Creepy Pasta - Historias de Terror

Hola Taringueros! Hoy les traigo otro nuevo post... Espero que les guste

Comencemos...

historias
¿Que es el Creepy-Pasta?


No confundir con copypasta o copypaste. En internet, se conoce con la definición de "Creepy Pasta" a una historia ficticia publicada normalmente en un foro, blog o sitio web con el fin de dar miedo a ciertos usuarios

De las palabras en Inglés «Creepy» (Tenebrosa) y «Pasta» (la cual no se sabe el significado real, pero se toma como Paste debido a la forma en que se propagan). Son historias o leyendas, cuyo origen suelen ser la imaginación (perturbada o no) de algún individuo. La forma en las que están relatadas estas historias obliga al espectador a recrearla en su mente, lo cual causa un efecto envolvente y naturalmente tenebroso.

Resumido...

miedo


terror

Todos hemos pasado por ello. Has ido a cierto lugar, a una cierta hora, a una cierta fecha, hiciste algo y la cosa que pensaste que podría ocurrir, acaba de suceder, sin mencionar el hecho de que viste lo que sea que vive en tu espejo, te dijeron en detalle como vas a morir y una endemoniada e invencible identidad se acerca a ti.

También, tu familia está muerta, todos tus amigos están desaparecidos y estás siendo perseguido por alguien que tiene acceso a tu habitación. ¡¿Qué mierda haces ahora, querido protagonista?!

Bueno, has venido al lugar correcto para saber: Éstas son las simples reglas que se deben seguir en orden para no convertirse en la víctima de Creepy-Pasta’s como también, para salir vivo si lo peor pasa. Con la ayuda de esta guía te puedes convertir en un catatónico y traumatizado idiota, a diferencia del chico que termina siendo usado como abrigo por un tipo que vaga por ahí. Solo mantén estas reglas en mente…

1. Los espejos y la oscuridad no van bien juntos.

2. En verdad, los espejos suelen ser un “NO” en el mundo de los Creepy-Pasta; no hay nada mas siniestro.

3. Hay cero posibilidades de supervivencia si viste “una cosa” que nadie más puede ver o responder su respuesta incorrectamente.

4. Si estás solo en la noche y en una horrible institución mental, tómate tu tiempo para considerar que mierda estás haciendo ahí, entonces, si es apropiado irte, házlo.

5. Evita ir a lugares donde todos los que fueron, jamás volvieron o murieron de manera inexplicable.

6. Si alguien hace parar tu vehículo de noche y te pregunta si puedes llevarlo, probablemente, lo mejor sería rechazarlo de manera educada.

7. Matar es el último método de supervivencia. Úselo con moderación pero sin miedo.

8. WHO WAS PHONE (Quién era teléfono) siempre es algo bueno de considerar. Es decir, quien respondería su teléfono mientras besa a la sexy hija de una persona muerta. Solo un idiota lo haría.

9. Consigue un revólver simple calibre .38. Cárgalo con dos balas de plata. Si realmente sientes que no hay manera de salir vivo de la situación, dispárale a lo que sea que te está amedrentando. Si esto no funciona, todavía tienes la otra bala para volverte un héroe.

10. El área 51 está demasiado resguardada para dejarte entrar. O para dejar que salga un alien.

11. Cuando vas a un hotel, trata de alejarte de áreas no autorizadas. Si no pudiste resistir y viste una cosa roja, considera el rango de precio y estándar de hotel en tu próxima visita. ¿Alguna vez te has alojado en un Hilton embrujado?

12. Cuando te estás registrando en un hotel, Trip Advisor puede ser una herramienta valiosa en su elección si decides quedarte en una escena de asesinato múltiple/lleno de gente muerta/construido en la boca del infierno. Los periódicos locales también pueden resultar de ayuda.

13. Invocar demonios, hablar en lenguas extrañas y hacer rituales de cualquier tipo es considerado riesgoso. Abstente de hacerlo, especialmente cerca de bodegas abandonadas, iglesias, instituciones psiquiátricas, bosques y tu propia casa, frente a un espejo de noche.

14. Cuando vas a lugar nuevo, el conocimiento del ambiente es crucial para sobrevivir. Pregunta sobre lugares malditos, leyendas, peligros y otros detalles. Escucha los consejos de la gente local y no temas en preguntar sobre cuales ataques o desapariciones son paranormales o no.

15. Ten siempre una Biblia a tu lado. Provee material de lectura promedio, pruebas de creencias y un objeto muy pesado para lanzar a enemigos.

16. No confíes en Agua Bendita. Consigue un tarro de ácido sulfúrico y llévalo para que un sacerdote lo consagre.

17. Los sacerdotes japoneses limpian habitaciones, ondeando espadas katana alrededor.

18. Si encuentras 666 mensajes en tu teléfono, correo, etc., considera cambiar de proveedor. Tampoco te molestes en escuchar/leer los mensajes. Es spam. Posiblemente extradimensional, pero spam al fin y al cabo.

19. Las boticas antiguas no pueden ayudarte. A menos que necesites “Sangre del Inocente”, “Aceite de Serpiente” y “Jarabe Radioactivo”, es decir, nunca.

20. Si necesitas firmarlo en sangre, no necesitas firmarlo. Todos los gobiernos comunes aceptarán contratos firmados en tinta; mantén esto en mente si es trato parece demasiado bueno para ser verdad.

21. Los faros son peligrosos. Evítalos a toda costa. Si trabajas en un faro considera una carrera en Venta de Seguros o Cuidado Veterinario.

22. No hay ninguna razón para escuchar música que cause tendencias suicidas o ver videos que tengan extrañas/desastrosas consecuencias.

23. Si quieres planificar tu futuro y tener un poco de dinero, compra una casa en Bel-Air para tu tío y tía. Nada puede hacerte daño ahí; sin importar cuan asustada esté tu madre.

24. Los lugares secretos y aislados son abandonados por una razón. Los pioneros nunca dicen “muerte” pero de hecho, tienen un rango de mortalidad inusualmente alto.

25. Antes de que nades en las congeladas aguas de un lago turbio en el centro de un oscuro bosque a medianoche, pregúntate si realmente quieres viajar a una antigua y aterradora ciudad. Si la respuesta es “no”, entonces, quédate en casa y mira cualquier programa de calidad que esté transmitiendo Cinemax.

26. Cuando cumplas 33 años, intenta celebrar en una casa bien construida con la compañía de otros.

27. Abstente de utilizar el “verdadero nombre” de las cosas, pues por una razón las personas le dieron un apodo.

28. Ver la estática de la televisión por largos períodos puede ser peligroso para tu salud. Contrata televisión satelital para evitar este problema.

29. Consigue un gato. Esas pequeñas bolas de pelo perciben los fenómenos paranormales mejor que nosotros, y en casos desesperados, simplemente lánzalo a lo que sea que te está persiguiendo.

30. Los cementerios son lugares malos, especialmente, cuando están nublados y en Halloween.

31. Intenta no cerrar tus ojos, nunca. Si debes hacerlo, solo hazlo brevemente.

32. Si oyes cánticos, corre hasta que no logres escucharlo.

33. Si eres demasiado mayor para jugar con muñecas, no necesitas estar cerca de esas espeluznantes hijas de puta.

34. Las leyendas pueden ser información de calidad para saber donde no debes acampar con tus amigos.

35. Cuando estés de niñero, procura conocer los gustos y preferencias de la familia para evitar ser asesinado por estatuas de mala calidad.

36. Incluso cuando saber que correr no te salvará, siempre es bueno intentar.

Sigue estas simples reglas y podrás salir de daños leves o enormes. De todas maneras, lo importante es asegurarte de que tu historia sea contada, copiada y pegada repetidamente.

creepy pasta

creepy-pasta

PULSERAS

En Estados Unidos, cada vez que te internan en un hospital, colocan en tu muñeca, una pulsera blanca con tu nombre, para poder identificarte. Sin embargo, existen otras pulseras de colores diferentes, que simbolizan otras cosas. Por ejemplo, las pulseras negras son colocadas en las muñecas de las personas que acaban de fallecer.

Mi tía me platicaba de un cirujano que trabajaba en el turno de la noche en una escuela-hospital. El acababa de terminar una operación e iba en camino hacia el sótano. Entro en el elevador, y había otra persona con él. Casualmente se puso a platicar con la mujer sobre tonterías, mientras el elevador descendía. Cuando la puerta del elevador se abrió, vio que otra mujer estaba a punto de entrar, y entonces el doctor, de manera precipitada apretó el botón para cerrar la puerta, y presiono rápidamente el botón hasta el piso más alto.

Sorprendida, la mujer regaño al doctor por su descortesía al no permitir subir a la otra mujer al elevador.

El Doctor dijo: “ Esa es la mujer que acabo de operar. Murió durante la operación… No viste la banda negra que estaba utilizando?”

La mujer sonrió, levanto su brazo y dijo: “Una banda como esta?”

Creepy Pasta - Historias de Terror


historias

EL SEÑOR BOCÓN (El mejor, en mi opinión)

Durante mi niñez, mi familia era como una gota de agua en un gran río. Nunca permanecíamos en un solo lugar por mucho tiempo. Nos mudamos a Rhode Island cuando tenía 8 años, y permanecimos ahí hasta que fui a la Universidad en Colorado Springs. La mayoría de mis memorias son de cuando vivía en Rhode Island, pero hay fragmentos en mi mente de los muchos hogares en los que habite, cuando era mucho más joven.

La mayoría de estas memorias son poco claras y sin sentido – como el perseguir a otro niño en el patio de una casa en Carolina del Norte, intentar construir una balsa detrás de un departamento en el que viví en Pennsylvania, y cosas como esas–. Pero hay un puñado de memorias que permanecen tan claras como el vidrio, como si hubiesen ocurrido ayer.

Vivíamos en una casa en las afueras de la bulliciosa ciudad de New Vineyard, Maine. Era una casa grande, en especial para una familia de tres. Había una serie de cuartos que estaban totalmente desocupados, a los cuales no entre durante el tiempo en el que viví en esa casa. Supongo que era un desperdicio de espacio, pero era lo único que pudo rentar mi papa que le quedara cerca de su trabajo.

Recuerdo que, en el día después de mi quinto cumpleaños, tuve una fiebre tremenda. El doctor dijo que tenía Mononucleosis lo que, para mí, significaba mas fiebre y no poder salir a jugar, por lo menos, tres semanas. Era un momento terrible para estar atado a la cama: estábamos empacando para mudarnos a Pennsylvania, y la mayoría de mis cosas ya estaban dentro de cajas, dejando mi cuarto casi vacío. Mi mama me traía agua mineral y libros varias veces al día, los cuales servían como único entretenimiento durante estas semanas.

No recuerdo exactamente como conocí al Sr. Bocón. Creo que fue una semana después de que diagnosticaron la Mono. Mi primera memoria de la pequeña criatura fue de cuando le pregunte su nombre. Me dijo que lo llamara Sr. Bocón, porque tenía una boca enorme. De hecho, ahora que lo pienso, todo en su cara era enorme en comparación a su cuerpo- Su cabeza, sus ojos, sus arrugadas orejas-. Pero su boca, sin duda era lo mas grande.

–"Te pareces a un Furby” – le dije mientras miraba uno de mis libros.

El Sr. Bocón se detuvo y me miro extrañado.

–“Furby? Qué es un Furby?” – Me pregunto.

–“Tu sabes… El juguete peludo con orejas enormes, lo puedes acariciar y alimentar, casi como una mascota real.”

–“Oh!.. Tu no necesitas uno de esos. No es lo mismo que tener un amigo real”.

miedo

Recuerdo que el Sr. Bocón se desaparecía cada vez que mi mama iba a mi cuarto a revisarme. Se ocultaba bajo mi cama y me decía: “No quiero que tus papas me vean, tengo miedo de que ya no nos dejen jugar juntos”.

No hicimos mucho durante los primeros días. El Sr. Bocón, solo veía mis libros, fascinado con las imágenes e historias. Por ahí del tercer o la cuarta noche, desde que lo conocí, me despertó con una gran sonrisa en su rostro.

–“Vamos a jugar un nuevo juego”– me dijo – “Pero tenemos que esperar hasta después de que tu mama venga, porque es un juego secreto”.

Después de que mi mama me trajera mas libros y refresco, a la hora de siempre, el Sr. Bocón se deslizo desde debajo de la cama y tomo mi mano.

–“Tenemos que ir al cuarto que esta al final del pasillo”, me dijo. Me negué al principio, pero el Sr. Bocón, insistió hasta que cedí.

terror

El cuarto en cuestión, no tenía ni muebles ni tapiz. Lo único que lo distinguía era una ventana del lado opuesto a la puerta. El Sr. Bocón corrió a través del cuarto, y le dio un firme empujón a la ventana, dejándola un poco abierta. Entonces, el, me insistió en que mirara hacia el piso, afuera.
Aunque estábamos en el segundo piso de la casa, la caída era más alta debido a que estábamos en una colina.

–“Me gusta jugar a fingir aquí” – me explico el Sr. Bocón – “Finjo que hay un suave y enorme trampolín allá abajo, y brinco. Si lo crees con todas tus fuerzas, vas a ver qué rebotas hasta acá arriba, como una pelota. Quiero que lo intentes!”

–“Es muy alto” – le dije.

–“Pero eso es lo divertido! No sería tan divertido si fuera una caída corta. De ser así, mejor si rebotaras en un trampolín real!”

Recuerdo haber jugado con la idea; Dejarme caer en el fresco aire, y rebotar en algo que mis ojos no podían ver. Pero el realista en mi, prevaleció.

–“Quizas en otra ocasion”– le dije – “No se si tenga tanta imaginación. Podría lastimarme”.

La cara del Sr. Bocón se contorsiono con un gruñido, pero solo por un momento. Decepcionado, se metió debajo de mi cama, donde estuvo quieto el resto del día.

La mañana siguiente el Sr. Bocón llego con una pequeña caja.

–“Quiero enseñarte malabares” – me dijo – “Aquí hay algunas cosas que puedes usar como practica, antes de que te de tu primera lección”.

Mire la caja. Estaba llena de cuchillos.

–“Mis papas me mataran!” – le grite horrificado de que el Sr. Bocón había traído cuchillos a mi cuarto, objetos que mis papas no me dejarían tocar nunca!

El Sr. Bocon gruño.

–“Es divertido jugar con esto. Quiero que lo intentes”.

Aleje la caja de mi.

–"No puedo. Me regañaran. Los cuchillos no son seguros para aventarse”.

Las cejas del Sr. Bocón se cerraron. Molesto, tomo la caja con los cuchillos, y se metió debajo de la cama, otra vez durante todo el día. Me empezaba a preguntar que tan seguido se la pasaba debajo de mi.
Desde ese entonces, empecé a tener problemas para dormir. El Sr. Bocón, me despertaba en la noche diciéndome que había puesto un trampolín real debajo la ventana, uno enorme que no podía ver en la obscuridad. Siempre me negué y trataba de volver a dormir, pero el Sr. Bocón persistía. Algunas veces, se quedaba a mi lado hasta el amanecer, animándome a saltar.

Ya no era tan divertido jugar con él.

Una mañana, mi mama fue hacia mi cuarto, y me dijo que tenía permiso de ir a caminar afuera. Pensaba que el aire fresco sería bueno para mí, especialmente después de estar confinado a mi cuarto por tanto tiempo. Con emoción, corrí hacia el patio, esperando poder sentir el sol en mi cara.

El Sr. Bocón me estaba esperando.

–“Hay algo que quiero que veas” – me dijo. Debí darle una mirada fea, porque entonces me dijo:
–“Es seguro, no pasa nada, te lo prometo”.

Lo seguí hasta un viejo camino que corría a través de los bosques detrás de mi casa.

–“Este es un camino importante”– me explico – “Tengo muchísimos amiguitos de tu edad. Cuando estuvieron listos, los lleve por este camino. A un lugar especial. Todavía no estás listo, pero algún día, espero, lo estarás”.

Regrese a mi casa preguntándome, que tipo de lugar existía más allá de aquel camino.
Aproximadamente dos semanas después de conocer al Sr. Bocón, empacaron la última carga de cajas en el camión de mudanzas. Me fui adelante con mi papa, en un largo recorrido hacia Pennsylvania. Había considerado en decirle al Sr. Bocón que me iba, pero aun teniendo 5 años, sospechaba mucho de las intenciones de la criatura, a pesar de lo que me decía. Fue por esta razón que decidí no mencionar nada de mi mudanza.
Eran la 4:00 am cuando mi papa y yo estábamos en el camión. Mi papa esperaba llegar a Pennsylvania para la hora de la comida al día siguiente, con ayuda de una larga dotación de café y bebidas energéticas. Recuerdo que se parecía mas a un tipo que estaba a punto de correr una maratón, que un tipo que se la pasaría sentado por un par de días.

–“Muy temprano para ti, verdad?”

Afirme con mi cabeza, mientras la ponía en la ventana, esperando dormir un poco antes de que saliera el sol. Sentí la mano de mi papa en mi hombro.

–“Esta será la última mudanza, lo prometo. Sé que es difícil para ti, especialmente estando con esa enfermedad. Una vez que obtenga mi promoción, podremos quedarnos en un solo lugar, y hacer amigos”.

Cuando el camión comenzó a moverse, vi la silueta del Sr. Bocón en la ventana de mi cuarto. Parado, inmóvil, se despidió lastimosamente con su mano. No me despedí.
Años después, regrese a New Vineyard. El terreno donde se encontraba mi casa estaba vacío, a excepción de los cimientos. Resulta que la casa se quemo algunos años después de que yo y mi familia nos fuimos. Por curiosidad, busque el camino que el Sr. Bocón me enseño, y al encontrarlo, decidí seguirlo. Una parte de mi esperaba que el Sr. Bocón saltara sobre mí de repente, y me espantara dándome un infarto, pero tenía la sensación de que el Sr. Bocón, ya no se encontraba en ese lugar, como si de alguna manera el estuviese atado a la casa que ya no existe,

El camino llevaba a uno de los cementerios de New Vineyard.

creepy pasta

creepy-pasta

EL MARTILLERO

Creepy Pasta - Historias de Terror


Nadia se levantaba todos los días, puntual a las 8, para leer el periódico. La villa era tranquila y no pasaban muchas cosas por ahí. Pero Nadia ya llevaba algunos días leyendo sobre extraños asesinatos rondando el lugarcito ese.

- ¡Hey Rob! Buenos días!

-¡Muy Buenos dias, vecina!

Robbie, o Rob para las amistades, era el vecino de enfrente, un tipo animoso y reservado.

- ¡Vas a tener que cuidarte del asesino, Nadia! – le decía Rob entre sonrisas.

- Así parece, jajaja…

Nadia entro y empezó a leer la noticia junto a una taza de café.

“Otras dos victimas han caído en las garras de ‘El Martillero’. Se tratan de una Madre y su Hija, las cuales fueron encontradas clavadas a sus camas en varias partes de su cuerpo. Se presume que las victimas murieron desangradas, no sin antes sufrir una agónica falla multiorganica, debido a las heridas producidas por los clavos…”

Nadia, horrorizada, cerro el periódico y se sentó en el sofá. ¿Como era posible que hubieran mentes tan perversas…?

…y la puerta sonó. Nadia, recelosa, miro por la ventana, pero se calmo al ver que eran Rob y su esposa.

- Señorita Nadia! Solo venimos de paso.

- Dígame, Rob, ¿que puedo hacer por usted?

- Nah, solo decirle que estamos en una campaña comunal de prevención, por todo este cuento del asesino… si escucha algo o tiene información, no dude en llamarnos, si?

- ¡¡Claro que si, Muchas gracias!!

La conversación llenaba de tranquilidad el aire tenso que se había generado.

Diez de la noche (22:00 hs), televisión aburrida y cansancio después de hacer las cosas de la casa. Nadia yacía sentada viendo por inercia un programa de tele-ventas. Cuando de pronto sintió un extraño ruido que venia de afuera. No se dejo exaltar, hasta que el sonidito ese se hizo mas tosco. Se levanto lento y tomo un fierro que había al lado de la chimenea, solo por precaución. “Viene ese ruido desde la casa de Rob?”, se preguntaba. Miro por la ventana. La casa oscura del vecino le producía ciertos escalofríos… de pronto, un movimiento… alguien estaba dentro de la casa…

De inmediato pensó tomar el teléfono, pero ya este sonaba desde hace unos segundos.

-¿ …Si?

- ¿Nadia? soy yo, Cynthia, la esposa de Rob!

- ¡Oh, gracias a Dios! Pensé en llamarlos ya que vi unos movimientos extraños y escuche…

- Jaja ,no te preocupes, se reventó un transformador y nos quedamos sin luz, justamente me estaba haciendo cargo de eso..

- Ams, ya veo, entonces...

- NADIA…

-¿ …Si?

- …SIGUES TU.

Habiendo escuchado esto, el fugaz ataque con una pañuelo mojado en cloroformo fue lo ultimo que vio.

Nadia desperto desesperada, ahogada de dolor, sitiendose atada a su cama. Trato de moverse, pero le fue inutil, brazos y piernas clavadas con punzas de 5″, y unas cuantas empaladas clinicamentes en sus riñones, higado y estomago. La sangre se deslizaba por las blancas sabanas, la respiracion se hacia mas y mas corta, nada que hacer mas que ver como moria lentamente. En frente de ella, Rob tomaba otra punza y la ponia delicadamente en el area yugular, mientras levantava el martillo, apuntando.

- ¿..Por… porque.. porque, Rob…?

- Porque admiro mi arte, Nadia. Mañana seras noticia y tu foto aparecerá en el periódico, mi arte sera conocido, y lo mejor de todo, es que me mantengo en el anonimato…

Nadia soltó una lagrima, mientras el punzo se clavaba, lanzando un chorro de sangre. Rob sonrió en satisfacción. Debía irse de ahí y dormir, mañana tendría que levantarse temprano para leer el periódico…