Tatuajes satánicos: el diablo bajo la piel

Se conoce como satanistas a los seguidores de Satán, a los adoradores del diablo y a los adeptos al satanismo. En el satanismo, tal como en otras creencias, existen un gran número de símbolos, figuras y otros elementos que representan determinadas maneras de concebir la realidad.

Así como podemos apreciar en un cristiano una cruz colgando de su cuello o una imagen de cristo bajo su piel o en un budista un tatuaje de Buda, los satanistas también se tatúan sus símbolos. Cuando se trata de tatuajes y del arte de la modificación corporal, CuerpoyArte se hace presente.

Hoy te presentamos algunos de los tatuajes satánicos más impactantes y te contamos qué significa llevar el diablo bajo la piel.


El satanismo


paranormal

El satanismo es una creencia y una filosofía de vida que se presenta como una suerte de religión. Miles de adeptos de distintas partes del mundo encuentran en el satanismo un estilo de vida, un significado para sus vidas y en Satanás un verdadero líder.

Si bien dentro del satanismo existen distintas ramas, igual que ocurre en muchas religiones, la iglesia de Anton Lavey (el autor de La biblia satánica en 1969) es la que tiene más seguidores


marihuana

satanismo

en la piel

tatuajes satanicos

diablo tatuado

En su libro y en sus enseñanzas, se recurre con enorme frecuencia a símbolos antiguos y a la figura de Satanás, el diablo, Lucifer, el rey de las tinieblas y otros tantos nombres que a lo largo de la historia se han utilizado para llamar a este ser.

Precisamente estos símbolos satánicos son los elementos que conforman la variedad de tatuajes satánicos comúnmente en sus adeptos.


Los símbolos satánicos


Tatuajes satánicos: el diablo bajo la piel

La gran mayoría de los símbolos que aparecen en la biblia satánica (también conocida como la biblia negra) son de un carácter muy antiguo y misterioso. A veces presentan animales, estrellas y otros elementos ligados a la naturaleza.

Estos símbolos provienen de la tradición y del folclore de las antiguas civilizaciones paganas, politeístas, naturalistas, del ocultismo y de la Wicca. Paradójicamente, la iglesia cristiana fue la encargada de destruir, exterminar y de entorpecer la comprensión de estos significados.