También llamadas “ojos de buey”, esa mezcla entre galletita y masita con el toque dulce en el centro se convierte en algo irresistible. Con esta receta la masa queda con una consistencia y sabor de “repostería fina”, que se percibe al desgranarse en la boca. No son como algunas que vienen envasadas, cuya masa ha desarrollado demasiado gluten y su textura es dura y gomosa. De suave aroma a vainilla y limón, están rellenas con dulce de leche y dulce de membrillo.

Pepas de dulce de leche y de membrillo

(así se veía el post cuando funcionaba tinypic)


Ingredientes para 40 “pepas”:

180 g. de harina 0000 y algo extra para la mesada
50 g. de almidón de maíz
100 g. de azúcar
1 pizca de sal
1 cdita. de esencia de vainilla
Ralladura de 1 limón
200 g. de manteca
2 yemas
1 huevo
150 g. de dulce de membrillo
150 g. de dulce de leche repostero
Azúcar impalpable para espolvorear

Preparación:

Procesar o mezclar a mano 180 g. de harina 0000, 100 g. de azúcar, 50 g. de almidón de maíz, 1 pizca de sal y 1 cdita. de esencia de vainilla.

Agregar la ralladura de 1 limón, 200 g. de manteca, 2 yemas y 1 huevo entero y procesar nuevamente. Volcar esta pasta arenosa sobre la mesada.

Amasar muy poco, solamente para unir. Formar dos cilindros de 3 cm. de grosor. Llevar 30’ a la heladera y cortar rodajas gruesas, de 2 cm. Colocarlas en una placa para horno sin emnantecar y hacerles un hoyito con el dedo.

Tener a mano los dos dulces y aplastar bien el de membrillo para formar una pasta. Rellenar las pepas colocando una cucharadita de dulce en cada hueco.

Llevar a horno precalentado a 150° C (suave) durante 25’. Retirar y colocar las pepas sobre papel absorbente. Si se desea se pueden espolvorear con azúcar impalpable.

Se conservan en latas o recipientes herméticos, al resguardo de la humedad. Duran una semana, si no se acaban antes…

Saludos!!

Blanconegro

dulce de lecherecetamasa