epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Luces de Lubbock, uno de los casos mas importantes de OVNIS

CASO: Luces de Lubbock, 1951

EXTRACTOS DE LOS INFORMES:
"Cuatro profesores de la universidad de Texas estaban sentados en el patio trasero de uno de sus hogares ... viendo meteoros... se observó a un grupo de luces de pasar por los techos de N a S. Las luces tenían sobre la misma intensidad que una estrella brillante, pero eran más grandes en la zona. Su altitud no fue determinada, pero que se circule a una alta tasa de velocidad. El patrón de las luces era casi un perfecto semicírculo que contiene 20 a 30 luces individuales. Más tarde en la noche una similar incidente fue observado y durante un período de unas tres semanas un total de aproximadamente 12 vuelos de este tipo fueron observados por estos hombres ... Se trató de obtener una medición de altitud ... sin embargo todos los intentos fracasaron porque los objetos no aparecen en las noches los observadores se les espera ... Los objetos fueron observados por al menos 100 personas en y alrededor de Lubbock ... "
"En la noche del 31 de agosto de 1951 en alrededor de 2.330 CST (23:30), un estudiante de primer año universitario observó un vuelo ... pasar por su casa ... dos más vuelos de los objetos que supuestamente se produjo y se fotografiaron."
"En un caso, las luces se observó que un" meneo "movimiento". A las 12:17 de la mañana del 09/02/1951 por 5 personas ... en el caso de este vuelo, una luz amarilla apareció de forma irregular en la parte trasera. La formación incluye áreas oscuras difusas y el arco se estremeció y pulsado en el sentido de la marcha .. un grupo de llamas amarillas individualmente distintos, unos 12 o 15 en número, viajando a una velocidad muy alta, cada una con una magnitud angular que sería el equivalente a 12 pulgadas de diámetro a una distancia de 30 o 40 pies y en la agitación violenta ... movimiento sin hacer ruido. "
"No se oía nada que pudiera atribuirse al objeto, el color de las luces era de color azul-verde, había 15 a 30 luces separadas en cada formación, los dos primeros vuelos se observaron un semicírculo de luces, pero en posteriores vuelos no hubo arreglo ordenado; El objeto no gradualmente a la vista al igual que un avión se acerca desde lejos, tampoco desaparecen poco a poco, no hubo ningún cambio aparente en el tamaño como el objeto pasó por encima, el lapso angular se estimó en 10 grados. "
Una observación de un área oscura oscura y difusa con "violentamente agitada" llamas amarillas emitidas en la parte trasera.
"Hay un movimiento relativo dentro de la formación [fotografiado] de los puntos, por lo que no son luces en un objeto fijo. El movimiento relativo es tal que es poco probable que se co-planar y fotografiados desde diferentes ángulos ... corresponde el tamaño angular a un tamaño del objeto de 310 ± 30 pies, visto por la cámara de 1 milla de distancia. El tamaño real de la formación puede ser calculada a partir de esta relación, si la distancia real de la cámara se puede determinar ... Aunque el tamaño de la imagen en el marco 8 es un 2% menos que en el marco de 7, lo que sugiere que los objetos se alejan de la cámara, el aspecto de la formación de V, no se corresponde con un eje horizontal paralelo V de viajar a la superficie de la tierra, a menos que a una altura enorme ". Objeto comportamiento "La velocidad angular del cuerpo celeste fue casi 30 grados de arco por segundo, la trayectoria de vuelo fue de norte a sur en la mayoría de los vuelos; había dos o tres vuelos por la noche, el período entre los vuelos estaba a punto de 1 hora y 10 minutos, los objetos siempre apareció en un ángulo de 45 grados desde la horizontal en el norte y desapareció en unos 45 grados en el sur ".
(Gracias a los "ovnis a primera vista Cerrar" sitio web para la información de fondo por encima de.)
Fuente / Autor: Edward Ruppelt, "El Informe sobre los OVNIs", y el Proyecto Libro Azul USAF


ANALISIS A DETALLE

Los militares norteamericanos toparon esta vez con un hueso duro de roer. Si había sido fácil ridiculizar a granjeros, mecánicos o simples ciudadanos, no era tan sencillo hacer comulgar con ruedas de molino a profesores universitarios... Y este fue este caso.
La investigación fue incluida en el dossier del llamado Libro Azul para el esclarecimiento -otro más- de los ovnis. Estos "sabrosos" documentos fueron considerados "secretos" durante lustros. Después, inexplicablemente, fueron sacados a la luz pública.


He aquí parte de aquella investigación oficial:
Cuatro profesores de la Universidad Técnica de Texas se hallaban reunidos la tarde del 25 de agosto de 1951 en la casa de uno de ellos.
Eran las 21.10 horas. Se trataba de una reunión de estudio. Sentados en el patio posterior de la casa, y disfrutando de una excelente temperatura, los cuatro universitarios observaban la caída de meteoritos, en conjunción con un estudio de micro meteoritos que se venía desarrollando en la mencionada universidad tejana.
He aquí sus nombres y cargos: W.I. Ducker, director del Departamento de Ingeniería técnica del petróleo; A.G.Bert profesor de ingeniería química, y W.I.Robinson, profesor de geología. El cuarto testigo prefirió permanecer en el anonimato. Era profesor de física y, al igual que los dos anteriores, doctor en filosofía.
Además de estos cuatro, los sucesos fueron observados igualmente por un profesor de matemáticas y un postgraduado que se encontraban haciendo estudios para el doctorado de filosofía, amén de cientos de testigos de la propia población de Lubbock y de sus alrededores.

A eso de las 21.30 horas, los cuatro profesores vieron un grupo de luces que pasó sobre ellos en dirección norte sur. Aquellas luces tenían la misma intensidad que una estrella brillante, pero sus áreas eran mayores.
Formaban un semicírculo casi perfecto, con un total de veinte a treinta luces perfectamente separadas entre sí. Más tarde, en la noche, fue observado un hecho similar. Y durante un período de tres semanas, estos hombres notablemente intrigados siguieron escrutando el firmamento, llegando a captar hasta doce vuelos gemelos a los ya citado. Aquello fue tan singular que los profesores decidieron establecer mediciones, colocando equipos adecuados y preparándose para tomar notas sobre ángulos, alturas, velocidad, etc. Pero curiosamente, cada vez que todo estaba dispuesto por parte de los científicos, el fenómeno no se producía.

De las series de observaciones, los testigos sacaron las siguientes conclusiones:
1.- La velocidad angular del objeto era muy próxima a treinta grados de arco por segundo.
2.- No había sonido atribuible al objeto.
3.- El camino de vuelo del objeto era de norte a sur en la mayoría de los casos.
4.- Había dos o tres vuelos por noche.
5.- El intervalo entre los vuelos era de una hora y diez minutos.
6.- El color de las luces era verde azulado. Había de quince a treinta luces separadas en cada formación.
7.- Los dos primeros vuelos observados fueron un semicírculo de luces, en los vuelos posteriores no había disposición ordenada.
8.- Los objetos siempre aparecían en un ángulo de 45 grados con la horizontal en el norte y desaparecían en uno de 45 grados en sur.
9.- El objeto no comenzaba a verse gradualmente, como hubiera ocurrido con un avión que se aproximara desde la distancia, ni desaparecía gradualmente.
10.- No había cambio aparente de tamaño cuando el objeto pasaba por arriba. Se calculó que la abertura angular era de 10 grados.

También intentaron obtener la altura relativa de los objetos o luces con respecto a las nubes. Los intentos fracasaron porque aquellos pasaban entre nubes muy esparcidas. Intentaron igualmente determinarse si existía alguna forma entre las luces, intentando ver las estrellas entre ellos.
Tampoco se consiguió nada, debido a escaso tiempo de exposición del objeto u objetos.

Las fotografías.

Una de aquellas noches, la del 31 de agosto, hacia las 23.30 el estudiante Karl R Hart Jr,del primer curso de la referida Universidad Técnica de Texas, observó un vuelo de objetos no identificados que pasaba sobre su casa.

Luces de Lubbock, uno de los casos mas importantes de OVNIS

La observación tuvo lugar a través de una ventana abierta. Tomó su cámara, una kodak 35, dispuesto a fotografiar aquello, suponiendo que volviera a pasar. Cuando las luces sobrevolaron nuevamente la casa, logró tomar tres fotografías.

Gobierno


ovnis


ovni


En un tercer vuelo, el fotógrafo consiguió otras dos instantáneas más. Como muy bien indican los oficiales norteamericanos que interrogaron al hombre, esta actitud del joven era del todo lógica, puesto que para aquellas fechas,31 de agosto, la existencia de estos vuelos era ya un hecho sobradamente conocido entre la población.
A la mañana siguiente, llevó la película al laboratorio de un amigo, donde revelaron las fotos.
El periódico publicó dos en su primera página el 1 de septiembre de ese mismo año.
Los pies de las fotos decían:
"...Objetos misteriosos en la ciudad -quien sabe que son- pero se cree que los objetos misteriosos en las fotos de arriba son la cosa que la gente en Lubbock ha visto en el cielo durante las últimas noches."

La fuerza aérea analizó los cuatro negativos (uno se dió por perdido) en el centro de desarrollo aéreo y he aquí las conclusiones del laboratorio de reconocimiento fotográfico.
1.- Las imágenes de los negativos fueron producidas por la luz sobre la película directamente (es decir, los negativos no se retocaron).
2.-Las luces individuales de la formación variaban en intensidad.
3.- La intensidad era mayor que la de las estrellas circundantes, pues estas no fueron registradas (las fotos se tomaron en condiciones CAVU).
4.-Las luces individuales cambiaban de posición dentro de la formación.

A raíz de la publicación en el periódico, otros diarios se interesaron igualmente por los documentos. Los negativos fueron enviados también, para su comprobación, a A.P. en Ft. Worth. Por su parte, la revista Life vió las fotografías, pero las rechazó porque afirmaban que tenían muchos platillos volantes.

Al ver las fotografías en el periódico local, algunas personas llamaron, afirmando que podía tratarse de una bandada de patos o algún tipo de aves migratorias. Aquello enconó aún más la polémica y Mr. Hans, director de fotografía y ayudante del editor jefe del diario decidió intentar salir de dudas. Se instaló en el tejado del Lubbock Avalanche con una cámara fotográfica de 4X5 Speed Graphic, cargada con una película de tungsteno de 60 asa y una lámpara flash GE22 con reflector concentrador. Normalmente utilizada el mismo equipo para su trabajo de los partidos nocturnos de fútbol. Solía obtener negativos normales disparando a 1.6 de luminosidad y ha una centésima de segundo y revelando dos veces el tiempo que sería normal con un revelador DK sesenta. Esa noche, el voluntarioso fotógrafo se sentó en el tejado y dispuso su cámara a 4.7 de diafragma y a 1/50 segundos. Y esperó. Al del llegar los primeros grupos de pájaros, los cuerpos se presentaron perfectamente visible, gracias a las luces de vapor de sodio de la ciudad. Cuando la bandada pasó sobre su cabeza, disparó.
Después declararía a la fuerza aérea que él era consciente que aquello eran realmente pájaros, puesto que los estaba viendo. Iban en una formación en uve, totalmente desigual y en silencio. Reveló los negativos y descubrió una imagen tan débil que no podía imprimirse.
No contento con esto, volvió al tejado la noche siguiente. Pero esta vez utilizó una Kodak Reflex a 3.5 de abertura y a 1/10 de velocidad, con película Super XX, una lámpara 22 y el reflector concentrador. Los resultados fueron idénticos. Esto terminó de convencer al director de fotografía que lo que el joven había conseguido no eran patos.
La cómoda solución de los patos no gustó a los profesores de la universidad, ni tampoco a los cientos de testigos que habían visto las luces.
De todas formas, el teniente Ruppett y el capitán Parker, que tenían a su cargo buena parte de la investigación, acudieron en la tarde del 8 de Noviembre de 1951 al Federal Wild Life Game Warden. Alguien les había insinuado que aquellas luces podían ser plovers, un tipo especial de ave migratoria.

La reunión con el director del Zoo federal tuvo lugar en las oficinas de correos de Lubbock. Allí se determinó que hay varios tipos de plover. Algunos tienen el pecho blanco y se encuentran en el oeste de Texas. Estas aves alcanzan unos dieciocho centímetros de longitud y vuelan por la noche, generalmente en grupos que no sobrepasan los cinco o seis individuos. Se sabe también que emigran hacia el sur de este finales de agosto hasta mediados en noviembre, volando a 300 metros o menos y a una velocidad máxima de 60 a 70 kilómetros por hora. El director declaró a los militares que no había leído los artículos sobre los objetos de lubbock, pero que dudaba mucho que se tratase de plovers.

Tampoco podían ser ocas, puesto que éstas graznan constantemente cuando sobrevuelan áreas populosas. Los profesores de la universidad, así como los centenares de testigos protestaron indignados cuando surgieron las explicaciones de los patos. Como ocurre casi siempre, los que no han sido testigos de un fenómeno ovni encuentran rápidamente la solución adecuada y definitiva.
Estoy cansado de asistir a estos hechos, muchas veces alentados y hasta encabezados por aquellos que yo llamo ufólogos de salón. Como muy bien apuntaron los universitarios de Lubbock al editor del Avalanche: "es que nos hubiéramos molestado en llamar al periódico si se hubiera tratado de simples aves migratorias?".
La razón era aplastante. Todos los testigos, especialmente los profesores, se mostraron de acuerdo en que aquello parecía tener su propia fuente de luz. Curiosamente, los observadores notaron que las luces aparecían siempre a cincuenta grados en el sur o en el suroeste. Nunca aparecían o desaparecían gradualmente, como hubiera sido lo natural con un avión o con una bandadas de aves migratorias. Las luces, además, seguían un plan rígido, empezando a las 21:20 y apareciendo a cada hora y diez minutos, hasta un total de tres vuelos. Extraño comportamiento para una aves.
En cuanto a la altitud de las luces, aunque casi todos los intentos fracasaron, parece ser que uno de los profesores obtuvo, al fin, una altitud de unos dos mil o tres mil pies (entre 600 y mil metros). Esta medida, sin embargo, no pudo ser verificada para la totalidad de los vuelos. Una de las razones más poderosas para rechazar la teoría de los patos en vuelo fue la considerable velocidad que todos los testigos atribuyeron aquellas enigmáticas luces.
Recordemos que el fotógrafo apenas si tuvo tiempo de hacer dos fotografías. Los testigos estaban firmemente convencidos de que el objeto u objetos no eran una bandadas de aves migratorias. Para que las aves dieran una apariencia de gran velocidad deberían haber volado muy bajas. Las luces, en cambio, siempre se presentaron altas. Entre aquellos cientos de testimonios destacó igualmente el de los alumnos del colegio técnico de Texas. Habían visto las luces, pasando sobre una nube, cuya altitud fue cifraba en unos seiscientos diez metros, con una velocidad aproximada de novecientos sesenta y cinco kilómetros por hora.

Otro testimonio de sumo valor, incluida en el informe libro azul, fue el de un capitán de las fuerzas aéreas, de la Reese AFB, que llamó telefónicamente a Mr. Harris, algunas noches después del 25 de agosto. Al principio, al del leer el testimonio en los periódicos, no lo había creído. Ahora, sin embargo, acababa de contemplar una de aquellas formaciones luminosas. Afirmó que había volado con aviones a chorro y que aquel objeto u objetos eran mucho más rápido. Por otra parte, ¿Desde cuándo los pájaros y aves migratorias vuelan en formaciones geométricamente perfectas?
Las dos primeras escuadrillas así lo confirman.

Los análisis oficiales.

Y quiero cerrar el presente caso con el informe de la fuerza aérea, incluido en el mencionado libro azul como "prueba número W CEFP-2-4, rama física, unidad 29 de sensitometría". Dicho análisis fue realizado en noviembre de 1951 sobre los negativos de las fotos.

1.- Cuatro negativos fueron enviados desde el centro inteligencia técnica aérea para su evaluación fotográfica por la unidad sensitométrica. Los negativos datan aproximadamente de las 23.30 CST del 30 de agosto de 1951, en Lubbock (Texas). La cámara era la Kodak 35 familiar, acoplada a un telémetro y una lente Anastor Kodak de 50 mm (dos pulgadas) f/3.5. La película plus X fue expuesta durante 1/10 segundos, con apertura de lentes total, posiblemente con la cámara sostenida a mano, y fue procesada en un revelador Panthermic 777 durante 13 minutos. Se solicitó una interpretación de la configuración de las trazas luminosas en adición a las notas sensitométricas generales.
2.- Un examen preliminar microscópico de los negativos reveló la presencia de esquemas de trazas luminosas, siendo generalmente similares los esquemas en cuatro estructuras. En cada negativo se evidencian veinte puntos luminosos en formación en V. En tres negativos la formación se componía de dos hileras, mientras que el cuarto mostraba todos los puntos luminosos en una sola hilera. Todos los negativos mostraban evidencia de movimiento de la cámara durante la exposición , pues todos los puntos luminosos se desdibujan en el mismo negativo y la forma desdibujada era diferente cada uno de ellos.
3.- Para resolver las formaciones y detectar movimientos internos de los puntos de luz, cada uno de los negativos fue examinado en un gran microscopio comparador. Las coordenadas rectangulares de cada punto, relativas al origen conveniente de las coordenadas, fueron leídas y después trazadas en un papel coordenado. Se pone de relieve aquí que el dibujo resultante es una imagen erguida, pero de espejo, de izquierda a derecha del objeto real fotografiado.
4.- Pocos significados, aparte de las variaciones del brillo, pueden encontrarse en los negativos separadamente. Sin embargo, cuando los planos fueron sobreimpuestos, enseguida resultó evidente que dos de las hileras de puntos se comportaban de manera diferente. Una hilera muestra sólo una ligera variación de una formación en V precisa, mientras que la otra pasa desde arriba de la primera a una posición inferior. Los espaciamientos de esta segunda hilera varían irregularmente en las tres estructuras dibujadas, mientras que la primera hilera mantiene una formación bastante precisa. El primer fotograma, número 4, no fue dibujado a causa de el extremo desdibujamiento, pero los cinco, siete y ocho fueron dibujados como planos 1,2 y 3. En ellos los puntos luminosos de los planos previos, que aparecen relativamente fijos en la formación, se muestran como puntos de tinta negra. Los puntos relativamente móviles se señalan con pincel ligero: la primera posición de estos puntos es roja, como en el plano uno; la segunda posición, espaciadas entre los puntos fuertes, está en lápiz negro, como en el plano dos, y la posición final es verde.
5-. De acuerdo con el examen microscopico, la gama de brillantez de los puntos luminosos puede expresarse como débil, media y brillante, en correspondencia con las densidades de puntos luminosos ligera, medias o fuertes. Los puntos ligeros en la hilera móvil se subrayan, mientras que los brillantes son circunvalados. Sólo los puntos de la hilera fija que son iguales en los tres negativos se indican de la misma forma.
6.- Aparecen dos puntos luminosos extras fuera de las hileras regulares. Un punto se encuentra en el lateral inferior derecho en los tres planos, mientras que el punto se señala sólo ligeramente en el negativo número siete, y se perdió al dibujar el plano dos; aparecen en posición en el extremo izquierdo de la hilera móvil en el plano tres.

Conclusión. Si de querido sostener este complejo y farragoso análisis ha sido únicamente para mostrar a los hipercríticos y "negativistas" que los estudios realizados sobre las fotografías han sido profundos y exhaustivos.

Proyecto

Basándose precisamente en estos análisis, la propia fuerza aérea emitío una serie de conclusiones que, en síntesis, suponen:
1. No fueron luces fijadas a un objeto. Esto descarta la posibilidad de un único artefacto, con forma de punta de flecha.
2. El tamaño angular corresponde a un artefacto que hubiera sido fotografiado a una milla de distancia (más de un kilómetro).
3. Si la formación pasó realmente sobre la cámara, todas las fotografías fueron tomadas antes o después de que pasara, pero no unas antes y otras después.

Yo puedo añadir: en los años siguientes al suceso de Lubbock, incluso en la actualidad, miles de testigos en todo el mundo han podido contemplar el caso de formaciones o escuadrillas de ovnis, muy semejantes a las de mil novecientos cincuenta y uno.
Estas formaciones han sido registradas y fotografías, incluso por las frías pantallas de radar.

1 comentario - Luces de Lubbock, uno de los casos mas importantes de OVNIS