Bungie concibió en la primera Xbox un shooter en primera persona que cambió y redefinió las normas del género: Halo. Han pasado 10 años desde su debut y, para conmemorar su aniversario, Microsoft ha querido realizar un remake destinado a Xbox 360. ¿El resultado? Se pierde el impacto del original, como es lógico, pero se dispara el componente nostálgico.

Puede que ahora mismo el rey de los shooters (al menos en cuanto a popularidad y ventas se refiere) sea Call of Duty, pero hace unos años el trono correspondía a la saga Halo, la marca exclusiva de Microsoft. Y es que las aventuras del Jefe Maestro calaron muy hondo en la pasada generación de consolas, gracias sobre todo a una primera entrega verdaderamente rompedora y ejemplarizante. Tanto es así, que una década después nos sigue pareciendo excelente… o esa es la impresión que nos ha dejado esta readaptación del clásico llevada a cabo por 343 Industries.

El nacimiento de un héroe

La trama de Halo nos pone en la piel del Jefe Maestro, un marine de elite genéticamente mejorado que posee una armadura de avanzada tecnología. ¿Y cuál es su misión? La que los más veteranos de la saga ya conocen de sobra, la de vengar la destrucción de la colonia en el planeta Reach y la de comandar la operación con los supervivientes del navío Pillar of Autumn.

Pero el Jefe Maestro no está solo durante la aventura. Así, en todo momento contamos con la ayuda de Cortana, una inteligencia artificial que se encuentra alojada dentro del propio Jefe Maestro y que nos indica cuando la ocasión lo requiere qué es lo que debemos hacer. Además en nuestro viaje encontramos marines que nos acompañan durante ciertas misiones, combatiendo junto a nosotros.

En este sentido, también es necesario apuntar que esta versión incorpora modo cooperativo para dos jugadores. Esta opción puede ser disfrutada tanto online como en la misma consola a pantalla dividida. Y como viene siendo habitual en este tipo de juegos, la aventura gana varios enteros cuando aprovechamos esta opción, puesto que sus grandes escenarios y el propio concepto de la aventura se presta notablemente a sacarle mucho partido en este sentido.

Analisis Halo Combat Envolved Anniversary


Jugabilidad clásica

El estudio 343 ha respetado la jugabilidad disfrutada en el Halo original de Xbox, es decir, que no han añadido elementos que hemos visto en entregas posteriores de la serie, como los potenciadores de armaduras, por poner un único ejemplo. Desde nuestro punto de vista el hecho de conservar la fórmula de una forma 100% fiel a la del original es todo un éxito, y es que es precisamente eso lo que buscarán los fans que se acerquen de nuevo a un título que sigue siendo irresistible.

Lejos de encontrarnos ante un shooter rígido, lineal y “pasillero” como suele ser la tendencia en las producciones más destacadas del género en su época, Halo siempre se ha caracterizado por su desmarque con una jugabilidad más abierta. De esta forma, el título nos permite e incluso nos “obliga” a explorar a fondo los decorados en busca de marines perdidos, interruptores que activan puentes y otros dispositivos, etcétera... Y dado que el tamaño de los decorados suele ser bastante amplio (sin llegar a escalas colosales como en entregas posteriores, eso sí), gozamos de cierta libertad de acción. Para desplazarnos por los escenarios más grandes podemos montarnos en los ya famosos Warthog, unos vehículos todo terreno que además pueden transportar a un copiloto y a un artillero.

Pero lo más sobresaliente que nos ofrece este título en materia jugable siguen siendo los combates y los tiroteos. Simplemente, es una delicia enfrentarnos y aniquilar a las fuerzas de los Covenant. La cantidad de armas que es posible empuñar, tanto humanas como alienígenas, es más que suficiente, el control del Jefe Maestro no puede ser más intuitivo y preciso y la inteligencia artificial de los enemigos ya no sorprende como lo hizo en su momento pero sigue siendo destacada. En definitiva, se trata de un título en el que el componente jugable es su máxima virtud.

360


Pequeñas innovaciones

Sin embargo y a pesar de que los desarrolladores han querido mantener intacta la esencia del título, también han introducido ciertas mejoras y novedades para conseguir que el juego siga siendo competitivo en los tiempos que corren.

Aparte del tema técnico que más tarde os comentaremos y del ya mencionado modo cooperativo online para dos jugadores (el original funcionaba mediante conexión LAN), el título incorpora el modo multijugador online para 16 jugadores del reciente Halo: Reach. Es decir, que podemos jugar online directamente desde el propio disco de Halo Anniversary, pero dicha opción es en realidad la integrada en Halo: Reach. Se han introducido nuevos mapas clásicos recreados para la ocasión, lo que hará las delicias de los aficionados más recalcitrantes de la saga.

Otra pequeña innovación es la compatibilidad con Kinect. El dispositivo de detección de movimiento no se emplea para controlar al Jefe Maestro, y es que apuesta por la utilización de la voz que parece destinada a cultivar el futuro de este dispositivo en el género shooter más hardcore. Así, empleando comandos de voz como "Granadas", "Cambiar de Arma" o "Recargar" llevaremos a cabo las acciones vinculadas con esas palabras de forma automática y sin necesidad de pulsar ningún botón. El detalle es más anecdótico que otra cosa, y el ligero retardo que se produce entre la pronunciación de la palabra y su ejecución hace recomendable utilizar los botones del pad como en los modelos jugables más clásicos.

También se han añadido objetos coleccionables, calaveras en este caso, ítems que se encuentran ocultos a lo largo de todos los niveles esperando a ser recogidos. Como detalle final, el título incorpora múltiples terminales que, tras ser activados, nos deleitan con secuencias de vídeo muy interesantes que revelan partes del argumento de la saga, incluyendo alguna que otra reseña al futuro Halo 4. Y por supuesto, a todo ello hay que añadir la implementación de los Logros.

halo


Clásico renovado

Gráficamente el juego ha sido claramente mejorado en múltiples aspectos. No en vano el título utiliza el motor gráfico de Halo: Reach, y a pesar de que éste no es el más potente de todos los empleados en la presente generación, los resultados son satisfactorios, alcanzando una merecida calificación de notable.

De entrada, las texturas de todos los decorados han sido rediseñadas, mejorando al original de manera solvente. Los efectos de luces y partículas también se han visto beneficiados de la potencia extra de Xbox 360, siendo más vistosos y naturales, y lo mismo sucede con la fluidez a la que transcurre la acción, ya sea jugando en individual o en multijugador. Aún así, todos aquellos que prefieran jugar contemplando los decorados y personajes originales pueden hacerlo, pudiendo cambiar de uno a otro modo (clásico o renovado) fácilmente y en cualquier momento, con implementación de comandos de Kinect también para la transición entre uno y otro modo.

El sonido roza el sobresaliente. Y mucha parte de este logro se debe a la excepcional banda sonora que nos acompaña a lo largo de toda la aventura. En esta ocasión cada una de las melodías originales han sido readaptadas y remezcladas, siendo una de las más brillantes jamás concebidas para un juego de estas características. Pero que conste que los más puristas pueden escoger la original en el menú de opciones, todo un detalle. En cuanto a los efectos de sonido, éstos son muy variados y se escuchan con nitidez. Y por último, el título está doblado a nuestro idioma, si bien no es uno de los doblajes más sobresalientes que hemos escuchado: con unas voces y dicción algo pobres en varias ocasiones.

combat


En resumen, Halo Anniversary supone un sonado homenaje a uno de los shooters más influyentes de todos los tiempos, codeándose con clásicos como Half-Life 1 y 2, GoldenEye o Quake. Su jugabilidad sigue siendo deliciosa, así como su extraordinaria ambientación. Puede que no sea el shooter de referencia en la actualidad, pero su legado es incuestionable. Los clásicos de verdad son aquellos que parecen atemporales, esos que el paso del tiempo no hace mella en su experiencia jugable, y eso mismo es lo que ha ocurrido con Halo. Sí, los tiempos han cambiado mucho en el género de los shooters en esta última década, especialmente en lo que respecta a los valores de producción, pero en términos jugables Anniversary sigue siendo muy recomendable aún en pleno año 2011.

Valoración de Halo Combat Evolved Anniversary

En temas técnicos, este título no puede competir con los estándares actuales, sin embargo en lo que se refiere a la jugabilidad, ésta se mantiene intacta. Halo sigue siendo un juego majestuoso en muchos aspectos, y consigue sumergir al jugador en un conflicto extra planetario de ambientación sci-fi como pocos lo han hecho a lo largo de la historia de los videojuegos. Es un juego que nadie debería perderse, especialmente aquellos que no jugaran al original de Xbox.

xbox