El caso de los "niños verdes"

Existen historias que son increíbles y estremecedoras, con extraños acontecimientos que con el paso del tiempo no se sabe si son reales o sólo se trata de una historia ficticia. Los niños verdes es una de esas historias que tiene todos los ingredientes anteriormente citados y con muchas variantes. Dos culturas distintas cuentan la misma historia, la de dos jóvenes extraños que aparecen de la nada llegados de otra dimensión. En España se les conoce como “los niños verdes de Banjos”, pero en Inglaterra son conocidos como “los niños verdes de Woolpit”. Muchas personas afirman que la leyenda se basa en los niños verdes de la pequeña aldea de Woolpit, pero la realidad es que estas dos leyendas están separadas por cientos de kilómetros y con más de siete siglos siendo uno de los grandes misterios.

El caso de los "niños verdes"


Los Niños Verdes de Banjos

En agosto de 1887, dos niños desconocidos fueron encontrados cerca de Banjos, una supuesta localidad de Barcelona en España. Unos campesinos que estaban recogiendo sus cultivos oyeron unos gritos procedentes de una montaña cercana. Los campesinos fueron a investigar y descubrieron dos niños, un niño y una niña que estaban aterrorizados y acurrucados cerca de una cueva. Ellos estaban gritando en un idioma que no era español, sus ropas estaban hechas de una misteriosa tela metálica, pero lo más extraño fue que la piel de los niños era de color verde. Los dos niños fueron llevados a la casa de un hombre importante y respetado en el pueblo para que se hiciera cargo de ellos, pero los niños se negaban a comer y a beber cualquier cosa que se le ofrecía. El niño pronto enfermó y murió, pero la niña finalmente se puso a comer una dieta de verduras crudas, frijoles crudos en su mayoría, que hizo que al poco tiempo se curara y salvara. La extraña niña vivió en el pueblo durante cinco años después de su misteriosa aparición, durante los cuales su piel cogió un tono caucásico normal además de aprender español, pero lo que ella explicó de sus orígenes sólo aumentó el misterio.

paranormal


Ella dijo que junto con su hermano habían venido de una tierra sin sol, donde la gente de allí era de color verde, viviendo en un perpetuo crepúsculo. Hubo una tierra de luz, pero era más allá de una gran corriente. Cuando se le preguntó cómo llegó al exterior de la cueva, sólo podía decir que oyó un ruido muy fuerte y luego fueron empujados a través de algo… entonces ella y su hermano estaban en la cueva y podían ver una la luz al final de la oscuridad. Con la muerte de la muchacha, se desvaneció toda esperanza de resolver el misterio.



Variaciones

La primera versión de esta historia se encuentra en “Destinos Extraños” de John Macklin y publicado en 1965, siendo considerado por algunos la fuente inicial de esta historia. En otras publicaciones posteriores se afirma que todo ocurrió en el otoño de 1887 y que existen historias similares en Francia o incluso Alemania. En el libro de Charles Berlitz titulado “Un mundo de fenómenos extraños” se describe los ojos de los niños en forma Asiática, mientras que Macklin describe los ojos de los niños con un poco de apariencia negroide, hundidos y almendrados.

Teorías

Las teorías son varias, desde que los niños vivían en una “cuarta dimensión”, experimentos científicos realizados bajo tierra o incluso que venían de una alternativa “anti” dimensión relacionada con la “la teoría de la tierra hueca” y de sus habitantes.



Los Niños Verdes de Woolpit

En algún momento durante el siglo XIII, un cronista monástico de Inglaterra conocido como “Gervasio de Tilbury” escribió un extraño relato sobre dos niños que aparecieron de la nada cerca de una pequeña ciudad llamada Bury St. Edmunds en Inglaterra. Un día cálido y soleado del siglo XII, algunos agricultores y otros habitantes de la pequeña ciudad de Woolpit, Inglaterra, se sorprendieron al ver a dos niños pequeños desorientados. Lo más sorprendente sobre los niños fue que su piel que era de color verde oliva, sin embargo, el resto de sus rasgos eran muy humanos. Los aldeanos trataron de comunicarse con los niños sin éxito debido a que los pequeños hablaban una lengua que era completamente desconocida. Los aldeanos llevaron a los niños al poblado y se les ofreció una gran variedad de alimentos, pero se negaron a comer. Sin embargo, cuando se les ofreció frijoles rápidamente los comieron. Por desgracia, el niño se fue debilitando y finalmente murió a los pocos años después. Pero la joven se adaptó bien a su nuevo entorno. De hecho, ella se convirtió en una mujer adulta y más tarde se casó con un caballero de la cercana localidad de King’s Lynn. A medida que pasaba el tiempo, su marido le enseñó el idioma Inglés, y pronto fue capaz de comunicarse bastante bien. Entonces explicó la historia de dónde venía y cómo llegó a nuestro “mundo” con su hermano. Ella le dijo a su marido que en su pueblo todos tenían la piel similar a la de ella, o más bien similar al color de piel que tenía antes. Ella describió su mundo como un país cavernoso y subterráneo de enormes dimensiones. La tierra en que vivía fue descrita como un “Crepúsculo”, sin embargo, había un gran río subterráneo que separaba otra tierra más iluminada. Un día, ella y su hermano mientras paseaban, escucharon un sonido como de “campanas” que salía de uno de los túneles de la cueva. Por curiosidad, entraron en el túnel y siguieron hacia arriba durante un par de días, aunque en su tierra subterránea es probable que no tuvieran el concepto del “día” o la “noche”. Después de su largo viaje, salieron a la brillante luz del sol de la aldea británica. Después de investigar la zona, intentaron volver a la pequeña abertura por donde habían salido, pero no pudieron hacerlo debido a la luz cegadora. Fue en ese momento cuando los agricultores encontraron a los niños y se los llevaron a la aldea.

Hipótesis

Algunos historiadores creen que la historia se originó a partir de una leyenda medieval sobre un conde de Norfolk, que era el responsable de dos niños pequeños. El conde intentó sin éxito envenenar a los niños con arsénico y luego los abandonó en el bosque. Con la supuesta muerte de los niños, heredó los bienes de los pequeños. Según algunos habitantes de Woolpit, éstos probablemente se convirtieron en los niños verdes que fueron encontrados desorientados y enfermos. Algunos expertos mantienen que el envenenamiento por arsénico puede causar que la piel se ponga de color verde, al igual que la anemia como resultado de la desnutrición. Aunque esta teoría no puede explicar ni el extraño idioma de los pequeños ni la increíble historia de donde vivían, una historia avanzada para su tiempo.



La controversia

Son muchos los que afirman que los orígenes de la leyenda fueron los ocurridos en Woolpit. Algunos historiadores afirman que el incidente de Banjos repite la historia de Woolpit palabra por palabra, como si alguien erróneamente confundió los dos eventos, pero también otros mantienen que el cierto paralelismo podría ser realmente dos historias perecidas en tiempos y culturas diferentes. Este es otro de los misterios que no podrá ser aclarado con el paso del tiempo.

Comentarios Destacados

@RHJ_99 +21
El caso mas conocido es ''Hulk''.

11 comentarios - El caso de los "niños verdes"

@RHJ_99 +21
El caso mas conocido es ''Hulk''.
@emanuel_steve +1
muy bueno no lo sabia te dejo un diego y saludos desde el otro lado del charco
@Mocosoft_esp +3
y los niños verdes de Taringa ????
@horaciopopo +1
tambien conocidos como "tadingas"
@adrian1597
e.e yo al unico verde que conosco es HULK