El actor y comediante argentino Guillermo Hernán Francella de 58 años experimento un hecho aterrador en Disney


La aterradora historia de Francella en Disney


"Hace unos años, Francella y su familia pasaron las vacaciones en Estados Unidos. El último día fueron a Disney.
Ya en Disney, mientras su familia estaba en otra atracción, Francella decidió entrar en la Mansión del Terror.
A poco de entrar en la Mansión del Terror, Francella se sintió mal y quiso salir. Pero al intentar salir, se perdió.
Entonces Francella comenzó a caminar por un extraño pasillo que creyó era la salida. El pasillo era largo, muy largo.
Después de mucho caminar por el largo y extraño pasillo, Francella se encontró ante una puerta. La abrió.
Tras la puerta había una escalera, y un sótano con poca luz. Francella notó que abajo había alguien, apenas iluminado.
Francella, que no sabe inglés, intentó pedirle ayuda, pero no recibió respuesta. Con un poco de miedo, empezó a bajar.
Cuando bajó, Francella notó que ese alguien estaba tras un vidrio, en una especie de congelador: ¡era Walt Disney!
Antes de que Francella reaccionara, 2 personas entraron. Entre golpes y amenazas, lo llevaron a otro cuarto, diminuto.
Después de una hora encerrado, apareció un hombre vestido de Mickey: “Vos no viste nada”, le dijo. Luego, lo soltaron.
Ya en el parque, Francella buscó a su familia. Quiso contarles lo sucedido, pero algo lo hizo callar.
Francella vio a un Perro Pluto que le hacía el gesto de cortarle el cuello. Y decidió nunca contar lo sucedido.
Inmediatamente, Francella y su familia volvieron al país. Todo parecía normal. Pero unos días más tarde algo pasó.
Francella fue a buscar a sus hijos al colegio. Mientras esperaba, dentro del auto, se puso a ver las fotos del viaje.
En todas las fotos, sus fotos, notó personajes de Disney rondando: Mickey en el aeropuerto, Pluto en el hotel, y así.
Francella se quedó pasmado ante las fotos, temblando del miedo. Entonces, alguien golpeó la ventanilla del auto.
Francella levantó la vista y vio algo terrible: sus hijos estaban de la mano de ¡Un Ratón Mickey!
Los chicos subieron al auto. Y Francella escapó, mientras el Ratón Mickey lo seguía con la mirada, amenazante"