Historias de terror reales

Historias de terror reales

Llegó la hora del terror, historias reales que te harán ver la realidad de otro modo. Los autores de estas historias aseguran que son auténticas vivencias terrorificas que han tenido que superar. Quizás pienses que no son verdaderas, o simplemente que son malas interpretaciones, pero la verdad es que ellos también pensaban como tú hasta que les tocó vivirlas en persona. La realidad siempre supera la ficción.


Las apariciones en la oscuridad

historias

Yo no creia mucho en historias de apariciones, pero hace más o menos 9 años tuve la desgracia de vivir esa experiencia. Ya hacia varios años de que no iba a visitar la familia a Colombia, así de que ya era hora de ir a verles. Cuando llegué esa noche al Aereopuerto y vi toda mi familia esperandome después de un largo viaje, mi felicidad fué muy grande.
Pero lo que no imaginaba era como seria el final de esa noche. Llegamos por fin a la casa de la Tia donde iba a quedarme por dos semanas, estaba muy cansada y no queria sino ir a dormir lo más pronto posible, asi de que me despedí de los familiares y le pregunté a mi tia cual seria la habitación que podría yo utilizar para dormir esas dos semanas. Naturalmente me mostró enseguida ella el cuarto. Lo habia adornado muy lindo con flores y adornos que hacian resaltar muy bonito el cuarto. Era algo pequeño pero acogedor. El problema empezó cuando serré la puerta después de haber tomado una ducha y estar lista para mi merecido sueño. Cuando apagué la luz: tenia la sensación de no estar sóla, como si alguién estuviera a mi lado. Traté de taparme lo más que pude con la manta que me cubría y tratar así de dormir, pero serían sólo 15 minutos transcurridos y un ruido me despertó.
Abrí los ojos en la oscuridad y con el reflejo de la luna en el cuartito vi una sombra de alguién parado al frente de mi cama mirando hacia donde yo estaba, estaba tan aterrada de que no supe en ese momento si gritar o prender la lampara que estaba en la mesita de noche. Opté por encender la lampara lo más rápido posible. Y para mi sorpresa no habia nadie más, bueno pensé que por el cansancio talvez veia cosas que no existen.
Apagué de nuevo la luz y me enrollé bien con la manta hasta la cabeza y allí fué cuando sentí que una persona abría la puerta y se sentó preciso a mi lado en la cama y ya se queria ponerse comoda. Fué cuando me levanté como un resorte de ese lugar y prendí la luz del cuarto. Y para mi mayor sorpresa no habia nadie acostado en esa cama. El resto de la noche lo pasé con la luz prendida y sin poder dormir del susto. Al día siguiente le dije a mi tia de que me disculpara pero de que preferia dormir en la sala y nunca más en ese tenebroso cuarto. Así pasaron los días y un día estando con los nietos de mi tia, riendo y echando cuentos me pregunta de pronto mi primo: oye ¿no te asustaron mucho en el cuartito? Y asi fué como me enteré de que ese lugar existia la presencia de un fantasma. Hacia muchos años atras de que había vivido en esa casa una hermana de mi Abuela, ella se había casado muy joven con un señor bastante mayor que ella, al mes de casados falleció él y ella quedó transtornada para siempre.
Nunca volvió a salir de la casa y nunca volvió a querer conocer a alguién para rehacer su vida. Ella envejeció y murió después de muchisimos años.
Yo le conocí y por eso sé de que es cierto su historia. Al quedar ella sóla y transtornada mi tia se hizo cargo de ella hasta el final de sus días. Y su espiritu quedó por siempre rondando en ese cuarto. La casa la vendieron no hace mucho pero yo me imagino de que si no destruyen ese cuarto, ella o mejor dicho la aparición de ella va a seguir sucediendo. Ahora si no soy más incredula en cuanto a temas de fantasmas. Sólo lastima de que yo haya tenido miedo de ella, pues de pequeñuela yo le queria mucho...



reales


Soplo macabro

de


Antes que nada quisiera decir que este relato que presento a continuación en completamente real y me sucedió a la edad de 11 años.

Vivía yo con mis padres y mi hermana de 13 y mi hermano de 4 años de edad, en una casa antigua colonial de aquellas de paredes muy anchas y altas, con puertas muy sólidas de madera fuerte y tallada.

Lo que me sucedió fué en 3 nohes consecutivas. Desde que era muy pequeño teniamos en la casa en la sala de visitas, un cuadro que siempre han denominado como del "niño llorón" (agrego este conocido personaje, porque tal vez tenga que ver con lo que me pasó, ya que en mi niñez atribui el fenómeno a tal cuadro), sucede que al tener uso de razón, sucedia ( no se si seria parte demi fantasia o que se yo) que los ojos del cuadro me seguian , ne cuanto yo pasaba por delante de él, más notorio era esto, cuando esto sucedia en la oscuridad, ya que solian dejar esa zona de la casa con muy escasa luz. Más aún en la oscuridad yo lograba distinguir sus ojos muy blancos que me miraban fijamente. Comenté esto a mi padre y él en esos tiempos muy excéptico, reia y me reñia por mis tonterias.

Sucedió que una noche, en la cual yo desperté para ir al baño, al volver a la cama senti la presencia de algo o alguien, al cual no podia ver, pero tenia uan sensación muy intensa de eso (no desperté de la cama pensando en cosas extrañas, para evitar especulaciones de "autosugestión" en el lector), hice caso omiso de aquella sensación ya que también me moría de sueño y me proponia a continuar mi descanso. Al volver a la cama, luego de apagar la luz, senti en mi cama el peso de algo, como si se hubiera sentado encima, no sentí más esa noche, hasta la noche siguiente que senti lo mismo (solía despertarme al menos una vez cada noche a miccionar).

La tecera noche sentí lo mismo, sólo que esta vez, senti muy claramente el peso en mi cama y parte también sobre mi, pero no como un peso sólido, sino como un cuerpo evidente que estaba sobre mi, denso pero que no pesaba, por el miedo yo que estaba acostado con la cara hacia arriba me cubri todo el cuerpo con la manta. De pronto sobre mi cara y a través de la manta senti y oí que me soplaban la cara, era un soplo como queriendo pronucniar la palabra "p" pero que sólo se quedaba en ello y sentia el aire en mi cara, luego se hacia mas débil hasta que se detuvo, esto duró unos minutos. Yo estaba petrificado, no atinaba a nada, cuando terminó sólo comenzé a rezar mentalmente con mucho fervor y pánico, pero sin atrever a moverme por si el me cogia o algo (asi pensaba). Muchos diran que tal vez fue un sueño, pero estoy completamente seguro de que no fué así, estaba muy despierto.

La mañana siguiente, lo primero que hice fue contárselo a mi madre, la cual no supo que decirme, sólo que se lo contase a mi padre. Al contárselo a mi padre obtuve lo que de él siempre tenía cuando le tocaba el tema de cosas así. Decidí irme en ese mismo momento a la casa de mi abuela, no pensaba quedarme una noche más allí.

Pasó una larga semana a la cual yo volvi a visitar a mi familia, un día domingo (lo recuerdo muy bien) cuando encontré a mi padre en su cama, tendido, muy pensativo y visiblemente afectado, cuando me vio, me miró por un momento en silencio, luego me abrazó y me dijo:" Hijo, quieres que quememos el cuadro, cierto?"_ "Si", le respondí_ "Entonces lo haremos".

Quemamos aquel cuadro de antaño que siempre habiamos tenido en casa.

Luego cuando estaba solo con mi madre le pregunté el por qué el cambio de actitud tan radical de mi padre respecto al tema, ella me dijo:" No lo sé, sólo despertó muy assutado y pálido, me dijo que habia tenido un sueño con el cuadro y contigo, un sueño muy feo, no me quiso contar el sueño".

Ha pasado mucho tiempo desde entonces, y tampoco supe de mi padre tal sueño, ni me importa, aquel acontecimiento me preocupó mucho, por posibles consecuencias de aquel soplo, pero hasta ahora nunca me pasó nada. Todo quedó en el pasado como un simple susto y una historia que contar.




terror



La Mente

Historias de terror reales

Jugando al ocalimocho, risas, copas y los porros rulando, ya son las 23:30 y sacamos los yogures, cada uno espolvoreado con mariuana, el último que se lo termine tendrá que tomarse 5 chupitos de whisky, los devoramos como si lleváramos días sin comer.
Las risas se incrementan, la habitación llena de humo y cada vez hablamos más alto, me levanto para ir al baño, y todo se para, como si viera una foto todo permanece inmóvil incluso el humo de los cigarros, no puedo moverme y caigo al suelo como un tronco.
Mi vista solo alcanza a ver el techo, no escucho nada solo el frio y vacio silencio, por delante de mis ojos las caras de mis amigos impasibles pasan una y otra vez por delante de mis ojos, sin parar sin cambiar ningún gesto, una tras otra pasan por delante de mí, y el ciclo vuelve a empezar.
Intento moverme, pero no siento mi cuerpo intento gritar pero soy incapaz de hacerlo.
Pasan minutos, horas, días y años, mi estado no cambia sigo sin poder moverme sin poder escuchar, hace años que deje de ver el rostro de mis amigos ahora simplemente no veo nada, ni luz ni oscuridad, ningún color ningún brillo simplemente un vacío.
Pienso en mi familia, en mis amigos, en mi novia en todo lo que estarán sufriendo, quiero llorar, deseo gritar, tengo que decirles que lo siento, pero no puedo, mi cuerpo esta inerte simplemente estoy dentro de él.
Han pasado muchos años, no sé cuantos es difícil de calcular, pero me ha dado tiempo a pensar en mi vida en todo lo que hice bien y mal, todo lo que hubiera cambiado, me imaginaba trabajando, viviendo con mi novia, teniendo una familia con ella pero nada de eso ocurrirá solo en mi mente, pero necesito vivir esa vida, esa vida que nunca pude vivir.
Escucho un grito aterrador, por primera vez en estos años escucho el latido de mi corazón, siento mi cuerpo siento mis músculos, Dios, SOY YO QUIEN GRITA...... veo unas sombras cerca de mí, por fin puedo distinguirlas son mis amigos, estas muy asustados , les escucho, todos me pregunta ¿qué te pasa? ¿estás bien?, miro a mi alrededor estoy en la habitación donde pasó todo.
Pasa un buen rato hasta que consigo darme cuenta de donde estoy, parece que nada ha cambiado miro el reloj las 23:40, ¿cómo puede ser? ¿estos últimos años solo han sido unos minutos? ¿Fue mi mente quien hizo eso?
No sé que fue, solo sé que ahora sí que puedo imaginar cómo es el infierno.



historias


Gemidos de rata

reales

Sentado frente al piano, imaginando una suave melodía recordando su hermoso rostro
Es que me encontraba aquel día. En la oscuridad de un frío anochecer, en la soledad de un gran comedor, es lo que solía hacer en esos días, fumar algunos cigarros mientras meditaba en algún futuro no muy prometedor como lo era mi presente, también solía soñar con futuros luminosos pero no representaban más que sueños.
Ese día en particular mi meditación fue acompañada de una fuerte lluvia de invierno con un frío helado el cual ya era costumbre, mientras fumaba y soñaba despierto con alguna realidad imaginaria caía la lluvia sobre el tejado, sobre el patio y las calles de la ciudad.
Mientras me encontraba en eso fue cuando escuché un espantoso maullido, que tenía un sonar muy particularmente molesto, pues era nefastamente parecido al llanto de un bebe, fue esto lo que me decidió a ir tras la fuente de aquel espantoso sonar. Cuando llegue a la oscura bodega y encendí la luz pude percatarme de que era lo que sucedía, se trataba de mi pequeño gato Sade quien estaba algo mojado probablemente por salir al tejado y no tenía comida, lo sequé, le di comida y le dejé la puerta de la bodega entre abierta para que no saliera a mojarse más.
Después de esto decidí ir a comprar cigarros, debía bajar dos cuadras con la lluvia y la oscuridad, pero el cigarrillo siempre me acompaña, mientras caminaba pensaba en lo que era aquel presente en que vivía, no tenía muchos amigos, los que tenía eran viejos amigos de la infancia que no veía muy seguidamente, vivía solo en casa no tenía pareja muy probablemente por mis escasas habilidades emocionales, mi padre vivía lejos y no lo veía en años mi madre había fallecido unos años atrás heredándome una parte de la casa la otra parte fue heredada a mi hermano pero él me dejó vivir hay mientras le pagaba su parte pues el ya vivía con su pareja y su pequeño hijo, este fue un gesto que agradecí pues mucho tiempo estuve perdiendo mi tiempo en drogas, no fui un ejemplo para nadie y no tenía como sobrevivir, nunca tuve alma de delincuente por lo que no hubiese sobrevivido en las calles.
Llegué al local compre los cigarros y me devolví a la casa llegando al final de mis pensares, cuando llegué al portón me dí cuenta de que estaba junto y no cerrado como lo había dejado, esto me perturbó de entrada por lo que ingresé con cautela, llegué a la puerta y esta estaba cerrada como la había dejado, esto me tranquilizó pues supuse que quien intentó entrar a la casa se vio frustrado, mientras abría la puerta volvió a sonar ese horroroso maullido, pero esta vez se oían dos y con una intensidad mucho más poderosa.
Cuando entré, los lamentos eran demasiado fuertes y aún con ese espantoso parecido al llanto de un bebe, me acerqué a la cocina para llegar a la bodega y fue cuando un pernicioso olor, un nauseabundo olor golpeó mis sentidos, este es y será sin duda el olor más repulsivo y repelente que aya inspirado jamás en mi vida.
Tratando de aguantar las arcadas comencé a acercarme a la bodega, mientras los chillidos se agudizaban cada vez más, no podía soportar más esos espeluznantes chillidos y ese putrefacto olor.
Luego de un momento logré acercarme lo suficiente como para prender la luz de la bodega que estaba por fuera y la puerta estaba entre abierta, por fin podría ver que es lo que había allí y fue ahí cuando apareció Sade entre la puerta, los chillidos se calmaron, ¡Sade! Grité al ver que en el hocico tenía sangre, traté de tomarlo pero cuando lo iba a tomar este agarró un pequeño bulto negro, que al verlo mas de cerca era una horrible rata que aún se movía. De pronto comenzaron los chillidos pero esta vez eran muchos más y mas agudos y el olor seguía ahí dañando mis sentidos, junte valor y encendí la luz de la bodega, solo para darme cuenta de lo que estaba ocurriendo, solo para ver esa horrible pesadilla.
Al encenderse la luz se dejó ver la nauseabunda escena, el suelo estaba lleno de ratas negras, peludas, infecciosas ratas, todas devorando un algo que yacía en el suelo, todas chillando y mordisqueando ese algo que allí yacía.
Tome la escoba y comencé a golpear a las ratas, estas se movían lentamente permitiéndome poco a poco ver lo que ahí había.
Poco a poco visualizaba, repentinamente vi algo parecido a un pequeño brazo que era mordisqueado por las ratas, vi una pequeña mano empuñada, y esto me volvió loco.
De pronto supe de lo que se trataba, no solo eran parecidos los gemidos, sino que todo el tiempo se trato de un verdadero bebé, al ver el cuerpo devorado por las ratas, totalmente frágil y expuesto a esa brutalidad.
¿Cómo iba yo a suponer algo así?
No se preocupe señor Echeverria, con esta medicina eso ya no será importante...
Usted no estaba ahí no me hable así, eran miles,
Miles de ratas… ratas por todas partes…
¿Y ese bebé de donde salió?
¡Sadee!.



de



Ten cuidado, te siguen

terror

Bueno, voy a empezar a decir que esto lo recuerdo con mucho miedo y es una de las pocas veces que lo cuento aquí, aunque soy propensa a que me pasen cosas de estas.
Hace tiempo, fui con mi madre a visitar el centro donde trabaja, aunque ahora mismo esta deshabilitado; es un centro de ancianos en el que se imparten clases mientras. Fuí allí por que ella tenía que recoger unas cosas y no me dejaba quedarme sola en casa. Ese sitio ya había tenido muchas veces rumores sobre las cosas extrañas que pasaban allí y sobre todo los relatos sobre las enfermeras que oían el ruido de un bastón en las plantas superiores y lo pude comprobar.
Cuando llegamos, entramos del tirón. Estaba allí el hombre de seguridad que se encargó perfectamente de cerrar la puerta después. El sitio esta dotado con camaras de sensibilidad, como yo las llamo, es decir, que cuando notan la presencia de alguien o algo, se encienden y quedan grabando un rato. Después se apagan.Pasamos por allí y se encendieron las camaras, emitiendo una pequeña lucecita roja, cuando pasamos, minutos después se apagó. Cual fue mi sorpresa que observándola desde la otra punta del pasillo la ví encender de nuevo. Me asusté mucho, la verdad, pero me callé; no quería parecer una miedica. La camara se apagó. Bien. Seguimos caminando, esta vez cogimos el ascensor y subimos a la planta de arriba, hacía unos ruidos muy pero que muy raros y sentí que me observaban. Pasé miedo, pero estaba con mi madre al lado por lo que pensé que era ella. Pensé, por que cuando salió de este, con dificultad. (Las puertas se abrieron solo a la mitad) seguí notando esa presencia y un viento gélido me asestó por detrás, corrí hasta donde estaba ella y pasamos por otra de las camaras, tenía la adrenalina completamente subida y el corazón me iba a 1.000 x h. Recorrimos el pasillo y sí, se volvió a encender la luz. Esta vez, vino el segurata para contarnos lo sucedido, pero yo ya lo sabía... Algo nos estaba siguiendo.. Tragué saliva un par de veces mientras el guardia nos conducía a ver las grabaciones. Yo estaba alerta, miraba hacía todos lados. Ya, en la sala de las grabaciones noté una presencia y ya, harta de todo me dirigí hacía esta, la que daba lugar a una puerta con un aspecto bastante siniestro y viejo para mi gusto.
Y puede que no me creáis pero os juro que es totalmente cierto... lo ví... si, vi un hombre, totalmente vestido de negro, traje de chaqueta creo.. tuve mucho..pero muchísimo miedo.. sentía que se acercaba a mi.. sentía angustía, ganas de huir pero no podía.. y entonces, algo toco mi hombro, me sobresalté. Era mi madre. Quería saber que hacía allí, no sabía que contestarle... el segurata señaló con la cabeza una esquina de esa siniestra habitación y me asomé. Pude ver un grabado en una pared que poseía algo de relieve. : ``Descanse en paz, 19202000.´´. No daba crédito a mis ojos. ¿Qué era eso? lo pregunté, estaba asustada, apreté el puño con fuerza. Era la tumba... la tumba del fundador. El que siempre se escuchaba ese ruido de bastón... pasé miedo, muchísimo miedo y juré y veréis como perdura que no volveré a pisar nunca jamás ese sitio.



Historias de terror reales



Viaje a Otro Mundo

historias

Todos estábamos desnudos. Fuimos muchos los que quedamos de pie sobre zigzagueantes caminos que conducían hacia un objeto enorme, desde la distancia parecía una enorme cúpula.

El cataclismo devoró a cientos de personas, lamentos mezclados con olores químicos preñaban el lugar; una pequeña criatura que colgaba del borde del espacio de tierra firme que me soportaba, oscilando a punto de caerse murmuró: "Ayúdame". A pesar del extenuante esfuerzo mi cuerpo no respondía a las órdenes que yo le daba, algo superior a mí me mantenía inmóvil. Con expresión de espantoso horror el niño cayó al vacía, en ese instante fue devorado por las fauces del fuego; al unísono con el grito que no logré emitir, una voz de mando que venía desde ninguna parte se elevó sobre mis ideas ordenándome: "NO DEBES RESCATAR A NADIE!!! Permanece en donde estás" De inmediato comprendí que no ejercía control sobre mis movimientos, tuve que permanecer obediente a pesar de mi resistencia interior; solo lograba mover los ojos a voluntad, fue allí que descubrí en torno a los "elegidos" silentes vehículos ingrávidos ocupados por tres tripulantes, por la parte inferior estos aparatos lanzaban un rayo de luz cual iris, dirigiéndolos directamente a nuestras frentes, quemando nuestras pieles; de inmediato cicatrizaba, dejando una huella muy parecida a la estrella de los vientos.

Cuando el rayo fue dirigido a mí, experimenté una intensa sensación de desprendimiento junto con la vibración descompensada de mi ser entregado a una succión que se apoderó de toda mi energía orgánica. Sin previo aviso el influjo retornó multiplicado en intensidad, me llenó de imágenes conocidas que capté como si estuviese de retroceso.

REcobré la presencia del ego y sin percatarme, manso, caminaba hacia aquella nave. Una compuerta plateada servía de marco al individuo alto, delgado y de forma estilizada que parecía esperarnos. Miré mas allá, hacia el interior laminado y plomizo de la estructura donde al parecer se perdían todas las almas que iban delante de mí pero el vaporoso ambiente me impedía apreciar la totalidad de las formas; antes de seguir avanzando me detuve frente al viviente de cuyo tórax pendía un medallón que resplandecía con el mismo ritmo de los latidos de mí corazón, al unísono de la inaudible palabra: "Adelante" elevé la mirada y el único órgano que respondía a mis mandatos me devolvió la imagen de dos ojos exagerados, intensos y carentes de retina; volví a mirar ewl medallón y esta vez la misma voz sin palabras de transmitía: "Vamos a un sol seguro". Cerré mis ojos y al hacerlo perdí el contacto que tenía con el exterior.

Despabilé encontrándome en mi propia habitación. "Pero que te ha sucedido", Preguntaba una voz familiar "Te encontramos en la orilla de la playa inconsciented y desnudo, donde estuviste estos últimos meses". El expectante rostro de mi novia, marcado por la angustia pedía respuestas. Acarició con la punta de sus dedos la marca frontal que me dejó esta experiencia.

"En otro mundo" Respondí.


reales


El espectro del puente

de

Esta es una historia real ocurrida en los años 60, cuando en mi ciudad el alumbrado era apenas visible en la noche.
Cuenta mi padre que es una persona enteramente no creyente, que al salir una tarde al colegio llevaba sus libros atados con una cuerda, pensando en como resolver aquella noche su examen de literatura, aún faltaban 20 minutos para caer el sol y caminaba deprisa para no atrasarse a la hora de su entrada.
Obligadamente su camino diario exigía que pasara por un antigüo puente de piedra con poca altura en relación al río.
Esa tarde me dijo que había crecido el río por una tormenta y resultaba bastante estrepitosa la corriente.
Al terminar la clase por la noche y después de haber superado el examen de literatura se encaminó a casa junto con un amigo para hacer el camino más llevadero, al alcanzar la calle que acerca al rio los dos miraron muy a lo lejos una extraña luz que se vislumbraba entre las sombras.
Simplemente siguieron caminando pero poco a poco al acercarse al puente miraron como esa luz tenue danzaba como de lado a lado, haciendo zig-zag en medio del río, sus ojos no daban crédito a la luz que cada vez se iba acercando más a ellos.
Pronto detuvieron su camino y pudieron ver desde la mitad del puente la figura de un espectro que flotaba de pie sobre las turbulentas aguas con una pesado tronco sobre su espalda, su cabello largo y oscuro completamente mojado. Lo último que recuerda mi padre y su amigo antes de quedar por unos largos minutos catatónicos del miedo, es que era como un hombre sin rostro.
Aquella noche no llovió pero al volver nuevamente en si, tanto el cómo su amigo estaban completamente mojados y sus libros habían desaparecido, solamente quedaban las cuerdas.
Al no llegar pronto a casa mi abuelo, que en paz descanse, bajó en su búsqueda y encontró a los muchachos aún temblando, sin saber que decir y como decirlo..
Mi abuelo pensó que les había escupido el río, no daba crédito a lo que habían visto, entonces los tres escucharon un extraño ruido como un lamento al otro lado del rio y el mismo espectro desaparecía entre la bruma del rio.
Mi padre no pudo dormir bien en mucho tiempo y su amigo se le encaneció el cabello, mi abuelo decidió que nunca más volverían a pasar solos por aquel camino.



terror



Se que esta ahi

Historias de terror reales

No, no se necesita verlo para saber que esta ahí.
Yo lo siento. Se que aquí esta. Cada momento, respira pesadamente sobre mi cuello. Éramos 3, Andrea, Mauricio y yo.
Mauricio murió. Murió hace 6 meses ya, ataque de asma, no tenia inhalador, o al menos eso parecía, no buscó en el bolsillo derecho. No se por qué no esta con Andrea, o tal vez ella no se de cuenta. Todas las noches sueño con él. Mas que sueños son pesadillas.
Se que él me mira. Todo el tiempo me habla, no se si enserio habla o solo es mi imaginación. Lo que no entiendo, es por qué? porque tenia que acosarme de esa manera? metiéndose a mis sueños, no puedo estar sola... ataque de asma..
Nunca has sentido ese nudo en el cuello cuando recuerdas un fallecimiento o algo lo suficientemente emocional para dejarte sin palabras? si, bueno, eso ahora es de mi vida diaria. Nadie me cree. por qué? porque al parecer solo yo lo siento, solo yo lo veo, cuando despierto y siento su cuerpo a un lado del mío intentando recuperar el aire que perdió cuando el incidente.
Siempre soñaba parecido, estoy en un cuarto de hospital. Sentada en la cama, sin la necesidad de respirar, mi cara esta completamente morada, siento un bulto en el bolsillo, lo tomo y encuentro el inhalador. Despierto jadeando y ahí es cuando lo veo, con la cara totalmente morada, con los ojos desorbitados, sonriendo, tal vez no quiere asustarme, tal vez solo quiere hablar conmigo, después de todo era mi mejor amigo no? muchas veces, lo que no puedes ver, es lo mas real que hay.



Fuentes de Información - Historias de terror reales

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Tags: historias | reales | de | terror

Dar puntos
63 Puntos
Votos: 9 - T!score: 7/10
  • 2 Seguidores
  • 928 Visitas
  • 4 Favoritos

8 comentarios - Historias de terror reales

@zeldalegend Hace más de 2 años +1
muy buenas historias a esta hora vienen barbaro
@matias1405 Hace más de 2 años +1
Muy buenas.+5
@CJIMENEZ13 Hace más de 2 años +1
muy buena de verdad. Lo unico malo es que voy a dormir y todo esta oscuro llave. quedan de pelos esas historias +10para que sigas contando mas historias
@Anarka Hace más de 2 años +2
por tu gracioso MP que me enviaste +10
@marcelo141 Hace más de 2 años +1
solo me quedo tiempo para leer la 6 historia

había oído algo así hace tiempo de que la gente tenia contacto
con otros seres, mientras estan dormidos pero luego con la
hipnosis verían como podría recordar lo que vio pero era tan horrible lo
que veia en su mente que secuatro a su familia y dijo ala policia que era
la unica posibilidad de que eso no los llevara devuelta asi que saco su arma
le disparo a sus dos hijos,su esposa y por ultimo se suicido



hubo muchas historias asi




gracias esta espectacular mañana lo acabo de leer


pero si puedo darte mas puntos tranquilo que yo te los voy a dar
@1692dg Hace más de 2 años +1
me gustaron jaja lo recomendare te dejo +5
@WAN067 Hace más de 2 años +2
estan muy buenas!! te dejo +10!!
@roxy1974 Hace más de 2 años -2
Eso
marcelo141 dijo:solo me quedo tiempo para leer la 6 historia

había oído algo así hace tiempo de que la gente tenia contacto
con otros seres, mientras estan dormidos pero luego con la
hipnosis verían como podría recordar lo que vio pero era tan horrible lo
que veia en su mente que secuatro a su familia y dijo ala policia que era
la unica posibilidad de que eso no los llevara devuelta asi que saco su arma
le disparo a sus dos hijos,su esposa y por ultimo se suicido



hubo muchas historias asi




gracias esta espectacular mañana lo acabo de leer


pero si puedo darte mas puntos tranquilo que yo te los voy a dar


Esa historia es de la peli Cuarta fase