Como hacer paella de pollo


En castellano, se llama también paella o paellera (en valenciano paella) es el recipiente donde se prepara una gran variedad de platos típicos de la gastronomía de la Comunidad Valenciana como la paella, el arroz negro o la fideuá.

La paella es una especie de sartén generalmente de hierro o acero, ancha con dos o más asas pequeñas, poca profundidad y gran superficie. Su profundidad no suele ser mayor que unos cinco o seis centímetros y su diámetro varía dependiendo del número de comensales siendo, por ejemplo, la de cuarenta centímetros de diámetro adecuada para cuatro comensales.

El recipiente, no es más que una sartén, a la que se le ha quitado el mango y en su lugar se le han fijado dos asas, una a cada lado, que ayudan a afianzarlo. Su diseño favorece que evapore el caldo debido a su forma cóncava. El recipiente fue el que prestó su nombre al plato cocinado en él, a causa de la reticencia retórica derivada de ‘arroz cocinado en paella’. A pesar de ello, fuera de la Comunidad Valenciana es más común referirse al utensilio de cocina como paellera siendo ambas versiones aceptadas por la Real Academia Española.

Descripción de la receta original.

El origen exacto del plato está casi con seguridad en la zona arrocera próxima al lago de la Albufera, donde está documentada su existencia ya en el s. XVIII. La geografía de la región propició la utilización de unos ingredientes determinados en la elaboración del plato.

Como en la mayoría de recetas valencianas el aceite de oliva y el azafrán son fundamentales para la elaboración del plato aunque no son la parte más visible de este.

Al ser la Comunidad Valenciana una zona pobre en ganadería los animales disponibles para la alimentación eran los de granja como el conejo y el pollo. El entorno natural de la Albufera posibilitaba la adición ocasional de pato, si bien en mucha menor cantidad que de los otros dos debido a su mayor contenido graso. También es tradicional añadir algunos caracoles, en concreto de la especie conocida en valenciano como vaqueta.

Además del arroz redondo (si es posible de la variedad bomba con denominación de origen Arroz de Valencia) y el tomate y ajo para elaborar el sofrito fundamental en gran cantidad de recetas valencianas, se utilizan diversas verduras para la elaboración de la paella. En concreto tavella y ferraura (dos tipos autóctonos de judía verde conocida como bajoqueta en valenciano) y garrofón (una alubia blanca grande y plana).

Para añadir sabor al plato, además del azafrán se suele agregar un poco de pimentón y unas ramas de romero.

Aunque en la actualidad se comercializan paelleros que se alimentan de una bombona de gas butano la manera tradicional de confeccionar este plato es con fuego de leña, si es posible de naranjo, para que el arroz absorba el aroma de la madera quemada

Para cocinar la paella ‘a leña’ existen diversos dispositivos, el más antigüo y común, sobre el que la paella descansa nivelada por encima de la leña, consiste en un artilugio triangular de hierro con tres patas, llamado trévere.

Ingredientes naturales, únicos e inalterables, arroz, aceite de oliva virgen, pollo, conejo, ferraura o judía verde ancha, garrafón, judía o tavella, tomate natural, pimentón rojo dulce molido, azafrán de hebras, agua, infusión de romero.

Como hacer una Paella de Pollo

Dificultad: Media

Tiempo medio de preparación: 30 minutos (sin caldo preparado 45 minutos)

Ingredientes para 2 personas:

- 1/2 pollo sin piel
- 4 tazas pequeñas de arroz (2 tazas por persona)
- Ajo (2 dientes por persona)
- 1 pimiento rojo mediano
- 1 pimiento verde mediano
- 1 Tomate rallado o una cucharada sopera de tomate triturado (no es recomendable añadir mucho tomate, pues la paella tiende a pegarse)
- 1 ñora (calcular una ñora por cada dos o tres personas)
- 200 gr. de judías planas (opcional) u otro tipo de verdura (guisantes, etc.)
- 1 pellizo de azafrán

Para el caldo (Usar un envase de caldo preparado o bien):
- 2 litros de agua
- Los pellejos sobrantes del pollo
- 1 puerro, 1 chiribía y 1 nabo