lo hice!” Jeff había lágrimas corriendo por su rostro.

“¿Eh, pobre hermano. Tratando de tomar la culpa de lo que hice. Bueno, me quita.” La policía llevó a cabo Liu a la patrulla.

“Liu, les digo que fui yo! Dígales! Yo era el que golpean a los niños!” La madre de Jeff se puso las manos sobre sus hombros.

“Jeff, por favor, no tienes que mentir. Sabemos que es Liu, puede detener.” Jeff observa con impotencia cómo el coche de policía con una velocidad de Liu en su interior. Unos minutos más tarde padre de Jeff se detiene en el camino de entrada, ver la cara de Jeff y algos saber mal.

“Hijo, hijo, ¿qué es?” Jeff no puede responder. Sus cuerdas vocales están tensas por el llanto. En cambio, la madre de Jefflleva a su padre en el interior, para romper la mala noticia para él como Jeff llora en el camino de entrada. Después de una hora Jeff vuelve a entrar a la casa, al ver que sus padres eran sorprendido, triste y decepcionado. Él no puede mirarlas. Él no puede ver su forma de pensar de Liu, al que fue su culpa. Él sólo va a dormir, tratando de que todo el asunto de su mente. Dos los días, sin noticias de Liu en la JDC. No hay amigos para pasar el rato. Nada más que tristeza y culpabilidad. Es decir, hasta el sábado, cuando Jeff se despertó de su madre, con una cara feliz, soleado.

“Jeff, que es el día”. , dice mientras abre depende de las cortinas y le de mucha luz en el cuarto de Jeff.

“¿Qué, qué día es hoy?” Jeff dice que él agita despierto.

“¿Por qué, es parte de Billy.” Jeff está completamente despierto.

“Mamá, estás bromeando, ¿verdad? No esperes a ir a la fiesta un chico después de …” Hay una larga pausa.

“Jeff, ambos sabemos lo que pasó. Creo que este partido podría ser la cosa que ilumina los últimos días. Ahora, vestirse.” La madre de Jeff sale de la habitación y baja para prepararse a sí misma. Jeff lucha para levantarse a sí mismo. Se elige al azar una camisa y un par de pantalones vaqueros y camina por las escaleras. Él ve su madre y el padre de todos los vestidos, su madre con un vestido y mi padre en un traje. Piensa, por qué nunca se desgaste, ropa elegante para la fiesta de un niño?

“Hijo, es que todos van a usar?” , dice la madre de Jeff.

“Mejor que usar demasiado.” , dice. Su madre empuja hacia abajo la sensación a gritarle y lo oculta con una sonrisa.

“Ahora Jeff, que puede ser más vestidos, pero esta es la forma de ir si quieres causar una buena impresión.” , dice su padre. Jeff gruñidos y vuelve a subir a su habitación.

“No tengo nada de ropa de lujo!” grita por las escaleras.

“Sólo tiene que elegir algo.” , dice su madre. Mira a su alrededor en su armario para lo que él llamaría lujo. Él encuentra un par de pantalones de vestir negro que tenía para las ocasiones especiales y una camiseta. Él no puede encontrar una camisa para ir con él sin embargo. Mira a su alrededor, y sólo encuentra camisas de rayas y estampados. Ninguno de los que van con pantalones de vestir. Finalmente se encuentra con una sudadera con capucha blanca, tendido en una silla y se la pone. Él camina por las escaleras para encontrar a sus padres están listos.

“Usted está usando eso?” los dos dicen. Su madre mira su reloj. “Oooh, no hay tiempo para cambiar. Vamos a ir.” , Dice mientras manadas de Jeff y su padre por la puerta. Cruzar la calle a Barbera y la casa de Billy. Tocan a la puerta y en ella aparece Barbera, al igual que sus padres, muy por encima vestidos. Mientras caminan dentro de todo lo que podemos ver son los adultos, no niños.

“Los chicos están en el patio. Jeff, ¿qué te vas a conocer a algunos de los niños?” dice Barbera.

Jeff camina fuera de un patio lleno de niños. Están corriendo en traje de cowboy extraño, y disparar unos a otros con pistolas de plástico. Bien podría estar de pie en un Toys R Us. De repente un chico se le acerca y le entrega una pistola de juguete y un sombrero.

“Hey, mitsew. Quieres PWAY?” , dice.

“Aah, no para niños. Estoy demasiado viejo para estas cosas.” El chico lo mira con esa cara puppydog raro.

“Pwease?” dice el niño. “Está bien”, dice Jeff. Se pone el sombrero y empieza a fingir disparar a los niños. Al principio piensa que es totalmente ridículo, pero luego comienza a tener realmente divertido. Puede que no sea super cool, pero es la primera vez que él ha hecho algo que tiene su mente fuera de Liu. Así que juega con los niños por un rato, hasta que escucha un ruido. Es un extraño ruido de rodadura. Luego lo golpea. Tal como lo hace Randy, Troy, y Keith todas saltar la valla en sus patinetas. Jeff deja caer el arma de juguete y arranca el sombrero. Randy mira a Jeff con un ardiente odio.

“Hola, Jeff es?” , dice. “Tenemos algunos asuntos pendientes.” Jeff ve la nariz magullada en la cara. “Creo que estamos a mano. Vencí a la mierda de ustedes, y que mi hermano envió a JDC”.

Randy consigue una mirada de enojo en sus ojos. “Oh, no, no voy ni siquiera, me voy a ganar. Es posible que haya pateado el culo que un día, pero hoy no.” Como él mismo dijo que Randy se apresura Jeff. Los dos caen al suelo. RandyJeff golpes en la nariz, y Jeff lo agarra por las orejas y cabezazos él. Jeff empuja a Randy fuera de él y ambos se ponen de pie. Los niños gritaban y corrían a los padres de la casa. Troy y Keith tanto tirar de las armas fuera de su bolsillo.

“Nadie interrumpe o agallas va a volar!” que dicen. Randy saca un cuchillo de Jeff y puñaladas que en su hombro.

Jeff grita y cae de rodillas. Randy empieza a darle patadas en la cara. Después de tres tiros cuando Jeff agarra el pie y lo tuerce, lo que Randy a caer al suelo. Jeff se levanta y camina hacia la puerta de atrás. Troy lo agarra sin embargo.

“¿Necesitas ayuda?” Coge Jeff por la parte posterior del cuello y lo lanza a través de la puerta del patio. Como Jeff intenta ponerse de pie es una patada al suelo. Randy repetidas ocasiones que se deje Jeff, hasta que empieza a toser sangre.

“Vamos Jeff, luchar contra mí!” Coge a Jeff y lo lanza a la cocina. Randy ve una botella de vodka en la mesa y rompe el cristal sobre la cabeza de Jeff.

“¡Lucha!” Lanza Jefff de nuevo en la sala de estar.

“Vamos Jeff, mírame!” Jeff levanta la vista, con el rostro lleno de sangre. “Yo era el que consiguió su hermano envió a JDC! Y ahora sólo va a sentar aquí y dejar que se pudra allí durante un año entero! Usted debería avergonzarse!” Jeff empieza a levantarse.

“Oh, ¡por fin! Que resistir y luchar!” Jeff está a sus pies, la sangre y el vodka en su rostro. Una vez más se pone esa extraña sensación, la de que no se ha sentido durante un tiempo. “Por fin. Es para arriba!” Randy dice mientras corre aJeff. Eso es cuando sucede. Algo dentro de Jeff encaje. Su mente se destruye, todo pensamiento racional se ha ido, todo lo que puede hacer es matar. Él agarra a Randy y la pila le lleva a la tierra. Se pone encima de él y lo golpea directamente en el corazón. El golpe hace que el corazón de Randy parar. Como Randy jadeos para tomar aire. Jeff martillos hacia abajo en él. Golpe tras golpe, la sangre brota del cuerpo de Randy, hasta que toma un último aliento, y muere.

Todo el mundo está mirando a Jeff ahora. Los padres, los niños llorando, incluso Troy y Keith. A pesar de que se rompen fácilmente de su mirada y el punto con sus armas a Jeff. Jeff es ver los cañones formados en él y corre hacia las escaleras. Mientras corre Troy y Keith dejó el fuego en él, cada disparo perdido. Jeff sube corriendo las escaleras. Oye Troy y Keith seguimiento atrás. Ya que dejó escapar sus últimas rondas de balas Jeff mete en el baño. Coge el estante de la toalla y lo rasga de la pared. Troy y la raza de Keith, los cuchillos preparados.

Troy cambios de su cuchillo a Jeff, que se aleja y se golpea el estante de la toalla en la cara de Troy. Troy se pone duro y ahora lo único que queda es Keith. Él es más ágil que Troy, sin embargo, los patos y cuando Jeff oscilaciones del estante de la toalla. Dejó caer el cuchillo y agarró por el cuello de Jeff. Lo empujó contra la pared. Una cosa de la lejía se cayó encima de él en el estante superior. Se quemaron los dos y ambos comenzaron a gritar. Jeff se secó los ojos lo mejor que pudo. Se retiró el estante de la toalla y la hizo girar directamente a la cabeza de Keith. Mientras yacía allí, desangrándose, se le escapó una sonrisa siniestra.

“¿Qué es tan gracioso?” pidió a Jeff. Keith sacó un encendedor y lo encendió. “Lo que es gracioso”, dijo, “¿Es que usted está cubierto en la lejía y el alcohol.” Jeff ojos se abrieron como Keith tiró el encendedor en él. Tan pronto como la llama en contacto con él, las llamas encendieron el alcohol en el vodka. Mientras que el alcohol le quemó, la lejía blanquea la piel. Jeff dejó escapar un grito terrible que le prendió fuego. Trató de extender el fuego, pero no sirvió de nada, el alcohol le había hecho un infierno para caminar. Corrió por el pasillo, y cayó por las escaleras. Todo el mundo empezó a gritar al ver a Jeff, ahora un hombre en el fuego, tírese al suelo, casi muerto. Lo último que vio a Jeff era su madre y los otros padres de familia tratando de apagar la llama. Fue entonces cuando perdió el conocimiento.

Cuando Jeff se despertó tenía un yeso envuelto alrededor de su rostro. No podía ver nada, pero sintió un yeso en su hombro, y los puntos en todo el cuerpo. Trató de levantarse, pero se dio cuenta de que había algo de tubo en el brazo, y cuando intentó levantarse le cayó, y una enfermera se apresuró pulg

“No creo que pueda salir de la cama todavía.” -dijo al ponerlo de nuevo en su cama y volver a insertar el tubo. Jeff se sentó allí, sin visión, ni idea de lo que su entorno era. Finalmente, después de las horas, escuchó a su madre.

“Cariño, ¿estás bien?” -le preguntó. Jeff no pudo responder, sin embargo, su rostro estaba cubierto, y él era incapaz de hablar. “Cariño, tengo una gran noticia. Después de todos los testigos dijeron a la policía que confesó Randy de tratar de atacar, ellos decidieron dejar ir a Liu.” Esto hizo que Jeff casi hasta el perno, deteniéndose a mitad de camino, recordando el tubo que sale de su brazo. “Él va a estar para mañana, y luego dos serán capaces de estar juntos de nuevo.”

Abrazos de Jeff Jeff madre y dice que su adiós. El siguiente par de semanas fueron aquellos en los que Jeff fue visitado por su familia. Entonces llegó el día en sus vendas iban a ser eliminados. Su familia estaba allí para verlo, lo que se vería así. Como los médicos envueltos las vendas de la cara a todos Jeff estaba en el borde de sus asientos. Esperaron hasta el último vendaje de la cubierta en su cara estaba casi eliminado.

“Vamos a esperar lo mejor”, dijo el médico. Rápidamente se tira de la tela, dejando caer el resto de la cara de Jeff.

La madre de Jeff gritos al ver su rostro. Liu y mirada de Jeff padre atemorizados en su rostro.

“¿Qué? ¿Qué pasó con mi cara?” Jeff dijo. Salió corriendo de la cama y corrió al baño. Se miró en el espejo y vio la causa de la angustia. Su rostro. Es … es horrible. Sus labios se quemaron a una sombra profunda de rojo. Su rostro se convirtió en un color blanco puro, y su pelo chamuscado de marrón a negro. Poco a poco, puso su mano a la cara. Tenía una especie de cuero sienten a la misma ahora. Volvió a mirar a su familia luego de nuevo en el espejo.

“Jeff”, dijo Liu, “No está tan mal ….”

“No es tan malo?” , dijo Jeff: “Es perfecto!” Su familia fueron igualmente sorprendidos. Jeff comenzó a reír incontrolablemente sus padres notaron que su ojo izquierdo y la mano temblaban.

“Uh … Jeff, ¿estás bien?”

“Está bien? Nunca me he sentido más feliz! Ja, ja, ja, ja, haaaaaa, me mira. Este rostro combina a la perfección conmigo!” No podía parar de reír. Él le acarició el rostro sensación de que. Mirando en el espejo. ¿Qué la causa? Bueno, ustedes recordarán que cuando Jeff se fighing algo Randy en su mente, su cordura, se rompió. Ahora se quedó como una máquina de matar loco, es decir, sus padres no lo sabían.

“Doctor”, dijo la madre de Jeff, “¿Es mi hijo … bueno, ya sabes. En la cabeza?”

“Oh sí, este comportamiento es típico de los pacientes que han tenido grandes cantidades de calmantes para el dolor. Si su comportamiento no cambia en unas pocas semanas, traerlo de vuelta aquí, y vamos a darle un examen psicológico.”

“Oh, gracias doctor.” La madre de Jeff fue a Jeff. “Jeff, cariño. Es hora de irse.”

Jeff mira hacia otro lado del espejo, su cara todavía forman una sonrisa loca. “Kay mamá, ja, ja, haaaaaaaaaaaa!” su madre lo llevó por el hombro y lo llevó a tomar su capa.

“Esto es lo que vino”, dijo la señora de la recepción. Madre de Jeff miró hacia abajo para ver los pantalones de vestir negro y una sudadera blanca llevaba a su hijo. Ahora estaban limpias de sangre y ahora cosen. La madre de Jeff lo llevó a su habitación y le hizo poner su ropa. Luego se fueron, sin saber que su fue su último día de vida.

Más tarde esa noche, la madre de Jeff se despertó con un sonido que proviene del cuarto de baño. Sonaba como si alguien estuviera llorando. Poco a poco se acercó a ver lo que era. Cuando se miraba en el baño vio un espectáculo horrendo. Jeff había tomado un cuchillo y tallado una sonrisa en sus mejillas.

“Jeff, ¿qué estás haciendo?” preguntó a su madre.

Jeff miró a su madre. “No podía seguir sonriendo mamá. Me dolió después de un tiempo. Ahora, puedo sonreír para siempre. La madre de Jeff notó sus ojos, rodeados de negro.

“Jeff, sus ojos!” Sus ojos estaban aparentemente nunca cierre.

“No podía ver mi rostro, me cansé y mis ojos comenzaron a cerrarse me quemó los párpados por lo que siempre pude ver,… Mi nueva cara” La madre de Jeff, comenzó lentamente a retroceder, al ver que su hijo se estaba volviendo loco. “Lo que es mamá mal? ¿No soy hermosa?

“Sí, hijo,” ella dijo, “Sí lo eres.” -déjame ir a buscar papá, para que pueda ver su cara.” Ella corrió a la habitación y sacudió padre de Jeff de su sueño. “Mi amor, conseguir el arma que …..” Se detuvo cuando vio a Jeff en la puerta, con un cuchillo.

“Mami, te mintió.” Eso es lo último que escuchamos como Jeff ellos corre con el cuchillo, la evisceración de ambos.

Su hermano Liu se despertó sobresaltado por un ruido. No oyó nada más, por lo que sólo cerró los ojos y trató de volver a dormir. Cuando estaba en la frontera del sueño, tuvo la extraña sensación de que alguien lo estaba observando. Miró hacia arriba, antes de la mano de Jeff cubrió la boca. Poco a poco levantó el cuchillo listo para lanzarse a Liu. Liu goleó aquí y allá, tratando de ser presa de Jeff.

“Shhhhhhh”, Jeff dijo: “Sólo tienes que ir a dormir.”

No hay video para este

La leyenda de Hypno:

Casi todos conoceremos a Drowzee, un Pokémon carismatico y alegre. Si bien, si conocemos a Drowzee, También conoceremos su evolución. Hypno.
Hypno ha sido visto en capítulos de Pokémon y juegos de éste. Uno de los sucesos más recordados de este Pokémon es el caso de Pedrita. Una niña de Isla Secunda, En Pokémon Rojo fuego/Verde hoja, Al llegar por primera vez a esa isla, el padre de ésta nos pedirá desesperadamente que busquemos a su hija en Isla Tera. Una vez que llegamos, nos dirigimos a Bosque Baya. Sin mencionar de que encontramos varios Drowzee en él. Al llegar al último lugar del bosque, vemos a Pedrita, cuando hablemos con ella, estará llorando, y nos contará de un Pokémon que la asustó mucho. Al instante que termina de hablar, un Hypno sale de la hierba y tienes que pelear. Lo más curioso de esto, es que su padre nos dice al principio, que todo el tiempo va a buscar bayas al bosque. ¿Cómo es posible que ésta se pierda al conocer bien el camino?… ¿Acaso Hypno la hipnotizó para abusar de ella?

He aquí una canción, supuestamente la canción de hypno: Hypno’s Lullaby
“Come little children, come with me, safe and happy, you will be. Away from you’re homes, now let us run. With Hypno, you’ll have so much fun.
Oh, little children, please don’t cry, Hypno wouldn’t hurt a fly. Be free, be free, be free, to play, come down in my cave with me to stay.
Oh little children, please don’t squirm, those ropes, I know, will hold you firm
Hypno tells you this is true, but sadly, Hypno lied to you
Oh little children, you musn’t leave, your families for you will grieve. Their minds will unravel at the seams, allowing me to haunt their dreams.
But surely, all of you must know, that it is time for you to go. Oh little children, you weren’t clever, now you shall stay with me forever.”

Canción: http://www.youtube.com/watch?v=m1oNJISe4rs

La polémica camiseta: Hace unos años, Pokémon estreno una serie de camisetas para adultos. Lo curioso de una es que decia, Sleeper 097/Hipnotizador 097 y tenia una imagen de Hypno, llevando de la mano a una niña, y esta niña agarrando la mano de un niño. Busquen en google Sleeper 097 y la verán.
No se sabe bien si este Pokémon abusa de niños, quizas es una naturaleza propia, como la de Snorlax, la de comer y dormir. O la de los Mankeys, Pelear hasta el final. Yo les digo Saquen sus conclusiones.