En una noche fría, nada mejor que disfrutar de tragos calientes, con un estilo único. Ariel Balmaceda, barman de Ámbar Living Bar, propone tres(no cuatro) recetas originales para saborear coctelería de alta temperatura.

Tragos hot


B-52

El shot es llamado así por el Boeing B-52 de la Fuerza Aérea de los EEUU que, en 1950 era el avión bombardero, The largest bomber the world had ever seen (el mayor bombardero que el mundo había visto jamás).
Hizo historia al ser el avión que tenía más largo alcance para derribar a otros, hasta que fue remplazado por el Mach 3XB-70.

Ingredientes
3 cl medidas de Kalhúa, 3 cl medidas de Bailey's y 3 cl medidas de Cointreau.

Preparación
Servir con mucho cuidado todos los ingredientes en un vaso de shot de la manera en que lo indica la receta.
Usar una cuchara y verter lentamente. Una vez que los tres ingredientes estén en capas, prender fuego, dejar que queme por unos 15 segundos y tomar.

Satanás

Ingredientes
6 cl medidas de whisky, 6 cl medidas de ron dorado, 6 cl medidas de triple sec y un touch de granadina.

Preparación
Poner en la coctelera partes iguales de: whisky, ron dorado, triple sec y un touch de granadina (esto tiene que completar el 60% del total del trago).
Seguidamente se tiene que inclinar la coctelera hasta que el alcohol se asome al borde de la misma. En ese momento hay que inyectarle fuego, hasta que el alcohol tome calor.
Luego el trago quedará prendido, la coctelera toma temperatura y el alcohol va desapareciendo en su mayor cantidad.
Dejar encendido el trago entre 10 y 20 segundos, dando la opción de cada uno al traspaso del trago desde la coctelera hacia la tapa y de la tapa hacia la coctelera.
El trago se debe servir desde gran altura.

Honey Coffe

Creación de Ámbar Living Bar. La combinación de lo dulce y el frío de la menta logran un sabor único y perfecto para después de una comida, acompañado por un postre.

Ingredientes
40 g de miel, 3 cl de licor de menta, un touch de esencia de vainilla, café y 20 g de crema de leche
Preparar en vaso irlandés.