epespad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Creepypastas e Historias de Terror [MegaPost]

Hola gente, son las 2:10 AM en Argentina y esta bueno para leer Creepys espero que los disfruten y les den MUCHO miedo
Pd: pasense por mis otros post si quieren enamorar a alguien: http://www.taringa.net/posts/arte/15293673/Piropos-y-Poemas-para-Enamorar.html
Si buscan BUENISIMOS Wallpapers en HD: http://www.taringa.net/posts/imagenes/15297019/Wallpapers-HD-y-Flasheros_.html

Creepys:

EL VENTRILOCUO MCCARTHY:

Creepypastas e Historias de Terror [MegaPost]

El año era 1920 y un nuevo tipo de espectáculo empezaba a nacer en el sur de Estados Unidos. Un espectáculo en el que actuaba un ventrílocuo que en poco tiempo se hizo famosísimo. Era McCarthy, un ventrílocuo cuyo acto era simple, pero cautivaba a todo el que lo atestiguaba, el acto era simple porque hacia uso de solo un personaje durante toda la función: Edgar, un muñeco que representaba a un niño regordete entre los 9 y 10 años de edad, pero con rasgos muy extraños que lo hacían imposible de no mirarle, sus manos demasiado reales, su boca muy expresiva, su estatura muy distinta a la de un muñeco de ventrílocuo habitual, Edgar era mas alto y sus ojos, que aunque eran los de un muñeco de madera, reflejaban un vacío que hacia difícil mantenerle una sola mirada sin bajar la vista o dirigirla a otro sitio. El nunca dejo que alguien se acercara a Edgar, ni siquiera que lo miraran muy de cerca y nunca nadie supo el porque. Como era un espectáculo nuevo todos se quedaban asombrados ante lo real que se veía, como hacia el hombre para hacer hablar a un muñeco sin que se notaran sus labios moverse. Muchas personas pensaban que era brujería (la ignorancia de esa época era demasiada) o algo por el estilo asi que muchos padres de familia prohibieron a los niños ver el espectáculo y fue un hombre amado y odiado por muchos. Una noche fue encontrado en su camerino con el cuello destrozado…nunca se supo quien fue. A un lado había un maletín negro cerrado, la policía al abrirlo encontraron al muñeco Edgar, que hacia tener escalofríos a los mismos policías. Al examinar el muñeco de cerca se dieron cuenta de que era un niño de verdad…o al menos el cadáver de un niño de verdad, con una horrible mascara de latex que le cubria su pequeño rostro palido. Jamas se supo como hizo McCarthy para conservar el cuerpo del niño tan bien…


El bebe del cementerio:

historias

Cuando era pequeño, mis padres y yo fuimos al cementerio a hacer una visita a la tumba de mi abuela.

Mi padre y yo nos paramos en frente del cementerio y podíamos ver todas las inscripciones en las lápidas. Sentía una sensación extraña, ese lugar no me gustaba mucho.

De repente, mi hermana se soltó del brazo de nuestra madre y corrió tan rápido como sus pequeñas piernas se lo permitían.

Hace poco mi hermana había empezado a hablar, ella tenía tan solo un año y medio de haber nacido. Aunque mi madre insistentemente la llamaba, ella solo corrió por delante mientras reía.

Ella corrió hacia una pequeña lápida y la tocó, y con una gran sonrisa se volteó y dijo:

-¡Bebé!

Mi madre caminó al otro lado de la lápida. Ella no pudo distinguir el nombre, pero la tumba si pertenecía a la de un infante. No hay forma de que mi hermana haya podido saber esto.



Una niña perversa:

miedo


Esta tarde empujé a Arturo a la fuente. Cayó en ella y se puso a hacer gluglú con la boca, pero también gritaba y fue oído. Papá y mamá llegaron corriendo. Mamá lloraba porque creía que Arturo se había ahogado. Pero no era así. Ha venido el doctor. Arturo está ahora muy bien. Ha pedido pastel de mermelada y mamá se lo ha dado. Sin embargo, eran las siete, casi hora de acostarse, cuando pidió pastel, y a pesar de eso mamá se lo dio. Arturo estaba muy contento y orgulloso. Todo el mundo le hacía preguntas. Mamá le preguntó cómo había podido caerse, si se había resbalado, y Arturo ha dicho que sí, que se tropezó. Es gentil que haya dicho eso, pero yo sigo detestándolo y volveré a hacerlo en la primera ocasión.

Por lo demás. si no ha dicho que lo empujé yo, quizá sea sencillamente porque sabe muy bien que a mamá le horrorizan las delaciones. El otro día, cuando le apreté el cuello con la cuerda de saltar y se fue a quejar con mamá diciendo: “Elena me ha hecho esto”, mamá le ha dado una terrible palmada y le ha dicho: “¡No vuelvas a hacer una cosa así!” Y cuando llegó papá ella se lo ha contado y papá también se puso furioso. Arturo se quedó sin postre. Por eso comprendió, y esta vez, como no ha dicho nada, le han dado pastel de mermelada. Me gusta enormemente el pastel de mermelada: se lo he pedido a mamá yo también, tres veces, pero ella ha puesto cara de no oirme. ¿Sospechará que yo fui la que empujó a Arturo?

Antes, yo era buena con Arturo, porque mamá y papá me festejaban tanto como a él. Cuando él tenía un auto nuevo, yo tenía una muñeca, y no le hubieran dado pastel sin darme a mí. Pero desde hace un mes, papá y mamá han cambiado completamente conmigo. Todo es para Arturo. A cada momento le hacen regalos. Con esto no mejora su carácter. Siempre ha sido un poco caprichoso, pero ahora es detestable. Sin parar está pidiendo esto y lo otro. Y mamá cede casi siempre. A decir verdad, creo que en todo un mes solo lo han regañado el día de la cuerda de saltar, y lo raro es que esta vez no era culpa suya.

Me pregunto por qué papá y mamá, que me querían tanto, han dejado de repente de interesarse en mí. Parece que ya no soy su niñita. Cuando beso a mamá, ella no sonríe. Papá tampoco. Cuando van a pasear, voy con ellos, pero continúan desinteresándose de mí. Puedo jugar junto a la fuente lo que quiera. Les da igual. Sólo Arturo es gentil conmigo de cuando en cuando, pero a veces se niega a jugar conmigo. Le pregunté el otro día por qué mamá se había vuelto así conmigo. Yo no quería hablarle del asunto, pero no pude evitarlo. Me ha mirado desde arriba, con ese aire burlón que toma adrede para hacerme rabiar, y me ha dicho que era porque mamá no quiere oir hablar de mí. Le dije que no era verdad. Él me dijo que sí, que había oído a mamá decirle eso a papá y que le ha dicho: “No quiero oír hablar nunca de ella.” Ese fue el día que le apreté el cuello con la cuerda. Después de eso, yo estaba tan furiosa, a pesar de la palamada que él había recibido, que fui a su recámara y le dije que lo mataría.

Esta tarde me ha dicho que mamá, papá y él iban a ir al mar, y que yo no iría. Se rió y me hizo muecas. Entonces lo empujé a la fuente.

Ahora duerme y papá y mamá también. Dentro de un momento iré a su recámara y esta vez no tendrá tiempo de gritar, tengo la cuerda de saltar en las manos. Él la olvidó en el jardín y yo la tomé.

Con esto, se verán obligados a ir al mar sin él. Y luego me iré a acostar sola, al fondo de ese maldito jardín, en esa horrible caja blanca en la que me obligan a dormir desde hace un mes.



La cabra de los infieles:

de

Esta imagen fue encontrada en un Psiquiátrico…
Se preguntaban quien lo hubiera dibujado… pero podía ser que no fuese de una persona mayor por lo mal dibujado… así que unos guardaron el secreto, pero un dia que fui alli… se les callo el dibujo que venia de una carpeta… decia varias cosas… como… un niño lo hizo, era menor de 10 años, soñaba con esa cosa y le decia muchas cosas… uno de esos escritos me sorprendio porque decia “… dice que es mi verdadera mami y la que tengo es un monstruo…”. Solo encontre 4 (contando con esta)… los 4 tenian la misma descripcion ( la edad era de menos de 10 años, lo que le decia esa critura y de donde lo veian) tambien como era la criatura, pero unos tenian orejas algo largas que cubria su pelo.
En la forma que estaba dibujada era: Tenia craneo que una cabra con cuernos retorcidos , es muy grande, tiene una gran cola, unas pezuñas en la parte de atras y adelante unas gran manos con dedos largos delgados con pelo y al aparecer tiene unas uñas largas, lo negro al aparecer es su pelo que cubre todo su cuerpo menos sus pesuñas, uñas, su craneo y cuernos.
Tenia mucha curiosidad de esa criatura… asi que fui preguntarles a los trabajadores de ese lugar… unos me decian que no savian, otros decian que era una broma, hasta que uno de ellos me dijo que ese dibujo lo habian encontrado cuando empezaron a trabajar alli… antes el lugar se habia incendiado sin saver como y que en unos cuartos de alli encontraron un mueble de metal con cajones con candados que decia…. “No ver”, asi que sacaron el mueble de ese cuarto, lo habrieron a golpes, y alli habia unas carpetas, casi todas estaban quemadas exepto unas, y alli encontraron unas fotos de niños, unas notas de ellos y esos dibujos.

Aparte… ellos me dijeron que los que trabajaban alli podrian contestar mi duda… tarde en meses encontrar alguien que supiera de esa cosa porque cada que encontraba a alguien me salia con la noticia que habia muerto despues del incendio sin saver la ocacion. Porfin pude encontrar a alguen que trabajaba alli, trde mucho en convencer que me respondiera mi duda, ya que se canso me dijo:
“Esa cosa… los niños le dicen mami, por culpa de el, sabia que los niños quedaban huerfanos, porque esa criatura al apareser mataba a sus padres, pero no le pasaba a cualquiera…, solo pasaba en las familias cuando un niño menor de 10 años sabia que uno de sus padres le hacia infiel al otro, y esa persona infiel moria, pero hay algunos niños que desaparecieron… pero eso no se porque”



La foto fantasma:

terror

En los 60's, esta foto dio mucho de que hablar en todo Estados Unidos. La mujer de la derecha es la Sra. Williams con su hijo y la de la izquierda su vecina. Tomando un cafe por la mañana y platicando acerca de la vida. La Sra. Williams le pidio a su esposo que les tomara una foto, solo para recordar el momento. Tiempo despues al revelar la foto vieron una horrible silueta de un hombre colgando de cabeza, la Sra Williams jamas se la enseño a su hijo por pavor y platicando con su esposo supuso que se trataba de algo macabro...enseñaron la foto en una estacion de policia y enviaron a dos de ellos al domicilio de la familia. Al llegar los policias se quedaron pasmados y viendo al vacio. Ellos le dijeron a la Sra y el Sr Williams "En serio no saben lo que sucedio en la casa verdad?"... La familia era relativamente nueva en la ciudad, tenian unos 3 años ahi y asustados cuestionaron a los policias por mas informacion. Los policias dijeron lo siguiente " Esta casa fue testigo de una horrible tragedia hace 10 años...Aqui vivia un hombre...que se gano el apodo de El Canibal Joe. Nunca se supo como pero se le sorprendio golpeando a una mujer en la calle y arrastrandola hasta un callejon oscuro, el huyo hacia su domicilio y se encerro por unos 15 minutos oponiendo resistencia. Ahi la policia lo capturo al lograr entrar a la casa, pero lo capturaron muerto...se habia colgado en la cocina de los pies y tenia la garganta degollada. Estaba toda la casa llena de sangre, habia dedos, ojos, dientes, huesos...de todo en el piso, revuelto como una sopa. Se descubrieron en el domicilio mas de 25 estructuras oseas diferentes de personas, la mayoria de los cuerpos a medio comer. En su recamara habia craneos que volteaban a ver la cama donde dormia. A algunas de sus victimas les arrancaba la cara y las clavaba en la pared y los focos los llenaba de sangre para que iluminaran la casa de un color rojo. La familia no duro un dia mas en la casa y se marcharon, jamas se supo mas de ellos.


Inocencia y Arrepentimiento:

creepypastas


Aquella era una noche fría y seca, y Teresa se encontraba sola. Se levantó del sillón, y fue a la cocina para servirse un poco de café como era su costumbre aquellas noches frías, bebió un sorbo y aquel instante tan agradable fue turbado de pronto, hubo un gran estruendo afuera en el patio, Teresa se acerco a la ventana y observo a través de la persiana; se había levantado un poco de polvo y mientras se disipaba alcanzo a ver una silueta tumbada en la hierba de su adorado jardín.

Salió en bata y pantuflas a toda prisa para ver que había ocurrido de tal manera que casi tropezó con el pobre Micifú, miro pasmada; Tirado boca arriba se encontraba un sujeto, alto, de cabello negro y piel de un pálido casi espectral, este hombre al parecer estaba herido. Sin meditarlo un momento Teresa lo ayudo a levantarse y a entrar en su casa, con dificultad lo llevo hasta la sala donde un rato después se encargo de curar sus heridas.

-Disculpe, no se ve bien y además esta helado, ¿tiene un numero para llamarle a algún familiar? ¿Señor…?– pregunto Teresa preocupada al extraño.

- Hatherley, temo que no tengo a nadie. – contesto el con una voz de amargura, mientras cerraba su camisa donde llevaba el vendaje que le había puesto Teresa.

Teresa lo miro extrañada, le pareció muy atractivo a pesar de ese aspecto desaseado y de las heridas que presentaba.

-¿Cómo fue que se lastimo? – pregunto mientras le ofrecía una taza de té, el se puso la mano en la frente y cerro los ojos un momento recargándose en el sillón.

-No lo recuerdo con claridad. – dijo después de un momento e intento levantarse con dificultad – Debo irme, le agradezco mucho, pero no he de ser una molestia, señorita.

- No es ninguna molestia – dijo ella con amabilidad – puede quedarse en la sala, iré por unas mantas.

Más tarde después de dejarle algunas cosas Teresa fue a su habitación para dormir, cerro por dentro con doble llave, y se quedo más tranquila, pensando que no había cosas de demasiado valor como para preocuparse.

Teresa despertó después de un extraño sueño y al levantarse y ponerse sus gafas vio al señor Hatherley mirándola a los pies de su cama.

-¿Qué estas haciendo? ¿Cómo entraste? – pregunto enojada y sobresaltada, el joven la miro con una sonrisa que parecía hipnótica se acerco a su cama y se inclino a la altura donde estaba ella, Teresa se calmo y olvido por un momento la incomoda intromisión de su invitado.

-Solo quería despedirme y no podía hacerlo sin antes mostrarle mi gratitud. –Sonrió de un modo enigmático, dulce pero con toque sombrío en esos profundos y bellos ojos azules, tomo la mano de Teresa la acerco hacia el y le dio un beso, ella sintió un escalofrió; sus manos eran gélidas aunque suaves y de tacto agradable igual que sus labios delicados y fríos.

-Por favor sal. –dijo ella retirando su mano. Su corazón latía acelerado, y de alguna manera le agradaba tan curiosa situación, sin embargo sabia que algo con todo eso no marchaba bien.

-Entiendo. –Dijo el señor Hatherley con un semblante serio – ¿Te has dado cuenta de lo que realmente soy? Era de esperarse; tu fe casi quema, aunque te agradezco haber sido tan buena.

-¿eh? ¿Cómo?… –Pregunto Teresa sin entender a que se refería Hatherley, este sonrió ampliamente.

-Nada en especial, solo no quiero que pienses que quiero aprovecharme de la circunstancia. –se levanto con un poco de dificultad y se sobo el pecho del lado izquierdo.

-¿Estas bien? – pregunto Teresa levantándose con semblante de preocupación, se acerco a el y puso su mano en su pecho titubeando un poco, en ese momento la tomo por la muñeca y le dio un beso al que Teresa respondió, después de ese instante el la miro y fue como si la joven perdiera noción de si y de todo, fue como si no fuera ella; el roce de sus labios, y aquellas manos frías que la acariciaban y todo aquello que le parecía casi irreal y al mismo tiempo tan exultante. Aquello que ella en el fondo de su ser sabía que no debía ser y no obstante mitigaba aquella soledad.

Teresa estaba acostada a lado de aquel que apenas conocía y con quien había compartido algo que no había hecho nadie más antes. Su presencia la tranquilizaba a pesar de aquel frío.

-Eres maravilloso, aunque no se tu nombre… -Musito Teresa acariciando su pecho donde tenía la venda, el la miro un poco serio.

-¿Que objeto tiene, pequeña? – contesto el con dulzura, sin embargo la joven replico.

-Quiero saber quien eres. –dijo ella un poco melancólica, el bajo la mirada y su semblante se ensombreció.

“Había hecho cosas que muchos considerarían viles incluso inconcebibles, sin embargo nunca me había sentido culpable hasta ahora ¿Por qué?”

-Me odiaras si te lo digo –dijo el sin poder mirarla a los ojos, Teresa tomo su mano y le dio un beso.

-Tal vez no lo sepas pero puedes confiar en mí –Sonrió de aquel modo tan dulce que él se cubrió el rostro con ambas manos.

-Solo, por favor olvídalo, olvida todo esto, lo que paso, ¡olvídate de mi!… – Dijo el levantándose mientras se vestía a toda prisa, ante la mirada atónita de Teresa.

-Pero…–Musito Teresa -¿Por qué?

El se acerco a la ventana la abrió de par en par y camino hasta el borde de su balcón, mientras de su espalda surgían unas enormes alas negras como la misma noche y sin decir nada más se dio un fuerte impulso. Teresa asustada se puso su bata y corrió para intentar detenerlo, algo dentro de ella no deseaba que se fuera ya que en su casa ella siempre se había sentido algo sola pero aquella noche ese sentimiento había desaparecido. Sin poder hacer algo solo pudo ver como se alejaba volando, como si fuera un cuervo extraviado en mitad de la noche.

“No se exactamente que paso, ni quien era el y aunque me gusta pensar que se trataba de un ángel que se dejo llevar sé muy en el fondo que no lo era… Había un sentimiento obscuro dentro de el, pero después de meditarlo un poco pude notar que había también algo de soledad y arrepentimiento. Sé que fue algo que no debía haber pasado y sin embargo paso, y que espero jamás podre olvidar”

Para un demonio corromper ó mancillar a alguien que tiene fe verdadera es como un trofeo, es como escupirle al creador en el rostro y decirle “esta vez te he ganado”, aunque en el caso de este señor de tinieblas que se hizo llamar Hatherley, lo sucedido abrió una brecha en su corazón; le hizo sentir culpa y arrepentimiento. Quizá la desinteresada ayuda de esta dulce joven lo hizo pensar en muchas. Tal vez podía cambiar ó aprender, no lo sabía aun. Lo que era seguro es que no descansaría hasta averiguar que era ese calor que sentía en su interior.




Como here...


Creepypastas e Historias de Terror [MegaPost]


“Ven” Rezaba el trozo de papel.

Lo recogí temblorosa y medio asqueada. Emanaba un olor no muy agradable, quizás el color oxidado de la hoja sea el causante.

Lo deje junto a los otros papelitos, en un pocillo cerca de mi Tv. Me senté y encendí un cigarrillo, media angustiada, media ansiosa, con mis manos agarrando una terca cabeza, cansada de pensar, de buscarle soluciones simples y rápidas a algo que me superaba de a poco.

Puedo ver un hilo de luz colándose por la ventana, que de cierta manera me entregó algo de calma. Aun así, me da miedo abrir las cortinas, abrir las ventanas…los nervios comienzan a pasarme la cuenta.

La casa se siente extraña. Me da mala espina dirigirme a la puerta de entrada, me da mala espina el agua que sale de las llaves, todo me da puta mala espina.

Y esos mensajes…

Me levanto y me visto, por inercia, ya no como, ya no salgo, ya no sé que carajos pasa a mi alrededor, la lúgubre rutina comienza a devorarme poco a poco.

Salgo al pasillo y lo veo. El Ente, la sombra merodeando. Muero de susto pero no me molesta. Ya van 2 semanas, todos los días, recibiendo ese mensaje, por debajo de la puerta de mi habitación. “Ven”. Me dice que vaya, rodeado de un color parecido al del metal corroído, cada día más inentendible, pero ya se lo que dirá de todas formas.

¿Qué hice para merecer esto? Los Entes merodean la casa y no dejan pasar la luz, haciéndose más cada día que pasa, vigilantes y mañosos, me agreden cuando me acerco a puertas y ventanas, por eso no quería acercarme, tenia el presentimiento de que algo o alguien me lo impidiera. Nada parece tener vida aquí, busco y pienso, aun con mi cabeza donde corresponde, pero…

El espejo de la sala. Me paro en frente del reflejo, detrás mio los Entes se amontonan y miran curiosos la escena, pero en el reflejo mismo… no hay nada. Yo vivo, respiro, siento miedo y angustia, pero no puedo ver mi reflejo. Aún no logro entender…

¿Será que la locura comienza a hacer de las suyas? Había escuchado un par de historias como está, pero incrédula no me digné a investigar más. Es decir, ¿quién lo haría? Todos vivimos nuestro mundo perfecto, pero al parecer el mio comienza a terminarse.

Hoy desperté y no había mensaje debajo de la puerta. Las paredes se veían un tanto metálicas, las puertas, el suelo, todo ha comenzado a cambiar de aspecto. Hay un olor a oxido, extraño en el ambiente, y siento murmullos por los pasillos de mi casa. Salgo a mirar y bajo a la sala, ya no entra luz, no se si es de día, ni que carajos hora ni fecha es. Mi estado es deplorable, el agua sale rojiza y la comida comienza a pudrirse.

Me siento resignada en la mesa, mirando la foto en la pared, de mis mejores días…

Y por la escalera, se paran, me miran, susurran cosas entre ellos, veo que comienzan a tomar forma, hasta puedo distinguir su rostro en medio de luces rojas y olor a azufre…

MI vida no fue la de una santa, lo sé, pero tampoco merezco este castigo, si es que se le puede llamar así. Podría advertir a tanta gente de esto, que no sé exactamente que es… divago, dudo, concluyo estúpidamente, si Dios existe, está demasiado ocupado para mi.

Tengo miedo, tanto miedo que un par de lagrimas se escapan. Los Entes se ríen, me preguntan cosas que ni yo entiendo, lloran a mi lado, debería estar ya acostumbrada, pero no, simplemente no puedo. Arañan los metálicos muros, raspando las capas de oxido, y algo que parece… sangre.

Y el espejo ese, hace ruidos extraños. Escucho llantos, voces de niños, no fuertes pero están ahí, con un eco aterrador…

Me detuve ante el antes de dormir, y poco y nada era lo que se veía. El negro era dominante en mi figura, pero podía ver mi casa, mis cosas, en perfecto estado. Y las voces, los llantos…
No entiendo nada…
Hoy tampoco había mensaje. Oigo una sirena grave sonar a lo lejos. Mis ventanas, selladas, mis paredes, oxidadas y manchadas con sangre y algo que no sé que diablos es. Salgo al pasillo, toda mi casa es una celda, con barrotes, metales, sonidos rechinantes, y los entes, parados, mirándome fijo.

Paso por frente al espejo y lo pateo con todas mis fuerzas, mas éste no se rompe. No refleja nada, un inquietante negro es todo lo que se ve.

Me siento y lloro. La sirena me inquieta, el olor es insoportable, los Entes me rodean y susurran, pero no me dañan. Ya no hay puertas ni ventanas en mi sala, no hay mesas ni sillas, no hay comida y el agua no es más que sangre, todo se vuelve cada día más pequeño y hostil. Pero aun no he muerto. ¿Debería tomar eso como una señal de esperanza? Bajo a la sala y comienzo a gritarles. Hay hombres, mujeres, hasta niños, paseándose, cada vez son más y más, y se me acercan día a día, algunos me miran fijo, otros tratan de tocarme…

¿Qué carajos quieren de mí? ¿Qué hice para que mi vida se convirtiera en una mala copia del Infierno? ¿Esta es mi Locura o en verdad es que pasó esto?

Mas no hay respuesta de nada, de ellos, de nadie.

Me devuelvo a mi habitación, pero veo que ya no hay habitación. La puerta ha desaparecido, y el pasillo se acorta más y más. Y el espejo, ahí, negro, inamovible.

Ya no quiero nada, ya perdí el miedo, las ganas, la esperanza. Me vuelvo débil, una pequeña bola de carne humana, grisácea, encerrada en la Cárcel del Infierno. Lloro, y me duermo tirada en el piso…

Desperté. Miré por la ventana y la noche arreciaba. Estaba en mi cama, en mi hermosa habitación, con los Posters de Harry Potter y mis cosas personales. Solté unas lágrimas de felicidad y me levante. ¿Todo había sido un sueño? Una Puta pesadilla mejor dicho…

¿…y ese papel debajo de la puerta?
Dios… No, por favor no…
Lo recojo, tímida y con el peor miedo de todos.

Pero no dice nada, blanco total. Ese si que fue un susto, Carajo. No me da mayor importancia, lo arrugo y lo lanzo a donde caiga, muero de hambre y necesito una ducha, ya todo está bien.

… O eso creía. Al salir hacia el pasillo, Dios se encargó de demostrarme lo contrario.
No había pasillo, no había casa, ni siquiera estaba la puerta que acababa de cerrar. Una sirena sonaba potente y áspera en mi cabeza, ya no habían Entes, ya no habían escaleras, ni puertas, ni nada. Una sala, totalmente destrozada, con manchas de sangre y una lámpara roja colgando en medio. Y en frente mio, el espejo.

Me acerco curiosa, comienzo a sentirme liviana, un poco mejor… y en el espejo, una mensaje que dice “Ven”.
Y Fui.

Hoy desperté y vi el papel de nuevo. Ya sé que dice así que sólo lo dejé ahí.

Es extraño todo esto que está pasando en mi casa. Las ventanas ya no abren y hay algo que me ataca cuando trato de salir de mi casa. Había escuchado historias similares, pero nunca pensé que pudiera pasar…

Bajo a la sala y en el Espejo de Living veo una de esas sombras, esas que vienen merodeando mi casa hace un par de días.

Pero ahora puedo distinguirlas. Hay Hombre, mujeres, hasta niños, medios tristes, murmurando cosas.

Doy un vistazo al espejo nuevamente, y de él, veo una sombra pasar hacía mi casa. Así que de esa forma lo hacen… a través del espejo… Siento tristeza, no se porque…

Ya había escuchado sobre esto. Los Espejos, hechos verdaderos portales. La Obra del Diablo y el Permiso de Dios. Suena Tragicómico…

Es… es una chica… o al menos lo era… su cuerpo se volvió completamente negro, y se va caminando por el pasillo, como buscando algo…

Como todos los Demás Entes que se pasean por aquí, cerca del espejo ese…




El despertad:

historias

Te despiertas de un sueño sin sueños, debido a un fuerte ruido que escuchas en el pasillo. Tus ojos se abren rápidamente y se fijan de manera instantánea en la puerta. ¿Qué fue lo que hizo ese ruido? Respirando fuertemente, y con el miedo que empieza a llenar tu mente, te das cuenta con un escalofrío que pateaste tu cobertor en tu sueño. Rápidamente lo agarras, te lo colocas a tu alrededor y de manera inconsciente lo enredas alrededor tuyo fuertemente mientras te acurrucas, dejando ninguna parte expuesta. Te conviertes en una bola cálida y segura: dejando solamente un pequeño espacio entre el colchón y tu cobertor para que puedas ver. Las almohadas se convierten en escudos entre tu cabeza y la pared. Momentáneamente te acuerdas de tu niñez, escondiéndote del “Coco” u “Hombre de la bolsa” imaginarios. Pero esto se siente más palpable, más… peligroso.

Escuchas otro golpe. Esta vez, parece más fuerte, más profundo, viniendo desde afuera. Tratando de mantener la calma, piensas en todas las cosas que pudieran ser: Las tuberías en la pared, las cuales han sonado desde hace semanas, con un incremento de frecuencia y urgencia (Nunca habían sonado así de profundo o fuerte). La Persiana en el baño, la cual se este azotando por alguna ventana abierta (A pesar de que revisas las puertas y ventanas todas las noches). Quizá es que tus padres llegaron tarde y borrachos (Aunque se supondría que no regresarían del viaje hasta la otra semana). Tu gato, paseando por la casa en la noche (… Lo dejaste fuera por la tarde). A pesar de todas tus apresuradas suposiciones, empiezas a sentir como el miedo se convierte en pánico y colocas el cobertor más pegado hacia ti, reduciendo tu campo de visión a una pequeñez.

Escuchas otro golpe. El más fuerte hasta ahora, a solo centímetros de tu puerta. Tu cerebro revuelto empieza a conjurar imágenes sacadas de las pesadillas de tu niñez – Psicópatas enmascarados, criaturas sin forma: Criaturas de hueso y tendones, arrastrándose por el piso, abriendo con sus retorcidos miembros la perilla de tu puerta, para después barrenar tu cuerpo con horribles garras a tu indefenso cuerpo.

Entonces escuchas otro más. Tu respiración es difícil y profunda. Bocanadas de aire en tu repentino cuello seco, tus pulmones se cierran, y sientes calambres en tu estómago. Tus ojos están totalmente abiertos y fijos. Tu cobija sigue totalmente pegada a tu alrededor, con solo pulgadas de algodón entre ti y sea lo que sea que esta a punto de entrar.

De repente, en un momento de iluminación, recuerdas cual es la fuente del sonido: El librero viejo, que se esta deshaciendo que esta en el pasillo. Una de las patas debió vencerse, y la inclinación esta tirando los libros uno por uno en el piso. Mientras escuchas con cuidado, escuchas el calmado hojeado de las páginas mientras otro libro cae al suelo. Deberá haber otro azotón y… Si. Desciende una vez más el silencio, y con el una gran calma.

Mientras caes nuevamente en el sueño, miras alrededor de tu cuarto, todavía en tu pequeño refugio, viendo las figuras vagas que se definen mientras tu visión mejora. Tu escritorio, tu silla y televisión emergen de la oscuridad, imponiendo un realidad buena y cuerda desde el vacío de la noche. Entonces, justo antes de que cierres tus ojos, ves algo que hace que sientas un horrible vacio desde lo más profundo de tu estómago.



En el piso, tirado, está tu cobertor.



Tus gritos son silenciados.



Cuarto blanco:


miedo


Esto es muy extraño, no… No logro comprender que pasa, que… ¿Qué sucede? ¡¿Qué coño sucede?!. Soy prisionero, ni se el por qué lo soy, estoy con 20 personas, bueno estaba, varias de ellas murieron, estoy tan asustado como para decir que a una se le explotó el corazón, literalmente.

Estamos en un cuarto blanco, ancho y largo, el cual decoramos con rasgaduras de desesperación y el rojo vinotinto proveniente de nuestras venas, somos ratas de laboratorio, quiero saber por qué estoy aquí, me estoy desesperando, he llegado al punto de pellizcarme hasta arrancarme pedazos de piel.

Llevamos aquí más de 3 meses, nos dan drogas las cuales llaman medicamentos, nos torturan viendo videos de masacres, violación, muertes… No se para que. Al principio, desperté en una habitación cómoda, muy acogedora, me pregunté qué hacía aquí, una doctora llegó y me dijo que solo era para unas pruebas. Al principio del primer mes, nos dijeron que había que hacer una reubicación, después de unos cuantos test algo extraños, preguntaban cosas como “¿Respeta usted a sus superiores?” o “¿Acata todas las ordenes de los oficiales?” , me dijeron que necesitaba ser reubicado, a un lugar mucho mejor. Eran puras mentiras.

Me llevaron al cuarto blanco, junto a otras 20 personas, todos estábamos desconcertados de lo que pasaba. Todo empezó a perder sentido a la mitad del primer mes, nos torturaban con videos para lavarnos el cerebro, videos en donde masacraban a las personas por no acatar órdenes, las torturaban de formas atroces si no obedecías, mientras estábamos en el cuarto blanco, sonaban sonidos de chirridos y de personas gritando, música demoniaca que todavía sigue sonando en mi mente, destruyeron nuestras mentes. Ya para la mitad del segundo mes no podíamos pensar con claridad, nos sentíamos observados, “Obedece” “Obedece”, era lo único que pensábamos.

En mis últimos días en el cuarto blanco, logré ver por una ventana oscura que poseía el cuarto a dos personas con traje hablando con un sujeto que parecía un científico, acercándome a la pared en donde está la ventana, me pongo justo debajo de ella para lograr escuchar algo de la conversación de los tres sujetos que se encontraban en el otro cuarto, logro escuchar lo que menos quería escuchar.

- El Ministro está contento por el progreso de estas pruebas, pronto tendrán miedo, tendrán miedo de desobedecernos…

Me tomó unos pocos segundos obtener el significado de esta oración, y gracias a mi experiencia en esta pesadilla, era obvio lo que pasaba. Esclavos de nuestro gobierno, lavarnos el cerebro para no pensar diferente, llenarnos el pensamiento de consecuencias terribles si desobedecíamos. Éramos los primeros esclavos del gobierno, teníamos prohibido hablar de nuestra experiencia dentro del cuarto blanco.

Hoy, llevo dos semanas fuera del cuarto blanco. Soy de las únicas personas que han logrado superar el evento, bueno… No completamente, le tengo fobia a los cuartos completamente blancos, entro a uno y es como si escuchara los gritos de desesperación de mis desafortunados compañeros, Tengo miedo a salir, solo salgo para comprar comida, me estoy quedando sin dinero, ya no tengo nada, nada que perder. Pronto ellos verán esta carta y vendrán por mí. De las 20 personas, solo quedábamos 4.

Pronto veré ese cuarto blanco otra vez, por mi desobediencia.

Si… Pronto todos seremos esclavos de nuestro gobierno.



La habitacion 307:

de

Esta historia comienza con tres chicos, que salieron de viaje, para aprovechar un puente…descansar un poco de la escuela, los padres y todas las demás presiones de la vida. Iban en su camioneta y cerca de las 9 de la noche tuvieron que parar en una gasolinera muy solitaria en medio de la oscuridad de la noche, pero vieron que esta gasolinera se encontraba fuera de un pequeño bar y un motel que a pesar de no ser muy bonito, era descente, así que decidieron aprovechar la oportunidad para quedarse ahí por una noche antes de partir de nuevo. Pasaron a la recepción y pidieron un cuarto para los tres. La recepcionista les dio la llave de su habitación que era la 300 y se encontraba en el penúltimo piso. Ella les dijo: “Chicos, solo hay una cosa que debo pedirles…no suban al último piso y ni se les ocurra entrar a la habitación 307…no puedo decirles nada mas, pero por ordenes estrictas del gerente, se les prohíbe la entrada a los huéspedes a esa zona” Los tres chicos asintieron y dejaron sus maletas en la habitación. Ya ahí dos de los chicos que eran los más “parranderos” dijeron que sería buena idea ir al bar que se encontraba afuera y echar unos tragos, tal vez había chicas lindas por ahí. Pero el tercero que era al que no le llamaban la atención las fiestas les sugirió que fueran a la habitación 307, para él lo prohibido era interesante. Los otros dos chicos se burlaron de él y lo molestaron diciéndole que si todavía creía en fantasmas…y solo hubo un silencio un poco delatador. Los dos chicos fiesteros decidieron ir al bar y el tercer chico se quedo solo en la habitación viendo la tele un rato. Ya cerca de las 11:30 de la noche viendo que sus compañeros no llegaban aun, decidió enfrentar lo desconocido...ir a la habitación 307. Tomo el ascensor y marco el último piso, las puertas rechinantes del elevador se cerraron y en menos de 5 segundos, se detuvo. Las puertas se abrieron y pudo observar un pasillo…muuuuy oscuro y solo iluminado por la luz del ascensor. Ese pasillo solo tenía una puerta hasta el fondo, la única habitación en el pasillo y era la 307. De pronto las puertas del elevador se fueron cerrando lentamente, hasta que se quedo en completa oscuridad. Casi le da un ataque de pánico, pero solo se sentó en el piso, con silencio total durante unos 5 minutos hasta que sus ojos se acostumbraron a la oscuridad y camino lentamente hacia la puerta. Al fin llego y pudo observar una polvienta placa en la puerta, algo raspada… “307”. Giro la perilla de la puerta que para su sorpresa estaba abierta y abrió lentamente la puerta que crujía en cada movimiento. Delante de el había una gran ventana y el cuarto era iluminado solamente por la luz de la luna, delante de la ventana vio la sombra de una mujer desnuda medio recostada en la polvorienta alfombra con un hacha enseguida… se quedo observando a la mujer por unos 3 minutos aproximadamente sin emitir ningún ruido, cuando le pregunto su nombre, la mujer se levanto de donde estaba emitiendo gemidos de dolor…como si apenas pudiera hablar. Al muchacho le entro un ataque de pánico y cerró la puerta rápidamente, se quedo observando la puerta y la perilla se empezó a agitar bruscamente mientras él la sostenía. Así pasaron otros 5 minutos de forcejeo hasta que de pronto, paró. Después de asegurarse de que la perilla no volvería a moverse…lentamente se agacho un poco y miro a través de la cerradura de la puerta para observar de nuevo el interior….Para su sorpresa solo se veía algo rojo…no había sombras, no había muebles, no había luz, solo se veía “algo” rojo. Aterrado corrió al elevador y presionando el botón repetidas veces, el elevador llego y fue a recepción. Al llegar fue con la misma recepcionista que los atendió y le conto avergonzado que había desobedecido y había ido a la habitación 307 pero sin contarle lo que vio. La mujer con cara de decepción pero comprensión del miedo que tenía el joven le explico que la razón por la que no se le permite a los huéspedes subir ahí, era porque hace 10 años una mujer fue asesinada brutalmente en esa habitación con un hacha. Pero eso no fue lo más perturbador…lo más curioso fue que cuando encontraron el cadáver de la mujer, éste tenía los ojos completamente rojos….



Historias de Terror:

Polybius:

terror


Corría el año 1981 cuando una desconocida empresa con el sugestivo nombre de Sinneslöschen (“pérdida de los sentidos” en alemán) lanza este arcade cuya creación se le atribuye a Ed Rottberg, diseñador en aquellos tiempos de Atari y creador del mítico Battlezone. Solo se crearon siete maquinas que fueron distribuidas por distintos salones de juegos en la ciudad de Portland, en el Estado de Oregón, EE.UU.

El gameplay del juego no era muy distinto a de otros arcade de la época salvo por la particularidad que no era la navecita la que se movia sino el escenario además de muchos destellos luminosos.
Cuentan los relatos que al día siguiente de su salida al mercado los jugadores eran arrastrados como zombie hacia las maquinas, en las cuales hacían largas colas para jugar. Allí eran sometidos a una terrible combinación de luces y gráficos estroboscópicos, con mensajes subliminales incluidos. Mareos, convulsiones, vómitos, pérdidas de memoria, alucinaciones auditivas y ópticas, amnesias, ataques epilépticos y pesadillas nocturnas eran solo algunos de los padecimientos de aquejaban a los gamers.
No esta claro como surgió “leyenda” pero quienes investigaron sobre el tema sostienen que la historia surgió cuando se lanzó Tempest, juego arcade cuya primera versión al igual que Polybius tuvo problemas con algunos niños que sufrieron epilepsia al jugarlo y se tuvo que retirar del mercado. Varias personas han afirmado tener un ROM del juego pero ninguno de ellos lo ha hecho disponible para el escrutinio público.



El Suicidio De Calamardo:


creepypastas

Hubo un problema con el primer episodio de la temporada que retrasó por meses a todos y a todo. Otros internos y yo estábamos en el cuarto de edición junto con los animadores principales y los editores de sonido, listos para hacer el corte final. Recibimos una copia de lo que se suponía era "Fear of a Krabby Patty" y nos reunimos alrededor de la pantalla para ver. Ahora, dado que no era el corte final, a veces los animadores ponían un título falso en tono de broma, un chiste interno como "Como no funciona el Sexo" en lugar de "Rock-a-by-Bivalbe" cuando Bob y Patricio adoptan una ostra.

Nunca fue nada en particular gracioso, pero siempre fueron chistes relacionados con el trabajo. Así que cuando vimos como título "Squidward's Suicide (el Suicidio de Calamardo)" no pensamos que fuera algo más que una broma mórbida. Uno de los internos incluso emitió una risa seca.

Comienza con la música alegre de siempre.

Inicia con Calamardo, practicando con el clarinete, errando algunas notas como siempre. Oímos a Bob riéndose afuera; Calamardo se detiene y le grita que se calle, puesto que tiene un concierto esa noche y necesita practicar. Bob dice que sí, y se va a ver a Arenita junto con Patricio.

La splash screen de burbujas aparece y entonces vemos el final del concierto de Calamardo.
Aquí fue donde todo se puso raro.

Al estar tocando, algunos cuadros se repitieron una vez, pero el sonido no (en este punto el sonido ya está alineado a la animación, y eso no era común), pero entonces deja de tocar, el sonido termina como si nada hubiese pasado. Hay murmullos en la multitud antes de que comiencen a abuchearlo.

No eran abucheos de caricatura comunes en el show, se podía escuchar malicia en ellos.
Calamardo estaba visible de pie, nervioso y viéndose asustado. La imagen cambia, esta vez hacia el público; Bob Esponja está en el centro, y también abuchea, comportándose muy diferente a como lo hace siempre.

Lo más rato de todo, es que todo mundo tiene ojos híper realistas. Muy detallados. Cláramente no fotos de ojos reales, pero algo un poco más real que CGI. Las pupilas rojas. Algunos nos miramos entre sí, obviamente confundidos pero como no éramos los escritores, nunca nos preguntamos como le atraería eso a los niños... aún.

La toma cambia, Calamardo sentado en la orilla de su cama, viéndose muy mal.
Por su ventana se ve la noche, así que es poco después del concierto. La parte más aterradora es que en este punto, no hay sonido. Literalmente. Ni siquiera el sonido de los speakers en la habitación. Como si estuviesen apagados, aunque estaban trabajando perfectamente.

Calamardo solo estaba ahí, sentado y parpadeando en silencio como por 30 segundos, entonces comenzó a llorar. Sonaba como una pequeña brisa a través de un bosque. Luego se cubrió la cara y lloró en silencio por un minuto, mientras el sonido poco a poco comenzó a intensificarse.

La pantalla poco a poco comienza a acercarse a su rostro. Por "poco", me refiero a que solo es notable si miras las tomas con 10 segundos de diferencia. Su llanto se vuelve más fuerte, lleno de dolor e ira. La pantalla se deforma, como si se doblara sobre sí por un segundo antes de volver a la normalidad. El sonido leve como de viento se vuelve más intenso y más severo, como si hubiese una tormenta.

La parte tétrica es que este sonido y el llanto de Calamardo suena demasiado real, como si el sonido no viniera de los speakers, como si estos fueran agujeros y el sonido viniese de otro lado.

Aún si el estudio tiene un buen equipo de sonido, no tienen el equipo necesario para producir sonido de esta calidad.

Bajo el sonido del viento y el llanto, algo comenzó a sonar, una especie de risa en intervalos raros y nunca durando más de un segundo para que no pudieras oírlo con facilidad (vimos esto dos veces, así que perdónenme si las cosas suenan muy específicas, pero he tenido tiempo para razonar sobre ellas). Luego de treinta segundos de esto, la pantalla se puso borrosa, se torció violentamente y algo parpadeó rápidamente sobre la pantalla, como si faltara un cuadro de animación. El editor principal de animación puso pausa y regresó cuadro por cuadro.

Vimos algo horrible. Era la foto de un niño muerto, de no más de seis años de edad. Su cara estaba deformada y ensangrentada, un ojo colgando sobre su rostro. Estaba en ropa interior, con el estómago abierto y las entrañas yaciendo a su lado. Estaba tirado en una especie de pavimento, probablemente algún camino.

La parte más aterradora era que se podía ver la sombra del fotógrafo.
No había cinta del crimen, no había evidencias o marcas, y el ángulo estaba completamente erróneo para ser parte de evidencia de un crimen. Pàrecía como si el fotógrafo fuese el culpable de la muerte del niño. Estábamos mortificados por supuesto, pero seguimos, esperando que fuera una broma torcida y enferma.

La pantalla regresó de nuevo a Calamardo, aún llorando más fuerte que antes, y con la mitad del cuerpo en la toma. Ahora, había sangre corriendo por su rostro, saliendo de sus ojos; los cuales estaban dibujados de forma hiper-realísta, como si al tocarlos, pudieses mancharte de sangre. El viendo ahora sonaba como un huracán a través de un bosque; incluso con sonidos de ramas rompiéndose.

La risa, un barítono profundo, ahora duraba más y era más frecuente. Tras 20 segundos, la pantalla volvió a deformarse para mostrar una foto de un solo cuadro. El editor dudó en repetirla, pero sabíamos que debía hacerse.

Ahora, la fotografía era de una niña pequeña, no mayor que el niño de la primera. Estaba tirada sobre su estómago, un charco de sangre a su lado. Su ojo izquierdo también había sido extraído, y estaba en ropa interior. Sus entrañas estaban en su espalda, saliendo de un corte. De nuevo, el cuerpo estaba en la calle y se podía ver la sombra del fotógrafo, similar en tamaño y forma a la primera.
Casi vomité, y una interna, la única mujer de la habitación, salió corriendo. El show continuó. Luego de cinco segundos tras la foto, Calamardo se calló al igual que todo sonido, como cuando empezó. Se retiró las manos y sus ojos estaban dibujados en híper-realismo como los otros al principio del episodio.

Sangraban, inyectados de sangre y pulsando. Solo miraba la pantalla, como si viese al espectador. Luego de 10 segundos, comenzó a sollozar, esta vez sin cubrirse los ojos. El sonido era agudo y fuerte, y mezclado con gritos. Lágrimas y sangre escurrían por su rostro como un torrente.
El sonido de viento volvió junto con la risa de voz profunda, y esta vez la fotografía duró por 5 cuadros.

El animador pudo detenerla en el cuarto y retrocedió. La foto era de un niño de edad similar a los anteriores, pero esta vez era diferente.

Las entrañas estaban saliendo del estómago, siendo arrancadas por una gran mano; el ojo derecho arrancado y colgando, sangre escurriendo de él. El animador procedió.
Era difícil de creer. Avanzó al siguiente cuadro, la misma cosa. Volvió al primero, reproduciéndolos rápidamente y entonces yo me quebré. Vomité en el piso; los animadores y editores estaban viendo horrorizados la pantalla.

Los 5 cuadros no eran 5 fotos diferentes, eran LOS CUADROS DE UN VIDEO. Vimos como la mano levantaba lentamente las tripas, vimos los ojos del niño enfocándose en la mano, y vimos parpadear al niño los últimos dos cuadros. El editor principal de sonido nos dijo que paráramos, que tenía que llamar al creador para que lo viera por sí mismo. El Señor Hillenburg arribó quince minutos después, confundido y sin saber porqué lo habían llamado, así que el editor siguió con el episodio. Una vez que terminaron los cuadros, Calamardo volvió a aparecer, viendo al espectador, la toma enfocada en su rostro por 3 segundos. La toma se abrió, y una voz dijo "HAZLO", mientras Calamardo sostenía una escopeta.

Inmediatamente pone el arma en su boca y jala el gatillo. El muro tras él acaba salpicado por sangre y materia gris realista, y Calamardo sale despedido hacia atrás con fuerzaa.
Los últimos cinco segundos muestran su cuerpo sobre la cama, de costado, y un ojo cuelga de lo que queda de su cabeza, viendo fijamente el suelo.
El episodio acaba. El señor Hillenburg está furioso, y demanda saber qué demonios está pasando. Muchos dejaron el cuarto en este momento, así que solo unos cuantos de nosotros lo vimos de nuevo. Ver el episodio de nuevo solo sirvió para que se grabara en mi mente y me produciera muchas pesadillas. Siento mucho haberme quedado.

La única teoría que tenemos es que el archivo fue editado por alguien en la cadena desde el estudio de dibujo. Llamaron al CTO para que analizara qué había pasado. El análisis del archivo muestra que le grabaron material nuevo; y por más que intentamos averiguar qué había ocurrido, no logramos encontrar nada.

Hubo una investigación respecto a las fotos, pero no obtuvimos información de ellas. No se identificó a ningún niño, y no encontramos pistas de la información o pistas físicas en las fotos.

No creía en fenómenos inexplicables antes de esto, pero ahora sé que cuando algo pasa y no puedo probar qué lo ocasionó, lo pienso dos veces."

Comentarios Destacados

8 comentarios - Creepypastas e Historias de Terror [MegaPost]

SySRxR_Oficial +1
=3 puntos buen post + favoritos estoy creando intros este lo hice yo son al estilo video game espero te guste

link: http://www.youtube.com/watch?v=eBP5WEXwgZs
The_usbac
Gracias ahora no quiero nisiquiera ir a la cocina
maati_lp
ooh que desilucion entre pensado que podia haber uno de mis creepys en el post!