Recetas de jugos saludables

¿Te compraste una juguera?: Acá recetas de jugos saludable


Buenas, ¿cómo andan? Les cuento que en estos días por fin me decidí a hacerme con una juguera... y no se imaginan mi decepción al notar que no traía ni una miserable sugerencia para preparar jugos.
Como no soy una persona demasiado imaginativa para éstas cosas me toco hacer una mini búsqueda/filtrado/selección de recetas interesantes, y como sospecho que a alguien más le puedo haber pasado lo mismo comparto el resultado de la misma con ustedes.
Solo me queda decirles: ¡A animarse! Algunas combinaciones parecen raras, pero quedan muy bien



Las Recetas



JUGO DE MANZANA Y ZANAHORIA
2 zanahorias
1 manzana roja
Extraer el jugo. Servir con hielo.


JUGO DE FRUTAS Y VEGETALES
2 manzanas
2 remolachas
2 tallos de apio
1 limón
Optativo: semillas de sésamo molidas. 1 cucharada
Extraer el jugo de frutas y vegetales utilizando la juguera. Servir en 2 vasos de trago largo, o los que gusten, sumar el sésamo molido y servir.


JUGO DE FRUTILLAS Y KIWI
3 naranjas peladas
1 kiwi mediano (pelarlo o no va a depender de su juguera)
1 taza de frutillas limpias
cubitos de hielo a gusto
Extraer el jugo de la naranja, el kiwi y las frutillas. Servir en vasos y completar con hielo a gusto.


JUGO DE MANZANA VERDE Y ZANAHORIA CON FRUTOS SECOS
1 manzana verde
5 zanahorias tiernas
Optativo: 7 almendras y 7 nueces molidas (u otros frutos secos)
Extraer el jugo de frutas y vegetales utilizando la juguera. Servir en vasos, agregar 1 cucharada de frutos secos molidos y servir rápido para aprovechar los nutrientes.


JUGO RICO EN CALCIO
1 manzana
5 zanahorias tiernas
Optativo: Leche de soja, frutos secos molidos.
Optativo: 7 almendras y 7 nueces molidas (u otros frutos secos)
Extraer el jugo de frutas y vegetales utilizando la juguera. Servir en vasos hasta la mitad, completar con leche de soja y agregar 1 cucharada de frutos secos molidos.


REFRESCO DE DURAZNOS/DAMASCOS
3 Damascos o duraznos sin carozo.
1 taza de uvas.
Extraer el jugo de las frutas. Luego agregar hielo granizado.


REFRESCO DE KIWI
2 Kiwis
1 Limón pelado
Miel, 1 cucharada (si no les gusta la miel reemplazar por azúcar o edulcorante)
Extraer el jugo de las frutas. Luego agregue una 1 cucharada de miel o endulce como lo prefiera.


JUGO DE MANZANA Y NARANJA
2 Manzanas
2 naranjas peladas
1/2 limón pelado
Azúcar o edulcorante a gusto
Extraer el jugo de las frutas. Luego agregue 1 vaso de soda o agua y hielo granizado. Endulzar a gusto si se desea.


JUGO DE MANZANA, PEPINO Y ZANAHORIA
1 Manzana
1/2 pepino (pelarlo o no depende de su juguera. Para obtener un sabor más suave conviene pelarlo)
1 Zanahoria
Extraer el jugo de las frutas. Una vez extraído el jugo, agregue hielo granizado.


JUGO DE PERAS CON NARANJAS
2 Peras
2 Naranjas peladas
Extraer el jugo de las frutas. Una vez extraído el jugo, agregue hielo granizado.


JUGO DE SANDÍA
2 tazas de sandía
1/2 limón pelado
Azúcar o edulcorante a gusto
Extraer el jugo de las frutas. Agregar agua y hielo granizado. Endulzar a gusto si se desea.


JUGO DE CEREZAS CON FRUTILLA
1/2 limón pelado
Frutilla: 150 gr
Cereza: 300 gr.
Extraer el jugo de las frutas. Agregar agua (2 vasos) y hielo granizado. Extraer el jugo de las frutas.


JUGO DE APIO, ZANAHORIA Y POMELO
100 gr. de apio
1 zanahoria
1 pomelo rosado pelado
Azúcar o edulcorante a gusto
Extraer el jugo de las frutas. Agregar agua y hielo granizado. Endulzar a gusto si se desea.



Tips para obtener mejores jugos:
- Utilizar fruta y verdura fresca porque contienen más jugo. Los ananás, apios, manzanas, pepinos, zanahorias, espinacas, melones, tomates y cítricos en general son especialmente adecuados para preparar jugo.
- En general, no se deben quitar ni la cáscara ni la piel. Pero sí se recomienda quitar las cáscaras gruesas o amargas (como la de los cítricos).
- El jugo de manzanas se torna de color marrón si entra en contacto con el aire. Por eso, servirlo inmediatamente después de haberlo extraído, o agreguarle un poco de jugo de limón para demorar el oscurecimiento.
- Servir cada jugo inmediatamente después de haberlo preparado, porque el mismo pierde su sabor y sus principales elementos alimenticios en contacto con el aire.