Es probable que conozcan la historia del profeta Jonás, (en la biblia) pero, para los que no la conozcan, ahí les va:

1:1 La palabra del Señor se dirigió a Jonás, hijo de Amitai, en estos términos:
1:2 "Parte ahora mismo para Nínive, la gran ciudad, y clama contra ella, porque su maldad ha llegado hasta mí".
1:3 Pero Jonás partió para huir a Tarsis, lejos de la presencia del Señor. Bajó a Jope y encontró allí un barco que zarpaba hacia Tarsis; pagó su pasaje y se embarcó para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia del Señor.
1:4 Pero el Señor envió un fuerte viento sobre el mar, y se desencadenó una tempestad tan grande que el barco estaba a punto de partirse.
1:5 Los marineros, aterrados, invocaron cada uno a su dios, y arrojaron el cargamento al mar para aligerar la nave. Mientras tanto, Jonás había descendido al fondo del barco, se había acostado y dormía profundamente.
1:6 El jefe de la tripulación se acercó a él y le preguntó: "¿Qué haces aquí dormido? Levántate e invoca a tu dios. Tal vez ese dios se acuerde de nosotros, para que no perezcamos".
1:7 Luego se dijeron unos a otros: "Echemos suertes para saber por culpa de quién nos viene esta desgracia". Así lo hicieron, y la suerte recayó sobre Jonás.
1:8 Entonces le dijeron: "Explícanos por qué nos sobrevino esta desgracia. ¿Cuál es tu oficio? ¿De dónde vienes? ¿Cuál es tu país? ¿A qué pueblo perteneces?"
1:9 Él les respondió: "Yo soy hebreo y venero al Señor, el Dios del cielo, el que hizo el mar y la tierra".
1:10 Aquellos hombres sintieron un gran temor, y le dijeron: "¡Qué has hecho!", ya que comprendieron, por lo que él les había contado, que huía de la presencia del Señor.
1:11 Y como el mar se agitaba cada vez más, le preguntaron:
"¿Qué haremos contigo para que el mar se nos calme?"
1:12 Jonás les respondió: "Levántenme y arrójenme al mar, y el mar se les calmará. Yo sé muy bien que por mi culpa les ha sobrevenido esta gran tempestad".
1:13 Los hombres se pusieron a remar con fuerza, para alcanzar tierra firme; pero no lo consiguieron, porque el mar se agitaba cada vez más contra ellos.
1:14 Entonces invocaron al Señor, diciendo: "¡Señor, que no perezcamos a causa de la vida de este hombre! No nos hagas responsables de una sangre inocente, ya que tú, Señor, has obrado conforme a tu voluntad".
1:15 Luego, levantaron a Jonás, lo arrojaron al mar, y en seguida se aplacó la furia del mar.
1:16 Los hombres, llenos de un gran temor al Señor, le ofrecieron un sacrificio e hicieron votos.
1:17 El Señor hizo que un gran pez se tragara a Jonás, y este permaneció en el vientre del pez tres días y tres noches.
Jonás, "tragado" por un pez...¿o por un Osni?
¿Permaneció tres días y tres noches en su vientre? Imposible. La acidez de su estomago lo mataría en menos de 5 minutos...entonces ¿como es posible?
Hace unos días, me encontraba con mi padre, hablando sobre el tema ovni y osni, y, pues, me contó de un caso sobre unos pescadores que acostumbraban a pescar de noche...
En una de esas oportunidades planearon para pescar, a las doce de la noche, en un lugar con fama por su buena pesca...
Llegó el día. Ya a las 10 pm zarparon en dirección a su objetivo.
Al llegar, empezaron a pescar y, al durar al menos 30 minutos...fue un ladrillazo. Decepción total. Ni un pez. Nada. Esperaron aproximadamente una hora. Nuevamente, decepción...
Cuando ya eran las 12 pm, decidieron irse, pero antes, esperarían 5 minutos; a ver si la suerte se hacía de ellos.
¡Y sí que lo hizo!
De no poder pescar, como por arte de magia, la pesca mejoró como nunca habían visto.
Peces de 2, 4, o hasta 7 kilos. La emoción era solemne.
Pero no por mucho tiempo...
Nuevamente, la "buena pesca" desapareció.
Su intriga fue calamitosa.
Después de 10 segundo mas o menos, salió del mar, frente a ellos, una "vaina que volaba", según su descripción.
biblia
Los pescadores lo describen como un plato o, un disco; y parte, no hacía el menor sonido.
Después de unos 20 o 25 segundos de observación, la nave voló a una velocidad inimaginable, perdiéndose de su vista.
Después de eso, la perplejidad era tal, que duraron segundos para volver a la realidad.
No lo pensaron...se fueron lo más rápido que pudieron.
¿Qué era esa "vaina que volaba"? Sin duda, un Osni.
Ahora, en estos tiempos, siglo XXI, ¿qué pasaría si un grupo de indígenas ven salir del agua a un Osni, y volver a sumergirse? Es muy probable que lo tomen como una especie de pez.
De esa misma forma, muy probablemente, pasó en el caso de Jonás, "tragado por un pez".



-RamcesB