¡Que rico! Pequeñas recetas con encanto para preparar en 5

Curry light

¡Que rico! Pequeñas recetas con encanto para preparar en 5

Este es un curry que hacemos en casa sólo con verduras y pollo. Es muy rico y casi se hace solo, sólo hay que tener 1 ingrediente raro que es la leche de coco. Pero bueno, también es lo que le da el sabor especial.

Para 4 porciones necesitan:

1 cebolla grande, 1 ají mediano, 2 zanahorias grandes, 1/2 coliflor chica, 1 lata de garbanzos, 4 muslos de pollo grandes, 1 tomate grande (bien maduro), 1 botellita de leche de coco (Yo uso la Sococo light. La consiguen en el barrio chino, Jumbo, Coto, Disco o Carrefour), 2 cucharadas de un curry suave, sal, pimienta, perejil fresco o cilantro opcional.

Deshuesan los muslos, cortan la carne en cubos y la saltean en un chorrito mínimo de aceite. Cuando están doradas, cortan el ají y la cebolla en cubos grandes y lo ponen también a saltear.

Salpimentan y lo doran hasta que la cebolla empiece a transparentar. Después le agregan las zanahorias en rodajas gruesas (sin son grandes, al medio), el tomate en cubos grandes y lo cubren con agua, a la que le agregan 2 cdas soperas del curry que les guste. Esta receta no va bien con picante, suave es mejor, pruebenlo antes porque muchos curries importados dicen “suave” y pican un montón. Lo dejan hervir 25 minutos (aprox, fíjense que las zanahorias están casi cocidas pero les falta) y agregan la lata de garbanzos y la coliflor en ramitos muy chiquitos. Cuando está listo, corrigen sal y pimienta y le agregan la leche de coco. No dejen que las verduras se pasen. Es lindo que estén no crudas, pero firmes.

Lo pueden servir solo con perejil o cilantro picado o con arroz blanco. También pueden reemplazar la leche de coco por 1 yogur natural, pero no es lo mismo. Les recomiendo que busquen la leche de coco, que total dura un montón en la heladera.


Sopa de zanahoria y jengibre

informacion

Hacer esta sopa es facilísimo. Tienen que poner adentro de una cacerola 5 zanahorias medianas y 1 cebolla en cubos cubiertas con agua (apenas hasta cubrirlas), un cubito de caldo de verduras, 1 cdita de jengibre fresco rallado y dejarlo hervir hasta que las zanahorias estén tiernas.

Cuando está, apagan y licuán hasta formar un puré flojo. Corrigen sal y pimienta y van agregando leche de a poquito mientras siguen licuando. La consistencia es a gusto, yo uso más o menos 250 cc.

Si quieren, le agregan una pizca de algún chile antes de licuar (yo uso merkén ahumado que me traje de Chile, el año pasado. Ustedes pueden usar el picante que quieran o no usarlo). La idea es un suave picor, no que tape todo.

Sirven con queso en láminas o en cubos y alguna hierba. Yo uso ciboulette, pero puede ser cualquiera. También pueden hacerla sola: sin jengibre, sin hierbas, hasta sin queso y queda deliciosa.

También, algunas personas la hacen con las zanahorias asadas. Yo la probé, y siendo que lleva mucho más trabajo y tiempo de cocción, no la encontré mucho mejor. Prefiero esta, que se hace en 20 minutos y es ideal para cuando llegamos a casa muertos de hambre y de frío y queremos comer algo rico ya. Además es light, por supuesto.



Sopa de brócoli de Gordon Ramsay

recetas

Lleva únicamente tres ingredientes: brocoli, queso y nueces. Hay que hervir el brocoli (tirar las flores directamente en agua bien caliente) hasta que estén cocidas pero no pasadas. Ojo con eso. Bien verdes. Después las licúan con sal y pimienta y tirandole de a poquito el agua de cocción. Nada más. Ni caldo, ni crema, ni leche.

La sirven en un plato y ponen algunas láminas de queso (Gordon usó queso de cabra y yo le hice caso, pero pueden usar cualquier queso) y nueces pecán tostadas, mis preferidas. Van a ver lo bien que quedan esos tres ingredientes juntos cuando el queso se derrite y las nueces sorprenden crocantes.


Muffins de espinaca o acelga

comida

En realidad, esta es una variación más moderna de aquellos buñuelos fritos que hacían nuestras madres cuando nada sabíamos de los triglicéridos y el colesterol.

Para hacer 12 unidades grandes necesitan: 2 atados de acelga chicos (ahora vienen chicos, no sé por qué) hervidos, escurridos y picados finísimos, 1 cebolla picada, 1 diente de ajo picado, 2 huevos, 150 cc de leche, 250 gramos de mozzarella y tienen dos opciones: o 200 gramos de harina leudante, o 1 paquete de mezcla para buñuelos de espinaca Mamá Cocina (que no es otra cosa que harina con espinaca deshidratada).

Primero saltean la cebolla y el ajo y cuando están transparentes agregan la acelga y siguen un ratito, hasta que pierda bastante líquido y se mezcle bien con el ajo y la cebolla. Salpimentan. Luego le agregan el resto de los ingredientes, salvo el queso, hasta formar una pasta espesa. Si les gusta más liso (yo a veces hago mitad y mitad) procesan todo junto. Y si quieren usar espinaca, la saltean cruda (3 atados) con un diente de ajo y luego la pican. Es lo mismo.

Llenan los moldes de muffins rociados con spray vegetal sólo hasta 3/4 del molde y luego le hunden un cubo de mozzarella en el centro de cada uno. Los hornean a fuego medio hasta que los pinchen y el cuchillo salga seco.

Ranch dressing

http://www.planetajoy.com/wasabi/wp-content/uploads/2010/08/dip-ranch.jpg

ualquiera que haya sido adolescente en los noventa le va a tener tanto cariño como yo a este aderezo, porque es el que venía con la mayoría de las ensaladas de Mc Donalds de aquella época. Y convengamos que ser adolescente de clase media en los 90 era pasar mucho tiempo en Mc Donalds esperando chicos, volviendo de bailar, almorzando después del colegio. No mucho más.

Pero más allá de la anécdota, el ranch es un aderezo para ensaladas súper clásico en Estados Unidos. No es propiedad de Mc Donald´s ni mucho menos, pero es probable que si son argentinos lo hayan probado ahí por primera vez.

Para quienes lo extrañen, es muy fácil de hacer. Yo hago una versión liviana, porque la original es con crema. Esta cantidad es para hacer un frasco y usar para varias ensaladas. Alcanza con una o dos cucharadas para condimentar. Lleva 1/2 taza de queso finlandia descremado, 1/2 taza de mayonesa light, 1 cda sopera de cebolla deshidratada o en polvo, 1 cdita de ajo deshidratado o en polvo, 1 cda de perejil picadísimo y 1 cda de eneldo fresco o seco (el fresco lo consiguen en el Barrio Chino, el mercado El progreso, Jumbo, Quinta Fresca. El seco viene marca “La carmencita” y está en casi todos los supermercados grandes. No sirven las semillas. Ni lo intenten).

Primero, hidratan la cebolla y el ajo en agua caliente un ratito, lo cuelan y procesan todo con la minipimer. Sazonen con sal y pimienta, obvio. Queda especialmente bien con lechuga capuccina, aunque puede ir con cualquiera. La ensalada que ven en la foto es la que yo le hice este mediodía a mi marido con rúcula, lechuga morada, rabanitos, cebolla colorada y sésamo integral. Pero pruebenlo con alguna ensalada de lechuga, zanahoria rallada, tomatitos, pollo, palta o huevo y van a ver. Es como estar en 1995 y tener 15 años de nuevo.




Muffins perfectos

imagenes

Tienen que usar dos bowls. En uno mezclan los secos (2 tazas de harina leudante, 1 taza de azúcar, 1 pizca de sal) y en otro los líquidos (1/2 taza de manteca derretida, 1/2 taza de jugo de limón, 1 huevo). Luego vierten de a poco los líquidos sobre los secos van revolviendo hasta lograr una preparación espesa. Lo vuelcan en un molde para muffins rociado con spray vegetal (llenen 3/4 de cada moldecito) y cubren cada uno con 1 cucharada de azúcar para hacer una cubierta crocante. Los hornean hasta que les claven un cuchillo y salga limpio. La idea es que sean húmedos, no secos.

Así son perfectos, no hagan cambios. Yo a veces le agrego frutillas o semillas de amapola. Si los van a hacer de vainilla reemplacen el limón por leche con extracto de vainilla. Pero prueben primero los de limón, van a ver que son mejores.

En cuanto a los moldes, ya les voy avisando que no pueden hacer muffins sólo con pirotines. En Carrefour tienen moldes de muffins de silicona a $26 y sino en cualquier bazar hay de chapa o teflon. Igualmente pueden usar la receta para un budín y sale con menos superficie crocante, pero perfecto.


Hummus de 1 minuto

¡Que rico! Pequeñas recetas con encanto para preparar en 5

Para hacerlo tienen que procesar 1 lata de garbanzos sin el agua, jugo de 1/2 limón, 3 cdas de aceite de oliva, 1 diente de ajo, sal y pimienta hasta que quede una pasta lisa. Si necesitan, agreguen un poquito del agua de los garbanzos. Y listo. Pueden terminarlo con oliva y pimentón, con perejil fresco o con menta, como hice yo en la foto, y lo sirven con un pan de pita tostado.


Zanahorias asadas

http://www.planetajoy.com/wasabi/wp-content/uploads/2010/08/zanahorias6.jpg

Se les saca la cascara, y se las pone enteras (sí, enteras) en el horno con oliva, sal, pimienta negra y ramitas de tomillo (pueden usar tomillo seco) y se las hornea durante una hora y media, aunque cada tanto las vas rotando.
Si les gusta, en los cinco minutos finales pueden ponerles un hilito de miel o un poquito de azúcar rubia.

informacion



Fuentes de Información - ¡Que rico! Pequeñas recetas con encanto para preparar en 5

Dar puntos
10 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 3.490 Visitas
  • 1 Favoritos

0 comentarios - ¡Que rico! Pequeñas recetas con encanto para preparar en 5