Buenas taringueros, soy narutojaja y les muestro la historia real de Jeff The Killer

La historia de Jeff The Killer (Cap. 1)

Algunos pensaban que a el le cayo desinfectante, es mentira, tiene la cara asi por la lejia y el alcohol, ¿porque tiene eso en la cara? pues lean la historia:

Después de una semana de inexplicables asesinatos, el desconocido y siniestro asesino aún está en el lugar. Luego de pocas pruebas, se encontró a un niño que sobrevivió al ataque del asesino y con valentía cuenta su historia.

"Tuve un mal sueño y me desperté en medio de la noche" comenta el chico "Y vi que la ventana estaba abierta, por alguna razón. Yo la cerré antes de irme a la cama. Me levanté y la volví a cerrar. Después me metí de nuevo a la cama y traté de volverme a dormir. Fue ahí donde tuve una extraña sensación, como si me miraran. Miré hacia delante y casi salto de la cama. Con un pequeño rayo de luz que entraba de las cortinas, se iluminaba un par de ojos. Esto no eran ojos regulares, eran ojos oscuros y ominosos. Estaban bordeados en negro y…simplemente me aterraban.
Fue ahí donde vi su boca. Era larga y horrible, hizo que cada pelo de mi cuerpo se erice. La figura se quedó ahí, mirándome. Luego de lo que pareció una eternidad, por fin habló. Fue una simple frase, pero de una manera que solo a un loco le saldría.
Él dijo 'Ve a dormir', se me escapó un grito. Lo que hizo que él saque un cuchillo. Su objetivo era mi corazón. Saltó sobre mi cama, traté de defenderme. Le di una patada, me golpeó. Me dio vuelta, tratando de desprenderse de mi.
Fue entonces que mi padre entró. El hombre tiró el cuchillo, que clavó en el hombro de mi padre. El hombre pudo haber acabado con él si no fuera por un vecino que llamó a la policía.

Se dirigían hacia el estacionamiento, y corrieron hacia la puerta. El hombre se volvió y corrió por el pasillo. Escuché un estallido, como si se rompiera un cristal. Cuando salí de mi habitación, vi la ventana ,que daba al patio trasero, estaba rota. Me asomé y vi como se iba desvaneciendo a la distancia.
Solo una cosa puedo decirles, no puedo olvidar ese rostro… Los ojos fríos, esa maldad y esa sonrisa psicópata. Nunca la olvidaré."

La policía aún está buscando a este hombre. Si ves a alguien que se ajuste a la descripción, contacta al departamento de policía local.

_______________________________________________________________________________________________________________

Jeff y su familia se acababan de mudar a un nuevo vecindario. Su padre había conseguido un ascenso en el trabajo, y pensaron que sería mejor vivir en uno de esos barrios "fascinantes" . Jeff y su hermano , Liu, no podían quejarse. Una casa nueva y mejor. ¿Lo que era el amor? A medida que se estaba sin avansar, una de sus vecinos paso por allí.
"Hola" dijo ella "Soy Bárbara. Vivo del otro lado de la calle. Bueno quería presentarles a mi hijo y a mi." Se da la vuelta y llama a su hijo. "Billy estos son los nuevos vecinos"
Él dijo Hola y corrió a seguir jugando en su patio.
"Bueno" dijo la madre de Jeff "Yo soy Margarita y este es mi esposo Peter, y mi dos hijos, Jeff y Liu.". Cada uno se presento, y luego Bárbara los invitó al cumpleaños de su hijo. Jeff y su hermano estaban a punto de objetar, pero su madre dijo que le encantaría. Cuando Jeff y su familia llevaban a cabo el desempaquetamiento, Jeff se acercó a su madre.

-Mamá, ¿Por qué aceptaste la invitación a la fiesta de niños? Tú sabes que ya no soy un niñito tonto…
- Jeff…- dijo su madre- Nos acabamos de mudar, debemos demostrar que queremos pasar tiempo con los vecinos. Ahora vamos a esa fiesta, y se acabó.

Jeff comenzó a hablar, pero se detuvo. Sabiendo que él no podía hacer nada más. Cuando su madre dijo algo, es definitivo. Se fue a su habitación y se dejó caer en la cama. Estaba sentado allí, mirando el techo cuando de repente, llegó una sensación extraña. No como el dolor, pero…una sensación extraña. Él se olvidó de eso con un simple pensamiento al azar. Él escuchó a su madre que lo llamaba de abajo, para seguir con sus cosas, y él caminó hacia allí.

Al día siguiente, Jeff bajó las escaleras para desayunar y prepararse para ir a la escuela. Mientras estaba ahí , sentado , sintió esa sensación de nuevo. Esta vez fue más fuerte. Se le dio un leve tirón, pero fue rechazado por otro pensamiento. Cuando él y Liu terminaron el desayuno, caminaron hasta la parada de autobús.
Allí estaban, esperando el autobús, y luego, de repente, un chico en Skate saltó por encima de ellos, a solo centímetros de sus caras. Casi saltaron de la sorpresa.

-Oye, ¿Qué diablos?.

El chico se cayó y se volvió hacia ellos. Le dio una patada a su skate y la atrapó con las manos. El chico parece de doce , un año más joven que Jeff. Lleva una camisa de Aeropostable y pantalones jean rasgados de color azul.

-Bien, bien , bien.. Parece que tenemos un poco de carne nueva.- De repente aparecieron otros dos chicos, uno de ellos era súper flaco y el otro era enorme.- Bueno, ya que son nuevos, me gustaría presentarnos a nosotros, el de ahí es Keith.-

Jeff y Liu miraron al flaco. Tenía cara de tonto, que se puede esperar de un compañero que tenga.

Y el es Troy.- Jeff y Liu miraron al chico gordo, parecía que no hacía ejercicio desde hace mucho.- Y yo..- dijo el chico – Yo soy Randy. Ahora, para todos los niños de este barrio hay un pequeño precio de autobús, si entiendes de que hablo…-

Liu se puso de pie, listo para perforar la luz de los ojos del chico. Cuando uno de sus amigos sacó un cuchillo y lo amenazó.

-Tks, tks, tks…Yo pensé que sería más cooperativo. Pero parece que tendremos que hacerlo de la manera difícil-

El chico se acercó a Liu y sacó la billetera de su bolsillo. Jeff tenía esa sensación de nuevo, esta vez realmente fuerte, una sensación de ardor. Se puso de pie, Liu le hizo un gesto para que se siente de nuevo. Jeff no le hizo caso y se acercó al chico.

-Escucha pequeño punk, devuelve la billetera de mi hermano…-

Randy guardó la billetera en su bolsillo y sacó su propio cuchillo .

-Ah sí? ¿Y qué vas a hacer?. – Justo cuando terminó la frase, Jeff estaba frente a su nariz. Randy buscó su cara para golpearlo, pero Jeff agarró la muñeca del chico y la rompió.
Randy gritó y Jeff tomó el cuchillo de su mano. Troy y Keith fueron de prisa, pero Jeff fue más rápido. Tiró al suelo a Randy. Keith se arremetió contra él, pero Jeff se agachó y lo apuñaló en el brazo. Keith dejó caer el cuchillo y cayó al suelo gritando. Troy también se tiró sobre él, pero Jeff ni siquiera necesitaba el cuchillo. Él acababa de darle a Troy un puñetazo recto en el estomago y Troy cayó al suelo. Al caer, vomitó por todas partes. Liu no pudo hacer nada, solo se quedó ahí mirando con asombro a Jeff.

- Jeff…¿Cómo…? – Era todo lo que dijo Liu.

Ellos vieron el autobús que se acercaba y sabía que iban a ser culpados por eso. Así que empezaron a correr tan rápido como pudieron. Mientras corrían, miraron hacia atrás y vieron al conductor del autobús corriendo hacia Randy y los demás.
Así como Jeff y Liu llegaron a la escuela, no se atrevieron a decir lo que pasó. Todo lo que hizo fue sentarse y escuchar. Liu acababa de ver como su hermano golpeaba a unos chicos, pero Jeff sabía que fue algo peor. Fue algo aterrador. A medida que la sensación lo volvía más poderoso, lo llevó a algo justo, herir a alguien. No le gustaba como sonaba eso, pero no pudo evitar sentirse feliz.
Sentía la sensación de desaparecer y de mantenerse alejado todo el día de la escuela. A pesar de que caminaba hacia su casa, debido a que tenía que pasar por la parada de autobús, tal vez no lo debería tomar nunca, se sintió feliz. Cuando llegó a su casa, sus padres preguntaron como le fue el día. Él respondió con un tono un tanto ominoso "Fue un día maravilloso".
A la mañana siguiente, oyó como llamaban a su puerta. Caminó hacia abajo para encontrarse con dos policías en la puerta y su madre con una mirada realmente furiosa.

-Jeff, estos policías dicen que ayer atacaste a tres niños. Y que no fue una pelea regular y que fueron apuñalados. Apuñalados!- Jeff bajó la mirada, dejándole ver a su madre que era cierto.

-Mamá, ellos eran los que nos amenazaban con cuchillos a Liu y a mi.- Dijo Jeff

- Hijo – dijo uno de los policías.- Hemos encontrado a tres niños, dos apuñalados y uno con un moretón en el estómago, y tenemos testigos que demuestran fuga. Ahora ¿Qué nos dice sobre eso?. –

Jeff sabía que era inútil. Él podía decir que Liu fue atacado pero no tendrían pruebas de que ellos dos no atacaron primero. No podían decir que no huían, porque era verdad. Así que Jeff no podía defenderse ni a sí mismo ni a Liu.

- Hijo, llama a tu hermano . – Dijo uno de los oficiales. Jeff no podía hacerlo, ya que fue él quien acabo con todos.
- Señor, era yo . Yo vencí a los chicos. Liu trató de detenerme pero no pudo.- El policía miró a su compañero y ambos guiñaron.
- Bueno, chico, esto se parece a un año Juvy…-
- ¡Esperen! – dijo Liu. Todos miraron arriba para verlo con un cuchillo. Los oficiales sacaron sus armas y lo apuntaron a Liu. – Era yo el que le ganó a los pequeños punks. Aquí tienen las marcas para comprobarlo. – Él levantó las mangas para mostrar cortes y contusiones, como si hubiera estado en pelea.
- Hijo, solo tienes que poner el cuchillo en el suelo. – dijo uno de los oficiales. Liu tomó el cuchillo y lo tiró al suelo. Él levantó sus manos y se acercó a los policías.
- No..¡Liu! ¡Fui yo! ¡Diles que fui yo!- Dijo Jeff que tenía lágrimas corriendo por su rostro.
- Uh, pobre, hermano..Tratar de tener la culpa de algo que yo hice. Bueno, me fui lejos. – La policía se llevó a Liu a la patrulla.
- ¡¡Liu!! ¡¡Les digo que fui yo!! ¡¡Diles que yo fui el que golpeó a los chicos!!- La madre de Jeff lo tomó de los hombros
- Jeff, por favor. No tienes que mentir, sabemos que fue Liu. Puedes detenerte.- dijo su madre.

Jeff vio como la patrulla rápidamente se llevaba a Liu en su interior. Unos minutos más tarde, el padre llegó a su casa viendo como Jeff estaba tirado en el camino de la entrada. Al ver la cara de Jeff, supo que algo andaba mal.

- Hijo, hijo! ¿Qué pasó?. – Preguntó su padre.

Jeff no podía hablar, sus cuerdas vocales se tensionaron por el llanto. En cambio , su madre, hizo que su esposo entrara para contarle la mala noticia. Después de una hora Jeff entró a la casa. Vio a sus padres, ambos conmocionados, tristes y desilusionados. No podía verlos. No quería ver lo que pensaban de Liu, de algo que él hizo. Se había ido a dormir, con todo el asunto en mente. Pasaron dos días , sin noticias de Liu en la JDC. No tenía amigos para pasar el rato. Nada más hay tristeza y culpa. . Eso es hasta el sábado, cuando Jeff se despertó por su madre, con una cara radiantemente feliz.

- Jeff, es el día- dijo mientras abría las cortinas y dejaba que la luz inunde el cuarto.
- ¿Qué, qué es hoy? – preguntó Jeff cuando se despertó agitado.
- Porque es la fiesta de Billy.- Jeff estaba totalmente despierto entonces.
- Mamá, estás bromeando..¿Verdad? No esperarás que vaya a la fiesta de ese niño después de…- una larga pausa se hizo presente.
- Jeff, ambos sabemos lo que pasó. Creo que esta fiesta debería ser la única cosa que alegre estos días. Ahora ,vistete. La madre de Jeff salió de la habitación y fue a la planta baja para prepararse. Jeff batalló consigo mismo para levantarse de la cama. Escogió la primera camisa que vio y se puso un par de Jeans y bajó las escaleras. Vio a su madre y a su padre ya vestidos. Su madre llevaba un vestido y su padre iba de traje.Él pensó ¿Por qué usarían esa ropa de lujo para ir a la fiesta de un niño?
- Hijo, ¿Eso es todo lo que vas a llevar?- dijo la mamá de Jeff
- Es mejor que llevar demasiado…- respondió Jeff. Su madre tenía la sensación de gritarle, pero lo escondió en una sonrisa.
- Jeff, ahora puedes usar ropa mejor. Es una forma de causarles buena impresión, ve a cambiarte. – dijo el padre. Jeff gruño y subió de nuevo a cambiarse.
- ¡¡Yo no tengo nada de ropa lujosa!! – gritó llegando a su habitación
- ¡Solo tienes que elegirte algo! – dijo su madre.

Buscó en su armario, mirando algo a lo que él llamaría Lujo. Encontró un par de pantalones de vestir negros que tenía para ocasiones especiales y una camiseta. No encontraba nada para que combinara. Buscó un poco más, pero solo veía camisas a rayas y estampados. Ninguno iba con el pantalón de vestir. Por último encontró una sudadera blanca con capucha, tendida sobre una silla y se lo puso.

- ¿Eso es lo que elegiste? – Dijo su madre, miró el reloj – Ohh! No hay tiempo para volverte a cambiar. Vamos.- dijo conduciendo a Jeff y a su padre hacia la puerta. Cruzaron la calle hasta la casa de Bárbara y Billy. Tocaron la puerta, detrás se encontraba Bárbara, al igual que sus padres, ella lucía un vestido. Mientras caminaba hacia dentro, Jeff vio que estaban los adultos, ningún niño.
- Los niños están en el patio. Jeff, ¿Quieres conocer a algunos de los niños? - dijo Bárbara.

Jeff salió al patio que estaba lleno de niños. Ellos corrían con trajes extraños trajes de vaqueros y hacían que se disparaban con pistolas de plástico. Él estaría también de pie en un Toys R Us. De repente un niño se le acercó y le entregó una pistola de juguete y un sombrero.

- Hola, ¿Quieres jugar?
- Ahh, no niño. Estoy muy grande para estas cosas.- El niño puso cara una extraña cara de cachorro.
- Porfa? – dijo el chico..
- Esta bien…- dijo Jeff.

Se puso el sombrero y fingió que le disparaba a los niños. Al principio pensó que era ridículo, pero luego empezó a divertirse. Pensó que no podría ser más genial, era la primera vez que hizo algo que llevó a su mente alejarse de Liu. Por eso jugaba con los niños.
De pronto oyó un ruido. Un extraño ruido de frenada. Entonces se dio cuenta. Al igual que hace un tiempo, Randy, Troy y Keith saltaron por encima de la cerca en sus patines. Jeff dejó caer el arma de juguete y se arrancó el sombrero. Randy miró a Jeff con un ardiente odio.

- Hola, Jeff ¿No? – dijo- Tenemos algunos asuntos pendientes.- Jeff vio que se le frunció el ceño.
- Creo que estamos a mano. Les gané a mierda como ustedes. Y ustedes enviaron a mi hermano a JDC-

Randy tenía odio en su mirar.

-Oh no, no me voy a ir. Porque incluso, te voy a ganar. Es posible que me hayas pateado el culo, pero esta vez NO.-

Así como terminó la frase, Randy se lanzó sobre Jeff. Ambos cayeron al suelo. Randy le dio un puñetazo en la nariz a Jeff, y Jeff lo agarró de las orejas y le dio un cabezaso.
Jeff empujó a Randy lejos de él y ambos se pusieron de pie. Los niños gritaban, y los padres corrían fuera de la casa. Troy y Keith sacaban armas de fuego fuera de sus bolsillos.

- Nadie interrumpe o hay tripas a volar!- dijeron.

Randy sacó su cuchillo y se lo clavó a Jeff en el hombro. Jeff gritó y cayó de rodillas. Randy comenzó a patearle la cara. Luego de tres patadas, Jeff toma el pie de Randy y se lo tuerce, dejándolo caer. Jeff se levanta y camina hacia la puerta que da a la casa. Troy lo agarra bien.

-¿Necesitas ayuda?.- Toma a Jeff por el cuello y lo tira hacia la puerta del patio. Jeff intenta levantarse, pero lo vuelven a tumbar contra el suelo. Randy le empieza a dar patadas, una tras otra. Hasta que Jeff comienza a toser sangre.

-¡Vamos Jeff, pelea contra mi!- tomo a Jeff y lo tiró hacia la cocina. Randy ve una botella de vodka en la mesa y rompe el cristal sobre la cabeza de Jeff.- ¡Pelea! – luego lanza a Jeff a la sala de estar.- ¡Vamos Jeff! ¡Mírame! – Jeff levanta la vista, y deja ver su rostro lleno de sangre- ¡Yo fui el que mandó a tu hermano a JDC! Ahora no eres nada. ¡Me sentaré aquí y veré como te pudres en un año! Deberías avergonzarte. - Jeff comenzaba a levantarse. - ¡Oh! ¡Por fin resistes y peleas! –
Jeff estaba a sus pies, la sangre y el vodka recorre su rostro. Otra vez aparece esa sensación, aquella que no había sentido en días.
- Por fin ¡Es para hoy!- Decía Randy mientras corría hacia Jeff.

Ahí es cuando sucede todo. Algo dentro de Jeff se desencajó. Su psique se destruyó, todo pensamiento racional se ha ido, todo lo que quiere hacer es matar. Él tomó a Randy y lo lanzó hacia el suelo. Se puso sobre él y con un martillo lo golpea directo al corazón de Randy, haciendo que se detenga. Randy comenzó a jadear para tomar aire. Jeff con el martillo en mano, golpe tras golpe, la sangre brotaba del cuerpo de Randy. Hasta que toma un ultimo aliento, y muere.
Todos los presentes estaban mirando a Jeff. Los padres, los niños que lloraban. Troy y Keith, que de un momento a otro rompieron la mirada y se lanzaron contra él. Jeff al ver como ellos se tiraban sobre él, corrió hacia las escaleras. Mientras el subía, Troy y Keith le disparaban, pero simplemente fallaban. Jeff seguía corriendo mientras subía las escaleras. Él escuchó como Troy y Keith lo seguían. A medida que se alejaba de las ultimas balas, Jeff se escondió en el baño. Él saca las toallas del estante y lo saca. Troy y Keith hacen carrera hacia el baño con los cuchillos preparados.
Troy blandía su cuchillo contra Jeff, que se aleja y lo golpeó con el estante de las toallas en la cara de Troy. Troy se había puesto duro, ahora solo quedaba Keith.
Él es más ágil que Troy, se acercó a Jeff. Dejó caer el cuchillo y tomó a Jeff por el cuello, empujándolo hacia la pared. Una botella de lejía cayó sobre ambos, quemándolos. Comenzaron a gritar. Jeff trató de secarse lo más que podía los ojos. Fue hacia el estante de las toallas y la tiró directamente a la cabeza de Keith . Mientras yací allí desangrándose hasta casi morir, dejó escapar una sonrisa siniestra.

-¿Qué es tan gracioso?- Preguntó Jeff. Keith sacó un encendedor y lo encendió.
- Lo gracioso- dijo- Es que estás cubierto de Lejía y alcohol.

Los ojos de Jeff se abrieron cuando Keith lanzó el encendedor. Tan pronto como el encendedor se puso en contacto con Jeff , el alcohol hizo que se encendiera en llamas. Mientras el Vodka lo quemaba, la lejía blanqueaba su piel. Jeff dejó escapar un grito terrible mientras se incendiaba. Trató de apagar el fuego, pero no sirvió de nada, el alcohol hizo de su cuerpo un infierno a pie. Corrió por el pasillo y cayó por las escaleras. Todo el mundo empezó a gritar al ver a Jeff, ahora un chico en llamas, tirado en el suelo casi muerto. Lo ultimo que vio Jeff fue a su madre y a otros padres tratando de apagar el fuego. Fue entonces cuando se desmayó.
Cuando Jeff se despertó tenía un yeso envuelto alrededor de su rostro. Él no podía ver nada, pero sintió un yeso en su hombro y vendas en todo su cuerpo. Trató de levantarse, pero se dio cuenta de que tenía un tubo en el brazo, y cuando intentó levantarse se le cayó. Una enfermera se apresuró a tomarlo.

-No creo que puedas salir de la cama en estos momentos- dijo ella mientras acostaba de nuevo a Jeff y colocaba el tubo en su lugar. Jeff estaba allí, sin ver nada, sin idea de lo que era lo que le rodeaba. Finalmente, unas horas más tarde, escuchó la voz de su madre.

-Cariño ¿Estás bien?- preguntó ella. Jeff no pudo responder, sin embargo, su rostro estaba cubierto por el yeso, eso lo hacía incapaz de hablar. – Oh, cariño, te tengo una gran noticia. Luego de que todos los testigos confesaron que Randy fue el que trató de atacar, se decidió dejar libre a Liu.- Esto hizo que Jeff ,casi erguido, se detuviera. Recordando el tubo que se le salía del brazo. – Él va a estar para mañana, y luego ustedes dos podrán estar juntos de nuevo.-

La madre abrazó a Jeff y se despidió. Las siguientes semanas fueron aquellas en las que la familia de Jeff lo visitaba. Entonces llegó el día en el que le quitarían las vendas. Su familia todo lo que quería era verlo, como se vería así. Los doctores iban desvendando todo el cuerpo de Jeff, quien estaba sentado al borde de la cama. Esperaron hasta el ultimo vendaje que cubriera su cara.

-Esperemos lo mejor – dijo el doctor. Rápidamente retiró la venda del rostro de Jeff

La madre de Jeff gritó al ver el rostro de su hijo. Liu y su padre estaban sobrecogidos ante el rostro.

-¿Qué? ¿Qué pasó con mi cara? – dijo Jeff. Se levantó de la cama y salió corriendo al baño. Se miró en el espejo y vio la causa de la angustia. Su rostro, es… es horrible. Sus labios se quemaron en una sombra profunda de rojo. Su rostro se convirtió en un color blanco puro, y su pelo machucado marrón en negro. Poco a poco se llevó la mano al rostro . Sintió que había una especie de cuero. Volvió a mirar a su familia luego de vuelta al espejo.

-Jeff…- dijo Liu – No es tan malo…

-No es tan malo?- dijo Jeff - ¡Es perfecto!- Su familia se sorprendió. Jeff comenzó a reír incontrolablemente . Sus padres notaron que su ojo izquierdo y su mano temblaban.

- Uh…Jeff…¿Estás bien?
- ¿Si estoy bien? ¡Nunca estuve tan feliz! J aja ja jajajaa!!! Jaaa!! ¡¡Mírame!!.¡¡ Este rostro combina perfecto conmigo!!- Jeff no paraba de reír. Acarició su rostro sintiéndolo mientras miraba el espejo.

¿Qué es lo que provocó esto? Si recuerdan, cuando Jeff peleaba contra Randy. Su cordura, se rompió. Ahora era una maquina asesina llena de locura, es decir, sus padres no lo sabían.

-Doctor- dijo la madre de Jeff – Mi hijo…¿Está bien? Ya sabe, ¿De la cabeza?-
-Oh sí, este comportamiento es común en pacientes que han tenido grandes cantidades de calmantes para el dolor. Si su comportamiento no cambia en unas pocas semanas, tráigalo aquí de vuelta y le haremos un examen psicológico-
- Oh, muchas gracias doctor. – La madre se acercó a Jeff- Jeff , cariño, es hora de irnos-

Jeff la miró a través del espejo, su cara aún formaba una loca sonrisa.

- Está bien mami…ja jajaj jaaa- su madre lo tomó del hombro y lo llevó para tomar su ropa.
-Esto es con lo que entró. – Dijo la recepcionista. La madre de Jeff miró hacia abajo y vio los pantalones y la sudadera limpios de sangre e incluso cocidos. La madre llevó a Jeff a su habitación e hizo que se cambie. Luego se fueron, sin saber que ese sería su ultimo día de vida.

Más tarde esa misma noche, la madre de Jeff se despertó al escuchar un ruido que provenía del baño. Sonaba como si alguien estuviera llorando. Cuando se acercó poco a poco a ver que era, presenció una escena horrenda. Jeff había tomado un cuchillo y tallado una sonrisa en sus mejillas

-Jeff ¿Qué estás haciendo?- preguntó su madre

Jeff miró a su madre. -No podía seguir sonriendo mamá. Me dolió después de un tiempo. Ahora, puedo sonreír para siempre.-

La madre de Jeff notó los ojos de su hijo rodeados de color negro

-¡Jeff tus ojos!-

-No podía ver mi rostro, me cansé y mis ojos comenzaron a cerrarse. Me quemé los parpados, de esa forma siempre podré ver… Mi nueva cara- La madre de Jeff lentamente comenzó a retroceder al ver que su hijo se estaba volviendo completamente loco.- ¿Qué pasa mamá? ¿Ya no soy hermoso?

-Sí, hijo- respondió ella- Sí, lo eres hijo. D-déjame ir a buscar a tu padre para que pueda ver tu rostro…- Ella corrió a la habitación, sacudió a su esposo sacándolo de su sueño. –Cariño, toma el arma que…- Se detuvo cuando vio a Jeff en la puerta sosteniendo el cuchillo.

-Mami, mentiste…- Eso es lo ultimo que escucha cuando Jeff corrió con el cuchillo hasta ellos.

Su hermano ,Liu, se despertó sobresaltado por un ruido. No oyó nada más, así que trató de volver a dormir. Cuando estaba en la vigilia del sueño, tuvo la sensación extraña de que alguien lo observaba. Miró hacia arriba, cuando la mano de Jeff cubrió su boca. Poco a poco fue levantando el cuchillo para lanzarse sobre su hermano. Liu golpeaba aquí y allá tratando de escapar de las garras de Jeff.

-Shhhhhhhhhhhh- dijo Jeff- Sólo tienes que ir a dormir.-


Y ahora.... damas y caballeros.... todos mis seguidores.... personas que leen esto.... ¡esta es la foto real!

original

Algunos diran que ya han visto la imagen, pero asociada con Jeff The Killer, pero si no asociamos la foto con Jeff, parece que esta hecha para dar risa, para recrear a alguien feo o algo asi.

Bueno, este es el final del post, adios!