Se viene el Fin del Mundo

Planeta

biblia

21 de diciembre de 2012 fue para muchos una profecía fallida, que algunos medios de comunicación se encargaron de ridiculizar. Pero en los últimos meses, en muchos foros se vuelve a hablar de la idea del “fin del mundo” con teorías que van desde las llamaradas solares, una nueva edad de hielo, el supuesto calentamiento global, la guerra nuclear, la superpoblación, un virus mortal, meteoritos, un cometa, o por cualquier otro escenario apocalíptico.

A lo largo de la historia, muchos reconocidos profetas afirmaron “ver” el fin de nuestra civilización tal cual la conocemos, pero muchos expertos afirman que la Biblia predice a la perfección el “fin del mundo”. La profecía bíblica, titulada Apocalipsis, describe una serie de cataclismos globales en nuestro planeta llevando a nuestra raza al borde de la extinción.


info

Fin de los tiempos, el Apocalipsis

El fin del mundo tal como lo conocemos o la ruptura de nuestra civilización no se trata simplemente de un concepto de los más apocalípticos, o incluso por el conocido grupo llamado Preppers. La Biblia hace mención de ello, como el diluvio de Noé, cuando sólo ocho almas escaparon de un diluvio global para volver a crear un mundo con nuevo clima. Jesús habló del fin del mundo en su “Discurso de los Olivos”:

“Y estando El sentado en el monte de los Olivos, se le acercaron los discípulos en privado, diciendo: Dinos, ¿cuándo sucederá esto, y cuál será la señal de tu venida y de la consumación de este siglo?… Si aquellos días no fueron acortados, no se salvó nadie. Sin embargo, por causa de los escogidos.” – Mateo 24:3-22 -

El libro de Apocalipsis tiene detalles sobre el fin del mundo, y si bien, algunas personas puedan considerarlo como una lectura bastante aterradora, es digno de estudio por parte de los expertos. Los cataclismos globales son muy bien representados en la Biblia, siendo los principales eventos para el fin de la vida que conocemos. La Biblia es considerada la pionera en el negocio de las predicciones del fin del mundo, mucho antes que cualquier otro profeta.

apocalipsis


Diferentes eventos para “el fin del mundo”, según los científicos y la Biblia

Muchos conocidos científicos han explicado a la perfección las muchas maneras en que nuestra frágil existencia podría terminar, y no sólo por una guerra nuclear o por devastadoras tormentas solares. A continuación, algunos de los escenarios apocalípticos propuestos tanto por científicos como por la Biblia.

Alerta Global: Nueva Edad de Hielo

Todos estamos familiarizados con el supuesto calentamiento global que es protagonista en la actualidad, pero lo que se desconoce es que en los años 70 los científicos estaban altamente preocupados por todo lo contrario: una posible edad de hielo. En la actualidad, científicos de renombre han afirmado que el planeta Tierra está mostrando una tendencia al enfriamiento global, siendo más preocupante para los científicos que el propio calentamiento global. Y una vez más el catastrófico cambio climático es considerado una posibilidad. Muchos expertos afirman que existen ciertas referencias en la Biblia, sobre todo en la cuarta trompeta, cuando el sol esté bloqueado y que comentaremos más adelante.

Súper Virus, Pandemias, Bio-Terrorismo

Los virus, las bacterias y otros patógenos han demostrado ser devastadores para la humanidad. El ejemplo más claro es la peste, que redujo la población mundial en 100 millones de habitantes en el siglo XIV (incluyendo uno de cada cuatro europeos). También podemos recordar la epidemia de la gripe española de 1918, que mató a unos 50 millones de personas en todo el mundo. Aunque en la Biblia, Jesús (Lucas 21:11) y el cuarto sello hacen mención a la peste o a las plagas, su impacto es limitado a un máximo de un cuarto de la humanidad (Apocalipsis 06:08), y ese número puede extenderse a lo largo de un largo período de tiempo que se inició en los últimos siglos.

fin del mundo

Llamarada Solar, Eyección de Masa Coronal

Si una erupción solar (eyecciones de plasma) impactara directamente contra la Tierra, el efecto sería devastador, colapsando la red eléctrica, mientras que quedaríamos expuestos a la radiación intensa. La mayor erupción solar registrada fue el evento Carrington de 1859, donde las líneas telegráficas se electrificaron hasta el punto de sorprender a los técnicos y provocando incendios en los sistemas.

La Biblia hace referencia a las llamaradas solares cuando se habla sobre el sol, convirtiéndose en siete veces más caliente, quemando a los hombres con su calor extremo y su fuego en el cuarto sello ( Apocalipsis 16:08 ). Esto es parte de la ira controlada de Dios antes de que Jesús se haga cargo de reinar por 1.000 años de paz llamado “el Milenio”. Obviamente, la humanidad va a sobrevivir a la tormenta solar de corta duración.


Objetos peligrosos cercanos a la Tierra

En los últimos meses, los científicos se han dado cuenta del gran potencial destructivo que tienen tanto asteroides, meteoritos o cometas, si impactaran contra la tierra. Han, sido creados programas en busca de posibles amenazas de todo tipo de tamaños, aunque la propia NASA ha reconocido que poco se puede hacer ante la llegada inminente de un meteorito. Sobre este tema, la Biblia hace referencias claras sobre los objetos cercanos a la Tierra, que incluye múltiples impactos de meteoritos sobre la tierra en la primera trompeta (Apocalipsis 08:07) y un asteroide o un cometa de gran tamaño impactando contra el océano en la segunda trompeta (Ap. 8 : 8) acompañado de un gran terremoto a nivel global mundial. ¿Podrá tratarse del Cometa ISON?.

destruccion


¿Qué cataclismo confirma la Biblia?

Llegados a este punto, realmente es preocupante el número de escenarios apocalípticos que científicamente han sido aceptados y que parecen ser predichos por la propia Biblia. Entonces, ¿cómo se interrelacionan todos estos cataclismos? ¿Qué sentido tienen? ¿Qué es lo que está por venir?

Para ordenar estos escenarios apocalípticos hay que colocarlas en la línea de tiempo de 21 puntos en los siete sellos, siete trompetas y las siete copas que podemos encontrarnos en el Apocalipsis. Las copas de la ira de Dios ocurren al final, después de la Gran Tribulación y después del rapto , por lo que las tormentas solares no serían una preocupación para la humanidad. Según algunos expertos en el apocalipsis, los sellos en su mayoría son relacionados con el pasado, incluyendo la “muerte” de la guerra, el hambre, las bestias y las plagas que afectan a una cuarta parte de la tierra. Los cuatro jinetes del Apocalipsis ya están montando y llevando los efectos negativos descritos como puede verse a lo largo de la historia:

Primer sello: Religiones engañosas en el nombre de Cristo.

Segundo sello: Las ideologías que tienen la paz de la tierra.

Tercer sello: El dominio económico de las masas mediante la riqueza.

Cuarto sello: El aumento de las muertes, respectivamente.

El quinto sello es único entre los 21 puntos existentes, ya que habla de los mártires bajo el altar preguntando a Dios hasta cuando durará “el juicio contra los habitantes”.

El sexto sello es donde las perturbaciones cósmicas comienzan con dos eclipses y un gran terremoto global. Continúa con impactos en la primera y segunda trompeta, para concluir en la cuarta trompeta con el “invierno nuclear”, que llevará consigo impactos más profundos.

Durante los primeros cuatro sellos, la explicación es evidente. Dios estaba enviando directamente a los ángeles para derramar las siete copas de la tierra para juzgar y eliminar el mal. Los cuatro jinetes se dice que son espíritus (sin duda enviados por Satanás) ya que no se llaman los ángeles de Dios.

señales

La teoría de Némesis

La teoría de Némesis es apoyada por varios científicos de gran prestigio en la actualidad. Pero a pesar de esto, hay personas que nunca han oído hablar de Némesis. Para los lectores de la Biblia, se refiere a una “estrella de la muerte” llamada “Ajenjo” y que hará aparición en un futuro, siendo el culpable de grandes problemas en la tierra. La teoría de Némesis fue propuesta por el físico Richard A. Muller en 1984 como una manera de explicar a los medios de comunicación las extinciones masivas en el pasado.


En pocas palabras, si nuestro sol es como la mayoría de las estrellas, es parte de un sistema solar binario, lo que significa que tiene una estrella gemela compañera orbitando en la distancia. Una tenue estrella enana roja o marrón que viajará a través de nuestro sistema solar, siendo difícil de encontrar y es comprensible que no fuera detectada por los parámetros actuales de sistemas de búsqueda. Cuando esta estrella pasa a través de la nube de Oort, donde los cometas se mantienen en un “almacenamiento en frío”, perturbaría sus órbitas. Algunos cometas se dirigirían a nuestro sistema solar interior. Dicho de otra manera, el paso de Némesis a través de la nube de Oort se convertiría en el sistema solar interior en una galería de tiro. Si uno de los cometas se acercara a la Tierra, podría explicar todos los efectos descritos por el Apocalipsis en el sexto sello a través de la cuarta trompeta. Tal vez, Ajenjo pasará cerca de la Tierra o de Júpiter, siendo capaz de hacer eclipses, terremotos y grandes desastres globales como los descritos anteriormente.

Se viene el Fin del Mundo



¿Cuándo será el “fin del mundo”?

Todas las indicaciones de la descripción en el sexto sello (cuando comienzan los efectos del ajenjo) señalan que la población va a ser sorprendida por su llegada. La situación será de tal magnitud que en lugar de entrar en bunkers, refugios preparados o “arcas”, las personas se verán presas del pánico, corriendo a las cuevas en las montañas (al parecer para evitar ser víctimas del impacto de un meteorito, asteroide, cometa o ahogados por el tsunami que provocará el impacto).

Dado que no todo el mundo entiende o ha leído la Biblia, el libro sagrado no nos dice exactamente cuándo será el “principio del fin”, o cuando exactamente “Dios (para los cristianos)” planea supuestamente protegernos, enviando al falso profeta y liderar el camino a nuestra perdición. Pero la realidad, es que incluso si tuviéramos toda esa información, la mayoría de nosotros no tienen la economía, los recursos o la libertad de moverse o preparar lo necesario para salvarnos de graves catástrofes globales. Pero no está de más estar en alerta.