¿Te sentís profundamente triste y no encontrás el motivo? ¿Tenés ganas de llorar? ¿Lo hacés a solas o en público ante determinados comentarios? ¿Te pesa el cuerpo tanto como si llevaras un traje de plomo? ¿Te sentís perezoso? ¿Quizás abatido? Cuando suena el despertador por la mañana, ¿Te abruma tener que enfrentarte a otro día amargo? Las tareas cotidianas, como asearte, vestirte o preparar el desayuno, ¿Te suponen ahora una tarea insufrible?

¿Dormís mal por las noches o te desvelás pensando cosas preocupantes? ¿Te gustaría, por el contrario, pasarte las 24 durmiendo, para así no tener que hacer nada ni ver a nadie? ¿Nunca tenés apetito y bajaste mucho de peso? ¿Desde hace un tiempo evitás a tus amistades? ¿Abandonaste tus hobbies porque ya no los disfrutás? ¿Te angustia todo lo que te rodea? ¿Te volviste pesimista y tu autoestima anda por el piso? ¿Ves siempre el vaso medio vacío? ¿Te cuesta una barbaridad concentrarte en el trabajo o en actividades tan simple como leer el periódico? ¿Creés que la vida no tiene sentido? ¿Pensaste en suicidarte?

Si te sentís identificado con varias de estas cuestiones, es muy probable que padezcas una depresión, un trastorno del humor que constituye, junto con la angustia, la disfunción mental más frecuente en la población general. La verdad, la depresión se halla muy extendida. Entre el 5 y el 12% de los hombres y entre el 10 y el 12% de las mujeres de los países industrializados sufren o van a sufrir algún episodio depresivo importante en su vida. La mitad de ellos van a padecer depresiones en más de una ocasión y hasta una quinta parte va a alternar sus momentos bajos de humor y de tristeza con crisis maníacas, signo inequívoco de la enfermedad bipolar, antes llamada psicosis maníaco-depresiva. En la fase maníaca, los afectados pierden las ganas de dormir, se muestran hiperactivos y tienden a adoptar comportamientos autodestructivos: conducción temeraria, promiscuidad, ludopatía…

En un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) puede leerse que 340 millones de personas sufren depresión todo el mundo. Este organismo internacional también vaticina que la depresión será en el año 2020 la patología que provocará más pérdida de años de vida saludable, sólo superada por las enfermedades cardiovasculares.

Ciertamente, los médicos clínicos, psiquiatras y psicólogos alertan de que se enfrentan a un número cada vez mayor de pacientes afectados por diferentes trastornos del ánimo, desde depresiones leves hasta alteraciones distímicas crónicas.

Además del dolor y la incapacidad que acarrea, la depresión representa un peligro para la propia vida. Entre el 10 y el 15% de los que parecen una depresión grave desean la muerte como el mayor de sus anhelos. Cada día, 800 personas se suicidan en el mundo por culpa de este mal, según la OMS. Por otro lado, los transtornos de humor generan un tremendo costo social. Sólo en Estados Unidos, la depresión cuesta 48.000 millones de dólares al año. Por un lado, la inhibición social, uno de los síntomas característicos de la enfermedad depresiva, implica una incapacidad por parte del paciente para relacionarse y mantener el rendimiento laboral.


10 Consejos Para Levantar El Ánimo


10 consejos de autoayuda

En el caso de que estés pasando por una crisis emocional, te recomiendo seguir unos consejos fáciles para mejorar tu calidad en ella:
1. No te pongas metas difíciles de alcanzar ni emprendas negocios de gran responsabilidad.
2. Dividí tus grandes tareas en pequeñas actividades. Elejí las que son esenciales y realizá sólo aquellas que realmente puedan terminar bien.
3. Si estás en estado depresivo, no esperés mucho de vos mismo a corto plazo.
4. Hacé un esfuerzo por relacionarte con otras personas.
5. Participá en actividades que te hagan sentir bien.
6. Hacé ejercicio moderado, andá al cine, al teatro o espectáculos deportivos. Participá en actividades sociales o religiosas.
7. No te obsesiones si tu humor no vuelve rápidamente a la normalidad. Sentirte otra vez bien lleva su tiempo. Se paciente.
8. No tomes decisiones trascendentales para tu vida sin consultar antes con las personas que te conocen bien y que pueden hacer una valoración más objetiva de tu situación. Recordá que la depresión no deja pensar con claridad.
9. Tené presente que la depresión va a vivir con vos las 24 horas del día. Por eso, ayudate a vos mismo y no te culpes.
10. No aceptes tus pensamientos negativos. Estos son parte de la depresión y desaparecerán a medida que respondas al tratamiento.

Un buen consejo pero que puede ser arma de doble filo: Una de las mejores formas para levantar el ánimo es escuchar música, el dulce y muchas veces amargo alimento de los oídos. Según cuales sean tus gustos y la música que te atraiga, dependerá de vos decidir qué música podría alegrarte en momento de depresión y cuál te tiraría completamente para abajo. No es recomendable escuchar baladas ni lentos ya que son las más comunes en este caso.

Espero que les haya gustado mi post, solo quiero que cuando se sientan bajoneados, encuentren rápidamente la mejor forma para salir de ahí, y disfruten de la vida, que no es para andar llorando ni mucho menos sentir deseos de quitársela, el tiempo todo lo cura. ¡Éxitos! Y sean felices.

Aquí, unos temas para levantar el ánimo:



link: http://www.youtube.com/watch?v=lArGoRhFr4E


link: http://www.youtube.com/watch?v=AwT7M2jrEQY






consejos



autoayuda