Comida vegetariana para una expedición


Comida vegetariana para una expedición
El mes pasado hemos realizado algo que en lo personal lo he disfrutado muchísimo. Junto a un grupo de adultos y jóvenes, con la hermosa compañía de mi esposo, emprendimos una expedición de 5 días en la zona de "El Impenetrable", Provincia del Chaco, República Argentina.
Esta fue la primera experiencia como expedicionaria de mi vida. Y Dios mediante, deseo que pueda repetirse muchas veces más.


Al planificar y realizar una expedición es impresionante lo que se aprende. Se aprende al preparar una mochila. Se aprende a vivir con lo justo y necesario. Se aprende a organizar un menú. Se aprende de la experiencia de otras personas. Y podría seguir mencionando muchas cosas de las que se aprende...


Una de las preocupaciones que tenía respecto a la expedición, era que no habíamos tenido mucho tiempo con mi esposo para hacer un buen entrenamiento. De las veces que habíamos salido a caminar, sólo una vez habíamos podido ir con la mochila, para exigirnos un poco más que en una caminata normal.
El tiempo fue pasando y pensaba en esos 40 ó 50 kilómetros con mochila al hombro, ¿Los podría realizar sin ninguna dificultad? Siempre soy de tenerle respeto a algún desafío y pedir la ayuda de Dios, ¡en vez de pensar que puedo sola!

comidaRealmente en los tres primeros días la caminata fue muy exigida, pero con una buena hidratación, buena alimentación y elongación de los principales músculos del tren inferior, le dimos batalla a todos esos kilómetros que teníamos que caminar.

¿Qué comimos en la expedición?


Por lo general nuestro desayuno constaba de frutas, cereales, algún tipo de nuez y algunas veces leche de soja en polvo, de buena calidad.
El primer problema fue el no poder llevar frutas ya que estas aportan mucho peso para una mochila. Entonces optamos por llevar frutas deshidratadas como: damascos, rodajas de manzanas deshidratadas, pasas de uva negra y rubia y también unos chips de bananas.
Elegimos en lo posible frutas que no tengan agregados de azúcar refinada.



viaje
Rodajas de manzana deshidratadaPara lo cereales del desayuno no fue muy difícil. Siempre que vamos a viajar llevamos con nosotros abundante granola. (La receta de la granola y otras recetas con avena la puedes encontrar ingresando aquí)

La granola es super práctica cuando tenemos poco tiempo para preparar un alimento, o no tenemos comodidades en el lugar a donde vamos a cocinar. La granola te permite tener un desayuno de rey y no sentir hambre por varias horas, ¡para una expedición es una excelente opción!.


VegetarianaOtro alimento infaltable, que llevamos a la expedición fueron los frutos secos. Nueces, castañas de Pará y almendras.
También maní tostado en casa (El maní es una legumbre, pero algunos lo confunden con frutos secos porque lo utilizamos de una manera muy similar)



Expedición
Lentejas TurcasY hablando de legumbres, para el almuerzo, optamos por llevar lentejas turcas. Que son bien nutritivas, deliciosas y se pueden hacer en pocos minutos. También llevamos lentejones canadienses, que dejamos en remojo la noche anterior y que también son deliciosos y relativamente rápidos de hacer. Polenta con tomates secos y verduras deshidratadas, arroz integral y fideos. Levadura de cerveza en escamas o copos que usamos como sustituto del queso rallado.
Todo esto en bolsas con raciones previamente calculadas de lo que iríamos a necesitar.



Comida vegetariana para una expedición
CaapiqíY la infaltable ensalada cruda que pensamos que no íbamos a tener, la pudimos saborear gracias a una amiga
(Zuny) que nos enseñó a comer Caapiqí (Stellaria Media (L.) Cirrillo). El caapiqí es una hierba que abunda en los lugares por donde pasamos y hemos disfrutado de juntarla y comerla en ensalada.


Para la cena hacíamos una sopa de avena con pasas de uva y frutas deshidratadas. Habíamos llevado galletitas caseras con harina integral, avena y semillas de lino y sésamo.


Los últimos días de la expedición recordé una declaración que varias veces la he leído: "Los cereales, las frutas carnosas, los frutos oleaginosos, las legumbres y las hortalizas constituyen el alimento escogido para nosotros por el Creador. Preparados del modo más sencillo y natural posible, son los comestibles más sanos y nutritivos. Comunican una fuerza, una resistencia y un vigor intelectual que no pueden obtenerse de un régimen alimenticio más complejo y estimulante." Ellen White, Consejos sobre régimen alimenticio, pág.96



comida
A orillas del Río BermejoPara concluir:

Si planificas tu alimentación puedes comer muy bien siempre, aún en un lugar muy aislado.

Los alimentos de origen vegetal son excelentes para realizar una actividad de gran exigencia.
Disfrutar de la naturaleza y de la amistad del grupo hacen que te renueves.
¡Aprovecha a salir y pasar por lo menos algunas horas en la naturaleza!


viaje
Cruce del Río Bermejito