Ubisoft nos ofrece el regreso de una de sus sagas mas queridas con Rayman Origins, un juego donde su creador, Michel Ancel, decidió volver a las raíces y plantear nuevamente una jugabilidad en 2D, y con un renovado estilo gráfico que sin dudas destaca sin importar la plataforma en la que lo juguemos. ¿Sera esta versión para PlayStation Vita tan buena como su contraparte de consolas?, entérense en este análisis exclusivo de ASPEB.

Rayman Origins [Analisis] [Review]


Vuelta a las raices



Los nefastos Darktoons han invadido el Claro de los Sueños, por lo que el Concejo de las Hadas ha ido en busca de la ayuda de Rayman y sus amigos para derrotarlos. Es así como nuestro héroe parte en un viaje para devolver la paz a su amada tierra, sin dejar de lado su sentido del humor. Con esta sencilla premisa da comienzo Rayman Origins, un juego de plataformas en 2D con un estilo artístico pocas veces visto y cargado de humor en cada rincón del juego.

Al principio no contaremos con ninguna de las habilidades de Rayman, pudiendo solo saltar y correr, pero a medida que avanzamos y rescatamos a las Hadas recuperaremos una a una esas habilidades, que incluyen el poder atacar, planear durante unos segundos en el aire, nadar bajo el agua, correr por las paredes, etc. Esto quiere decir que para poder investigar cada rincón de los niveles deberemos esperar a tener todas estas habilidades y rejugar dichos niveles. Y realmente una vez que las tenemos se siente que tenemos un altísimo nivel de control sobre el personaje, de hecho al rejugarlo te das cuenta de lo muy acostumbrado que estas a esto ultimo, y como sentís que no podes hacer muchas cosas que antes eran sumamente sencillas. Esto es tanto una contra como un punto a favor, ya que empezar de cero es medio molesto, pero como el juego solo nos da un espacio de guardado, a menos que borremos la partida no sufriremos este “defecto”, y mientras jugamos vamos descubriendo nuevos elementos que renuevan la jugabilidad.

analisis


Lo bueno es que el diseño de niveles, algo primordial en este genero, es simplemente brillante, de principio a fin. Contaremos con unos diez mundos para explorar (siendo varios desbloqueables) totalizando mas de 60 niveles en muy variados entornos, desde la jungla hasta el desierto, bajo el agua e incluso en un entorno de lava. Toda esta variación estética no hace mas que resaltar gracias a la pantalla OLED de la PS Vita, formando un verdadero espectáculo visual, a la vez que añade algunos elementos contextuales, como por ejemplo en los escenarios con lava nos encontramos con calderas cuya tapa sale volando por el calor, sirviéndonos de plataformas. Pero eso no es todo, ya que cada nivel incluye ciertos items ocultos, así como también habitaciones secretas, a veces muy fáciles de encontrar y otras veces muy bien ocultas, donde el objetivo es derrotar a todos los enemigos para así retirar el campo de fuerza que protege la jaula donde están atrapados los Electoons, los cuales al ir acumulándolos nos permitirán destrabar los siguientes niveles del juego. Hay tres jaulas por nivel, incluyendo la del final del mismo necesaria para terminarlo, y cuando esto pasa, según la suma de Lums (serian como las “monedas” del juego) podremos obtener otros 2 Electoons mas, y si llegamos a la cifra máxima obtendremos una medalla por nuestro esfuerzo. Ocasionalmente podremos subirnos a Moskito, y participar de unos niveles aéreos que sirven para meterle variedad al asunto, y que en lo personal fueron de mis favoritos.

Sobre la dificultad, en general los niveles son relativamente fáciles, algo que no me parece malo siempre y cuando siga siendo divertido explorarlos (y en este caso, lo es), pero sobre el final, la dificultad sube bastante, haciendo que perder no sea cosa de simplemente querer sacar el 100% de los niveles, sino algo normal para tratar de completarlos aun con lo básico. En definitiva, la dificultad no esta bien balanceada pero por suerte en ningún momento se pone aburrido o frustrante. Esto se aplica también a los jefes de nivel, que aparecen después de haber explorado los 5 mundos básicos del juego, cada uno con su propio estilo y debilidades que deberemos explotar, así como también un nivel de desafío en ascenso.

consola


A medida que juguemos, iremos desbloqueando no solo mas niveles, sino también personajes para utilizar en lugar de Rayman. Hay decenas de personajes para destrabar, pero la realidad es que son muy pocas variantes en su diseño estético y en lo jugable, son básicamente el mismo personaje y con las mismas habilidades, por lo que el cambio es meramente estético. Ademas, esto nos lleva a una omisión de esta versión portátil del juego, el modo cooperativo para cuatro jugadores. En consolas podíamos jugar con amigos todo el juego, uniéndonos a una partida en cualquier momento, algo que desgraciadamente acá no es posible, algo inexplicable ya que al menos podrían haber implementado cooperativo para dos jugadores vía conexión inalambrica.

Para compensar un poco esta falta se añadió el Modo Fantasma, donde lo que hacemos es competir contra nuestro “fantasma” tratando de terminar los niveles lo mas rápido que sea posible, sin preocuparnos por secretos ni Lums. Inicialmente solo podremos tratar de superar nuestros tiempos, pero con al ayuda de la función Near de la PS Vita, podremos obtener los fantasmas de otros jugadores que estén cerca, y así tratar de romper sus récords. Siguiendo con Near, podremos obtener “regalos” a través de dicha función, algo que esta bien pero no llega a ser nada demasiado interesante, la verdad espero ver una mejor utilización de esta función en el futuro.

Un punto negativo son los tiempos de carga. Antes de comenzar un nivel e incluso al terminar uno, veremos una pantalla de carga en la que Rayman va corriendo de un lado al otro, con el gran detalle de que si queremos podremos controlarlo y boludear un poco. En mi experiencia, y hablando de la versión descargable, solo hay que esperar unos 5 segundos como máximo, pero desconozco como sera en la versión en formato físico. Si recuerdo que en Wii estos tiempos de carga eran insoportables, por suerte acá no llegan ni de lejos a ese nivel, pero no deja de ser un poco molesto.

review


Para terminar, el juego incluye algunas funciones táctiles, siendo la mas interesante la de poder hacer zoom en pantalla, lo que nos deja disfrutar mejor de los gráficos, pero a la vez hace mas complicado ver bien las cosas, por lo que termina siendo mas un detalle que pocos usaran. No se utiliza el giroscopio ni el touchpad trasero de ninguna manera, aunque en este juego en particular no es algo malo ya que no lo necesita.

Ahora si, tengo que hacer una aclaración: no pude terminar el juego. El asunto fue que, tratando de pasar archivos con el gestor de contenidos de la PS Vita, esta ultima hizo cualquier cosa y me borro el juego, y al hacerlo, elimino también mi partida guardada. Lo peor es que estaba a tan solo un par de niveles de terminar el juego, y encima eran los mejores (en mi opinión) ya que para entonces los mismos se habían vuelto mas desafiantes y Rayman estaba al máximo de sus habilidades. Es por eso que ahora me encuentro rejugandolo para volver a donde estaba, pero no quería retrasar mas este articulo, y la verdad, un par de niveles no iban a cambiar mi opinión general del juego. Si ese fuera el caso, editare esta nota y pediré las disculpas correspondientes.





Un increíble espectáculo visual




La verdad es que el UbiArt Framework es un motor gráfico increíble, y simplemente no podían haber elegido un mejor juego para demostrarlo que con Rayman Origins. Todo elemento en pantalla esta lleno de colores, de detalles, de efectos que forman una imagen exquisita, capaces de representar el estilo artístico del juego de manera perfecta, aunque la transición a la versión portátil si trajo algunos inconvenientes, en la forma de caídas de cuadros por segundo en muy contadas ocasiones, pero que por suerte no llegan a comprometer la jugabilidad.

videojuego


No hay mucho mas que decir, las imágenes no le hacen justicia al juego, que realmente cobra vida en la pantalla OLED de la PS Vita, logrando gracias a su estética ser el juego que mejor se ve de la portátil a la fecha. Las animaciones no se quedan atrás, siendo estas muy fluidas y manteniendo en todo momento ese humor tan característico del personaje.

La música no se queda atrás para nada, con temas realmente muy pegajosos, y que acompañan perfectamente la acción, cambiando a veces según lo que hacemos. Es mas, tienen un estilo único donde muchos temas se basan en tarareos y sonidos básicos, que se mezclan también con partes en silencio muy bien aplicadas, algo que le da su propia personalidad. Claro que aunque hay algunas voces, estas son mas para representar comentarios ininteligibles para lo que serian los diálogos en pantalla, y no mucho mas, pero por suerte no son molestos, de hecho quedan muy bien.

portatil


¿La mejor versión del juego?



Lamentablemente Ubisoft dejo pasar esa oportunidad, e incluso se encargo de remover una de las características mas interesantes del juego original, el modo cooperativo, sin dudas algo ideal para este genero y que no se explica por que fue dejado de lado en esta versión. A pesar de eso, la jugabilidad sigue intacta, y nos ofrece un diseño de niveles brillante, cargados de secretos y pequeños detalles para descubrir, y con un buen nivel de rejugabilidad. Es una lastima que los desbloqueables no sean la gran cosa, ni que se haya puesto un mejor énfasis en funciones como Near, pero nada de esto logra rebajar la experiencia de juego que ofrece Rayman Origins, un juego sumamente divertido y gráficamente hermoso, que ningún fanático de los juegos de plataformas debería perderse, sea en Vita o en cualquier otra plataforma.

NOTA ASPEB: 8.8

Leandro "Dreaman" Zappia