Salsas fáciles de hacer


Salsas fáciles de hacer

receta

Salsas para pastas


salsas


Muchas veces nos encontramos ante una complicación bastante inoportuna y que no tendría que resultar así: queremos comer pastas pero no sabemos con qué salsa prepararlas. Ya sean spaghetti, ravioles, canelones o capelletis, todas pueden tener sus correspondientes acompañamiento que, además, no son difíciles de preparar ni mucho menos. Aquí te proponemos algunas opciones sencillas y apetitosas.

hacer

Mantequilla de hierbas


Ingredientes


■50 gramos de mantequilla

■Hierbas aromáticas como tomillo, estragón, perejil y salvia

■Sal y pimienta



cocina


Preparación


Simplemente debes calentar un poco la mantequilla en la sartén hasta que se derrita, momento en el cual añades las hierbas y dejas que se embeban, condimentando con un poco de sal y pimienta.

Debes tenerla lista ni bien la pasta está al dente y añadirla sobre la misma una vez ya escurrida.

Sirve para cualquier tipo de pastas.


de

Fáciles

Pesto tradicional


Ingredientes


■Un ramillete de albahaca

■Tres dientes de ajo

■Aceite de oliva

■Piñones o nueces picadas



Salsas fáciles de hacer


Preparación


Sencillo también es preparar un buen pesto.

Coloca el ramillete de albahaca en la licuadora y también los dientes de ajo.

A medida que vas añadiendo el aceite de oliva en forma de hilo, debes ir licuando la preparación hasta que quede hecha una pasta.



receta


Sobre el final, agregas las nueces o piñones picados.

salsas

Salsa romana


hacer


Ingredientes


■ Dos tomates sin semillas y cubeteados en concassé

■Una cebolla picada

■Media taza de guisantes

■ 150 gramos de pechuga de pollo cocida cortada en cubos

■ 150 gramos de queso fundido

■Aceite de oliva

■Albahaca picada

■Sal y pimienta



Preparación


Debes preparar la base de la salsa partiendo de la cebolla picada, que deberás sofreírla en un poco de aceite de oliva.

Cuando esté a punto, añade los tomates cubeteados y los guisantes.

Deja que la mezcla se cocine por unos 10 minutos.

Cuando la pasta ya esté lista, debes escurrir y reservar.

Ese será el momento en donde agregarás el queso y la pechuga cocida y cortada en cubos a la salsa, además de un poco de sal, pimienta y albahaca picada.

Salsea sobre tu pasta favorita y a disfrutar en la mesa junto a un buen queso rallado.


cocina
de