En la pared (cuento propio: sexta parte)


Este cuento puede ser considerado demasiado violento o explícito para algunos, por lo que dejo a su consideración, leerlo o no. Sin embargo, al no contener ninguna imagen que haga referencia directa a los hechos narrados, no viola el protocolo de Taringa!

En la pared (cuento propio: sexta parte)

EN LA PARED

-Sexta parte-


-V-

Me canalizaron al área de psicología de la policía. Ahí, una doctora muy amable pero engreída, me interrogó y conectó a un aparato por medio de unos cables que me pusieron tanto en la cabeza como en los brazos. Me planteó todo tipo de preguntas; desde mi nombre, sexo y domicilio, hasta si yo era una silla o si llovía petróleo en ese momento. Pero cada vez que me atrevía a preguntarle la razón de semejantes interrogantes, y cuál era su relación con mi estancia en ese sitio, me respondía tajantemente: “concrétese a responder SÍ o NO”.

Terminó el examen y me desconectaron del aparato. Yo estaba aburrida y sobre todo fastidiada de no saber por qué estaban haciendo todo eso. La doctora salió de la habitación y después de unos veinte minutos volvió con unos policías. Pensé que por fin me habían creído y me iban a encerrar.

Mientras me escoltaban por un pasillo, logré escuchar que la doctora le comentaba al investigador asignado que según el polígrafo y la dilatación de mis pupilas, yo estaba diciendo la verdad. “Al fin me creen”, pensé, pero mi perspectiva cambió cuando la psicóloga casi en susurros le comentó al investigador que el trauma de haber presenciado tal acontecimiento me había trastornado tanto, que mi mente creó toda una “historia alterna” alrededor del hecho. Una tan fantasiosa que me permitía omitir cualquier aspecto que contara lo que realmente había ocurrido, al grado de culparme a mí misma por el crimen, como un mecanismo de defensa, en donde el sentimiento de culpa en muchas ocasiones es preferible al dolor de haber perdido a un ser querido.

-VI-

Terminé recluida tal como lo pensaba, pero no en la cárcel sino en un hospital psiquiátrico, donde me administraban drogas casi cada tres horas. Apenas estaba consciente de dónde me encontraba o qué hacía ahí. Al igual que yo, en ese sitio había muchas mujeres que la mayor parte del tiempo permanecían inconscientes en sus camas, o deambulando de un lado a otro de un enorme salón, al que llamaban patio de “relajación y recreo”. La gente iba y venía de aquí para allá todo el tiempo, ni un minuto estuve sin la supervisión de alguna enfermera, doctor o guardia.

–Muchas personas de aquí son peligrosas –me decía la doctora que periódicamente me venía a examinar.

Me sentía sola y por un instante pensé que “Él” me había abandonado. Hacía tiempo que no lo sentía junto a mí. Pero hoy me di cuenta de que no era así. Esta mañana oí su voz y sentí su fuego azul acariciando mi rostro. Mis ojos se iluminaron al verlo aquí conmigo, justo en frente y a la vista de todos, iluminando el salón con su presencia. Me habló desde el fondo de mi cabeza, pidiendo que me marchara con “Él”. En esta ocasión acepté su propuesta, y de repente me vi envuelta por un manto de llamas que consumió mi cama y ropa, pero no dañó mi piel. Me estaba haciendo el amor con su fuego y no quise separarme nunca más de su lado.

Las demás internas, médicos y enfermeras gritaban, mientras los guardias trataban de sofocar las llamas con sábanas y extintores, pero no consiguieron nada. “Él” ardía con mayor intensidad, como si cada intento que hicieran por apagarlo, lo avivara y fortaleciera. Ante la mirada incrédula de todos me puse de pie, emanando fuego con cada exhalación que daba, y carbonizando el suelo con mis pisadas. Miré a todos alrededor y sin mediar palabra atravesé el muro.

Tras de mí dejé el pasado, el miedo, la pérdida, el dolor, una cama en llamas, cenizas de lo que fuera mi ropa de hospital, miradas de incertidumbre, gritos y una grieta en la pared…


propio

Gracias a @2hsoy por la ilustración.


en la pared
cuento

la grieta

En la pared (cuento propio: sexta parte)

propio

en la pared

cuento

Fuentes de Información

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
91 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 379 Visitas
  • 6 Favoritos

10 comentarios

@Andryvirtual Hace más de 1 año +1
¡Buenísima! ¿Ya ves porque es mi parte favorita?
@tmhd Hace más de 1 año +1
Sí, gracias Andy.
@NemesisRaven Hace más de 1 año +1
¿habrá séptima? la grieta
@tmhd Hace más de 1 año +2
Séptima, octava y novena, y las tres las subiré mañana, porque el viernes tengo mi agenda llena.
Gracias por pasar.
@roy_vader Hace más de 1 año +1
@tmhd Hace más de 1 año +1
@siscofranco Hace más de 1 año +1
Buen Post Amigo.!!!
@tmhd Hace más de 1 año +1
Gracias.
@redblak_monster Hace más de 1 año +2
¡Al fin te atrapé! Pusiste una imagen que sí tiene que ver con la historia! ¿Dónde está el botón de denuncia? ¡Un momento! ¿Qué es eso que sale de mi monitor? ¿Fuego azul?......... ¡Nooooooo!
@tmhd Hace más de 1 año
Jajajaja.
@Mesalina131 Hace más de 1 año +1
Excelente capítulo. Mis puntos de hoy.
@tmhd Hace más de 1 año +1
Gracias mon amie.
@2hsoy Hace más de 1 año +1
huuuuuuy bro, un placer volverte a leer, recuerdo cuando publicaste en MET nos tuviste en suspenso por esos días, veo en la fuente que tienes una página voy a darle una checada también..

saludos
@tmhd Hace más de 1 año
Gracias.
@coincidir Hace más de 1 año +1
muy buen trabajo.... me encanto
@tmhd Hace más de 1 año +1
Gracias gentil dama.
@By_dafne Hace más de 1 año +1


En la pared (cuento propio: sexta parte)

@tmhd Hace más de 1 año +1
Siento un déjà vu. Gracias.
@VIJOSCA Hace más de 1 año +1
propio
@tmhd Hace más de 1 año +1
Gracias.