¿Qué Hacer Con las Muelas Cordales o muelas del juicio?

¿Qué hacemos con las Muelas Cordales?

La mayoría de personas saben lo que es un dolor de una muela cordal y muchos no quieren ni recordar lo que es pasar por todo el proceso que vas desde un fuerte dolor hasta la cirugía ya que ultimamente estas muelas no encuentran espacio para salir y se vuelve desesperante soportar la molestia que ocacionan.
o

A las cordales o terceros molares se les conoce tradicionalmente como “las muelas del juicio”, porque aparecen cuando una persona está ingresando a su etapa adulta (entre los 15 y 25 años de edad), y supuestamente es cuando posee “más juicio” o sentido común.


Es probable, aunque poco común, que las cordales nunca erupcionen debido a factores hereditarios. En otros casos pueden salir y no provocar molestias a la persona. La tercera posibilidad es que queden atrapadas parcial o totalmente en el hueso maxilar y es cuando requieren de atención médica para extraerlas mediante una operación.


Se cree que estos cuatros molares se desarrollaron hace miles de años cuando el ser humano necesitaba de una masticación más fuerte, pues su alimentación era principalmente a base de alimentos crudos. Sin embargo, en la actualidad no poseen una función importante, y debido a que la mayoría de bocas son muy pequeñas para albergarlas, los especialistas en salud dental prefieren extraerlas antes que ocasionen una serie de problemas como los que citamos a continuación y que a menudo se presentan durante la adolescencia.

Pero las Muelas Cordales Producen Molestias y Complicaciones, estas son

del

-Pueden empujar los dientes ya existentes y desalinearlos, provocando problemas estéticos.
-Pueden destruir los segundos molares, causarles caries, desmineralización y erosión o desgaste.
-Provocar procesos inflamatorios e infecciosos conocidos como abscesos.
-Dolores severos, incluso de cabeza, debido a la presión que ejercen las muelas en su intento de salir.
-Quistes o tumores dentarios que destruyen el hueso que rodea la muela.
-Enfermedades en encías y maxilares.
-Formación de placa y bacterias.

Pero esto deja una Duda...

¿Es obligatorio sacar las muelas cordales?

Muchos dentistas lo aconsejan, especialmente a sus pacientes más jóvenes, argumentando que dejar estos dientes en su sitio es el camino seguro para tener problemas dentales en el futuro.


Pero un nuevo estudio concluye que no hay evidencia sólida que justifique sacar las cordales, también conocidas como muelas del juicio, cuando no causan dolor u otros síntomas. Las cordales, ubicadas al fondo de la boca, salen generalmente en los últimos años de la adolescencia o al comienzo de los veinte años.


Las cordales a menudo quedan completa o parcialmente cubiertas por las encías y en ese caso los odontólogos coinciden en que deben sacarse si causan problemas. El asunto es qué hacer cuando no se ha presentado ninguna anomalía.


Muchos dentistas opinan que las personas cuyas cordales no salen terminan teniendo problemas de todas maneras, por lo que es mejor sacarlas a una edad en que los riesgos son menores. Pero algunos cuestionan tales afirmaciones y dicen que la gran mayoría de los adultos nunca han desarrollado una sintomatología que haga pensar en sacarlas.

Si un dentista determina que usted o uno de sus hijos debe tener este procedimiento, asegúrese de estar de acuerdo con el motivo en que se basa la recomendación. Si no es así, o si su dentista piensa que todos deberían sacarse las cordales, busque una segunda opinión.
juicio