Hola.. Este es un post hecho por mi.. Sobre una historia que escuche hace un tiempo..

La historia del zorro de 9 colas...

Gumiho, es una criatura mitologica.. de origen asiatico... A continuacion les contare la historia.. A mi parecer algo triste.

Hace muchos años, en Corea del Sur, Un hombre.. hizo una pintura.. en la que se mostraba a una mujer.. leyendo un libro.. y junto a ella un pequeño zorro... Un dia.. El hombre pidio un deseo al dios de las 4 lunas.. su deseo era que su pintura pudiera expresarse.. A la mañana siguiente.. El se acerco a su pintura.. y le hablo... "¿Que quieres pintura? ¿Tienes alguna ilusión rota?" pregunto, pero no contesto nada.. pasaron meses.. Hasta que un dia... El zorro de aquella pintura le contesto.. Diciéndole que queria ser humano... Justo como el..
El zorro le dijo que si le dibujaba 9 colas el podria salir de esa pintura como un humano, el hombre sin dudarlo lo hizo, y esa misma noche... el zorro salio.. convertido en una hermosa joven, de cabello oscuro.. largo... una piel palida y bella.. Era delgada.. y tenia hermosos ojos negros... labios gruesos... y pies y manos delicados cual porcelana..

El hombre le dijo: "Ahora eres libre... Puedes salir... y ser alguien feliz..."
La muchacha.. algo apenada le respondio: "Solo puedo ser feliz como humano eternamente... si es que llego a casarme con alguien que me ame..."
Ella salio.. envuelta en una hermosa luz azul...

En el mercado... Todo hombre que la veia.. Quedaba hipnotizado.. Cautivado por tanta belleza...
Al parecer su belleza no solo era externa... Ella era una persona amable.. De hermoso corazon... Seria imposible no enamorarse de ella...

Por desgracia.. Las mujeres de ese pueblo, celosas de esa chica, inventaron rumores, acerca de que esa chica era un demonio.. el cual le robaba el alma a los hombres.. y se los comia...
Todos los hombres comezaron a alejarse de ella... Procuraban no verla a los ojos...
Paso el tiempo, ella nunca se caso, regreso a la pintura triste y desilucionada.
En la pintura se podia ver como el zorro lloraba por no haber podido cumplir aquel sueño tan anhelado...