La verdadera historia de la película “El Exorcista”

La verdadera historia de la película “El Exorcista”

¿Quién no ha visto alguna vez la película de 1973 “El Exorcista”, una de las películas más populares y reconocidas del cine terror? Con el paso del tiempo “El Exorcista” dirigida por William Friedkin ha sido alabada por los críticos más famosos y todavía hoy en día es considerada como una de las películas más aterradoras jamás creada. La película está basada en el libro con el mismo nombre escrito por el célebre autor William Peter Blatty, donde el miedo es el protagonista, un miedo que ha sido explotado desde la época de los poetas Dante y Homero, el miedo a la muerte, y más particularmente, el miedo al propio infierno. Muchos reconocidos exorcistas han mencionado alguna vez la novela de ficción de Blatty, pero la novela se basó en un caso real, el exorcismo de Robbie Mannheim.

Robbie Mannheim es el seudónimo de un niño de 14 años de edad que vivía con su familia en Maryland, Estados Unidos, y que fue supuestamente poseído por un demonio en la década de 1940. El historiador Thomas B. Allen, quien escribió sobre el exorcismo de Mannheim, fue quien acuño el seudónimo, porque los testigos de la posesión real guardaban la verdadera identidad del chico. Se dice que Mannheim no recordó su supuesta posesión demoníaca y personas cercanas a él querían que continuara siendo así. Pero la historia sólo se conoce a través de otros testigos, más de 40 personas confirmaron haber presenciado la verdadera posesión de Mannheim.

La posesión de Robbie Mannheim
Al igual que en la película “El Exorcista”, la actividad en la casa de los Mannheim comienza con lo que muchos consideran la actividad paranormal común, como misteriosos golpes en la noche. La familia Mannheim experimentó incidentes menores similares, con el sonido de gotas de agua que no tenía ninguna fuente de origen. Luego los sonidos se convirtieron en arañazos y extraños pasos que la misma familia decía que eran de ratas. El padre de Robbie llegó incluso a romper parte de las paredes y del entarimado para dar caza a los roedores, pero no encontró ninguna rata. Esto se prolongó durante bastante tiempo, sin que aumentaran las extrañas actividades. Robbie Mannheim era hijo único, quien tenía un trato muy especial con su tía Harriet, una espiritista cristiana, le enseñó a Robbie cómo utilizar un tablero Ouija. Según la propia familia, Robbie un día esperaba la visita de su tía, que era la mejor amiga del chico, pero trágicamente su tía Harriet murió, sintiendo que perdió todo lo que tenía. Mediante las enseñanzas de su tía Harriet, Robbie utilizó el tablero Ouija para contactar con su ser más querido. Muchos espiritistas afirman que mediante la mala manipulación del tablero Ouija se abrió una puerta a lo desconocido, dando paso a los demonios del inframundo.

Fue en ese momento cuando la actividad paranormal en la casa de los Mannheim aumentó considerablemente. La actividad poltergiest parecía seguir a Robbie, los muebles de la casa se deslizaban empujados por una misteriosa fuerza oculta por el suelo. Hubo un incidente en particular que le pasó a Robbie en la escuela, donde los compañeros de clase fueron testigos. Su escritorio repentinamente se deslizó por el suelo temblando violentamente y golpeando contra los estudiantes que estaban cerca del escritorio. A partir de ese momento Robbie comenzó a exhibir un comportamiento que era inusual él, gritando obscenidades en una voz que aparentemente no era la suya, además de mostrar una violencia física hacia sus padres. Los padres de Robbie intentaron encontrar una respuesta en la ciencia, pero los médicos y psicólogos no daban ninguna explicación para el comportamiento de Robbie. Después de no encontrar las respuestas a su extraño comportamiento, su familia decidió dirigirse a la iglesia local en busca de ayuda.
paranormal

Los primeros exorcismos
información
Al llegar a St. Louis, la familia se puso en contacto con el Reverendo Raymond J. Bishop, que fue profesor en la Universidad de St. Louis. A su vez el Reverendo Bishop se puso en contacto con el Reverendo William S. Bowdern, quienes empezaron a observar a Robbie. Se dieron cuenta de que Robbie despreciaba todo lo que tenía una connotación religiosa, ya que cuando se le enseñaba cruces religiosas o agua bendita parecía tener un comportamiento violento. Solía hablar con una voz demoníaca en idiomas que era imposible que conociera, y dada la gravedad de la situación el Reverendo Bowdern consiguió el permiso del arzobispado para realizar otro exorcismo al niño. Este exorcismo iba a tener lugar en el quinto piso del hospital Alexian Brothers, Illinois.

El Reverendo Walter Halloran y el Reverendo William Van Roo eran los ayudantes de Bowdern en el exorcismo de Robbie. Durante el exorcismo, Robbie se volvió especialmente violento, escupiendo en los rostros de los religiosos y gritando obscenidades. Según describieron los testigos, un frasco de agua bendita salió volando por la habitación y se estrelló contra una pared. Las palabras como “infierno” y “el mal” aparecieron en el pecho de Robbie, grabadas en su propia carne. El ritual se realizó 30 veces antes de que Robbie pronunciara las palabras “Christus, Domini”, que significa “Cristo, el Señor”. Entonces hubo un gran estruendo después de que los religiosos afirmaran que se había acabado.

Las explicaciones científicas
Existe una gran controversia sobre muchos aspectos de esta historia entre los expertos. Según afirma algunos, no existe ninguna documentación que muestre que el Padre Hughes realizara un exorcismo en el Hospital Universitario de Georgetown, además de la falta del historial clínico que diga que el Padre Hughes tuvo que ir al hospital debido a una lesión. Además, el Reverendo Halloran que estuvo presente durante los últimos exorcismos, afirmó que las apariciones sobrenaturales fueron exagerados por parte de sus compañeros exorcistas. Él dijo que el cambio en la voz del chico no era tan drástico, afirmando que era posible que el niño la reprodujera por su propia cuenta. También dijo que era posible que el escrito con sangre en el cuerpo del muchacho podría haber sido auto infligido, ya que no se comprobó las uñas del niño.

Este caso ha sido estudiado por la propia ciencia. Se han dado muchas teorías, como que el niño pudo haber sufrido de un trastorno psicológico, trastorno de personalidad múltiple, el automatismo, el síndrome de Tourette, o la esquizofrenia, pero este caso no acaba de coincidir con los síntomas habituales de cualquiera de estos trastornos. Por ejemplo, por lo general se necesitan años de terapia y medicamentos para suprimir estos trastornos y, sin embargo Robbie estaba completamente curado después del exorcismo. Incluso se sugirió que su tía Harriet quizás abusó sexualmente de Robbie y empezó a comportarse de esta manera después de su muerte debido a que estaba confundido por la relación que habían compartido. Esta teoría está basada simplemente en conjeturas y no existen evidencias para apoyarla.

¿Qué le ocurrió realmente a Robbie Mannheim?
Pero aparte de si la causa del mal de Robbie era la posesión, problemas psicológicos o paranormales, a día de hoy este tema se debate entre lo espiritual y lo escéptico. Independientemente de la respuesta, la verdadera historia detrás de la película “El Exorcista” es una gran controversia que continuará con el paso del tiempo. Cualquier persona tiene que buscar en las evidencias y los hechos presentados por los testigos y determinar por sí mismo si se trata de un trastorno psicológico o de una posesión por un espíritu maligno.

4 comentarios - La verdadera historia de la película “El Exorcista”

@Esto_es_Todo +1
No la eh visto
@exe_concordia87 +1
mirala... dsp contame... jaja pero mirala solo, luz apagada y auriculares.
@Carlos4332 +1
yo vi un documental sobre esto.. y la verdad que no lo creo ni un poquito, ya que el niño tenia problemas psicológicos