El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Mega Post Cocineros Argentinos

Mega Post Cocineros Argentinos

Bueno como algunos saben soy una apasionada de la cocina , aca les dejo una recopilacion de cocineros con biografias , y algo de historia de la cocina argentina.


Cocinero

Se denomina cocinero a la persona que cocina por oficio y profesión. Según sus conocimientos y funciones se establece la siguiente jerarquía, de menor a mayor responsabilidad:

* Ayudante o pinche de cocina
* Cocinero
* Sous Chef (Asiste al chef)
* Chef (con diferentes niveles, de menor a mayor: de partie, ejecutivo, carnicero, pastelero...)


Chef es todo aquel que aparte de aprender el oficio, tiene estudios culinarios, este no solamente cocina, también toma platos de la cocina tradicional (mundial) y a su vez crea platos convirtiéndos todos en Arte También está la denominación de Chef Steward que es el responsable de la limpieza y mantenimiento de la cocina y equipos.

En un restaurante u hotel chef se utiliza para designar al jefe (en francés chef) de la cocina. El chef tiene a su cargo a una serie de personas que desarrollan tareas y ayudan en la elaboración de los platos, pero que no son totalmente responsables del sabor final de éstos.

http://es.wikipedia.org/wiki/Cocinero

Cocineros Argentinos mas relevantes

recetas
Petrona Carrizo de Gandulfo (o Doña Petrona) (n. Santiago del Estero, 1896 - 1992) fue la ecónoma argentina más famosa. pariente directa del musico, compositor, coreografo, escritor santiagueño Oscar Segundo Carrizo.

Promovió el arte culinario por todos los medios de comunicación: clases, libros, revistas, radio, televisión. El comienzo de la actividad de Doña Petrona fue ser contratada a principios de la decada de 1940 para promocionar el uso de las entonces "modernas" cocinas a gas. Desde este rol apareció la necesidad de generar recetas con mucho detalles pensados para utilizar y aprovechar mejor este tipo de cocina, y pronto desarrolló sus propias recetas.

Su obra "El libro de Doña Petrona", una enciclopedia de recetas y de sugerencias sobre cocina, se vendió en múltiples ediciones. Despues de 60 años de publicado, aun hoy siguen apareciendo nuevas ediciones, que superan el centenar. Esta obra enciclopedica, con más de 600 páginas, incluía no solo recetas de cocina y secretos culinarios, sino también consejos para la mujer moderna que incluían organización del hogar, y de las tareas de mantenimiento, e inclusive una sección para la mujer que trabaja y cuida de su hogar. Publicó también "Las recetas económicas de doña Petrona" (respondiendo a la problemática de su público acerca de ingredientes baratos), "Coma bien y adelgace" (en coautoría con el doctor Alberto Cormillot, medico argentino especializado en nutrición y obesidad) y "El placer de comer y adelgazar"

Muchas de sus recetas se mantienen vigentes incluso después de los grandes cambios ocurridos en la sociedad a traves de estos 60 años, y brindó sus valiosos consejos desde los medios de comunicación por más de cuatro décadas.

Debuta en TV en 1952, siendo maestra gastronómica de varias generaciones de argentinas, y en 1960 se incorpora al Programa de TV "Buenas tardes, Mucho Gusto".

Receta de Facturas

1 era Parte

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=-4oiw8BWpa8

2 da Parte

link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=NRzOx1IM0M0&feature=related

facil

Francisco José Mallmann, más conocido en el ambiente de la cocina como Francis Mallmann, nació el 14 de enero de 1956 en Buenos Aires, Argentina. Es famoso por su estilo rústico y el uso de los fuegos en su cocina, los cuales se han convertido en su marca registrada. Fue ganador del Grand Prix de l'Art de la Sciene de la Cuisine entregado por la Academia Internacional de Gastronomía de Paris en 1996. Es el primer chef no europeo en recibir este prestigioso reconocimiento.

Biografía

El de los restaurantes es uno de los rubros más asociados al nombre de sus creadores, casi siempre chefs de prestigio. Y entre ellos, Francis Mallmann —junto con el fallecido Gato Dumas— ha llegado a ser uno de los más célebres en la Argentina.

Hoy el hombre está al frente de cinco restaurants, dispersos entre Punta del Este (donde tiene dos locales), Mendoza, Nueva York y La Boca. Estuvo 17 años seguidos en TV, hasta 1999. Empezó en Cablevisión a principios de los 80, cuando tenían sólo 5000 abonados.El programa se grababa en su resturan de la calle Honduras a 3 cámaras con un movil de video y se realizaba la mezcla en vivo y el programa salia 24 hs después por Cablevision desde 1987 hasta 1996 fue dirigido por Eduardo Rotondo. y no solo se grababa en su restaurants de Honduras, sino que también se grabava en el verano en Punta del Este y en el año 1992 cuando estuvo un año representando a la argentina en la EXPO SEVILLA el programa fue grabado en la EXPO por su director de cámaras y retrasmitido en Argentina durante su ausencia.

Su historia entre las ollas empezó en Bariloche en 1976, cuando a los 18 años se lanzó a manejar un restaurant con una socia. Le iba bien, pero no sabía los suficiente. Y se fue a Francia a aprender durante más de dos años en París, La Meca de la cocina mundial, "fue una época muy buena, cuando estaba Paul Bocuse y también los cocineros muy clásicos" comenta el propio Mallmann.Después volvió a la Argentina, y tras manejar durante varios años la cocina de un boliche de moda, en 1983 abrió su propio restaurant que atendía sólo de noche, con cinco mesas y con precios muy altos. Pero lo hizo sin nombre ni cartel, a puertas cerradas, sobre la calle Honduras en Palermo antes de que la zona estuviera de moda. Y durante el día, en el mismo lugar, daba clases a 150 alumnos.

Esa combinación entre TV, restaurant selecto y enseñanza fue construyendo su prestigio. Y el chef / empresario empezó en los 90 a aprovechar su nombre para asociarse a nuevos emprendimientos con la marca Mallmann: dulces, corderos, cacerolas de bronce y hasta cocinas portaban su nombre y su logo. Pero a pesar de la expansión, su estrategia tenía un límite: nunca pensó en extender el paraguas de su marca a productos o servicios no vinculados con los alimentos.

Mallmann, sin embargo, optó más tarde por retirarse de estos emprendimientos y dedicarse sólo a los restaurants, que por otra parte nunca había abandonado. "Me costaba mucho controlar cuál era la verdadera venta de esos productos. Me decían que se habían vendido 20 unidades pero yo sabía que la venta había sido de 100. Entonces tenía que convertirme en un investigador, recurrir a abogados y todo eso. Y me cansé", confiesa. Hoy el chef prefiere concentrarse sólo en lo que mejor conoce, los restaurants, además de una fuerte actividad en catering. Aunque esto no significa que subestime su tarea, porque exige un control muy cercano de su parte. Emplea a alrededor de 120 personas entre todos los locales, y la gestión la resuelve con un gerente en cada local, más una oficina central en Buenos Aires. Y él mismo que viaja permanentemente a todos los lugares. No porque los clientes exijan su presencia, dice, "sino porque en la calidad de mi nombre está en juego".

También admite que existe un factor "marca Mallmann" que atrae a muchos clientes, Y dice que ha empleado a muchos cocineros que cocinaban mejor que él mismo. "Después de algunos años les digo: andate, armá tu propio proyecto. Es preferible que sigan su camino y otros tomen su lugar". En el fondo, después de muchos años tan disperso en diferentes negocios, Mallmann valora otras cuestiones: reivindica la necesidad de hacer las cosas con pasión. "Necesito romance para encarar cada proyecto. Aunque soy muy ambicioso, me tiene que gustar mucho para poder continuarlo".

Es un poeta consumado y disfruta de tocar la guitarra. Mallmann está casado y tiene 4 hijos.


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=PZVC6e_R4yU&playnext_from=PL&feature=PlayList&p=1B7D22DF2AC26B35&index=0


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=e-BT6t16pgE&playnext_from=PL&feature=PlayList&p=1B7D22DF2AC26B35&index=1


comida


Pasión por la cocina. Se trata de una de las mujeres que más conoce de gastronomía en el país. Acaba de lanzar una serie de DVDS con sus mejores recetas y consejos, grabados como si fueran para el cine pero para ver en casa. Amiga de celebridades como Julio Bocca y Fito Páez, para quienes cocina habitualmente, también entrega tips fáciles y rápidos. Sus recetas, sus viajes por el mundo y sus primeros años en una charla en exclusiva con Clubs & Countries: en este número despedimos el año con Dolli, una mujer apasionada.


Muchas veces escuché decir que Dolli es una mujer de carácter, luego de conversar con ella, verla en la presentación de sus nuevos DVDS y conocer sus recetas, grabadas en una calidad que más de un documentalista envidiaría, no caben dudas que es así: sólo una persona decidida y muy talentosa puede lograr transmitir recetas que van desde la torta frita a la cocina tailandesa con la misma claridad. Dolli habla pausado, está contenta, serena y parece no marearse luego de que la primer entrega de su nueva obra se haya agotado en menos de 24 horas. Luego de presentar los discos en Casa Foa no tuvo un minuto libre, pero aún así y después de un almuerzo con Mirtha Legrand, se dispuso a una charla en la que recorre su carrera, sus viajes y sus secretos tras los vapores de la cocina.

¿Cómo estás viviendo el éxito de estos DVDS?
El primero se agotó en 24 horas, fueron 15 mil ejemplares y hubo que reeditarlo. El éxito de las ventas y que la gente responda es algo que me pone muy feliz y lo veo como una recompensa al gran esfuerzo que se hizo. Esta obra fue pensada durante casi dos años en los que se soñó con un trabajo de alta calidad, con tecnología, con iluminadores, directores de fotografía y todo un equipo de cocina. Son ocho DVDS que ya están listos, algunos se están terminando de editar porque estuvimos trabajando todo este año contrareloj para llegar a tiempo con las entregas.

Al principio se ve a una mini Dolli, ¿cómo fueron tus primeros años en la cocina?
Para ese capítulo se nos ocurrió poner “Cocinar a la hora de la siesta” porque era el momento en que cocinaba cuando era chiquita. Todos los discos tienen parte de mi vida y ahí traté de recordar como era yo en General Las Heras, en el campo, cuando iba a buscar huevos, a recoger la leche, cuando los sábados le daba vueltas a la manija de la máquina para hacer la pasta del domingo. También cuál fue mi primer torta de ricota, cómo se hacían los buñuelitos, todas esas recetas que siguen siendo parte de la tradición culinaria de nuestro país.

¿A qué edad supiste que te ibas a dedicar a esto?
Yo no sabía nada, yo cocinaba. Lo mío era meterme en la cocina y estar ahí, era parte de mi hobby. En realidad yo me formé como maestra y como asistente social, y a los 24 años empecé con una casa de tortas y de ahí pasé a un restaurant y así fui haciendo mi carrera. No desde el razonamiento de “yo voy a ser cocinera”, sino desde el enfrentar la vida.

Le dijiste a Mirtha Legrand que querías enseñarle a cocinar para sus nietos, ¿tu abuela fue un referente en la cocina?
Mis referentes fueron precisamente mi abuela y mi mamá, mi infancia fue eso. Era muy común que varias mujeres se juntaran en mi casa a cocinar: una que tenía la mejor batidora, otra la máquina de pastas, otra sabía hacer el merengue…entonces cada vez que había un acontecimiento familiar, en la cocina se juntaban Lidia, Tona y Elda, que eran las tres mujeres que sabían de esto: que una hacía el bizcochuelo, que otra el almíbar, y tomábamos mate y era divertido estar compartiendo eso. De ahí salían cosas maravillosas; desde profiteroles, hasta hojaldres, a tortas de tres o cuatro pisos. Se hacía como un ritual y yo creo que se aprende al mirar, que fue lo que hice.

Así como es común escuchar que ya no hay como el pan de antes ¿qué recetas que ya no existen te gustaría rescatar?
Yo viajo mucho por la Argentina rescatando sabores, y eso del pan es cierto, lo digo porque la panadería de mi pueblo cambió de manos y extraño ver a Doña María en la caja y sentir ese olor a pan de entonces. Las panaderías se han transformado, y ya no se elabora como antes, pero hay una lucha de los panaderos y confiteros tradicionales. En mis viajes trato de encontrar eso: cómo hacer el pan, las empanadas, cómo hacer un tamal, una humita, como mezclar los sabores, pero bueno, la vida va evolucionando y quizás se pierden cosas en el camino.

La gastronomía está muy en boga, ¿cómo distinguís a un buen cocinero entre tanta gente que empieza?
La cocina es un boom que va desde una necesidad hasta una salida laboral y para distinguirlos hay algo de olfato. Le ves la actitud, la curiosidad, las ganas: una persona que está mirando el reloj dentro de una cocina no va a ser cocinero, al que desperdicia, tira y no le importa porque no es de él, le deseo que tenga pronto su restaurant para que pueda administrar los elementos. Yo creo que la pasión se nota inmediatamente.

¿Hay algún talento actual que estés siguiendo en este momento?
Hay muchos talentos, tantos que no podría nombrarlos, pero me gustan los cocineros que hacen vanguardia y que tienen una cabeza y una filosofía increíbles tanto en España como acá en Argentina.

¿Qué opinás de las nuevas tendencias en cocina molecular?
Hay que saberlas hacer, creo que hay un gran genio que es Ferrán Adriá, pero el problema son las malas copias. Creo que nunca va a dejar de existir la comida real, la que se mastica, pero es bueno tener la experiencia de estar con alguien innovador, creativo, que sorprenda y es hasta emocionante comer una espuma, un aire, alguna de esas técnicas puestas en un plato.

¿Cómo se ve a la cocina argentina en el mundo en comparación con otras como la mexicana o la peruana tan de moda?
La cocina peruana y la mexicana tienen una identidad y una muy fuerte raíz indígena, y eso en Argentina no existe excepto en las provincias del norte. Somos un país de mestizaje, de inmigración e incorporación, y de ahí salió nuestra cocina: española, italiana con parte de inglesa y alemana. En el mundo no se conoce tanto de cocina argentina aunque en muchas revistas muy prestigiosas como la Vogue australiana o la Bon Appétit en los Estados Unidos de repente aparece la palabra chimichurri, asado o empanadas, que las hacen casi como una recreación. Tampoco son tan conocidas las cocinas de Perú o México aunque hacen un gran esfuerzo. En Chile, por ejemplo, desde el gobierno usan a sus embajadores para que hagan festivales de su cocina. En ese terreno a la Argentina todavía le falta un poco más.

Leí que te gustaría incorporar más legumbres a las recetas argentinas…
Me habían preguntado que era lo que no se comía acá y bueno, no se comen legumbres. Aquí no se consumen porotos, no se consume polenta porque, en especial en los restaurantes, se ve como una comida de “pobres” y cuando alguien sale a comer quiere algo sofisticado. Esto es algo que filosóficamente pasa, aunque hoy la gente se entrega más. En nuestro país, que si no me equivoco es el segundo exportador de granos al mundo, no está el hábito de comer esos productos y habría que incorporarlos.

¿En los DVDS también se te ve en la cocina tailandesa?
Sí, viajé a Tailandia y me pareció bueno mostrar una cultura tan opuesta y tan interesante. Entonces cuento un poco este viaje y hago algunos platos que son posibles porque acá están los productos. Tuve una experiencia maravillosa en ese país y también en Vietnam, tomé clases de cocina, estuve en casas de familia y visité muchísimos mercados. La idea es mostrar nuevos sabores y como la cocina Tai también está de moda, me pareció bueno enseñar a hacerlo de una manera accesible.

¿Te considerás una estudiosa de la cocina?
Me interesa, me apasiona y me parece que una manera de evolucionar es poder recibir las buenas revistas que salen, estar actualizado, compartir con colegas y cada vez que viajo, parte de la valija viene cargada de libros, tengo una biblioteca con más de mil títulos. Creo que en todas las profesiones hay que estar actualizado, hay que investigar y sentir pasión por lo que uno hace.

Ping Pong
Un libro. Cien años de soledad.
Uno de cocina. No podría, tengo más de mil ejemplares, quizás pueda ser el último que recibí, se llama Natura, de Albert Adriá, es una pieza de arte.
Un disco. En los DVDS hay jazz que me encanta, pero me gusta mucho Alfredo Zitarrosa y tengo toda la colección de Rod Stewart.
Una película. Como agua para chocolate.
Un lugar en el mundo. Me encanta la Quebrada de Humahuaca.
Una comida. No tengo un plato favorito, siempre estoy abierta a probar algo nuevo.
Un chef. Uno solo no me alcanza: Andoni, Adriá, Berazategui, por decir algunos...


link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=BzQC27jbLew&feature=related


cena

Biografía

Hijo único de padres con una intensa vida social, pasó muchas horas de su infancia en la cocina sentado en un banco mirando todo lo que hacía Pilar, la cocinera de la familia. Ya a los tres años, se vistió con chaqueta, delantal y gorro para cocinar junto a su abuelo, el célebre escultor y cocinero aficionado, Alberto Lagos.

Estudió arquitectura hasta que, en 1959, le comunicó a su padre que dejaba las maquetas para viajar a Londres a cocinar. Allí, conoció a quien fuera su maestro, "el gran creador de la cocina moderna", Robert Carrier, con quién trabajó lavando ollas y pelando papas en The Angel, en el barrio de Islington. Carrier tuvo dos restaurantes y una escuela de cocina en Londres hasta principios de los años ’80.

Vivió en Londres hasta marzo de 1963, cuando volvió a Buenos Aires e inauguró su primer restaurante, "La Chimère", iniciando en el barrio porteño de Recoleta el reducto gastronómico que es actualmente. A "La Chimère" le siguieron "La Termita", "Hereford", "La Jamonería de Vieytes", el "Drugstore" de Recoleta, "Clark´s", "La Terraza del Gato Dumas", "La Rotisería de Pilar", un enorme barco, "El Delta Queen" y "Carpaccio", entre otros.

En 1973 viajó a San Pablo, Brasil donde hizo furor con su "Clark´s San Pablo". En 1975 se trasladó a Búzios donde construyó "La Posada La Chimère", en honor a su primer restaurante. Siete años más tarde volvió a Buenos Aires para iniciar su segundo ciclo en Argentina con "Gato Dumas", "La Bianca" y "El Nuevo Gato".

Sus cualidades histriónicas y su personalidad tan carismática, lo llevaron a las pantallas de televisión donde una vez más logró destacarse y entretener con sus historias de vida. Marcó un antes y un después en los programas culinarios de TV abierta y por cable, que terminaron por consagrarlo como indiscutible referente de la cocina nacional y mundial. Tuvo programas en Canal 13, Canal 9, América TV y Elgourmet.com.

Escribió infinidad de artículos para diarios y revistas. Publicó cinco libros, uno de ellos en coautoría con Ramiro Rodríguez Pardo y otro con Roberto Zapico Antuña.

En 1998, junto a sus discípulos, Guillermo Calabrese y Martiniano Molina, fundó el Gato Dumas Colegio de Cocineros, institución que actualmente posee filiales en Argentina, Uruguay y Colombia. Otras dos empresas llevan su marca: Gato Dumas Catering y Gato Dumas Premium.

Tuvo cinco hijos de dos matrimonios, la última (Olivia) con Mariana Gassó, 26 años más joven que él.

Distinciones

Obtuvo el premio Prensario por mejor programa de interés general y estuvo nominado en tres oportunidades para el premio Martín Fierro, máximo galardón de la televisión argentina.

En 1992 recibió en Perú una distinción de honor al más destacado cocinero creativo de América Latina otorgado por la Asociación de Reporteros y Escritores Gastronómicos de América Latina, Miami, Quebec y España (AREGALA).

En 1993 fue jurado en Lyon, Francia, en el célebre concurso Bocuse D´Or como representante de América Latina.

En reconocimiento a su trayectoria y por haber sido considerado como el más sobresaliente cocinero de carácter internacional por la riqueza cultural de sus programas de televisión, fue condecorado con la medalla de plata y el diploma de turismo por la Federación Empresaria Hotelera y Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) y por la Secretaría de Turismo de la Nación.

Legado

Habiendo elegido una profesión que gozaba de muy poco prestigio, la dignificó y demostró que la creatividad se podía expresar tanto en la pintura como en un plato. También demostró que un cocinero podía ser una figura indispensable en un evento artístico, como los que se organizaban en el Instituto Di Tella en la década de los años '60.

Inventó, impuso platos e incluyó en sus comidas ingredientes nuevos. En 1969 impuso en Argentina el menú ejecutivo al mediodía. También fue pionero en acortar las cartas, que tenían ocho o diez platos que iban cambiando, contrariamente a los largos menús de la época. Innovó con nombres atractivos para los platos, como las "papas quiméricas". Enseñó a muchos a incursionar en el mismo mundo al que él accedió desde pequeño, dejando herederos como Guillermo Calabrese y Martiniano Molina, entre otros.

Hizo historia con su restaurante "La Chimère", por haber "inventado" la zona gastronómica del barrio Recoleta, sino también por haber hecho una casa a partir de cero para instalar un restaurante. Hasta entonces los restaurantes no tenían diseño y nadie se preocupaba por la iluminación y los buenos baños.

Aunque decía que no le gustaba la televisión, impuso un nuevo estilo de cocinar ante cámara, lo que permitió que la cocina moderna llegara a un mayor número de personas.

Libros

* Las Recetas del Gato Dumas. Editorial Sudamericana. ISBN: 950-07-0312-2
* 140 Recetas Inéditas. 1995. (Con Ramiro Rodríguez Pardo)
* Gato Dumas Cocinero. Secreto y Especialidades. ISBN: 950-43-8869-9
* Mis Historias y mis recetas. Editorial Grijalbo. ISBN: 950-28-0318-3



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=R3AhgYg0grg

comidas

Narda Lepes

Nacimiento: 29 de julio de 1972
36 años

Nacionalidad: argentina
Ocupación: Cocinera, Conductora, Escritora, Empresaria

Narda Lepes (nacida en Buenos Aires, Argentina, el 29 de julio de 1972) es una chef y presentadora de televisión argentina. Actualmente esta comenzando a hacerse conocida y es "la chef del momento".

Hija de cocineros, pasó su infancia y adolescencia junto a su madre en Caracas, Venezuela.

Biografía

Nacida el 29 de Julio de 1972, comenzó a dedicarse a la gastronomía en 1992. En 1995 viajó a París a realizar stages en distintos restaurantes a lo largo de un año.

Su debut televisivo, en el canal gastronómico elgourmet.com, fue con el programa Fusión en el año 2001, que compartía con otros chefs. Su especialidad era la cocina fusión, mezclando frecuentemente cocina japonesa con latinoamericana. En el año 2003 tuvo su primer programa (esta vez propio), 180º, continuando con la cocina fusión y comentando acerca de su música preferida. En los años siguientes, hizo una serie de programas en países y ciudades como Brasil, Japón, Grecia, Londres y Marruecos, entre otras, con el objetivo de mostrar las distintas costumbres gastronómicas y culturales de cada región.

En 2007 Narda comenzó a hacerse conocida por sus programa en la TV por cable, estar de invitada en varios programas y sacar a la venta su libro.

Actualmente acaba de editar su libro personal, prepara un nuevo programa para Elgourmet.com y trabaja en su propia empresa "Comer y Pasarla Bien".

Narda grabo para Elgourmet.com, Narda, como en casa, se trata de un ciclo en el que Narda se adentra en la intimidad gastronómica de un famoso y cocina para él.

Para el 2009 está prevista su vuelta al canal que la vio nacer. Luego de 5 años regresará a las recetas en estudio de la mano de la nueva propuesta gastronómica "Recetas y Secretos de Narda" que será estrenado en el mes de marzo de 2009. Una producción de PRAMER SCA y que cuenta con la producción ejecutiva de Lucas Hernández.

Programas
* 2000 - 2001: Fusión Cúbica (compartido con otros chefs)
* 2002: 180º
* 2003: 180º, Gourmet Japón con Narda
* 2004: 180º, Gourmet Londres con Narda
* 2005: Narda, Gourmet Marruecos con Narda
* 2006: Celebraciones Gourmet, Gourmet Brasil con Narda
* 2007: Celebraciones con Narda, Gourmet Grecia con Narda (estreno 18 de octubre)
* 2008: Narda, como en casa
* 2009: Recetas y Secretos de Narda, Gourmet Vietnam con Narda





link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=X0LC317nUpo&feature=PlayList&p=376DDB11B50834F2&index=0&playnext=1






HISTORIA DE LA COCINA ARGENTINA



La llegada del siglo XX encuentra a la gastronomía Argentina en el mayor grado de pobreza y aburrimiento, con la llegada de los emigrantes Españoles e Italianos, también llego una variación mas rica en el arte de la cocina. Durante toda la época colonial y durante el siglo XIX se comía mucho y en forma muy variada. Baste recordar que los menús sociales que componía el más prestigioso de los cocineros de aquella época, el francés Joseph Dure, incluía entre cinco y seis platos más postre. En las casas de familia, los platos básicos eran la olla podri'da -así se llamaba al puchero-, una gran cantidad de vegetales -mucha mandioca-, las carnes asadas y los pescados de río. Las mejores dulcerías y reposterías provenían de Tucumán, Chile y Asunción del Paraguay. Los licores (vinos y brandis) venían de ultramar y las infusiones eran dominio de la yerba mate.

Estas mesas fueron empobreciéndose a medida que transcurrió el siglo XIX y la nueva centuria sorprendió a los argentinos con una dicta muy aburrida: carne asada, bifes y pucheros; casi nada más. Las excepciones eran algunos toques afrancesados en las clases urbanas más acomodadas y, en la sociedad rural y el interior, los locros, las empanadas y las humitas siguieron teniendo una fuerte presencia.

Los hábitos comenzaron a cambiar y a enriquecerse sólo en las postrimerías del siglo pasado, con la llegada de los torrentes inmigratorios que dieron paso entonces a la revolución gastronómica que sobreviene después de 1900. Aunque la impronta decisiva haya sido obra de la cultura italiana, cabe señalar que alemanes, británicos y judíos de diversas nacionalidades también aportaron lo suyo. Por el contrario, las comidas españolas pasaron a identificarse como tales -en restaurantes y zonas urbanas bien señalizadas, pero perdieron peso como componentes de la cocina Argentina.

Se habla en español y se come en italiano

Sin la llegada de los italianos no podría entenderse cómo los argentinos comieron a lo largo de todo el siglo YX. Ellos trajeron no sólo platos y recetas, sino hábitos sociales vinculados con el comer -como las pastas familiares de cada domingo, impusieron el culto al aperitivo (léase tomarse un vermut o un fernet)- y convirtieron a Buenos Aires en el tercer centro consumidor de pizza en el planeta. El primero, por supuesto, es Italia; el segundo, la ciudad de Nueva York, y luego se ubica la Reina del Plata.

El primer gran asentamiento de la cocina italiana en el país tuvo lugar en la ciudad Capital, más precisamente en el barrio de La Boca. Desde allí se desparramó por todo el territorio nacional una lista interminable de ingredientes y hábitos gastronómicos: las pastas en toda su gama de posibilidades desde los argentinos tallarines hasta los ñoquis, los ravioles y los canelones-, la pizza, la fainá, las Milanesas, los helados, los risottos, la preparación de pescados de mar y mariscos -en esto, los españoles también hicieron lo suyo-, el consumo de frutas secas, la salsa de tomates en todas sus variedades, el pesto, la afición por el aceite de oliva y las aceitunas, casi toda la fiambrería actual -antes llegaban jamones y embutidos españoles, pero eran de consumo limitado-, el gusto por los quesos y la difusión masiva del vino, por sólo mencionar algunas de las ingesta más habituales de estas latitudes. Después de los italianos, la mesa de los argentinos cambió. El bife y el asado siguieron estando en el centro de esta sociedad carnívora, pero las pastas y las pizzas no se quedaron atrás.

EL LOCRO

paso a paso

En los últimos 15 años Buenos Aires creció de muy buna forma en el arte de la gastronomía..!!. se puede contar por cientos la oferta de buenos restaurantes. atrás. El plato convocante entre amigos y familiares dejó de ser el puchero al superarlo la pasta del domingo -con los ravioles a la cabeza-, incluso en familias o zonas del país sin influencia italiana directa. Con el paso de los años fueron creándose actividades artesanales y gastronómicas muy prósperas: cuántas fábricas de pastas frescas sobreviven incluso hoy, pese a la hiperdifusión de los supermercados; en cuántos restaurantes no se pueden comer pastas, y cuántos millones de pizzas siguen comiéndose hoy por año en la Argentina, pese a la actual obsesión por la alimentación diet y el estar flacos. Aunque resulte difícil creerlo, el otro comer social y familiar de los argentinos -el asado de fin de semana- es una costumbre posterior a la de las pastas del domingo, pues su popularización se verifica a partir de la década del 50, simultánea mente con la aparición de las barriadas suburbanas en los alrededores de Buenos Aires y ciudades provincianas.

La primera globalización

La irrupción de la gastronomía italiana en la cultura del comer argentino coincidió en el tiempo que podría denominarse primera globalización gastronómica del país. La llegada de productos alimenticios desde otros rincones del mundo se hace sentir, sobre todo, en los hábitos de los sectores de la sociedad con mayor poder adquisitivo, aunque muchos de los productos encontrables en las tiendas de hultramarionos eran de consumo popular, por sus bajos precios y porque no existían en la manufactura local. Entre ellos, el azafrán, el bacalao, los porotos y garbanzos, las especias básicas, como pimienta y pimentón, algunos licores, los chocolates y el té.

En las revistas de la época se daba publicidad a muchos de esos productos: vino de Marsala extra, importado por Marcelo Profumo e hijos; champagne del embotellador Louis Roaderer, de Reims, en las variedades dulce o Carte Blanche, seco o Grand Vin Sec y muy seco o Extra Dry, todos traídos al país por Duponet, Fils de Chacabuco al 100, en Buenos Aires; licor Amaro, de Bologna; champagnes Pommery y Mumm; el chocolate Viuda del Seminario y el aceite Refinado, ambos españoles.

También se podían comprar los primeros chocolates Águila; cerveza Palermo; ginebra holandesa Holland; galletas Lola, de Bagley, y la cava o champagnes catalanes Codorniú, hechos por un señor de apellido Raventos, que era proveedor de varias casas reales europeas, e importado por su socio en la Argentina, un tal Pagés.

Por esa época, en Buenos Aires hacían furor el Bier Convent, uno de los bares y cervecerías más concurridos a finales del siglo XIX y principios del XX; el restaurante Americano, de Domingo Gaudo, situado en la entonces Cangallo 966, y el Almacén de la Victoria, que ocupaba desde el 1 al 15 de la calle Chacabuco. En ese cotizado local podían comprarse sardinas, merluzas y anchoas en conserva (importadas), manzanilla y cervezas de diverso origen y uno de los primeros whiskies escoceses de consumo relativamente masivo, The Commodore.

Toda esa modernidad contrastaba con algunas escenas de barrios y pueblos, que a lo largo y a lo ancho del país se reprodujeron en forma cotidiana hasta la década del 50. Fray Mocho describía en la revista Caras y Caretas cómo el lechero, a caballo o en carro, seguía repartiendo su blanco producto casa por casa, desde una batería de tarros metálicos envueltos en cueros. Similar sistema de comercialización tenían el pan, el carbón, la leña y el querosén, las verduras frescas y los pescados.

El impacto de la italianización de las costumbres gastronómicas argentinas, el desarrollo paulatino de la industria alimentaría local y la cristalización de la sociedad una vez realizadas y asentadas las olas inmigratorias fueron las causas, quizá, de que el cómo y el qué comer diseñados en estas comarcas a principios de siglo se hayan mantenido sin grandes alteraciones casi hasta la década del 60.

EL DULCE DE LECHE

cocina


El bife con ensalada, puré o a caballo, las milanesas con papas fritas, el asado y la parrillada, unas pocas especies de pescado y preparados casi siempre en filetes a la ro ana o enteros en escabeche y al horno, las distintas variedades de pastas, la pizza, el puchero, las empanadas, las ensaladas -casi siempre de lechuga, tomate y cebolla-, los helados, el flan con crema o dulce de leche, los panqueques y el queso y dulce sintetizan a la perfección las opciones casi excluyentes de los argentinos a la hora de comer.

Vino, cerveza, sidra, champagne, aguardiente, coñac y whisky fueron las bebidas; y el café, después de almorzar o comer, con leche a la hora del desayuno y en la merienda, y sobre todo en cualquier momento del día, para conversar con amigos, para hacer tiempo o leer el diario, tuvo un solo competidor, el mate.

Durante los años 30 a 50 también se mantuvo en pie y de moda un mismo tipo de restaurantes. A diferencia de Italia, Francia y en menor grado en España, donde en cada pueblo -por pequeño que fuera-, durante este siglo siempre existieron por lo menos uno o dos restaurantes atractivos o con alguna peculiaridad, en la Argentina esos establecimientos cobraron auge sólo en las grandes ciudades, muy especialmente en Buenos Aires.

Reinaron entonces aquellos locales céntricos que hicieron historia, como La Emiliana, El Tropezón, El Globo, El Imparcial y El Hispano, en los que las cartas transcurrían entre pucheros, especialidades españolas (El Hispano, por ejemplo) y de la ya comentada cocina italoargentina. Por aquellos años aún mantenían su esplendor los salones gastronómicos de lujo que habían surgido a fines del siglo XIX y a principios del actual.

La epidemia de fiebre amarilla, en 1871, provocó que muchas familias porteñas buscasen refugio en las afueras de la ciudad. La construcción del hotel Las Delicias, en Adrogué, permitió que las familias y las parejas encontraran en él un refugio un oasis de tranquilidad y verde, con buena cocina, a pasos del Centro. Edificado en el 30 por el arquitecto Pablo Pater, El Tigre Hotel, contaba con 3 plantas y 50 habitaciones, funcionaba a pleno, (nunca tan bien dicha esta palabra), aqui giro la primera ruleta de la Argentina, brillo durante tres décadas, Restaurantes de lujo, especializados en cocina francesa, funcionaban también en el Plaza Hotel, de 1909 y en el Alvear Palace Hotel, de 1932.

EMPANADAS

Cocineros


Y llegó la década del 60

Durante los años 60, todas las expresiones de la vida cot' diana fueron sacudidas por vientos huracanados. Llegaron la minifalda, el pop y el beat, el amor libre y el rock como ideología universal; el presidente Kennedy y el Che Guevara; la guerra de Vietnam y los cantantes de protesta; el Di Tella y Pelé; el Mayo francés y el pelo largo y despeinado sobre los hombres. Muchas cosas más llegaron, pero respecto del comer de los argentinos tampoco faltaron pautas revolucionarias.

Ya a fines de la década del 30 habían surgido novedades: el Toddy y el Vascolet se pusieron de moda y reemplazaron al café con leche en las meriendas infantiles y adolescentes. Después del 50 aparecieron los primeros antecedentes vernáculos del fast-food, pues así deben considerarse los grills que invadieron las mejores esquinas de todas las ciudades del país, y los jóvenes de la nueva ola pudieron degustar aquellos antepasados de la hamburguesa que se servían en La Cabaña del Tío Tom y los hot dogs obtuvieron carta de ciudadanía con un nombre mucho más criollo: ponchos. En 1954 se registró un hecho que modificó para siempre el gusto de los argentinos en materia de bebidas sin alcohol. La Coca-Cola comenzó a comercializarse en forma masiva y después nada fue igual.

Ya en plena década del 60, y sin llegar a la universalización actual que significa la marca McDonald's, las hamburguesas con papas fritas fueron instalándose de a poco por medio de los legendarios locales The Embers, y las cocinas hogareñas se modificaron a la par de los hábitos y los sistemas de aprovisionamiento.

Los mercados cerrados y ferias municipales, descendientes de los viejos mercados y barranconos de las ciudades del siglo pasado, comenzaron su declive definitivo. Los comercios de barrio (carnicerías, panaderías, almacenes y fruterías), nietos y bisnietos de las antiguas pulperías, donde además de beber y jugar a los naipes se podía comprar harina, yerba, galleta, aceite y tabaco, empezaron a darse cuenta del futuro que les aguardaba y cuya primera señal fue la instalación de los Minimax, la cadena pionera de supermercados que luego proliferarían en el país.

Con los años 60 también llego lo que dejaría una profunda huella sobre la cultura Argentina, la Televisión.

Nada en el 70, un poco en el 80, mucho en los 90

Sin temor a grandes omisiones, podría decirse que durante la década del 70 no sucedió nada nuevo en la cultura del comer de los argentinos, salvo la consolidación de los hechos surgidos durante los diez años anteriores.

Los snacks bares sepultaron a los viejos copetines al paso, las hamburguesas aseguraron su presencia y los heladeros ambulantes -de Noel y Laponia, entre los más importantes- comenzaron su tránsito hacia el baúl de los recuerdos.

El panorama de restaurantes, fondas y bares no tuvo modificaciones sustanciales; por el contrario, los viajeros que volvían al país ya comenzaban a tener la sensación de que en los establecimientos gastronómicos de la Argentina siempre se comía lo mismo.

El orgullo local quedaba reducido a los mejores bifes de chorizo del mundo, y todo ese sentimiento empezó a ganar fuerza justamente porque en Europa y en los Estados Unidos ya se estaban dando los primeros pasos de la internacionalización gastronómica.

EL PUCHERO

gourmet

Surgía la nueva cocina francesa, menos barroca que aquella fundada en el siglo XVI por los cocineros italianos que llegaron al ducado de Dijon gracias a Catalina de Medicis, y más sutil que la burguesa y napoleónica de Antonio Carem y de Brillat de Savarin; la italiana clásica y sus adecuaciones internacionales comenzaban a ganar a los mejores chef del mundo, y las llamadas exóticas -china, japonesa y otras asiáticas- dejaban los guetos de Londres, París, San Francisco y Nueva York para extenderse y desarrollarse en el intercambio de influencias recíprocas.

En la Argentina, en cambio, el mundo parecía estático y se sentía que aquí siempre se comía bife con ensalada o papas fritas, asado, algunas pastas, unos pocos pescados, siempre guisados de la misma forma, y milanesas. Debió llegar la década del 80 para que algunos cocineros se animasen a ciertas innovaciones. Se abrieron algunos restaurantes de catálogo, demasiados pretenciosos todavía, y aparecieron algunas publicaciones gourmands.

A partir de 1990, esa tendencia se reforzó y hay quienes dicen que en la Argentina ya existían unos500 restaurantes de categoría.

Y así se llegó al siglo XX, época sobre la cual sería poco menos que imposible confeccionar un listado completo de los recetarlos que se difundieron y difunden por los distintos medios de comunicación, sobre todo si se tiene en cuenta que a partir de la década del 60 toda esa información aumentó en escala geométrico respecto de la existente hasta entonces. En cambio, sería injusto no recordar dos libros que han servido de guía gastronómica para varias generaciones de amas de casa durante la presente centuria.

El primero es La perfecta cocinera argentina, de Teófila Benavente, que ya en 1911 iba por su undécima edición, a cargo de la casa de Jacobo Peuser. Esta obra contiene 473 recetas ordenadas alfabéticamente y desde sus páginas puede aprenderse, por ejemplo, cómo preparar ambrosía de leche, alcauciles a la lionesa, budín de pato, crepes, dulce de limón Sutil, guindado, muffins, patés, perdices, quenelles, soufflé de castañas y turrones.

La segunda es casi una leyenda, el Libro de doña Petrona, que al decir de muchos libreros sigue manteniendo los récords de ventas del país. Toda, o casi toda la cocina que comieron millones de argentinos de este siglo está en las páginas de ese verdadero clásico de la literatura gastronómica vernáculo.

fuentes:http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Portada
http://www.google.com.ar/
http://www.cocinerosurbanos.com/


Bueno espero que les guste

41 comentarios - Mega Post Cocineros Argentinos

lotus1880
wou dejaste sin tinta la maquina,esta muy bueno.segui asi,gracias por el MP.Almuerzonos vemos.
myckyelhacker
romilopez dijo:buuu ni un comentario!



recetarios

No te enojes, pero lo pensè un poco..

chef

y te mando Mp, para avisarte algo que te va a gustar...

cocinerosurbanos

te mando un...

[\"IMG]http://i39.tinypic.com/2uzqq1x.gif[/IMG\"]

y feliz dia!!!

Mega Post Cocineros Argentinos
lanena30
recetashttp://i39.tinypic.com/2uzqq1x.gif[/IMG\"]]
matiaspdu
EXELENTE te dejo +5 LOS OTROS 5 YA SE LOS DI A myckyelhacker!!
matiaspdu
YA VAS A LLEGAR A NEW FULL USER
facil
delpro4ever


Eso de la cocina es un arte y quienes preparan comida para comensales

siempre deben mantener la calidad del alimento, a mi en lo particular me gusta un buen corte de puyaso

me gustó tu post

+5


comidas
tsunamiboom
todabia no sos full? :o te dejo puntos
1000ne
ummm
no me gusta esto de relacionar mujer con cocina, che
tomypekador

Buenisimo, solo te faltan 5 puntos

Te los dejo y NFU!!!

Felizitaciones, te lo mereces

paso a paso
cocina
BattleBrandom
no mire mucho el post , pero te doy 5 por qe sos la primera persona a la que le digo!!!

sos NFU!!!!!!
Bienvenida , ahora 5 horas mas o menos va a decir que sos NFU, no te asustes si al toque no dice que sos full user
myckyelhacker
Bueno Romi, te cocinamos un Full User \"a la dominguera\"
Cuando entres, te vas a encontrar con tu nuevo status...
Felicitaciones!!!
con una comida vegetariana para 50 persnas nos damos por hechos...jajajajaja
Naaa chiste!!!

Cocineros

Si querès formar parte del club te esperamos!!!
jptraver
Feliz dia hermosa!!!
y Felicidades por el full user.
gourmet
kreplaj2 +1
excelente post!!!! te dejo 10 locros (como el que hago yo, que es mucho decir)

Sin dudas el que mas me gusta:

Almuerzo
recetarios

Sabes que cuando hacia el programa con Calabrese, en un dia filmaban los programas para todo el mes, pero se tomaban una botella de vino por \"programa\", con lo cual en realidad se tomaban 4 o 5 botellas entre los dos en una mañana o en una tarde, con lo cual en el programa que salia ultimo ese mes, estaban re mamados los dos, sin dudas era el mejor programa del mes!!!
blanconegro
Dale Romi, lindo post y ya tenés que llegar a full user, te dejo +10
mace520
Llegue re tarde!

Bienvenida!
leoteya
no te dejo puntos porque ya sos ful pero buen post
chef
Diegoc02
Pensar que yo hice una receta tuya!!!, me hacés sentir orgulloso...
EstopareceGuantanamo
Muy lindo post.
Y el Gato, sin dudas, un maestro.
Es muy gracioso de los programas grabados en un día...
Antes de morir, vivía en al country El Carmel, donde mataron a la Belsunce y tenía un invernáculo con una huerta fantástica, algo prohibido en esos lugares. Y para iluminar las verduras había puesto arañas con caireles de cristal...
Entre los platos que lo habían sorprendido comentaba un choripan con ostras...
Y siempre reivindicó se un cocinero. Así, a secas.
yuppie
che, aleboso tu post!!
mirkosoiyo
che esta bueno el post , nada mas que la letra es un poco grande
saludos
chat32
uhhhhh. llegue re tarde!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
cocinerosurbanos

DE TODOS MODOS BUEN POST
yomillonario
muy bueno. espero llegar a ser como ellos en el futuro, y q grande narda la adoro
Arturor2d2
Romy, te ganaste mi respeto, yo trabaje en la Terraza del Gato Dumas al frente del Aeroparque Jorge Newberry, en los muelles de la costanera Norte, al lado del Barco Delta Queen, ahi me inicie de commis y termine siendo Jefe de partida(recien habia terminado de estudiar en la escuela hotelera...)bajo las ordenes de Nacho Esquivel(de quien me gustaria tener noticias...)fui a pedir trabajo y a las dos horas estaba trabajando ahi mismo, me hiciste recuerdo a mi mejor etapa en Buenos Aires, grande nena...pasas a favs, ganaste +10 y mis respetos( mira tengo algunas pictures de la comida que se servias esos tiempos, quizas algun dia las ponga...)adios bebe... ah...!no se donde diablos has conseguido esa informacion tan valiosa, parece un trabajo practico-de investigacion de Colegio...
guidito_ito
ta bueno che lastima la letra q es re grande medio jodona para leer jej pero buen aporte
dagar1978
Muy bueno el post!!! Lo unico q te falto es alguien q no todo el mundo sabe q esta a la altura del gato, doli y mallman, rodriguez palacios . Igual muy bueno el post, me gusto.
excbnfull
Doña petrona! REcomendado!
Darkphoenix01 +2
2 años después encontré este post, muy bueno pero te corrijo 2 cositas:

Chef es todo aquel que aparte de aprender el oficio, tiene estudios culinarios


No! Chef significa "Jefe", la carrera de Chef no existe, el que tiene oficio y estudio es "cocinero profesional", solo lográs el titulo de Chef cuando llegás a comandar una cocina (o caso del Sous cuando lográs ser el segundo al mando). ej: Mallmann es Chef (estuvo al mando de varias cocinas), Narda es cocinera (nunca comandó una cocina ella misma lo reconoce así), no importa la cantidad de cocinas que comandes donde lo hiciste una vez ganás el derecho al titulo de por vida.

También está la denominación de Chef Steward

El Steward puede ser un graduado de gastronomía o no, se trata de lo que antes se conocía como bachero no lleva el titulo de Chef (imaginate que si alguna vez estuvo al frente de una cocina no va a estar de responsable de limpieza (es un trabajo digno pero el Chef no lo hace!)!

Y otro dato que agrego:
En la Brigada de cocina además de los que nombrás están:
Chef ejecutivo: Solo en brigadas muy grandes e importantes, tiene la desición sobre los costos y los cambios que se realicen, los chef de parties o de partida incluye al pastelero, panadero, salsero, Roticier, Garde manger, cocina fria y caliente, después tenés los aprendices, los auxiliares, etc.

Espero no lo tomes a mal, estudio gastronomía y solo hice una corrección pero con buena onda y respeto.
gordo1245454
EL ASADO MÁS GRANDE DEL MUNDO!
info@asadoresargentinos.com.ar
(0237) 468-7070
Misión
La intención del asadito va mas allá de un súper asado...

OBJETIVOS

- Social
1. Generación de empleo.
2. Apoyo a la infancia, Un porcentaje de las entradas va a Fundaciones.
3. Apoyo a centros tradicionalistas siendo parte de la organización.

- Turístico y Cultural
1. Promover la cultura y el turismo de Argentina y todo Casanare a nivel internacional.
2. Restaurar valores culturales, familiares y lazos dentro de la comunidad.

-Económico.
1. Firmar acuerdos con agregados comerciales de diferentes países que van asistir al evento. Como así también toda aquella empresa que participe del mismo.
Descripción
Festival publico con entrada general que incluye:

- Plato de madera y cubiertos de regalo.
- Entrada a un predio de mas de 30 hectáreas.
- Estadía durante mas de 13 horas.
- Porción de asado.
- 2 Empanadas.
- Gaseosa libre.
- Sorteo de 1 0Km.
- Sorteo de 30 Electrodomésticos
- Parque de juegos infantiles.
- Feria de artesanos regionales.
- Expo de grandes empresas.
- Mas de 5 horas de grandes artistas.
- Shows de fuegos artificiales.

Organiza: Asadores Argentinos.

https://www.facebook.com/pages/El-Asado-Mas-Grande-Del-Mundo/645552978793998?fref=ts


http://elasadomasgrande-argentina.blogspot.com/