Creepypasta - "Al otro lado del espejo" - Taringa!

Al otro lado del espejo



Cierto día marcado en el calendario como el 26 de octubre, recién llegaba de mi trabajo, trabajaba en un turno nocturno, apenas llegaba a mi hogar la primer actividad que realizaba era la de preparar una cena ligera para después ir a dormir, pues la hora de mi llegada eran las 2 de la madrugada, y cualquier persona normal, después de un arduo día de trabajo piensa en recostarse y dormir unas cuantas horas y reponer fuerzas para la rutina del día siguiente, nunca hubiera imaginado lo que iba a ocurrir aquella noche, la cual pensaba que iba a pasar como cualquier otra noche.

Después de asegurar la puerta principal, me dirigí hacia mi habitación atravesando un pequeño pasillo y subiendo por las escaleras hacia el segundo piso, para cambiarme a ropas mas cómodas, pues vestir formalmente no era lo mío, pero me era obligatorio en la actividad que desempeñaba, al entrar a mi habitación encendí la luz, pues de no haberlo hecho no podría ver nada, a pesar de saber el lugar de cada objeto que se encontraba en mi hogar, después de cambiar de atuendo abandone mi habitación dejando las luces prendidas, descendí de nuevo por las escaleras y cruzando el pequeño pasillo, fui hacia la cocina que estaba en el primer piso, prepare un emparedado, el cual comí rápidamente, pues deseaba recostarme lo mas pronto posible, regrese al pasillo y subí las escaleras lentamente, pues el cansancio esa noche era mayor que otros días, me dirigí hacia el baño que se encontraba a un lado de mi habitación y cepille mis dientes para dirigirme a dormir, al llegar a mi habitación, apague las luces y me recosté en mi cama, observe el reloj digital que tenia a un lado de mi cama y marcaban ya las 2:30am.

Girando en la cama no podía dormir, a pesar de que me encontraba muy cansado, no lograba conciliar el sueño, entonces decidí encender el televisor, y ver si por pura casualidad encontraba algo interesante, y así fue, pues fui a parar con un documental, acerca de un tema que me interesaba, pero mientras avanzaba el programa, logre quedarme dormido.

Desperté en medio de la madrugada, con una de mis principales necesidades fisiológicas exigiéndome responder ante ella, asi que me levante de mi cama y fui a realizar lo que tenia que hacer, después de unos momentos al regresar hacia mi habitación, al cruzar el marco de la puerta, no pude mas que detenerme absorto ante lo que veían mis ojos, lo que observaban era un cuadro horrendo, no podía creer lo que mis ojos veían, la luz del televisor que se escurría entre la oscuridad de mi cuarto era reflejada en un espejo que se encontraba sobre la cabecera de mi cama, pero esa no era la causa de mi terror, no era la causa de que me encontrara paralizado y aterrorizado junto al marco de la puerta, la razón de esta, era que en el espejo, se encontraban horribles caras, con perfiles horrendos, y deformados por razones desconocidas para mi, caras que podrían ser de otro plano, de mounstros horrendos inimaginados, que cualquier persona que pudiera imaginarlos sin haberlos visto de frente seria por que en algún momento su razonamiento se torció en rumbos insospechados, y era como si estos rostros, giraran en torno al espejo, observando fijamente mi habitación, pero su atención cambio en el mismo momento que regrese a ella, pues todos esas cuencas vacías y oscuras fijaron sus miradas sobre mi, pero yo no podía hacer mas que verlos fijamente, no los observaba por curiosidad sino por el terror que me causaban, y no podía siquiera dirigir uno solo de mis músculos, sin embargo ellos me veían, no se la razón del porque lo hacían, pero lo hacían fijamente.

Pasados unos minutos que sentí como una eternidad por esas horrendas miradas, el televisor, cambio a estática pura y emitiendo el sonido peculiar de ella, me despertó de un letargo ocasionado por el terror, y en el mismo instante en que la luz parpadeo y las caras desaparecieron por un segundo, corrí hacia el espejo que se encontraba sobre mi cama y lo lancé contra la pared, este se hizo añicos, y yo en medio de un terror que nunca había sentido pensando que esos horrendos rostros pudieran surgir entre los pedazos de espejo esparcidos por el suelo, corrí hacia la cama, apague el televisor con el control remoto, y me cubrí hasta la cabeza, tal vez fue una reacción estúpida, pero tu como lector, o como persona que lees lo que me paso a mi, pregúntate si no hubieras hecho lo mismo, y toma en consideración que vivía solo, y de esa forma quede dormido.

El día siguiente desperté aproximadamente por las 10 de la mañana y pareciese como si hubiera olvidado el espantoso incidente con criaturas que nunca hubiera pensado que existían, pero al momento de levantarme de la cama y ver el espejo roto en el otro lado de la habitación, me estremeció en gran manera, pero me dirigí hacia el lugar para limpiar todos los pedazos de cristal esparcidos por el suelo, trate de no pensar en ello, de esa manera, pasaron los días, sin que algo como lo mencionado anteriormente pasara otra vez, y así paso una semana, sin ningún evento extraño, ya lo había olvidado para ese entonces, pero un día marcado en el calendario como 2 de noviembre regresando en la noche de mi trabajo, esa noche fue donde el terror se apoderaba de mi cada vez que me observaba frente un espejo.

Me encontraba en la sala sentado sobre un sofá, tomando un café, pues la época lo ameritaba, el clima era bastante frio y el café, tenia en mi la curiosa característica que me inducia al sueño, después de haberlo bebido completamente, subí hacia el baño para lavarme los dientes, apenas estaba disponiendo el tubo de pasta dental sobre el cepillo, cuando repentinamente la luz se apago, tuve un sobresalto, pero en el instante la luz se volvió a encender, pensé había sido alguna falla de la bombilla, y me dije a mi mismo que mañana mismo la reemplazaría por una nueva, pero cual fue mi sorpresa al voltear a ver el espejo, mas que sorpresa fue un momento donde sentí un terror inmenso recorrer todo mi cuerpo y soltar el cepillo y el tubo, sentí que se me helaba la sangre, y que mis músculos se tensaban en el instante en que vi esas palabras escritas en el espejo, esas palabras que venían de un lugar al cual ni en el peor de tu sueños podrías llegar, las criaturas que había visto en ese espejo roto aquella noche, me dejaban un mensaje esta noche, un mensaje que nunca será borrado de mi mente, y que cada vez que vea un espejo vendrán prontas hacia mi recuerdo, las palabras que me atemorizan cada noche, las palabras que dicen : Extrañamos Verte Dormir.

Fuentes de Información - Creepypasta - "Al otro lado del espejo" - Taringa!

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 1 Seguidores
  • 641 Visitas
  • 1 Favoritos

0 comentarios - Creepypasta - "Al otro lado del espejo" - Taringa!