Las ventajas de la cocina al vapor

Las ventajas de la cocina al vapor

Las ventajas de la cocina al vapor


La cocina al vapor es el método de cocción más saludable y natural para el organismo ya que los alimentos conservan casi todos sus nutrientes intactos, sin perder el color e intensificando el sabor de los mismos.

Los alimentos deben cocinarse en una olla grande.
Fueron los chinos los primeros en utilizar este método de cocción que data de cinco mil años A.C. colocando sus alimentos en cestos de cáñamo y bambú sobre una olla o wok con agua. Este antiguo arte de cocer los alimentos en vapor de agua como se hacia en la legendaria China, ha adquirido un sitio preponderante en las cocinas actuales no solo por mantener las vitaminas y minerales de los alimentos, sino por su practicidad y economía.

Cocinar al vapor es sencillo, tan solo basta con colocar los alimentos sobre una rejilla metálica o un colador de acero en forma de cesta, suspendido sobre agua hirviendo o algún caldo, dentro de una olla tapada, sin permitir que esta toque el alimento, y siguiendo tiempos de cocción que dependen de lo que se esté preparando. Para que haya vapor en cantidades adecuadas se precisa que el agua hierva y el punto de ebullición del agua depende de la presión a la cual está sometida. La presión puede ser atmosférica en las cocinas al vapor abiertas, o la que se logra en la olla de presión. En éste último caso, el vapor está a presiones mayores que bajo presión atmosférica.

Existen ciertas ventajas a tener en cuenta para este método de cocción, entre las que se destacan: su bajo costo debido a que no se requiere de aceite ni manteca para cocinar ni detergente para limpiar los utensilios; su practicidad ya que es un sistema rápido; limpio al evitar que los alimentos se peguen o quemen; es muy saludable por ser una cocina que no necesita grasas, con lo cual beneficia a todas aquellas personas que deben cuidar su peso y su salud en general; además los alimentos conservan la mayoría de sus vitaminas y minerales y son muy fáciles de digerir. Por último, pero no por ello menos importante, conserva el sabor real de los alimentos: el gusto, aroma y color no se ven alterados.

Cuando se cocina al vapor ya sea en vaporieras eléctricas o en ollas con canastas metálicas o de bambú se deben condimentar los alimentos con hierbas o especias, o simplemente saborizar el agua con ellas. El líquido resultante será ideal para hacer una buena sopa o caldo.

Para que los alimentos se cocinen en forma pareja debemos ver que la olla sea lo suficientemente grande para que el vapor circule por ellos y el tiempo de cocción dependerá del tamaño de los alimentos. El recipiente a utilizar deberá tener siempre una buena cantidad de agua y estar constantemente tapado para evitar que se escape el vapor para la mejor cocción de los alimentos.


0 comentarios - Las ventajas de la cocina al vapor