Consecuencias de un piercing en la lengua

Los piercings orales están de moda pero no son inocuos. Según un estudio realizado recientemente en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, el 72% de las personas que llevan piercings en la boca han sufrido alguna complicación posterior a su colocación. La más frecuente es la inflamación (el 35%), seguida del dolor (18%), la dificultad de hablar y de masticar (el 15%), disgeusia (alteración del gusto) (el 5%), sangrado (4%), hipersialia (aumento de la salivación), infección y parestesias o sensación de hormigueo (un 2%) y alergia (1%).

La lesión que más preocupa a los odontólogos es la periodontal que se produce en casi la mitad de los portadores de piercings (48,1%). Estas lesiones aumentan en los sujetos que llevan el piercing de metal y colocación extraoral.



Video de una perforacion:



link: http://www.youtube.com/watch?v=Kf1icQfPb_E


Fuente