epelpad

Soy brujo,mago,hechicero,etc. Libro mientras llega Cristo 3

La Materia es el Vehículo para la manifestación del Alma en este plano de existencia, y el Alma es el Vehículo en un plano más elevado para la manifestación del Espíritu. Es el instrumento que nos da Dios para que vayamos evolucionando y experimentando, para poder recordar lo que somos y para regresar conscientes al Padre.

El desarrollo del alma que nos da Dios para evolucionar, es decir, todo lo bueno y malo que hagamos en el transcurso de nuestras vidas, se queda registrado en el “doble etérico” o memorias, que es nuestro registro de cómo nos hemos comportado en todas nuestras vidas. Depende de qué tanto dejes que te guíe tu alma, para saber cómo te está juzgando Dios. También, en el momento en que mueres tú haces un juicio previo, en el cual el alma decide qué forma de vida va a llevar y el tipo de experiencias que necesita para evolucionar ; no las gentes que conozca, mas bien las experiencias quenecesite para arreglar lo malo que cometió y así poder crecer, pagar lo que tienes que pagar y cobrar lo que tengas que experimentar para evolucionar el alma y recordar conscientemente nuestra naturaleza como hijos de Dios.

El Alma es eterna, como Dios, y también nosotros podemos captar esa eternidad.

Dios creó el subconsciente en las mentes para que sean capaces de captarlo y sentirlo. El cerebro maneja al consciente y alsubconsciente en la misma área y se encuentra en el límite de la eternidad yuniendo a todos los seres vivos con cualquier tipo de conciencia, sea colectiva o individual, por que todos tenemos alma.

Esa eternidad suya la comparte por medio del subconsciente, atravesando tiempo y espacio, ya que el tiempo es una ilusión, dado que nuestros sentidos limitan la eternidad por no ser aptos para percibirla, forman parte de la tercera dimensión. En la cuarta dimensión, al poder controlar esos sentidos y « anularlos », obtenemos un estado de conciencia más elevado, pudiendo percibir cosas más allá de la percepción común de los sentidos o sea en el estado del ser, así se llega a la quinta dimensión que es mantener la percepción del todo y aunque no se pueda ser el todo, al menos se percibe, no se tiene que ser Dios para conocerlo.

No notamos esto por que no hacemos esfuerzos conscientes para lograrlo; así que en realidad nuestros cuerpos y almas están más unidas de lo que creemos.

Considerando el potencial que tenemos como raza deberíamos estar igualmente de adelantados espiritual y científicamente, pero el mal uso del poder ha hecho que se rezague el poder espiritual, además de la verdad que nos han ocultado las religiones y sectas y todo lo que tiene que ver con el encubrimiento de la verdad. Todo aquello que oculte la verdad de la esencia del ser y su potencialidad, que es absoluta, eterna y carece de matices de las religiones que tienen un tiempo definido de vida y que, entre menos oculten la verdad, mas tiempo durarán, pero terminaran por desmoronarse.
Otra forma de intentar explicar lo que es Dios es por la física cuántica, que explica en una de sus leyes, que todo es luz en diferente estado de vibración. Eso ya lo sabíamos por metafísica. Desde una piedra, que vibra en la primera octava que tiene 2 vibraciones por segundo, la segunda octava tiene 4 vibraciones, la tercera 8...etc.
El sonido más bajo perceptible por el oído humano es la Cuarta Octava, con 16 vibraciones por segundo. El plano Astral vibra entre las octavas N° 4 a la N° 20.

El Plano Mental comienza en la octava N° 21, con las ondas eléctricas conocidas. Ya en la octava N° 28 las vibraciones corresponden al pensamiento y son desconocidas por la ciencia. El cerebro es capaz de captar las vibraciones más bajas que las suyas, que en realidad en vez de revestirse con la luz de su alma, la ocultan debajo de sus vibraciones bajas.


El Plano Espiritual comienza en la octava N° 45. La octava N° 47 tiene su campo de acción en el calor. Las octavas 48 y 49 corresponden a las ondas luminosas. La octava N° 50 pertenece a los rayos infrarrojos, ultravioletas y otros rayos químicos.

La octava 57 la llaman en metafísica como “la Octava de la verdad”, por que sus vibraciones son de 144, 115, 188, 075, 855,872, pero las denominamos simplemente 144, tal como lo hace la Biblia en el Nuevo testamento, en el capítulo 7 del Apocalipsis de San Juan.

2 comentarios - Soy brujo,mago,hechicero,etc. Libro mientras llega Cristo 3

emanuel15_796
Muy interesante. Siempre me deja curiosidad. Pero veo difuso o quiza este yo sobreinformado y llevarlo a la practica se torna nubloso
romnavarrete +1
¿mientras llega cristo?, ¿y a que lo esperamos, si ya vino y no arreglo nada de nada?