La nave del misterio, sin rumbo y sin frenos


Servidor ya está cansado de Iker Jiménez y como ha conducido el programa en los últimos tiempos. Prácticamente desde el principio llevo escuchando el programa, salvo alguno que otro que por un motivo u otro no he podido oír. Me gusta, bueno, gustaba el programa, porque desde un programa en concreto a este parte, creo que se ha convertido en un, hago lo que me da la gana y si a la gente le gusta bien y sino, que apaguen la radio o la tele y se larguen. La pasada temporada hizo un programa que me dejo sin habla, sobre sonidos de cuevas o música de cavernas, o alguna historia de este tipo. Me pareció tan malo, que desde ese momento mi manera de escuchar el programa cambio. Hice algo que no había hecho antes, meterme en Twitter y seguir el hashtag del programa y la gente estaba bastante asqueada, por decir algo, con la basura que estaban haciendo y no ha sido el único caso. Desde ese día el hashtag para mi es parte del programa y sirve para reivindicar que estoy cansado de que se rellenó minutos con tonterías.

Desde un tiempo a esta parte le programa es cada vez más largo, tedioso, pesado y las introducciones de Iker, duran media hora, desde la 1.30 hasta las 2.00, aproximadamente y es un rollo repetitivo muy cansino. Después una hora con un tema que normalmente suele ser aburrido y que da para media hora, bien llevado, no divagando y aburriendo al personal. Hasta el momento he sido paciente y bueno, me pueden gustar más o menos los temas, pero lo que me ha dejado en fuera de juego es un serial de tres programas, sobre las caras de Belmez. Todo comenzó con el primer programa de la décima temporada de Cuarto Milenio, siguió con un programa en Milenio 3 cuanto menos ridículo, con psicofonías bastante malas, muchas siendo solo ruido y al día siguiente, otra vez Belmez en Cuarto Milenio. Todo este serial era para decir que las caras son verdad, que no las hace nadie, algo que esta rebatido de forma concienzuda por científicos de verdad, no por científicos, que parecen de medio pelo jugando con el Quimicefa y que van al programa a hacer dibujitos en hormigón con diferentes productos químicos, un espectáculo bastante lamentable e indigno. No quiero ni hablar de las psicofonías, que eran puro ruido y en muchos casos, estas psicofonías eran tan claras que parecían sacadas de una película o pronunciadas por alguien de cuerpo presente, algo muy bizarro en su conjunto.

Creo que cada uno es libre de expresar las cosas como le da la gana, pero el ser que lleva la cuenta de Twitter de la Nave del Misterio me ha bloqueado en Twitter, algo que no comprendo, porque puedo hacer crítica hacia, pero hasta el momento no les he insultado. Me sentó mal esto, porque las críticas se las ganan con programas lamentables, todo nació después de un programa de mierda que hicieron y que no gusto a casi nadie. Lo más patético se vivió este pasado sábado, con el programa de las psicofonías de Belmez, donde muchos no escuchábamos mas que ruidos, otros haciendo la pelota o por sugestión, decían oír cosas y no leyeron ningún tuit con mensajes de críticas, solo los mensajes que al señor Iker y sus pandilla le parecían correctos, mejor dicho, peloteo en toda su extensión.

¿Por qué Javier Sierra ya no va al programa? ¿Por qué no se ha hablado apenas del nuevo libro de Javier Sierra? ¿Por qué sigue el viejo senil de Enrique de Vicente saliendo en el programa si se le ve a la legua que esta ya perdiendo la cabeza y muchas veces dice cosas inconexas con el tema que se trata? ¿Dónde están los ‘amigos’ de Santi Camacho y sus conspiraciones? ¿Qué pinta Clara Tahoces en el programa, si apenas aporta? ¿Por qué Enrique de Vicente tiene una sección absurda con sus pajas mentales que se llama ‘Despierta’? ¿Por qué no admiten la crítica de los fans y solo se hacen eco de las alabanzas de unos pocos? Muchas preguntas sin respuesta, la verdad. Creo que todas estas preguntas nos las hacemos muchos, que estamos cansados de escuchar tanta basura sábado tras sábado. Es incomprensible el crecimiento, bueno, no, porque en vez de ser un programa para amantes del misterio como era antes, se ha convertido en un programa más tirando al humor absurdo y llegar a cuanta más gente (sin cerebro), que se cree y se traga cualquier chorrada.

Servidor se replantea el seguir escuchando este programa de radio, porque el de la tele lo vi muy al principio, hasta que me canse con tanta pantomima. Sinceramente, lo que debería volver es a los orígenes, a hablar de lo que hablaba al principio, que es lo que nos gustaba a muchos, en cambio, los nuevos temas, a los veteranos en el programa, no nos gustan una mierda. Colaboradores y secciones buenas ya no están, en cambio, otros personajes de medio pelo y secciones malas se han incorporado, incomprensiblemente. La pregunta es, ¿El programa le debe gustar a Iker, haciendo el programa muy comercial o debe hacer un programa al gusto de la mayoría y menos comercial? Yo, lo tengo clarísimo.