epespad

la historia de los 3 chiflados!!

“Moe”



la historia de los 3 chiflados!!




Muy bueno

Su Biografí­a

Moe Howard (Bensonhurst, Nueva York, 19 de junio de 1897 – Los íƒÂngeles, California, 4 de mayo de 1975), actor cinematográfico y de teatro norteamericano.

Su nombre completo era Harry Moses Horwitz y nació en una pequeña comunidad judí­a en las afueras de Brooklyn. Fue el cuarto de los cinco hijos de Solomon y Jennie Horwitz, una pareja de inmigrantes lituanos de origen judí­o.

Sus dos hermanos mayores, Irving y Jack, fueron los únicos que no hicieron carrera en el mundo del espectáculo. Por esa razón, Irving fue el único que no “americanizó” su nombre cambiándolo a Howard.

Niño extremadamente inteligente y con gran capacidad de memoria, que luego aplicarí­a en su carrera, Moe se vio atraí­do muy pronto por el teatro y faltaba a menudo a la escuela para escabullirse a las representaciones durante la semana. De forma novedosa, Moe diseñó su propio estilo de peinado para escapar del look afeminado que su madre le imponí­a (20 bucles castaños) y que le era merecedor de burlas en el colegio. A los trece años de edad, se refugió en el baño de un amigo y cortó por lo sano, diseñando de casualidad el corte tipo taza que lo iba a caracterizar de por vida. Cuando volvió a su casa al verse en un espejo se largó a llorar y a medida que los otros integrantes de la familia llegaban se iban riendo del nuevo peinado del pequeño Moses. Moe estaba aterrorizado de lo que dirí­a su madre. Cuando ella llegó y lo vio, lo único que alcanzó a decir entre lágrimas fue: “Suerte que tuviste el valor para hacerlo, yo no lo hubiera tenido”.

Su primer contacto con el teatro fue en su etapa escolar, cuando dirigió y protagonizó una pequeña obra. A partir de ese momento sus calificaciones bajaron, a tal punto, que abandonó los estudios, sin completarlos en toda su vida. Por esta época sus padres no aprobaban demasiado la decisión de su hijo. Moe trataba de complacerlos estudiando cosas como electricidad, que luego abandonaba. Será en 1909 cuando Moe conocerí­a a Ted Healy, desarrollándose entre ellos una amistad, que los llevó a que en 1912 consiguiera su primer papel en un acto circense.

Siguieron varios roles menores en bares y otros centros de entretenimiento, en algunos de los cuales comenzó a hacer pareja con su hermano mayor, Shemp, con quien empezó a recorrer distintos puntos de los Estados Unidos. El dí­a que debutaron Moe y Shemp con el dúo “Howard y Howard”, el último número luego de una veintena de artistas que actuaron durante horas, en la sala habí­a quedado una sola persona que aplaudió de pie y con lágrimas en los ojos: el pequeño Curly.

De esta manera se vincularon a los circuitos de teatro de Lowe y RKO. En 1922 Moe y su hermano volvieron a encontrarse con Ted Healy, con quien representaron un número teatral bajo el nombre de Ted Healy and his Racketeers, conociendo los primeros éxitos de público desde entonces.

íƒâ€°ste fue el principio de la carrera de Moe como stooge, término que luego al traducirse al español resultó como chiflado, aunque en realidad, en la jerga teatral norteamericana de la época aludí­a a otra situación. El stooge era el actor (aparentemente secundario) que con su intervención daba pie a la respuesta o a la acción cómica del protagonista principal, papel más importante de lo que pudiera pensarse.

En 1925 Moe se casó con Helen Schonberger, prima del famoso mago y actor Harry Houdini, y que serí­a su compañera sentimental por el resto de su vida. A fines de 1926, su esposa le reclamó a Moe que abandonara el trabajo actoral para pasar más tiempo en la vida familiar, a lo que éste accedió, trabajando por un tiempo en el negocio inmobiliario y en otros trabajos más “normales”, sin demasiado éxito. Moe abandonó a Ted Healy en 1927, año en el que nació su primera hija, Joan Howard, la cual luego completarí­a un libro biográfico que escribió su padre. Su otro hijo, Paul Howard, nació en 1935.

Después de dos años de ausencia de la actuación, Moe retornó con Ted Healy en 1929 para realizar un acto en Broadway llamado “Una noche en Venecia”. Por ese tiempo el grupo de Healy (Ted Healy and his Stooges), se componí­a de Moe, Shemp Howard, Larry Fine y Fred Sanborn. Con esta integración filmaron su primera pelí­cula en 1930: “Soup to Nuts”. Sin embargo, las desavenencias con el lí­der del grupo, al que se sumaba el alcoholismo de éste, hicieron que pronto Shemp se marchara para iniciar una carrera individual por varios años, hasta 1946.

El reemplazo de Shemp fue su hermano Curly (“Babe”, su hermano menor, el cual desde entonces asumió su aspecto posteriormente conocido, afeitándose la cabeza y el bigote que hasta entonces usaba. El grupo de Ted Healy realizó algunas pelí­culas más para la MGM, hasta su disolución definitiva en 1934, año en que Moe, Larry y Curly pasaron a Columbia Pictures, en donde conocerí­an la fama con el nombre de Los Tres Chiflados, realizando (con los de Shemp y Joe Besser incluidos), 190 cortos hasta 1958.

Moe asumió en el trí­o el papel central, haciendo gala de un humor agresivo y violento en ocasiones que desarrolló en todos los años de su actuación al frente del mismo. Sin embargo, esta postura era la antí­tesis de lo que era el actor en la vida privada: sereno, sentimental y generoso tanto en la vida familiar como en la amistad. Este contraste era aún más manifiesto si se lo comparaba con sus compañeros en la pantalla: Larry era un jugador empedernido y Curly llevó una vida nocturna y rumbosa. Moe además fue el director financiero del trí­o, y quien se ocupaba de las negociaciones del mismo.

Su primera pelí­cula para Columbia, Woman Haters (conocida en español como Los odiamujeres), de 1934, aún no mostró los caracteres definitivos de Los Tres Chiflados. En su siguiente corto, Punch Drunks (el único cuyo guión estuvo í­ntegramente escrito por ellos), la situación cambió por completo. Incluso en aquella primera época, considerada por muchos entusiastas del trí­o como la mejor del mismo, hasta 1940 aproximadamente, uno de sus cortos, Men in Black (1934), fue candidato a un Oscar de la Academia.

En la primera parte de la década de 1940, y como parte del “esfuerzo de guerra” con que Hollywood contribuyera a la causa de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, los Tres Chiflados realizaron varios cortos de contenido anti nazi, como You Nazty Spy (1940), (el corto favorito de Moe, según éste lo declararí­a después), su secuela I’ll Never Heil Again (1941), y They Stooge to Conga (1943). En los dos primeros, Moe realizarí­a una hilarante caracterización del dictador alemán Adolf Hitler.

Tras la guerra, en 1946, a Curly se le habí­a diagnosticado hipertensión, además de una hemorragia en la retina, lo cual, complicado con su obesidad y su régimen de vida muy desordenado, fue la causa que sufriera un accidente cerebral durante la filmación de Half-Wits’ Holiday. A pesar de que Moe trató de obtener la mejor atención médica para su hermano menor, éste hubo de ser reemplazado por su hermano Shemp, quien retornó al grupo en 1947. A pesar de que Curly hizo un cameo en el corto Hold that Lion! ese año, no retornarí­a más a la actuación, muriendo en 1952.

Los Tres Chiflados continuaron realizando cortos para Columbia. En 1955, Shemp murió inesperadamente, siendo sustituido por Joe Besser, con quien se filmarí­an 16 cortos más hasta 1958. Por entonces, el estudio traspasó los cortos a una de sus empresas subsidiarias (Screen Gems) que los estrenó en televisión, conociendo los Tres Chiflados una mayor popularidad desde entonces, sobre todo entre audiencias más juveniles.

En los años 60 los Tres Chiflados participaron en varios largometrajes propios, la mayorí­a para Columbia, como por ejemplo Have Rocket, Will Travel (1959), Blancanieves y los Tres Chiflados (Snow White and the Three Stooges) (1961) (para 20th. Century Fox), Los Tres Chiflados conocen a Hércules (The Three Stooges Meet Hercules) (1962), Los Tres Chiflados en Orbita (The Three Stooges In Orbit) (1962), The Three Stooges Go Around the World in a Daze (1963), y The Outlaws IS Coming! (1965). Moe tuvo algunas apariciones individuales en papeles menores, como el de un conductor de taxi en Space Master X-7 (1958), pelí­cula de clase B donde un hongo misterioso invadí­a la Tierra. Por la época de los largometrajes mencionados el tercer chiflado fue Joe DeRita, a quien Moe eligiera por un cierto parecido fí­sico con Curly, quien ya era visto por muchos en ese entonces como el chiflado más popular.

Durante esos años, Moe Howard trató de persuadir a Columbia Pictures para que le vendieran los derechos de los cortos de los Tres Chiflados por varios millones de dólares. Columbia prácticamente se rió de él fuera de la oficina. No es de extrañarse… el estudio ganaba cientos de millones de dólares por aquellos viejos filmes, y el dinero continuaba entrando a raudales! Cada uno de los Chiflados hizo menos de la mitad de un millón de dólares, en total, sobre ese perí­odo de 24 años en el estudio. Hoy, la mayorí­a de las estrellas principales de televisión ganan más que eso en unos pocos meses.

También los Tres Chiflados realizaron algunas apariciones en otras pelí­culas como artistas invitados: como bomberos, en el film de Stanley Kramer It’s a Mad Mad Mad Mad World (1963) y 4 for Texas (1964), de Robert Aldrich, participando en una escena junto a Dean Martin y Ursula Andress. Sin embargo, el trí­o no era inmune al paso de los años, que hizo mella en el tipo de humor violento que siguieron cultivando. Tras varias presentaciones televisivas y algún piloto para TV, se retiraron a principios de la década de 1970.

Moe murió en Los íƒÂngeles, California, el 4 de mayo de 1975, de cáncer de pulmón, poco antes de cumplir los 78 años de edad.

“Larry”

recomendado

Su Biografí­a

Hijo de Joseph Feinberg y Fanny Lieberman, ambos joyeros, Louis era el mayor de cuatro hermanos €Morris, Philip (que murió prematuramente), y Lyla, una profesora de enseñanza primaria. Siendo apenas un niño, sufrió un accidente sobre su brazo izquierdo cuando su padre sin querer le derramó parte del ácido que usaba para comprobar la autenticidad y la calidad metálica de las alhajas con las que trabajaba. Este desventurado incidente pudo haber sido peor de no ser porque fue sorprendido antes de beber la sustancia y, ante la desesperación, Joseph reaccionó en consecuencia quitándole el recipiente que terminó por rociarle buena parte de su contenido, provocando un severo daño en una de sus extremidades. Tras recibir un adecuado tratamiento médico, debió complementar su rehabilitación siguiendo una terapia estricta que incluí­a el manejo de algún instrumento musical a cuerda, lo que le llevó a ejercitarse tocando el violí­n. íƒâ€°ste no sólo le permitirí­a poner en funcionamiento aquellos músculos lesionados, sino que constituirí­a además el puntapié inicial de su carrera musical.

Louis pronto comenzarí­a luciéndose como violinista profesional, participando con frecuencia en numerosos teatros locales y siendo premiado por sus grandes dotes artí­sticas. Asimismo ejerció el pugilismo en la categorí­a de los pesos livianos, pero lo abandonarí­a una vez iniciado en el mundo del espectáculo. Su enorme talento y la capacidad de combinar música y danza le hicieron merecedor de un privilegiado lugar entre las celebridades de la época.

Próximo a 1921, consiguió empleo en el “Newsboy Sextette” de Gus Edwards, haciendo uso del violí­n, bailando, y contando chistes en acento judí­o. En el número figuraban además Mabel Haney, su futura esposa, y Loretta, su hermana. Juntos co-protagonizarí­an el sketch Las hermanas Haney y Fine, en el teatro Vaudeville.

En 1925, Ted Healy, un actor y guionista allegado a los hermanos Horwitz, le sorprendió en una de sus increí­bles actuaciones interpretando un estilo de baile ruso. Inmediatamente después fue llamado a escena para formar parte del que serí­a el nuevo trí­o cómico en compañí­a de Moses (Moe) y Samuel (Shemp) Horwitz. Su debut tuvo lugar en Broadway, en la obra Una noche en Venecia. A partir de ese entonces posarí­a para la figura animada de los Tres Chiflados, “Soup to Nuts”, de la compañí­a cinematográfica Fox -precursora de la 20th Century Fox- y hacia 1934, tras su renuncia con MGM, firmarí­a contrato con Columbia Pictures, saliendo en pantalla ese mismo año.

Detrás de cámaras, Larry llevaba una vida bastante despreocupada y desorganizada, a menudo concretando grandes festines, y llegando con retraso a reuniones importantes. Era además un pésimo administrador, prestaba dinero a quienes debí­an pagar deudas, y despilfarraba el monto sobrante en bienes suntuarios y costosos regalos. Este descuidado manejo de su capital lo hundirí­a prácticamente en la miseria cuando Columbia decidió ponerle fin a los “Tres Chiflados” en 1958.

Larry Fine una vez recordó las numerosas lesiones que sufrieron durante la producción de “Three Little Pigskins”. Curly se quebró una pierna y Larry perdió un diente cuando Joseph Young, hermano del actor Robert Young, lo golpeó en la mandí­bula.

Larry decí­a que las escenas más duras en “In the Sweet Pie and Pie” y en otros filmes, fueron aquellas que tení­an pasteles. Como Fine relata: “A veces nos quedábamos sin pasteles, y el utilero los rehací­a levantando los restos del piso, pero también juntando polvo, clavos, astillas y tachuelas. Otro problema fue fingir que tú no sabí­as cuándo un pastel te estaba por alcanzar. Para resolver esto, Jules White (el director) me dirí­a: ‘Ahora Larry, Moe te va a golpear con un pastel a la cuenta de tres’. Entonces Jules White le dirí­a a Moe: ‘Golpea a Larry a la cuenta de dos!’ Así­ que cuando llegó el tiempo de contar, nunca llegué a tres, porque Moe me impactó con el pastel!”

Cada vez que habí­a una escena en que los Chiflados soñaban con mujeres y decí­an los nombre de ellas, Larry siempre decí­a el nombre de su esposa, Mabel.

Pasó la mayor parte de su vida en hoteles, primero en el President hotel de Atlantic City, y más adelante en el Knickerbocker de Hollywood. El estilo jovial de su esposa, una dama de buen gusto y demasiado aventurada como para llevar a cuestas las riendas de una casa, fue quizás el motivo principal por el cual tardaron en comprar su propia residencia en Los Feliz, California.

Larry y Mabel tuvieron dos hijos: Johnny, el mayor, que falleció en un violento accidente de tránsito en noviembre de 1961, y Phyllis, la hija que permaneció a su lado en los momentos más difí­ciles por los que debió atravesar la familia. Seis años más tarde, el 30 de mayo de 1967, mientras se encontraba en una gira conmemorativa por el aniversario de la serie, se vio obligado a abandonarla de forma inmediata al enterarse de que su esposa, con quien llevaba casado 41 años, habí­a muerto.

Destacó por su participación en los más prestigiosos teatros de Estados Unidos, entre ellos, Keystone, Alhambra, Broadway, Nixon’s Grand, y el Allegheny, y por su denotada producción televisiva y cinematográfica, rebasando una cifra sorprendente de 200 intervenciones.

Scrambled brains (1951) y The Three Stooges meet Hercules (1962), formaron parte de sus pelí­culas predilectas de los Tres Chiflados, y los actores Spencer Tracy, Peter Falk , Clark Gable, Milton Berle, Redd Foxx y Jack Benny, sus preferencias a la hora del entretenimiento. Desde comienzos de los años 1960 hasta 1970, Larry continuó realizando excursiones de la mano de Moe Howard y Curly-Joe, hasta sufrir una hemiplejia que le impidió seguir contribuyendo con el show.
Tumba de Larry Fine

Falleció el 24 de enero de 1975, producto de una hemorragia cerebral, a la edad de 72 años, y a tan sólo unos meses de diferencia respecto de su viejo amigo y compañero de trabajo, Moe Howard, que morirí­a en mayo de ese año. Fue sepultado en el cementerio de Forest Lawn, Glendale.

“Curly”

Los tres chiflados

Su Biografí­a

La estrella del Vaudeville, Ted Healy, tuvo un muy popular acto en el cual trataba de decir chistes y cantar, pero teniendo a sus tres chiflados (stooges, nombre usado para los asistentes en el argot del show-biz) en el escenario quienes le interrumpí­an. Larry Fine y los hermanos Shemp y Moe Howard eran usualmente los chiflados de Healy, y en 1930, Healy y su compañí­a aparecieron en su primer film “Soup of Nuts” (el film tení­a un 4to miembro, Fred Sanborn).

Shemp dejó el acto en 1932 para hacer una carrera en pelí­culas, y Moe sugirió que su joven hermano Jerry tomara el lugar del tercer chiflado. En su autobiografí­a “Moe Howard & Los Tres Chiflados” publicada en 1977, Moe cuenta que Ted miró a Jerry, el cual tení­a su mechón de cabello castaño rojizo y un elegante bigote, y dijo que no le parecí­a un personaje gracioso como Moe y Larry. Jerry dejó la oficina y volvió minutos después con su cabeza y cara afeitada diciendo “¿le parece rizado (curly en inglés) ahora?”, el personaje Curly habí­a nacido.

En 1934, la MGM quiso establecer a Ted Healy como un comediante solista en los filmes, y éste disolvió su acto para seguir su propia carrera. Los hermanos Howard y Fine estaban cansados del alcoholismo de Healy y de cualquier modo, renombraron su acto “Los Tres Chiflados” (The Three Stooges). El mismo año, firmaron para aparecer en dos comedias cortas en la Columbia Pictures. Pronto se convirtieron en la comedia de cortos más popular.

El éxito, sin embargo, destruyó a Curly. Empezó a beber, fumar y a comer en demasí­a. Sentí­a que su cabeza afeitada le robaba atractivo y en público, usaba sombrero para transmitir una imagen de mayor masculinidad, diciendo que sentí­a como un chico pequeño con su cabello afeitado. Jerry, sin embargo, fue exitoso con las mujeres toda la vida, incluso luego de convertirse en “Curly”.

Curly también tení­a dificultades para manejar sus finanzas, frecuentemente gastaba su dinero en vino, comida, mujeres, casas, carros y perros (él estaba “loco por los perros” y rescató muchos callejeros también). Desde que sus ingresos por su exitosa carrera fueron descuidadamente gastados, Curly estuvo frecuentemente cerca de estar quebrado. Moe eventualmente terminaba haciéndose cargo de las aventuras monetarias de Curly, lo ayudaba a manejar su dinero, y completaba el pago de sus impuestos.

En junio de 1937, Curly se casó con Elaine Ackerman, quien le dio su primera hija, Marilin, en 1938. En 1940 Elaine le pidió el divorcio. Después de eso, él ganó una cantidad tremenda de peso y desarrolló hipertensión. En mayo de 1945, luego de sufrir una ligera apoplejí­a, fue diagnosticado con hipertensión extrema y obesidad.

En 1945, Curly conoció y contrajo matrimonio con Marion Buxbaum. Moe urgí­a a Curly con la boda esperando que mejorara su salud. El matrimonio, sin embargo, fue infeliz; amigos y familiares sentí­an que Marion estaba usando a Curly por su dinero. Luego de solo tres meses, la pareja se separó y empezó el proceso de divorcio que finalizó en julio de 1946, seguido de otro ataque de Curly.

“Shemp”

tres chiflados

Su Biografí­a

Niñez y adolescencia Shemp, al igual que sus hermanos Moe y Curly, nació en Brooklyn, Nueva York, bajo el nombre de pila “Samuel Horwitz”. Fue el tercer hijo (de cinco) de la familia Horwitz, de ascendencia judí­a y lituana levita.

Según recordaba Moe en su autobiografí­a, de chico Shemp era muy travieso y su pasatiempo favorito era llenar de ropa toda la casa. En su adolescencia cambió radicalmente, haciéndose una persona más seria.

Los amigos de la familia ya le pronosticaban un futuro actoral, a pesar de que a Shemp no le caí­a bien la idea. Más tarde era difí­cil verlo separado de Moe, ya sea trabajando en pequeñas tareas o divirtiéndose juntos, hasta que se dieron cuenta que lo único importante para ellos era el teatro. Luego, la historia conocida. No importaba la situación, Shemp siempre estaba calmo y tranquilo.

Tení­a unas cuantas fobias, como temor a las alturas, conducir o ser conducido en un auto y temor a los perros y al agua. Moe contaba la vez que Shemp insistí­a que se estaba mareando…y sólo estaba parado en el muelle de pesca. En viajes de presentaciones personales a través de todo el paí­s, dondequiera que fueran, los Tres Chiflados siempre viajaron en tren debido a la paranoia de Shemp; fue imposible subirlo a un avión.

Irma Leveton (amiga de Helen Howard, a su vez esposa de Moe) recordaba el miedo de Shemp a los perros, aunque él tení­a uno de su propiedad, un collie llamado Wags. Como Leveton decí­a: “Solí­a caminar en la calle con un palo en su mano para protegerse. Si alguna vez un perro se le hubiera puesto cerca, seguramente se hubiera desmayado. No habí­a forma que él golpeara a un perro. No hubiera podido matar una mosca. Es difí­cil de creer que un hombre con una cara como ésa -lucí­a como un asesino- era todo un caballero”.

Usó su apariencia casera sin arreglar para causar un efecto cómico, a menudo murmurando grotescamente o llevando el cabello despeinado, cayendo sobre su rostro. Con esa caracterización, se hizo un truco publicitario como “El Hombre Más Feo en Hollywood”. Al respecto, Shemp explicó en una entrevista: “Soy horrible”.

El 25 de setiembre de 1925, a la edad de 30 años, se casó con Gertrude “Babe” Frank (de 28 años), una amiga de la ciudad. Tuvieron un hijo, Morton (1926-1972), quien morirí­a de cáncer a los 45 años de edad.

El negocio del espectáculo Moe ingresó al mundo de los negocios desde muy joven, tanto para actuaciones en vivo como en pelí­culas. Para la década del 20 ingresó al espectáculo como estrella junto a Ted Healy. Un dí­a en que su hermano Shemp se encontraba entre el público, lo llamó al escenario e improvisó unos diálogos. Luego de eso, fue parte del espectáculo, usualmente conocido como “Ted Healy y sus Chiflados”. En el show, Healy cantaba y contaba chistes mientras sus tres ruidosos chiflados (ya incorporado Larry Fine) se atravesaban en sus rutinas.

Shemp, sin embargo, no toleró muho tiempo el carácter abusivo fí­sico y verbal de Healy así­ como su afición al alcohol, así­ que sólo filmó una pelí­cula bajo su sombra (la primera de Los Tres Chiflados), Soup to Nuts.

Una anécdota cuenta que durante la filmación de Soup to Nuts en 1930, Ted Healy y los Chiflados fueron visitados en el set por un invitado muy especial: el mismo rey de la comedia, Charlie Chaplin. Ted y los Chiflados estaban prácticamente cayéndose uno encima de otro tratando de tomarse fotos con el gran Chaplin. Pero de acuerdo a la viuda de Shemp, Babe Howard, Healy se las arregló para amontonar a los Chiflados fuera del centro de atención, así­ solamente él terminó en alguna de las instantáneas con el famoso actor.

Shemp se molestó terriblemente por este incidente, porque él idolatraba a Chaplin y querí­a saber lo que el maestro de comediantes y director de cine pensaba acerca de su tipo de comedia. Después de la sesión de fotos, Shemp luchó desesperadamente por ganar su atención, pero el “Pequeño Vagabundo” se distrajo y dejó el set antes que Shemp tuviera una chance de decirle a Chaplin lo que pensaba de su trabajo.

Healy fue siempre la mayor atracción del acto, y sus chiflados estuvieron en un continuo desacuerdo con el manejo de las finanzas y contratos. Cansado de Healy, Shemp inicia en 1932 una brillante carrera en solitario.

Carrera en solitario Shemp Howard, al igual que muchos otros actores neoyorquinos de la época, encontró trabajo en el estudio Vitaphone en Brooklyn. Originalmente interpretó pequeños roles en las comedias de Roscoe Arbuckle, mostrando una apariencia torpe, hasta obtener papeles cada vez más importantes.

Allí­ fue presentado a los cómicos Jack Haley, Ben Blue, y Gus Shy, y luego coprotagonizó un papel junto a Harry Gribbon, Daphne Pollard, y Johnnie Berkes, hasta finalmente estelarizar su propio espacio cómico. Raras veces se apegó al libreto, y sus improvisaciones y diálogos incidentales se convirtieron en su marca registrada cuando actuaba.

Fuera de Vitaphone, lideró sin suceso su propio grupo de “stooges” o chiflados en el musical de Van Beuren para el corto de comedia de la RKO The Knife of the Party. De todos modos, la carrera de Shemp fue muy exitosa. Entre sus papeles en solitario más recordados figuran el que hizo junto a W. C. Fields, desempeñando el rol de barman en la pelí­cula de 1940 The Bank Dick, y los que hizo junto al equipo de comedia de Abbott y Costello.

Otras comedias destacadas son “Art Trouble”, junto a un oscuro James Stewart, apariciones cómicas en musicales de clase B de Univesal a inicios de la década de los 40, como Strictly in the Groove, How’s About It? Moonlight and Cactus, y San Antonio Rose, donde formó parte de un singular dúo cómico junto a Lon Chaney Jr. Finalmente, hizo equipo junto a los comediantes Billy Gilbert y Maxie Rosenbloom para tres comedias clase B presentadas en el perí­odo 1944-1945.

Sus roles dramáticos fueron escasos, aunque destaca sobre todo su participación en el drama “Convention Girl” (1935) como un matón chantajista, y su papel de sastre en “Pittsburgh” (1942), junto a John Wayne.

Los Tres Chiflados 1947-1956 Desde 1938, Shemp apareció con frecuencia en distintas comedias de Columbia como coprotagonista, con artistas como Andy Clyde, The Glove Slingers, El Brendel, y Tom Kennedy. Howard tuvo su propia serie en 1944 y se encontraba trabajando en ella justo cuando su hermano menor Curly tuvo su primer derrame cerebral, en 1946.

A partir de allí­, empezó a reemplazarlo en los cortos de Los Tres Chiflados, inicialmente en forma temporal, y luego en forma definitiva cuando se dieron cuenta que Curly nunca volverí­a a la actuación. Previamente, ya habí­a sido parte del show en algunas giras de presentaciones en vivo a finales de la década del 40, ante la enfermedad de su hermano.

Shemp apareció junto a Moe y su compañero Larry Fine en 73 cortos de 16 minutos cada uno, más la pelí­cula Gold Raiders (1951) y sin contar 4 cortos reciclados, que se editaron póstumamente.

Sufrió de un derrame cerebral leve en noviembre de 1952 (el mismo año en que murió Curly), sin que le causara un efecto notable en sus restantes apariciones en los filmes del trí­o (para esa época eran frecuentes las escenas recicladas de cortos anteriores para bajar costos). Algunos aficionados, sin embargo, lo notaron débil, pálido e incluso desorientado.

Le encantaba ver deportes, cuanto más agresivos mejor, quizás para descargar sus miedos y tensiones. También llenaba su tiempo libre yendo a pescar, asistiendo a las peleas de boxeo y escuchando la música de Cole Porter. Richard Arlen, Andy Devine y Horace MacMahon eran sus actores favoritos, Patsy Kelly su actriz favorita y Fred Allen su elección para comediante de radio. Su comedia favorita de Los Tres Chiflados era Fright Night (1947), su primera comedia con ellos y la cual, coincidentemente, tení­a que ver con el boxeo. Más que un digno reemplazante de Curly, Shemp era un í­dolo por sí­ solo.

Muerte El 22 de noviembre de 1955, luego de asistir al Hollywood Legion Stadium a ver boxeo, Shemp subió a un taxi, encendió un cigarro, se puso a bromear y súbitamente se desplomó sobre la falda de su amigo Al Winston: habí­a muerto de un ataque fulminante al corazón a los 60 años de edad.

Una curiosa contradicción aparece en la autobiografí­a de Moe, que indica que murió el 23 de noviembre de 1955 y muchas referencias apuntan esa misma fecha.

Como fecha oficialmente aceptada y presente en el certificado de defunción, Shemp murió en el condado de Los íƒÂngeles, el jueves 22 de noviembre de 1955, a las 11:35 PM. Fue sepultado en el Home of Peace Cemetery en East Los Angeles.

“El falso Shemp” La muerte repentina de Shemp causó toda una confusión a los productores de Columbia Pictures, en una época en la que los contratos con los artistas eran abusivos y exigí­an situaciones imposibles o insólitas. Los Tres Chiflados lo sufrieron en muchas ocasiones, incluso cuando debieron actuar junto a un Curly notoriamente enfermo e incapaz de realizar una actuación digna.

Para el año 1956, Columbia habí­a prometido una exhibición de ocho cortos de Los Tres Chiflados, pero sólo se habí­an filmado cuatro hasta la muerte de Shemp. Para remediarlo, el director Jules White manufacturó cuatro pelí­culas más, reciclando viejas escenas filmadas y reinsertándolas con la ayuda de un doble que se harí­a pasar por el fallecido actor.

Para ello recurrieron a un actor que ya habí­a representado papeles de soporte en la serie, llamado Joe Palma. Palma aparece de espaldas, de costado u ocultando su cara, ajustando los encuadres de la cámara y los movimientos para que resultara lo más natural posible. La voz incluso era doblada con antiguas grabaciones. El falso Shemp simplemente aparecí­a y desaparecí­a del argumento.

Las pelí­culas con este truco fueron mediocres, basadas en otras clásicas y con un libreto sumamente flojo. Por ese motivo, los fans las califican de segunda categorí­a: Rumpus in the Harem copia prestada de Malice in the Palace, Hot Stuff remake de Fuelin’ Around, Scheming Schemers, copia de Vagabond Loafers, y Commotion on the Ocean, rehecha a partir de Dunked in the Deep.

La mejor historia y la que se hizo técnicamente más elaborada fue Scheming Schemers, que combinó nuevas escenas con otras viejas recicladas de tres cortos anteriores,: A Plumbing We Will Go, Half-Wits Holiday, y Vagabond Loafers.

El sustituto elegido Moe les propuso a los productores de Columbia Pictures continuar con el programa como “Los Dos Chiflados” junto a Larry, algo que el dueño del estudio, Harry Cohn rechazó por completo.

Como Moe no tení­a un derecho legal sobre el uso del nombre y del trabajo que realizaban en general, Columbia decidió incorporar a un actor de su empresa, que ya tení­a un espacio cómico propio.

Con esa situación, en enero de 1956, Los Tres Chiflados incluyen al comediante Joe Besser para reemplazar a Shemp. Sin embargo, con Besser el trí­o nunca hizo una verdadera quí­mica para el tipo de humor violento y exagerado (“Slapstick” que era habitual ver en ellos.

La violencia fí­sica decayó por completo (el propio Besser no aceptó las agresiones usuales de Moe delante de la cámara), y continuó con su caracterí­stico humor blanco e ingenuo.

Los cortos fueron cancelados definitivamente con sólo 16 filmados y dos años con dicha formación (1957-1958), hasta finalizar el 20 de diciembre de 1957, cuando cerraron el departamento de comedias que realizaba los cortos. Los que estaban terminados se estrenaron durante todo el año siguiente y parte de 1959.

” Joe ”

la historia de los 3 chiflados!!

Su Biografia

Joe Besser (Missouri, 12 de agosto de 1907 – 1 de marzo de 1988), actor teatral y cinematográfico norteamericano, de origen judí­o.

Desde edad muy temprana fua animado por su familia para dedicarse a la actuación. En algún momento incluso llegó a comentar: “aprendí­ más en el teatro que en la escuela”. Su carrera comenzó en 1928 y se dedicó enteramente a la comedia.

Ya antes de unirse a Los Tres Chiflados en sustitución de Shemp Howard en 1956, era conocido y habí­a actuado en distintos filmes e incluso en varios programas de televisión.

Joe era también famoso por su personaje denominado “Stinky” en el Show de Abbott y Costello (actuó en 13 episodios), y por la voz de “Babu” en la tira humorí­stica “Jeannie” de Hanna Barbera.

A fines de los años 30, Columbia Pictures le ofreció a Besser un contrato exclusivo y lo ubicó en pelí­culas y comedias cortas. Hizo su debut en pantalla en un corto de 1938, “Cuckoorancho”. Sus créditos en Columbia incluyen “Hey, Rookie!” (1944) con Ann Miller y Larry Parks, y “Eadie Was a Lady” (1945) y “Talk About a Lady” (1946) ambas con Jinx Falkenburg. En varias de sus comedias cortas se lo ve haciendo un dúo cómico con Jim Hawthorne.

Joe no socializó mucho durante sus horas de trabajo, e incluso después. Iba directo al grano cuando se trataba de actuar. Y rara vez Besser tomaba la iniciativa para trabar nuevas amistades. Solamente iba al estudio, hací­a su trabajo y regresaba a su casa para dedicarse a una vida tranquila. En lo que hace a su asociación con los Chiflados, con quienes no se vio fuera de la pantalla, Joe no tení­a más que gratos recuerdos. Besser rememora, “Moe y Larry fueron grandes. Nos divertimos mucho y no tuve problemas con ellos. Los conocí­a de cuando estaban con Ted Healy, y después de esa época, seguí­ sus carreras. Estoy contento de haberme unido a los Chiflados y nunca me arrepentí­ de ello.”

Sin embargo, su humor excesivamente ingenuo y un tanto amanerado no se ajustó del todo al tipo de comedia que en general tuvieron los Tres Chiflados en toda su carrera anterior. Aunque su ingreso le dio vitalidad y energí­a al grupo, ya de por sí­ bastante vapuleado debido a las dos muertes anteriores.

Después de dos años y sólo dieciséis cortos realizados con los Tres Chiflados, la Columbia decidió no renovarles el contrato para 1958 y cerró definitivamente su departamento de cortos.

Joe Besser se alejó del grupo a principios de ese año, cuando su esposa sufrió un infarto, y de ahí­ en adelante participó en pelí­culas de la 20th Century Fox, en comedias de Jerry Lewis y en muchos shows televisivos de la década del 60, principalmente en el show de Joey Bishop.

Es reconocible en dos pelí­culas del dúo cómico Abbott y Costello: en “Africa Screams” (1949), donde curiosamente actúa junto a Shemp Howard, y en “Abbott and Costello meet the Keystone Kops” (1954), donde hace breves cameos.

Entre sus pasatiempos, le gustaba construir juguetes para dárselos a los chicos de su barrio. Joe Besser era también muy aficionado a las presentaciones de magia.

Sus comediantes favoritos eran Jack Benny y Abbott y Costello, y Ann Miller su elección como actriz. Joe no vio todos los cortos que hizo con los Chiflados, pero su favorito era “Flying Saucer Daffy” (1958). En cambio sus admiradores prefieren “Hoofs and Goofs” (1957) y “A Merry Mix-Up” (1957).

El 1 de marzo de 1988, Joe Besser fue encontrado muerto en su residencia de North Hollywood de un ataque al corazón, tení­a 80 años de edad. Catorce meses más tarde, su esposa Ernie falleció de un shock séptico el 1 de julio de 1989.

“Amo trabajar para niños. Ellos son mis mejores admiradores, mi mejor audiencia y mis mejores amigos.”, dijo. “Mi emoción más grande es que los niños gusten de mí­. Mientras esto suceda, estaré hecho.”

Historia del Programa

El Primer Chiflado

Los Tres Chiflados comenzaron con las ambiciones artí­sticas de dos jóvenes hermanos judí­os nacidos en Brooklyn, Nueva York. Se llamaban Samuel y Harry Moses Horwitz y estudiaban plomerí­a (Samuel) y electricidad (Harry) en la Escuela de Artes y Oficios Barón de Hirsch de Nueva York.

Pero el verdadero amor de los Horwitz era el teatro. En 1909, Harry consiguió ingresar en el mundo del cine, siendo contratado como recadero para los actores durante las filmaciones en los estudios de la empresa productora Vitagraph. Su insistencia para que lo dejasen actuar le permitió comenzar a aparecer como extra en pelí­culas comerciales, junto a grandes artistas del cine mudo de la época: John Bunny, Walter Johnson, Flora Finch, Herbert Rawlinson y Earle William.

En ese mismo año, Harry conoció a un joven llamado Ted Healy. Este estaba también interesado en ser comediante, y, luego de hacerse amigo de Horwitz, buscaron trabajo juntos. Tres años más tarde fueron contratados para participar en el acto de danza acuática de Annette Kellerman como “bailarinas”. Trabajaron en ello todo el verano de 1912. Sin embargo, el acto terminó trágicamente cuando una de las bailarinas falleció a causa de un accidente.

El segundo Chiflado

El hermano de Harry, Samuel, decidió seguir sus pasos y, entre los dos, intentar ingresar al mundo del espectáculo al menos como aficionados. Los dos hermanos comenzaron a hacer actos de vodevil no profesionales, tomando los seudónimos que los harí­an célebres: Harry Moses pasó a llamarse Moe y Samuel se hizo llamar Shemp. El apodo de este último proviene de que su madre, con fuerte acento europeo, pronunciaba “Shemp” cuando intentaba llamarlo “Sam”.

Se completa el trí­o: primeros pasos profesionales

En 1922, cuando Shemp tení­a 27 años y su hermano 25, se reencontraron por casualidad con Ted Healy, a quien no habí­an visto durante años. Healy ya habí­a logrado lo que los hermanos Horwitz deseaban: ser un cómico profesional. En aquellos tiempos trabajaba en un teatro de Brooklyn protagonizando un vodevil. Como Ted tení­a papeles vacantes en su número, propuso a Shemp y Moe que se unieran a su compañí­a, sugerencia que aceptaron de inmediato. El éxito fue tal que Healy rebautizó a su número llamándolo Ted Healy y sus Caballeros Sureños (Ted Healy and his Southern Gentlemen). Poco tiempo después volvió a cambiar el nombre del grupo a Ted Healy y sus Chiflados (Ted Healy and his Stooges), cuando Shemp y Moe comenzaron a cobrar protagonismo. Otros nombres con los que se los conoció en esa época fueron Ted Healy and the Racketeers y Ted Healy and his Gang. A esta altura, los dos actores principiantes anglicanizaron sus apellidos de Horwitz a Howard, y a partir de entonces se los conoció como Shemp y Moe Howard. Como se ve, también habí­a nacido el nombre del grupo, con el sustantivo Stooges(peleles) que en el mundo hispano se tradujo como “chiflados”. Healy y sus Chiflados trabajaron juntos por más de diez años.

Tras un corto perí­odo fuera del negocio del espectáculo, Moe regresó con Healy y su hermano Shemp, a tiempo para presenciar, en 1925 la llegada de un nuevo integrante: otro joven judí­o llamado Louis Feinberg, que tomarí­a el nombre artí­stico de Larry Fine (Larry).

Además de trabajar en el vodevil, Healy y sus Chiflados consiguieron ingresar al cine con la comedia de 1930 “Sopa para los locos” (Soup to Nuts), de la Fox (precursora de la 20th. Century Fox). Poco después, Healy se retiró del vodevil llevándose consigo a Moe y Larry, pero Shemp decidió permanecer en el show. A partir de allí­, Shemp protagonizó incontables comedias en teatro y cine, fue secundario en numerosas series y fue contratado por la RKO, la MGM, la Universal y Monogram Pictures, entre otras.

La llegada de Curly

Healy y sus Chiflados echaban en falta el talento de Shemp. En vista de ello, Moe propuso a Ted incorporar al acto al menor de los hermanos Howard, Jerome Lester Horwitz, a quien todos apodaban “Babe”. Babe tení­a 31 años y lucí­a un largo cabello castaño y rizado y un enorme bigote. Cuando Healy lo vio por primera vez, le sugirió que su futuro papel podí­a beneficiarse de una buena afeitada, a lo que Babe accedió, eliminando el bigote y rapándose la cabeza al cero. Así­ nació el personaje de Curly (Ricitos) con que la posteridad lo recordarí­a para siempre. Healy, Moe, Larry y Curly, participaron en diez pelí­culas para la MGM (siete en 1933 y tres más en 1934) y en una para la Universal en 1933. Uno de los filmes más famosos en los que intervinieron fue Dancing Lady (La Bailarina), que protagonizaron Clark Gable y Joan Crawford.

La primera integración del trí­o, con Moe, Larry y Curly fue vista por primera vez en el cortometraje musical “Woman Haters”, de 1934, conocida en Latinoamérica como “Los odiamujeres”. Durante doce años ésta fue la formación que en opinión de la mayorí­a de los aficionados al grupo produjo las mejores obras de éste, con libretos más sólidos y situaciones más hilarantes. Sin embargo, a mediados de los ‘40, cuando comienza a manifestarse como un obstáculo la vida rumbosa y el alcoholismo de Curly, los estudios Columbia comenzaron a realizar remakes o segundas (y hasta terceras) versiones de cortos anteriores, tomando prestadas tomas o escenarios previamente usados, e incluso haciendo aparecer en pantalla a intérpretes secundarios ya fallecidos.

Entre 1941 y 1945, Los Tres Chiflados, como otros tantos artistas de Hollywood, se sumaron al esfuerzo de guerra y a las pelí­culas de tono propagandí­stico durante la Segunda Guerra Mundial. Testimonio de ello son cortos como They Stooge to Conga (1943), e incluso, la curiosa You Nazty Spy! (1940, donde aparece la primera parodia hollywoodense de Adolf Hitler, interpretada por Moe, anterior en varios meses a El gran dictador de Charlie Chaplin, e incluso a la entrada de los Estados Unidos en el conflicto).

La Vuelta de Shemp

En 1946, durante la filmación del corto número 97, Curly sufrió un ataque de hemiplejí­a que forzó su reemplazo por su hermano Shemp, quien habí­a actuado también tanto para Columbia, a veces en solitario, y otras acompañando a cómicos hoy casi olvidados como Andy Clyde, como para la Universal, donde fue actor secundario de Abbott y Costello. Curly fallecerí­a en 1952.

Entre 1947 y 1955, e incluso más, como se verá, Shemp actuó junto a Moe y Larry en 77 cortos más, brillando con luz propia y aportando su experiencia actoral y sus amplias dotes de comediante. Durante 1951, el trí­o filmó Gold Raiders, un mediometraje situado en el Oeste y dirigido por Edward Bernds, el realizador de varios de sus cortos. En esta cinta para United Artists, fueron coprotagonistas junto a George O’Brien. En 1953 el grupo filmó algunos cortos en tres dimensiones, como Pardon my Backfire y Spooks, los cuales fueron presentados con una gran publicidad.

Sin embargo, los estudios Columbia llevaron casi hasta el hartazgo las remakes de versiones anteriores durante este perí­odo. La sorpresiva muerte de Shemp, en 1955, no detuvo esta tendencia, sino que incluso provocó situaciones grotescas, ya que la muerte del actor, totalmente inesperada y que amenazaba poner punto final al trí­o, no fue aceptada fácilmente ni por los sobrevivientes de éste ni por la empresa, ya que por contrato quedaban pendientes cuatro cortos por filmarse. En estos cortos de los años 1955 y 1956, el actor secundario Joe Palma personificó a Shemp, escondiendo el rostro de la cámara o desapareciendo inexplicable o sorpresivamente de la acción, ya de por sí­ muy resentida a causa de la debilidad de los libretos y del montaje de las propias versiones.

El talento de los Tres Chiflados fue utilizado por aquella época de la Guerra Frí­a también en pelí­culas donde se caracterizaban en forma bastante basta a personajes de “potencias extranjeras”, como el que encarnó Gene Roth en “Dunked in the Deep” (1949) y su remake “Commotion on the Ocean” (1956), donde sus rasgos representaban, con poco disimulo, a los del lí­der soviético Iósif Stalin.

Aparecen los Joes

En 1956, Joe Besser (ex actor secundario de Universal, 20th Century Fox, Warner Bros. y Columbia, entre otros), que también habí­a aparecido, incluso junto a Shemp, en filmes de Abbott y Costello, fue el tercer integrante que mantuvo al trí­o en actividad hasta el cierre del departamento de cortos de Columbia, a fines de 1957. Los libretos fueron en el perí­odo aún más flojos, sin contar alguna ocasional remake, lo cual, unido al humor excesivamente blanco y amanerado de Besser, hizo que las 16 pelí­culas del trí­o fueran de una notoria medianí­a. Sin embargo, un punto a favor de Joe es que con su personaje nunca trató de imitar a Curly o Shemp, siempre desarrolló su propio estilo. Prueba de ello son sus célebres frases: “¡Eso duele!”, “¡No tán rápido!” o “¡Eres un loco!”. con las que invariablemente respondí­a a los abusos del irascible Moe. Fue uno de los pocos en tomar represalias contra el lí­der flequilludo. Por sugerencia del mismo Joe, en algunos cortos a Moe y Larry se los ve con el cabello peinado hacia atrás, haciéndolos tener una apariencia más “normal”. Una enfermedad de su esposa Ernie le impidió a Joe ir de gira con los muchachos, por lo que se produce su salida del grupo.

A partir de 1958 y hasta 1970, Curly-Joe DeRita sustituyó a Joe Besser en varios largometrajes para Columbia donde los Tres Chiflados aparecieron en este perí­odo: “Have Rocket, will Travel” (1959), “The Three Stooges meet Hercules” (1962), “The Three Stooges in Orbit” (1962), “The Three Stooges go around the World in a Daze” (1963) y “The Outlaws IS Coming! (1965), en éste último compartiendo cartel con Adam West, el futuro Batman. Durante 1961, en medio de un litigio con su estudio, filman para la 20th Century Fox “Snow White and the Three Stooges”, la única pelí­cula de los Tres Chiflados en colores y la más cara, ya que su presupuesto final rondó los tres millones y medio de dólares. También figuran en la gran superproducción de 1963 El mundo está loco, loco, loco, donde hacen un cameo como bomberos, y en 4 for Texas (1964), pelí­cula de Frank Sinatra que los muestra en un sketch junto a Dean Martin. En 1965 se produjo una serie de dibujos animados con sus personajes, para la que los mismos Chiflados proporcionaron las voces e incluso filmaron separadores en vivo (en colores): la serie se llamó “The New 3 Stooges”. Finalmente, la salud de Larry le jugó una mala pasada en 1970, cuando tuvo una hemiplejia que lo dejó imposibilitado de trabajar nuevamente, en plena filmación del piloto en colores para televisión Kook’s Tour. Ya para esta época aparecí­an ante las cámaras notoriamente envejecidos, y poco graciosos para sus seguidores.

A pesar de no haber contado nunca con el respaldo de la crí­tica más académica, los Tres Chiflados fueron y son inmensamente populares en muchos paí­ses del mundo, donde su humor no ha envejecido y donde aún se disfruta de su comicidad.

El publico latinoamericano, en particular, conoció al trí­o a través de las versiones con doblaje al español realizadas en México hacia 1961, las que han venido siendo exhibidas desde entonces en varios canales de televisión (abierta y para abonados) de la región. Actualmente, en la Argentina, se ve por Telefé todos los dí­as por la mañana (entre las 10:30 y las 11:00 hs), y por los canales de cable Retro y TCM, para toda Latinoamérica. En Montevideo, por el canal 12 de televisión abierta.

Los actores que doblaron la serie para Latinoamérica fueron Sergio Barrios (Moe), Polo Ortí­n (Larry), Santiago Gil (Curly) y Julián de Meriche (Shemp).

Junto a los Tres Chiflados actuaron algunos cómicos de segunda fila que habí­an conocido grandes épocas, como Bud Jamison y Chester Conklin (que habí­an actuado junto a Charlie Chaplin años antes), Snub Pollard (que lo habí­a hecho junto a Harold Lloyd), Walter Long (secundario en El nacimiento de una nación de David Wark Griffith; presente en varias de Laurel y Hardy), Vernon Dent (quien fuera del grupo de Mack Sennett y actuara con Harry Langdon) y otros que con ellos se iniciaron, como Lucile Ball, Christine McIntyre (la rubia casi omnipresente en la era de Curly y Shemp), Emil Sitka y Gene Roth, y otros que incluso habí­an representado papeles “de carácter” en el cine no cómico, como Symona Boniface y Gino Corrado (quien es claramente reconocible en Ciudadano Kane, de Orson Welles).

Los ultimos años

Curly-Joe, junto a Paul “Mousie” Garner y Frank Mitchell, participó en un espectáculo llamado “Los Nuevos Tres Chiflados”, pero sus apariciones fueron algo escasas y su éxito no se comparaba al obtenido por los primeros largometrajes del trí­o, por lo que tuvieron que suspender las actuaciones.

En 1975 murieron Larry y Moe, en los meses de enero y mayo respectivamente. Este último habí­a participado de giras y hecho apariciones en universidades hasta poco antes de su deterioro fí­sico y de su consiguiente fallecimiento. Larry, en cambio, ya habí­a sufrido una hemiplejia y se encontraba recluido en un asilo desde hací­a unos cuantos meses. Joe Besser morirí­a trece años más tarde, en 1988 y Joe DeRita en 1993.

Imagenes !!

Muy bueno


recomendado


Los tres chiflados


tres chiflados


la historia de los 3 chiflados!!


Muy bueno

recomendado

Los tres chiflados

tres chiflados

la historia de los 3 chiflados!!

2 comentarios - la historia de los 3 chiflados!!