Mermelada de damascos al kirsch

Mermelada de damascos al kirsch

(albaricoque, chabacano, apricot)


Mermelada de damascos al kirsch


Se acerca el verano, época de damascos maduros y aromáticos. Paso a paso la receta de mermelada casera de damascos, también llamados albaricoques, chabacanos, apricot, aromatizada al kirsch y con el agregado de unas pocas pepitas obtenidas del carozo de la fruta. No hace falta esterilizar frascos, conservándose en la heladera de 6 a 8 meses. El kisch es un aguardiente de cerezas y combina muy bien con los damascos por su aroma almendrado. Se consigue importado, aunque hay marcas nacionales muy aceptables. También puede reemplazarse por otro aguardiente o cognac.

receta


Ingredientes:

1 kg. de pulpa de damascos maduros, sin carozo
800 g. de azúcar
Jugo de ½ limón
6 carozos de damasco
½ taza de kirsch u otro aguardiente a elección


Preparacion:

Elegir de, aproximadamente 1,500 kg. de damascos, aquellos que estén muy maduros. Lavarlos, quitar los carozos y obtener 1,000 kg. de pulpa. Agregar 800 g. de azúcar, mezclar y dejar reposar un par de horas para que los damascos larguen su jugo y se forme una crema o jarabe junto al azúcar. Tomar 6 carozos, cascarlos y retirar las pepitas. No utilizar mayor cantidad, ya que pueden resultar tóxicas al contener amigdalina (la misma sustancia que las almendras amargas). En bajas dosis tiene sus efectos benéficos y propiedades anti cancerígenas. Estas pepitas aportaran un delicioso sabor almendrado. Quitarles la pielcita adherida y añadir a la pulpa de fruta.


casera


Verter en una olla de fondo grueso (lo ideal es cobre o aluminio, pero no acero inoxidable) y colocar a fuego fuerte hasta que hierva, agregando el jugo de ½ limón. Bajar el fuego a mínimo y revolver periódicamente. Al transcurrir 30’ se comenzará el proceso de “espumado”, que consiste en ir retirando con una cuchara la espuma que se va formando en la superficie. Esta espuma contiene las impurezas del azúcar y debe desecharse.


Dulce


Al ir espumando la mermelada aparecerá el color muy intenso y la textura más uniforme. Continuar la cocción aproximadamente 30’ más, revolviendo cada vez con mayor frecuencia. El punto se conocerá cuando, al revolver, la mermelada comience a despegarse un poco del fondo y paredes de la olla. También se puede revisar el punto echando un poco de dulce en el revés de un platito, controlando que no se desparrame muy rápido, o pasando un cuchillo y fijándose en que no se junten inmediatamente los bordes.


chabacano


Tener a mano un frasco hermético limpio y seco (no hace falta esterilizarlo). Verter ¼ taza de kirsch u otro aguardiente, distribuyéndolo también por las paredes internas.


desayuno


Verter la mermelada caliente en el frasco con kirsch y cubrir la misma con ¼ taza de kirsch restante. Dejar enfriar destapada. Cuando esté fría tapar y llevar a la heladera.


mermelada


Conservarla hasta 8 meses. Si se desea acentuar el sabor a kirsch, verter unas gotas en la superficie del dulce a medida que se va consumiendo. También veremos algunas utilidades y aplicaciones de esta mermelada en algunas recetas de repostería. Mientras tanto se puede consumir untada sobre pan o galletas y disfrutar de su intenso sabor.


Jalea


Saludos!

Blanconegro


albaricoquedamascosconfitura

20 comentarios - Mermelada de damascos al kirsch

@agux987
Uh lo que debe ser eso!
@lupus
Muy rico.
Gracias por compartir.
@abramov +1
sos una zarpada ana!!!
ponele que uses otra fruta...el procedimiento es el mismo?
+5 pa ud
@La_Mini_Van
que rico me vendria haora para el mate las galletitas con dulse
@homerazzi
UHHHHHHH!!!!!!!!!!! BUENISIMAAAAAA!!!!! ME ENCANTO!!!!
@Tuzki
q rica la mermeladita dio' , con los pancitos del post anterior una locuraMermelada de damascos al kirsch
@OrochiGas
Si la verdad combino todo justito.... Y esa chocolatada la veo con unas medialunas saladas