Personajes Gamers: Jill Valentine [Resident Evil]

Personajes Gamers: Jill Valentine [Resident Evil]

Jill Valentine (ジル・バレンタイン Jiru Barentain?) es un personaje ficticio femenino de la serie de videojuegos Resident Evil, desarrollada por Capcom. Es hija del famoso ladrón Dick Valentine (según las novelas de S. D. Perry) y antigua miembro de la organización STARS, concretamente en el equipo Alpha, siendo después una de las fundadoras de la BSAA después del suceso de Raccoon City.

Características del personaje

personajes

Jill es diestra en el manejo de varias armas, así como una experta en el arte de abrir cerraduras y en la desactivación de explosivos. Sus habilidades la convierten en un miembro valioso para cualquier equipo de combate.

Jill en principio tenía pelo largo, castaño y escondido en su boina en el Resident Evil original, pero en Resident Evil 3 y posteriores lo lleva corto (incluida la nueva versión del primer juego). Con su última aparición, en Resident Evil 5, sufrió cambios: tras el período de investigación y experimentación al que se sometió a Jill a manos de Wesker y Excella, su piel sufrió una decoloración que la hizo más pálida y sus ojos más grisáceos, además del cambio de color de cabello a rubio; esto se explica en los archivos de RE5.


Biografía

Resident Evil

El caso de la Mansión


Playstation

Al igual que Chris Redfield, Jill era una agente del equipo Alpha de STARS. Estuvo implicada en la tragedia en el Complejo de Investigaciones Arklay. Aunque Jill y Chris trabajaron de forma independiente lograron llegar al fondo del caso. Entonces descubrieron que Barry Burton no era realmente un traidor, sino que estaba siendo controlado por Albert Wesker, el capitán del equipo Alpha, que el responsable del brote zombi era el T-Virus y que Umbrella era mucho más que una compañía farmacéutica. Esta experiencia en el Complejo de Investigaciones Arklay tendría serias repercusiones en Jill, que la acompañarían durante el resto de su vida.

resident evil

A su regreso de la mansión, Chris y Jill y los demás miembros restantes de STARS trataron de informar a las autoridades de las actividades de Umbrella. A pesar de sus loables intenciones, no se inició investigación alguna sobre el caso. Ante la falta de respuestas, decidieron investigar a Umbrella por su propia cuenta, concentrando sus esfuerzos en la sede principal de la compañía, situada en Europa. Los miembros de STARS recibieron la misión de proteger Raccoon City, por lo que Jill decidió quedarse en la ciudad e investigar el centro de investigaciones de Umbrella antes de viajar a Europa para encontrarse con Chris. Esta decisión la llevó a tomar parte en el accidente de Raccoon City.

Resident Evil 3: Némesis

review

El desastre de Raccoon City


Los roedores de las alcantarillas de Raccoon City consumieron muestras del T-Virus debido a la destrucción de éstas por William Birkin, las ratas comenzaron a propagarlo por toda la ciudad. En poco tiempo, la mayor parte de los habitantes había sido infectada. Umbrella, responsable del desastre, reaccionó de inmediato y envió al UBCS, su Servicio de Respuesta a Peligros Biológicos, para controlar la situación. Además desplegaron el arma biológica Némesis, tipo T, para eliminar a los miembros de STARS, que se habían convertido en una amenaza para Umbrella.

Jill emprendió su huida de Raccoon City, perseguida y acosada constantemente por Némesis. Durante esta misión conoció a un miembro del equipo UBCS, Carlos Oliveira. Él le aseguró que su equipo había recibido órdenes de rescatar a los supervivientes de Raccoon City. Creyendo firmemente que este era el objetivo de su misión se propuso ayudar a Jill. Aunque ella tenía sus dudas, la gravedad de la situación había alcanzado tales proporciones que no tuvo elección. El Gobierno de Estados Unidos estaba planeando detener la propagación del virus mediante el lanzamiento de un misil especial, en la llamada operación Bacillus Terminate. Cuando Jill contrajo el T-Virus al entrar en contacto con Némesis, perdió toda esperanza de salir con vida. Afortunadamente, Carlos estaba ahí para ayudarla; consiguió una cura para la infección del virus y se la inyectó a Jill. Tras la recuperación de Jill y de eliminar a Némesis, ambos consiguieron escapar de Raccoon City.


Resident Evil: The Umbrella Chronicles


videjuegos

La caída de Umbrella

En 2003, finalizada la operación TALOS, Jill y Chris se convirtieron en dos de los once fundadores originales de la BSAA y unieron sus fuerzas para luchar contra el bioterrorismo y las armas biológicas en todo el mundo. Chris y Jill lograron detener la proliferación de armas biológicas en Asia, destruyeron laboratorios ilegales en Sudamérica, arrestaron a traficantes europeos y patrullaron el mundo para erradicar el bioterrorismo. Aunque nunca consiguieron pruebas convincentes, durante estas misiones surgió la sospecha de que Umbrella estaba involucrada en muchos de esos asuntos. Esas sospechas se mateliarizaron en la persona del fundador de Umbrella, Ozwell E. Spencer. Tras recibir información sobre el paradero de Spencer salieron en su búsqueda, pero a quien encontraron fue a su antiguo capitán y gran enemigo, Albert Wesker. El cuerpo arrugado y sin vida de Spencer yacía en el suelo. En vista de las circunstancias decidieron arrestar a Wesker. Aunque eran dos contra uno y eso debería haberles dado ventaja, descubrieron que la fuerza y la agilidad de Wesker eran superiores a las de cualquier humano. A pesar de su formación, Jill y Chris no eran rivales para Wesker. Justo cuando su antiguo capitán estaba a punto de acabar con la vida de Chris, Jill realizó un último sacrificio embistiendo a Wesker, lo tiró por la ventana y se precipitó con él al fondo de un acantilado. Chris no pudo hacer nada además de ver como su compañera caía y encontraba, probablemente, la muerte. La BSAA inició una operación de búsqueda a gran escala, pero el cuerpo de Jill, así como sus efectos personales, nunca fueron recuperados.

Resident Evil 5

África

jill valentine

El 23 de noviembre de 2006, Jill Valentine fue declarada oficialmente muerta y su nombre se sumó a la lista de los miembros de la BSAA fallecidos en cumplimiento del deber. Sin embargo, la historia de Jill no termina aquí. Ni ella ni Wesker murieron en aquella ocasión. Herida de gravedad e inconsciente, Jill sobrevivió gracias a la ayuda de Wesker que, tras someterla al tratamiento médico correspondiente, la criogenizó. Su plan consistía en utilizarla como primer conejillo de indias una vez finalizado el proyecto Uroboros. Fue su forma de cobrarse venganza. Afortunadamente para Jill, la suerte estaba de su lado. El aparato que controlaba sus constantes vitales detectó ciertas anomalías. Algo estaba sucediendo en el interior de su cuerpo, y Wesker no pudo reprimir su curiosidad. Al investigar el caso descubrió que una forma mutante del T-Virus seguía dentro de ella. Se trataba de un remanente de la infección que contrajo en Raccoon City (Resident Evil 3). La cura que recibió debería haber eliminado todos los agentes víricos de su organismo, pero, en lugar de eso, hizo que el virus permaneciera en su cuerpo en estado latente. De alguna manera, al pasar un largo período criogenizada, el virus se había reactivado. Poco después de la reactivación del virus, éste desapareció por completo, aunque dejó algo en su lugar: Wesker descubrió que el cuerpo de Jill poseía ahora anticuerpos extraordinariamente poderosos. Asombrosamente, durante todos esos años en los que el T-Virus había morado en su cuerpo, Jill había desarrollado un sistema inmunológico milagroso que la protegia de cualquier virus (incluyendo el Uroboros). Este descubrimiento alimentó las ambiciones de Wesker.

El desarrollo del virus Uroboros, la clave del proyecto Uroboros, era extremadamente complicado. El virus desarrollado a partir de la flor Progenitora había resultado ser demasiado venenoso como para ser útil; ya que, en vez de favorecer la evolución humana, únicamente conllevaba la muerte. Wesker creía que los anticuerpos de Jill podrían reducir la peligrosidad del virus, por lo que decidió mantenerla con vida para producir los anticuerpos necesarios para la investigación. Irónicamente, Jill, la gran detractora de las armas biológicas que había dedicado la mayor parte de su vida a erradicarlas por completo, estaba siendo utilizada para desarrollar el arma biológica más terrible.

Tras un largo período de investigación y experimentación, Wesker consiguió perfeccionar Uroboros. Su participación en el desarrollo del virus descartó a Jill como cobaya para las pruebas, pues su cuerpo estaba protegido por anticuerpos puros e inalterados. No obstante, Wesker pensó que ya encontraría alguna utilidad para ella en otro momento.

Durante la investigación del virus Progenitor se descubrió la existencia de una nueva sustancia química. Los científicos se refierieron a ella como P30. Los pacientes que la recibían no solo adquirían una fuerza sobrehumana, sino que, además, se volvían extremadamente vulnerables a la manipulación mental. El P30 era el potenciador de rendimiento definitivo.

El objetivo del proyecto Uroboros era crear una nueva raza de seres humanos, por lo que el P30 no parecía tener ninguna relevancia. Sin embargo, se llegó a la conclusión de que podría comercializarse como producto para conseguir fondos adicionales.

Se inició una investigación simultánea con Las Plagas y P30 para crear soldados perfectos que acataran órdenes sin oponer resistencia. Lamentablemente esta última no dio los resultados esperados: los efectos del P30 duraban muy poco tiempo; el cuerpo humano metabolizaba y expulsaba el contenido de una inyección de P30 a gran velocidad, por lo que era necesario volver a administrarlo frecuentemente; hecho que desembocó en un potenciador del rendimiento a largo plazo. La única solución consistía en colocarle un dispositivo al sujeto que le administrase el fármaco continuamente. Sin embargo, aunque los efectos del P30 eran breves, seguía siendo una sustancia potente y eficaz. Como se desconocían los efectos de una administración continua, se incorporó un dispositivo externo en el cuerpo de Jill. Éste iba acoplado a su pecho y le inyectaba el fármaco de forma continua. Carente de voluntad, se convirtió en la guardaespaldas de Excella Gionne y Albert Wesker hasta que Chris Redfield y Sheva Alomar lograron destruirle el dispositivo.


----------------------------------------------------------------------------------------------------

Visita nuestra comunidad gamer en homenaje a Top Kids

Personajes Gamers: Jill Valentine [Resident Evil]

http://www.taringa.net/comunidades/topkids/

Te esperamos!

4 comentarios - Personajes Gamers: Jill Valentine [Resident Evil]

@franciscomafut +1
Qué grosa que es Jill , enfrentandose contra todos los zombies y perros y aguantando como loco =D
@Dryoid341
La verdadera Heroina de Resident Evil

y sin ofender pero Alice ni le llega a Jill

+10