El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Libros paranormales y misteriosos en la Historia

El Libro de Toth, que da poder sobre la materia, el Manuscrito Voynich, que explica cómo usar la energía estelar o la Esteganografía de Tritemo, que enseña cómo hipnotizar a distancia. son algunas obras que fueron destruidas tras ser consideradas como “peligrosas”. “Se pueden escribir cinco líneas que destruirían la civilización”. Esas líneas quizá formen parte de algunos de los textos “demasiado peligrosos” que han desaparecido sin dejar rastro o fueron sistemáticamente destruidos o censurados a lo largo de la Historia.

Se calcula que en el gran incendio de la Biblioteca de Alejandría se quemó medio millón de obras que contenían el conocimiento científico de civilizaciones extintas, pero aquellos no son los únicos textos que podrían cambiar nuestra concepción del mundo y que han desaparecido. Aunque algunos textos no han sido escamoteados de la lectura pública por la acción del fuego sino por grupos interesados en que nunca salgan a la luz.

Los libros prohibidos han inspirado a muchos escritores como el norteamericano H. P. Lovecraft, que en sus “Mitos de Cthulú” menciona el “Necronomicón” que condensa la magia cósmica, o el italiano Umberto Eco, que en “El nombre de la Rosa”, narra una historia medieval de intrigas sobre una biblioteca de obras condenadas guardada por monjes inquisidores en un convento.

LOS LIBROS MALDITOS


Libros paranormales y  misteriosos en la Historia

Para Jacques Bergier muchas de las palabras prohibidas están en los textos que el escritor francés ha descrito en su trabajo “Los libros malditos” (“Les livres maudits”), el cual se ha convertido en una obra de referencia entre los aficionados a los conocimientos esotéricos y el saber oculto.

Bergier, autor junto a Louis Paulwells de otro texto esotérico denominado “El retorno de los brujos”, afirma en su libro que existe una cofradía tan antigua como la civilización, que impide la difusión demasiado rápida o extensa de los conocimientos que pueden ser demasiado peligrosos para ser revelados. El escritor llama a este grupo los “hombres de negro”.

Entre los integrantes de esta cofradía censora, cuyos rastros aparecen tanto en la historia antigua de China y la India, como en el pasado de Occidente, habrían figurado el escritor francés Joseph de Maistre y el zar Nicolás II de Rusia.

En 1885, el escritor Saint-Yves d’Alveydre debió destruir su obra, “Misión de la India en Europa y Misión de Europa en Asia. La cuestión de los Mahatmas y su solución” bajo amenaza de muerte, y su reedición la destruyeron los nazis alemanes al invadir Francia y París, en 1940, señala el investigador francés.

PALABRAS CON PODER


La destrucción de este antiquísimo libro fue anunciada varias veces, incluso por la Inquisición, pero ha reaparecido varias veces a lo largo de la Historia y no se descarta que ahora esté en poder de algunos grupos, que posean y utilicen sus secretos.

Este compendio de conocimientos científicos, “nacido del fuego”, se atribuye Hermes Trismegisto, el fundador de la alquimia y uno de los padres del saber hermético. Según Bergier, en la lista de presuntos textos condenados -algunos provenientes de civilizaciones desaparecidas- también figura el Manuscrito Mathers, que originó una de las sociedades esotéricas secretas más famosas de la historia, la Golden Dawn (“El Alba Dorada”).

El mayor “éxito” de los “hombres de negro” ha sido la destrucción de la Biblioteca de Alejandría, iniciada por Julio César, en el año 47 antes de Cristo (a.C.), continuada por el emperador Diocleciano en el 285 y finalizada en el año 646 por los árabes, que la destruyeron hasta sus cimientos.

Este edificio monumental, fundado en el 297 a.C. por Demetrio de Falera y que contaba con departamentos de Ciencias Naturales y Matemáticas, contenía unos 700 mil documentos, de los cuales casi ninguno ha sobrevivido y entre los que al parecer se encontraban los secretos de la trasmutación del oro y la plata.

La destrucción de la Biblioteca alejandrina eliminó los manuscritos del historiador y astrólogo Beroso, quien inventó el cuadrante solar semicircular y concibió una teoría sobre el conflicto entre los rayos del Sol y la Luna, la cual anticipaba las modernas investigaciones sobre la interferencia de la luz.

La Esteganografía de Tritemo

Quizás la mayoría no sepa que es la “LA ESTEGANOGRAFIA DE TRITEMO”; Bueno este es un libro escrito por “ABAD TRITEMO”.


Este personaje tenía acceso a la biblioteca más abastecida de conocimientos de Alemania, era un monasterio de san Martin de bragas, esta persona solía realizar investigaciones bastantes raras.

Al parecer tritemo reunió todo tipo de conocimientos sobre hipnotizar y controlar entre muchas otras investigaciones que se desconocen (a mi parecer tiene mucho sentido que haya tenido éxito, ya que en aquella biblioteca habían puros manuscritos y unos cuantos libros impresos ya que eran el nuevo invento en aquellos tiempos).


Se dice que este libro contenía todos sus secretos, investigaciones, y la esencia de como hipnotizar y controlar a personas.

Los pocos que tienen conocimientos de pocas fracciones de estos libros dicen que dicho libro te enseñaba a controlar el ÉTER, un término muy raro (en aquellos tiempos), ahora sabemos que el ÉTER es sinónimo de lo que tesla nombro como ENERGIA ESCALAR, y lo que Wilhelm Reich nombro como ENERGIA DEL ORGON. y el nombre que actualmente usa una ciencia discreta PSICOTRONICA


EL LIBRO DE TOHT


libros

En la historia de la humanidad siempre han existido libros que las autoridades, la Iglesia o los luchadores contra lo desconocido intentaron destruir, frecuentemente junto con sus autores. El destino dramático de los manuscritos, los conocimientos perdidos, las muertes extrañas. ¿Qué ocultan esos libros malditos?

Una de las obras prohibidas más legendarias es el “Libro de Toth”, libro sagrado de los antiguos egipcios. Es un papiro o una serie de hojas de entre 10.000 y 20.000 años de antigüedad, copiada en secreto, la cual ya poseían los sacerdotes y faraones egipcios y al parecer contenía los secretos de diversos mundos y daba un enorme poder a sus poseedores. Confería poder sobre la tierra, el océano y los cuerpos celestes, y permitía desde interpretar los medios de los animales para comunicarse hasta obrar a distancia.

Se considera que el Dios egipcio de la sabiduría, Thoth, tenía un gran conocimiento que le daba el poder sobre el mundo. Se le adjudica además la invención de los números y de la escritura. Thoth era representado como una figura humana con la cabeza de ibis, y su culto en la ciudad de Hermópolis vinculado con el mundo subterráneo es un misterio.

El Libro de Thoth se cita por primera vez en el llamado papiro de Turis, publicado en París a finales del siglo XVIII, que describe un intento fallido de atentado contra un faraón, utilizando una serie de conjuros sacados del Libro de Thoth. Todos los sospechosos de estar tras la conspiración fueron ejecutados y el maldito libro fue quemado. Jamás ha sido visto impreso o reproducido, y se ignora la forma en podía consultarse.
paranormal
Posteriormente, el Libro de Thoth aparece a disposición de Kaumás, hijo de Ramsés II. Se consideraba que este libro enseñaba mirar al Sol sin entornar los ojos, así como descifrar y dominar los secretos de la tierra, el mar, el aire y los cuerpos celestes. Asimismo confería la facultad de asimilar el idioma de los animales, devolver la vida a los muertos y obrar sobre mentes distantes y cercanas. Kaumás decidió que el libro era peligroso y lo quemó.

En el año 300 a.C. reaparece nuevamente Thot, pero con otro nombre, el conocido Hermes Trimegisto, creador de la alquimia. En aquella época cada mago en Alejandría decía poseer el Libro de Thoth. Pero todos aquellos alquimistas sufrieron accidentes fatales.

Se difundía el Libro de Thoth, citando varios fragmentos de éste en textos. En la Edad Media y la época de la Inquisición, se ejecutaba a los propagadores de los manuscritos misteriosos, pero estos conocimientos continuaban divulgándose. Mientras, nadie ha visto el Libro de Thoth imprimido o publicado de otra manera.

En el siglo XV, apareció la leyenda sobre una comunidad oculta que difundía el breve contenido del Libro de Thoth mediante las imágenes de las Barajas de Tarot. En la Historia de magia (1876) de Paul Christian (Jean-Baptiste Pitois), bibliotecario del departamento de educación pública en la época de Napoleón III, se dice también que estos Tarots encierran el verdadero conocimiento oculto del Libro de Thoth.

Los siglos XIX y XX están llenos de historias sobre los magos y alquimistas que poseían el papiro de Thoth. Pero nadie lo demostró al mundo, porque el miedo ante la muerte inminente fue demasiado grande. Todos los que poseían el conocimiento oculto tuvieron un destino fatal.
A día de hoy, varias hojas de la primera copia del papiro del Libro de Thoth se encuentran en la Biblioteca de Alejandría.

El Manuscrito Voynich
misterio
El llamado Manuscrito Voynich o Códice Voynich es un misterioso libro ilustrado, escrito hace unos 500 años por un autor anónimo en un alfabeto que hasta ahora no ha sido identificado y que se conoce como voynichés.

Lo interesante del manuscrito es que se trata del único documento que hasta ahora ha resistido todos los ataques de los mejores criptógrafos y de todos los medios informáticos que han intentado descifrarlo incluidos los mejores especialistas estadounidenses y británicos en descifrados de la Segunda Guerra Mundial (famosos por haber conseguido descifrar los códigos secretos japoneses y alemanes). ¿Qué se ha conseguido? … prácticamente nada. Tal sucesión de fracasos no ha hecho otra cosa que alimentar la teoría opuesta: el libro no es más que un elaborado engaño, una secuencia de símbolos al azar sin sentido alguno.

El nombre del manuscrito se debe al especialista en libros antiguos Wilfrid M. Voynich, quien lo adquirió en 1912. Actualmente está catalogado como el ítem MS 408 en la Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos de la Universidad de Yale.
Necronomicon
El libro tiene unas gruesas tapas de vitela (una especie de pergamino hecho de cuero de cordero muy trabajado y fino) aunque esta encuadernación fue añadida posteriormente, posiblemente en el siglo xVII. contiene un total de 116 folios, aunque la numeración de ellas, que al parecer es posterior al texto indica que faltan otras 28. El tamaño es de 16.2 centímetros de ancho por 23.5 de alto, además de 5cm de grosor.

El texto está iluminado de diferentes colores, azul, amarillo, rojo, castaño y verde y profusamente ilustrado con acuarelas de plantas desconocidas, mujeres desnudas y otros motivos, excepto en la última “sección” -luego veremos cuáles son- que sólo contiene texto. Sólo 33 páginas contienen sólo texto.

En la obra hay más de 170.000 caracteres y 40.000 palabras con un tipo de letra minúscula. Hay que señalar que parece que en primer lugar se dibujaron las ilustraciones y luego se añadió el texto escrito, pues en ocasiones el texto se superponen a las ilustraciones que en todo el texto no se puede observar ni una sola corrección, como si hubiera sido escrito conociendo exactamente lo que se deseaba escribir , sin ningún titubeo y sin signos de puntuación. Contiene algunas anotaciones en tapa interior realizada por los últimos propietarios.

Los folios que forman el manuscrito están numerados en la esquina superior derecha, realizados claramente tras la encuadernación del libro.
historia
El texto (llamado voynichés) fue claramente escrito de izquierda a derecha, con un margen derecho desigual. Las secciones más largas se encuentran partidas en párrafos, a menudo con "viñetas" en el margen izquierdo. No hay evidencia de signos de puntuación.

El texto es fluido, sin enmiendas ni tachaduras como si el escriba entendiera lo que estaba escribiendo mientras lo hacía; el manuscrito no da la impresión de que cada carácter haya tenido que ser calculado antes de ser escrito en la página. No sólo parece ser que el escriba estaba transcribiendo un texto sino que además, conocía el lenguaje usado a la perfección.

Contiene de más de 170.000 glifos, normalmente separados unos de otros por pequeños espacios. La mayoría de los glifos están escritos con uno o dos trazos simples. Considerando que existen disputas sobre si ciertos glifos son distintos o no, se calcula que el alfabetoentero consta de entre 20 y 30 glifos totales para casi todo el texto, con raras excepciones de algunas docenas de caracteres "extraños", encontrados una o dos veces en todo el texto.

Los espacios más anchos dividen el texto en alrededor de 35.000 "palabras" de longitud variada. Estas parecen seguir una cierta fonética o reglas ortográficas de cierto tipo; por ejemplo, algunos caracteres deben aparecer en cada palabra (como las vocales en el castellano), algunos caracteres nunca siguen a otros, algunos pueden ser dobles pero otros no.

Por otro lado, el "idioma" del manuscrito Voynich, el voynichés, es distinto de los idiomas europeos en varios aspectos. En particular no existen palabras con más de 10 "letras". Además, la distribución de letras dentro de una palabra es algo peculiar: algunos caracteres aparecen solamente al principio de una palabra, otros solamente al final y algunos siempre en el medio.

El texto parece ser más repetitivo que los típicos idiomas europeos; existen secuencias en las cuales la misma palabra común aparece hasta tres veces consecutivas.



NECRONOMICON

Manuscrito Voynich
De todos los casos que recoge la historia literaria, probablemente el más ilustre –no por ser el mejor, sino por ser único, valga citar a Octavio Paz– sea el del padre de uno de los textos malditos más famosos del mundo, el Necronomicón (Kitah Al-Azif es su nombre original en árabe), un libro escrito en el año 730 de nuestra era, que desde entonces a la fecha se ha prestado a especulaciones poco precisas y a comentarios harto mordaces, el menor de los cuales, por extraña que pueda parecer esta afirmación, no es aquel que se ha atrevido a poner en duda su real existencia y la de su no menos maldito autor.

Muy pocos pueden incluirse en la lista de quienes han leído el Necronomicón, la Iglesia Católica lo incluyó en su Index Librorum Prohibitorum junto a los Evangelios Apócrifos y las obras del heresiarca Nicodemus; se sabe, además, que su destrucción jamás conseguida fue ordenada por el tribunal de la Santa Inquisición en la Edad Media

(al parecer se conservan cuatro copias íntegras: una en la Biblioteca Nacional de París y otras tres en la Universidad de Harvard, en la de Miskatonic y en la de Buenos Aires, respectivamente).

,pero esto es tan solo una leyenda.

thot

Fue traducido a numerosas lenguas como la griega, en el año 950, realizada por Theodorus Philetas, de donde proviene el actual título de Necronomicón; la magnífica traslación al latín realizada por Olaus Wormius, que vio la luz en el siglo XVII, en una edición realizada en España, y la versión alemana, condenada por Martín Lutero, ilustrada con las espléndidas litografías anónimas que todos coinciden en atribuir al hoy olvidado Petrus Fielke.

Del autor de este raro libro apenas si se tienen datos ciertos. Se conoce su ascendencia arábiga, que murió loco y su nombre execrado: Abdul Al-hazred . Se le supone partícipe, con apenas veinte años y escasa instrucción militar, en la conquista de la península ibérica junto a las tropas de Táriq ben Ziyad, y que allí, hacia el año 711, tras la rendición de Toledo, conformado ya el estado musulmán que sería conocido como Alándalus, inició la redacción itinerante del Necronomicón que habría de llevarle casi tres décadas.

Estudió y condenó La Biblia y que abjuró de El Corán, por parecerle ambos libros incapaces de ofrecer al mundo la Revelación Última, aquella que, a su juicio –y ello es lo que substancia el Necronomicón – sólo puede ser develada desde el reino sin regreso de los muertos.
O tal vez, es solo una invencion de la mente de Howard Phillips Lovecraft.
Circula la leyenda de que una mawali andalusí lo volvió desdichado y acaso loco y que murió sin dejar otra descendencia que su leyenda y la de su infame volumen. A él –al libro, al autor, pertenece la sarcástica frase, tantas veces citada sin saberse su verdadero origen: “No os toméis la vida demasiado en serio: de todas formas no saldréis vivos de ella”.

Espero que les haya gustado, saludossssssssss

5 comentarios - Libros paranormales y misteriosos en la Historia

skywalker1 +1
tengo un amigo que laburo mucho tiempo en la Bibiolteca de Buenos Aires, y me contaba que cada tanto caia alguno a averiguar si ahi tenian una copia del Necronomicon, como afirma en varios de sus libros HP Lovecraft .
Tambien una leyenda urbana dice que Borges, que trabajo tambien varios años en esa biblioteca, comenzo a quedarse ciego luego de que, por casualidad, se topò con el necronomicon en la biblioteca nacional y se puso a leerlo,.
fabianleonardobe
Umberto Eco siempre dijo que Borgues debia pagar sus deudas y en el hombre de la rosa aparece como un ciego bibliotecario. Nunca entendi porque decia esto hacerca de Borgues sera porque leyo el Libro prohibido
pableto89
EL LIBRO DE TOHT seguro lo tenia Steve Jobs!
pableto89 +2
Igual voy a compartir tu post, me parecio muy interesante a pesar q nunca lei nada parecido de esto, igual me encanta aprender cosas nuevas, lo que si me quede pensando en la frase "No os toméis la vida demasiado en serio: de todas formas no saldréis vivos de ella”, como que estamos en un castigo y solo hay q esperar para ser liberado de la vida, como el dualismo Cuerpo y Mente.
_Polli +1
yo pienso igual, pero me olvido de las cosas. hay alguna forma de fijar las cosas que uno lee?
pableto89 +2
@_Polli Me sucede lo mismo, pero leyendo todos los dias cosas interesantes siempre volves a los primeros aprendizajes, quizas te ayuda.
GreenBird321
LA PUTA MADRE,el necronomicon fue echo por el escritor howard philip lovecraft,y siempre es mencionado o a aparecido en alguno de sus libros,a y a mi me gusta mas el bombinomicon XD:

esteganografia de tritemo
_Polli
y hay gente que piensa que realmente existio jajaja
_Polli +1
che muy bueno el post. El Manuscrito Voynich, el libro de toht y el necronomicon los conocia a los otros no. despues me paso con algunos puntillos