Motorola en el último año y medio sacó una cantidad impresionante de dispositivos, un poco menos de 15 si no me equivoco, para apostar completamente por su presencia con Android en el país (y en el mundo). Esta gran cantidad de teléfonos, que en algunos casos poseen modificaciones al Android original hechas por Motorola (es decir, Motoblur) está afectando un poco a la compañía, ya que se les tornó imposible poder actualizar todos sus teléfonos (por ejemplo, ya tuvieron que salir a confirmar que no actualizarán el cliq, cosa que habían prometido), olvidándose entonces de los full users, que siempre quieren tener todo al día (y terminarán recurriendo a mods externos). Por suerte, el Defy, que viene de fábrica con Android 2.1, parece que tendrá, al menos, una actualización oficial a 2.2

Hardware y diseño

El Motorola Defy es un típico teléfono candybar-slate, en diseño no es muy diferente al resto de los teléfonos con este form-factor, pero claro, este tiene la gran diferencia: el ser un rugged. ¿Se acuerdan del XP1? Era muy feo. Siempre los equipos en general de esta categoría todo-terreno se destacaron por su fealdad , es algo inevitable. Sin embargo, Motorola encontró la forma de hacer un diseño aceptable y lograr que su teléfono soporte líquidos, golpes, polvo, y demás.

Personalmente, no obstante, no me gusta el diseño. Odio las típicas tapitas de goma (si suelen leer mis reviews sabrán que siempre me quejo de este estilo de tapitas), y en este teléfono a veces uno no tiene la seguridad de estar protegiendo bien o no el equipo, ya que las tapitas parecen por momentos no estar 100% cerradas. Los protectores se encuentran en dos lugares: en el jack de audio (foto de arriba) y en el puerto micro-usb, las dos partes donde es más probable que entre polvo, suciedad de los bolsillos o, claro, algún líquido.

Otro factor que ayudó que no me guste el diseño son los tornillos que hay en el contorno del equipo. Por alguna razón, estéticamente, los veo feos. Claro, esto es estrictamente subjetivo, tal vez a algún fierrero le guste tener los tornillos a la vista, pero a mí me parece un detalle descuidado. Al mostrarle el teléfono a varias personas también coincidieron en que no les gustaba (pero bueno, tampoco eran "usuarios comunes". De todas formas, está más que claro que el teléfono sigue siendo mucho más lindo que los de su específica categoría.


Algo que me gustó bastante de este teléfono fue la tapa que cubre la batería. En el Motorola Charm, por ejemplo, me quejé que la tapa me hacía sentir por momentos que estaba haciendo mucha fuerza y que en cualquier momento la iba a romper. En este teléfono es extremadamente fácil sacarla, ya que no es a pura presión: tiene una traba deslizante que moviéndola permite extraer la tapa y ahí acceder a la batería/sim.


El teléfono mide 107x59x13.4mm, es un teléfono compacto (es más chico en todas sus medidas que el Milestone, Milestone 2 y un iPhone 3G, por ejemplo), y aún así tiene la capacidad de portar una pantalla táctil capacitiva de 3.7 pulgadas. Aún con una pantalla más grande que la mayoría de los teléfonos, en ningún momento se me hizo complicado para manejarlo. Es más, sentí que me sobraba dedo, sólo con el pulgar de la mano izquierda me alcanzaba para cubrir toda la pantalla, para el uso muy cotidiano. Ya escribir con dos dedos podría tornarse un poco incómodo, pero en ese caso es cuestión de apaisar el teléfono y ya está.

La pantalla es de Gorilla Glass; el nombre da indicios de que está hecho para soportar golpes, rayaduras, etc., bien acorde a un teléfono rugged. Si bien no probé esta característica personalmente, tengo reportes de gente que ha agarrado llaves y se puso a intentar dañar la pantalla sin éxito . El display está bien, tiene un buen tamaño como dije antes que no dificulta su uso, y se ve bien. Tiene buenos colores (16 millones, frente a los 256.000 del Charm), se ve bien en exteriores con luz solar, tiene buen brillo, etc.

Bueno, ya hablamos mucho sobre lo que debería soportar el Defy... ¿dónde están las pruebas? Acá :



Una alegría y emoción

link: http://www.youtube.com/watch?v=cEplQ5U7S9M
poder haber hecho esta prueba como geek. Es lo que, creo, todos queremos hacer, tratar mal a un aparato y que lo resista . Aclaro que luego de mojarlo, hay que secar bien el aparato porque con la pantalla húmeda no va a "sentir" el dedo. He leído también en otros casos que es necesario reiniciar el teléfono para que vuelva a andar al 100% (algo que no tuve que hacer por lo que vieron). Hay que notar que Motorola no garantiza que este teléfono ande después de sumergido, sino más bien que se lo puede "mojar levemente" (más que a otro teléfono, digamos).

En lo que respecta a hardware, el Defy se coloca en el segmento medio-alto. Tiene un procesador Cortex-A8 de 800Mhz (más que el Milestone, por ejemplo), 512Mb de RAM y 2Gb de almacenamiento interno (expandibles a 32Gb con una microSD; el teléfono ya viene con una de 8Gb). Esto lo hace soportar Motoblur muchísimo mejor que el Charm, teléfono en el cual tal vez recordarán que comenté que tenía cuelgues esporádicos. En el Defy lo sufrí muchísimo menos, me pasó contadas veces. Probablemente cuando veamos el Defy con Froyo el rendimiento será bastante mejor.

Siguiendo con el resto del hardware, tiene lo que se volvió un estándar en todo smartphone: GPS asistido, acelerómetro, sensor de proximidad, brújula digital, WiFi 802.11b/g/n, Bluetooth v2.1. La cámara tiene autofoco, resolución de 5 MP, y un flash de LED (¡para Tom+! ). La batería es de Li-Ion y 15400mAh (más en eso adelante).

Teléfono

Realicé varias llamadas desde el Defy en la calle, con mucho ruido ambiente, y aún así me escucharon sin problemas. Hace bastante ya que Motorola incluye Crystal Talk en todos sus teléfonos, algo que les viene funcionando. Al igual que el Charm, además, viene con dos micrófonos, para usar uno en la cancelación activa de ruido.

Los contactos, al ser un teléfono Android, están manejados por Gmail. Junto con Motoblur, además, se logra la sincronización/integración de contactos con Facebook, Twitter, y otras redes sociales.

Cámara de fotos

Como dije antes, la cámara del Defy es de 5.0MP, lo estándar para un teléfono de este rango. Tiene como buenas features el autofoco y el flash de LED, que si bien no es la salvación para situaciones de baja luz, ayuda bastante. Les dejo la comparación con otros teléfonos: iPhone 3G Motorola Defy Olympus C-5060WZ







La cámara no es perfecta, claro, la de ningún teléfono (especialmente Motorola) lo es. Sin embargo, creo que la cámara del Defy se defiende, al menos frente a otros teléfonos (en este caso, la del iPhone). En situaciones de baja oscuridad (la primer foto), si bien los colores están muy apagados, la nitidez de la imagen es bastante buena. En general los colores del Defy se ven apagados frente a los dos competidores de esta comparación, pero creo que la buena resolución de la cámara ayuda a nivelar un poco ese aspecto.

El autofoco también es un buen feature, además del Flash, para elevar la calidad de las fotos frente a otros teléfonos, que no siempre disponen de esos aditamentos. Los botones de volumen al costado también sirven para controlar el zoom, algo que es una gran alternativa a tener que intentar hacer zoom tocando la pantalla mientras se está intentando encuadrar. Cabe notar que a pesar de que el teléfono sea sumergible, es imposible sacar una foto bajo agua, ya que se necesita tocar la pantalla, algo que es imposible en ese ambiente. Sí se puede empezar un video y luego sumergirlo, claro (pero recordar que sólo aguanta hasta un metro de profundidad, y sin excederse los 10'; estimo que nadie querrá arriesgar su teléfono).

Tal vez una de las mejores funcionalidades de la cámara venga por parte del software, que ofrece un montón de opciones diferentes: filtros digitales, distintos modos de escena, diferentes modos de Flash, además de Motoblur, claro, que permite compartir al instante las fotos que saquemos.

Con respecto al video, es una pena que el Defy no soporte grabación en 720p., conformándose con grabación a 640x480 (standard definition), a 26-30fps. Es suficiente para videos espontáneos, pero no para hacer nada que requiera un elevado grado de elaboración.

Multimedia


En el video que posteé antes con el teléfono sumergido, ya vimos que ¡es capaz de reproducir películas! . La película estaba en el típico formato AVI que ocupa cerca de 700mb, y andaba sin problemas en el teléfono. Puede llegar a considerarse cómodo ver una película o al menos videos ahí, por la buena resolución de la pantalla (480x854) además de la calidad de los colores. Reproduce videos en resoluciones D1 (720x480, si no me equivoco, H.264, y MPEG4); no es posible ver videos en calidad 720p, el teléfono ya empieza a tartamudear al intentarlo.

El reproductor de música es el Music+ con TuneWiki integrado, ya lo vimos en el Charm pero no viene mal recordarlo. Agrega toda una capa social al escuchar música, que nos permite compartir la música que escuchamos, buscar las letras de las canciones en reproducción, etc. Además de reproducir nuestra propia música, también podemos escuchar RadioFM, algo que Motorola viene incluyendo en varios teléfonos y los demás competidores deberían hacerlo también.

Los parlantes del Defy se comportan bastante bien, ofreciendo un volumen alto y sonido claro, sin sobre-saturación.

Como se ve en la foto, al costado del teléfono tenemos los botones para subir y bajar música; para cualquier otra acción referida al reproductor, tendremos que desbloquear el teléfono y hacerlo con la pantalla táctil.

Conectividad

La conectividad en los smartphones es otro punto en el que casi todos tienen lo mismo ya, hasta que no se logre alguna innovación que haga temblar el suelo es diferente encontrar equipos que no tengan ya ciertas características básicas. En el caso del Defy tenemos GSM cuatribanda, EDGE y GPRS Clase 12, HSDPA 7.2Mbps y HSUPA 20Mbps: conexión celular por todas partes.

Como ya les dije antes, además, el teléfono cuenta con Bluetooth 2.1+EDR stereo, y WiFi trinorma: 802.11b/g/n. Por suerte con este equipo no tuve los problemas que había tenido en mi testeo del WiFi, siempre se portó a la perfección (y aún ahora me encuentro usando un Charm y o tengo ningún problema tampoco, fue algo muy raro lo que me pasó en ese momento evidentemente).

Para la transmisión de datos a la computadora el teléfono hace uso del puerto microUSB, no es de mis preferidos pero evidentemente ya se tornó un estándar para Motorola, lo vi en varios teléfonos de ellos ya. Otra cosa interesante de la conectividad del Defy es, tal vez, el DLNA. Como les conté en el reciente review de la SF410, es algo que facilita la conexión entre diversos dispositivos multimedia: reproductores de música/dvd/blu-ray, televisores, notebooks, celulares, etc. De esta forma, podemos compartir y hacer streaming de imágenes y videos desde el teléfono a, por ejemplo, un televisor (siempre que sea DLNA-capable, claro).

GPS

Teléfono Android con GPS <=> Google Maps. La solución de Google es omnipresente en los teléfonos de Android y funciona bastante bien. Es una pena que acá en Argentina no tengamos todas las funcionalidades que ofrecen en Estados Unidos (Navigation, por ejemplo), pero estoy seguro que con el tiempo las iremos adquiriendo.

El GPS también sirve para hacer el Geotagging de nuestras fotos/videos, y también es activado cuando uno se maneja en las diversas redes sociales (Twitter, por ejemplo) para compartir nuestra posición (aunque en el último caso tal vez querramos apagarlo, ya que si estamos en un lugar cerrado al tardar en localizar termina sin compartir nuestros tweets por ejemplo).

Batería
La batería que viene con el Defy

Al tener un procesador de 800mhz (por arriba de la media) y ser un smartphone bien completo, uno esperaría que la batería del Defy dure poco. La batería con que viene es una BF5X, como dije antes, de Li-Ion y de 1540mAh. Según las especificaciones oficiales de Motorola, resiste hasta 400 minutos (6.66hrs) de llamada continua y 400 horas (16.67 días) en espera. Por supuesto, rara vez alguien habla más de 30' seguidos o deja el teléfono sin usar más de dos días, así que son cifras simplemente orientativas .

La batería del Defy es considerablemente mejor (en cuanto a carga según las especificaciones) que la de otros teléfonos (como la Blackberry Torch o el Motorola Charm, y se nota. Con un uso moderado (un poco de navegación por internet, twitter, algún que otro juego casual, y leer constantemente mails) sobrevive tranquilamente el día, y hasta pudiendo llegar a un día y medio. Sin embargo, claro, no escapa a la recarga obligatoria diaria que sufren todos los smartphones actuales (exceptuando, tal vez, los iPhones).
Interfaz de Usuario

Android 2.1, algo que tal vez queda un poco anticuado para los tiempos modernos. En el momento en que el Defy salió a la venta (alrededor de diciembre de 2010) ya existían numerosos teléfonos que venían con la versión 2.2 del sistema operativo de Google (y la 2.3 ya estaba dando vueltas también). Al sistema operativo pelado, como ya mencioné, le tenemos que sumar Motoblur, la interfaz social de Motorola para mantener interconectado a los contactos de nuestra agenda con sus actividades en las diferentes redes sociales, poder poner widgets de las mismas en el escritorio, etc.

Ya saben qué pienso sobre Android y Motoblur, lo dije en el review del Motorola Charm.

No es mi sistema operativo preferido, me parece que le falta muchísimo para alcanzar en usabilidad y experiencia de usuario al iPhone, y que siento que la cantidad de opciones de configuración que ofrece le dan un aire symbianesco. No creo ese argumento que muchos usan diciendo que "Android es libre y Apple es malo y cerrado", con un teléfono Android uno para divertirse realmente tiene que rootearlo, cambiarle la ROM, etc., cosas que no están soportadas por default en el teléfono (y con un iPhone uno hace el paralelo: jailbreakearlo). No me parece un buen argumento.

Sobre Motoblur, si bien me gustó por el lado de la idea y la funcionalidad, es un software que personalmente me parece que tira para abajo los teléfonos de Motorola. Sí, están todos fabricando celulares con Android y para que la experiencia de usuario sea diferente las empresas tienen que buscar formas de apartarse del resto y brillar; en el caso de Motorola, por el lado del software Motoblur es su apuesta. Sin embargo, enlentece bastante el teléfono; actualmente me encuentro usando un Charm de nuevo y no puede ser que el teléfono tarda varios segundos en cargar los contactos, o se tome su buen tiempo (si es que no crashea antes la aplicación) en cargar los mensajes de texto. SIN EMBARGO, y lo remarco bien para que se entienda, por suerte en el Defy no sufrí esto. Seguramente su mejor procesador y alguna que otra posible mejora desde el lado del software ayudó, pero se portó muchísimo mejor que el Charm en cuanto a rendimiento. Todo más rápido, más fluido, con cuelgues, sí, pero muy contados.

Si bien empecé la sección de manera negativa, quiero aclarar que mi experiencia Android con el Motorola Defy fue considerablemente mejor que otras que tuve hasta ahora, y me hizo sentir un poco mejor acerca del sistema operativo en sí y su futuro.

El teléfono también cuenta con swype (Fabio les habló del sistema acá) pero, honestamente, no fui capaz de usarlo. La idea de swype es deslizar el dedo a través del teclado para poder escribir, en vez de tener que hacerlo letra por letra. Evidentemente tengo poca precisión motriz con mi dedo, porque me costaba hacer trayectoras "correctas", siempre me pasaba un poco (donde "un poco" son "varias letras" ), me quedaba corto, etc. Tal vez para manos grandes por el tamaño del teclado (con el teléfono en vertical) se complique un poco la escritura con este sistema.

Los juegos del teléfono son dos, de Gameloft, "Midnight Bowling" y "Brain Challenge". Me sorprendió mucho del Bowling que no usara la capacidad de acelerómetro-brújula del teléfono (es decir, mover el teléfono como si fuera una bola de bolos para hacer la correspondiente acción en el juego), lo que lo tornó honestamente un poco aburrido. Ambos juegos se pueden jugar limitadamente (creo que 5 veces, 30" o 1' por vez), después se bloquena, y uno deberá comprarlos si les interesa. Esto no es un problema del Defy, está presente en todos, pero simplemente quería decir que extraño cuando los celulares venían con juegos 100% jugables y entretenidos (¡la viborita! ).
Conclusiones
Quería agregar una foto mal sacada más, ya que sé que a ustedes les encantan mis fotos mal sacadas

Ante un mercado saturado de opciones mejores y peores con Android, Motorola se atrevió a dar un paso que pocos tomaron y ofrecer un teléfono que ofreciera algo más que el resto: que resistiera golpes y líquidos. El teléfono ofrece un buen rendimiento, tiene un hardware aceptable atrás que lo soporta y le permite ser un smartphone de gama media-alta. Como dije antes, aún usando Motoblur rara vez algún cuelgue, y siempre un funcionamiento fluido del teléfono. A pesar de ser un rugged, el tener un diseño estándar (aunque no de mi agrado) sin dudas le suma bastantes puntos, ya que pasará a ser una opción para los torpes que quieran pasarse a Android pero teman comprar un teléfono caro y que se les rompa a las dos semanas.

El precio del Defy también lo hace muy deseable, ya que a 899$ (viene con microSD de 2Gb, cable USB, adaptador para 220v, cargador de auto, y auriculares) se posiciona como uno de los teléfono más barato con el servicio Black de Personal (siendo otros de los teléfonos ofrecidos por el plan Black el iPhone 4, Samsung Galaxy S, Xperia X10, Nokia N8, Blackberry 9800, sólo por dar ejemplos caros). Es un bajo-medio costo para un teléfono que ofrece tantas opciones, un buen rendimiento, durabilidad física y Android.

Lo Bueno
Una buena y espaciosa pantalla de 3.7" que no vuelve al teléfono gigante, el espacio está bien aprovechado
Aceptable duración de batería
Un buen rendimiento en general del teléfono, pocos cuelgues
Un teléfono que no tuvo que recortar características para ser rugged
Buen precio (y viene con cargador de auto! Me pareció genial que el teléfono venga de fábrica con el mismo)
Un muy buen diseño para ser rugged, pero...


Lo Malo
...un diseño un poco feo para ser un smartphone .
La cámara es mejor que algunos de los otros teléfonos que probamos, pero todavía le falta
No poder grabar en 720p., mientras muchos otros teléfonos de la gama sí pueden


Lo Feo
Haber salido con Android 2.1 en pleno 2.2

Actualización: hay una falla de fábrica reconocida por Motorola sobre este teléfono. En algunos casos, se pierde permanentemente la capacidad de oir a quien nos habla, excepto que se ponga el teléfono en modo altavoz (es decir, no anda el parlante donde uno apoya el teléfono en su oreja). Como es un problema del cual efectivamente se hicieron cargo, al tenerlo hay que ir a un centro de soporte de Motorola y ellos deberían encargarse del asunto.