Claves para detectar el estrés laboral


Los trabajadores argentinos son propensos al síndrome de burnot o estrés laboral. Cuáles son los síntomas más frecuentes de esta dolencia que puede provocar consecuencias graves.



claves


Cada vez más trabajadores argentinos sufren de "estrés laboral" o "síndrome de burnout". Por eso en los últimos años se incrementó la demanda de tratamientos médicos orientados a buscar una solución para este problema que termina por afectarlos tanto física como emocionalmente. "Las consecuencias comienzan a hacerse evidentes tanto en el espacio laboral como en el marco de sus relaciones interpersonales", señaló Carolina Bergoglio (MP 23.951), médica.

El síndrome de burnout, conocido tambien como síndrome de desgaste profesional se caracteriza como "la presencia de altos niveles de agotamiento emocional, despersonalización y una reducida realización personal", enfatizó Bergoglio, ressponsable del programa de tratamiento integral del estrés de Sanatorio Diquecito (Córdoba) que recibe a personas de todo el país en busca de contención y relax.

No todos los trabajadores son capaces de detectar que "algo les está pasando" y buscar ayuda en función de ello. Es por esto que es necesario reconocer los síntomas y las consecuencias de esta afección, al igual que el tratamiento para su cura.


Los tres síntomas más frecuentes


1- Cansancio o agotamiento emocional. Esto es lo que suele aparecer en un primer momento. Produce una progresiva pérdida de las energías vitales y una desproporción creciente entre el trabajo realizado y el cansancio experimentado. Esto se puede detectar en personas permanentemente insatisfechas, quejosas e irritables.

2- Despersonalización: Este es un modo de responder a los sentimientos de impotencia, indefensión y desesperanza. En lugar de expresar estos sentimientos llas personas que padecen el síndrome de burnout muestran una fachada de hhiperactividad que no hace más que incrementar su sensación de agotamiento, alternando con episodios de depresión y hostilidad hacia el medio.

3- Abandono de la realización personal: se van retirando de todas las actividades que no sean las laborales. Comienza a generarse pérdida de ideales y, fundamentalmente, un creciente apartamiento de actividades familiares, sociales y recreativas, creando una especie de autorreclusión y aislamiento. Los demás comienzan a percibirlo/a como una especie de fanático depresivo y hostil.



Las consecuencias del burnout se resumen en un malestar generalizado de la persona expresado en el cambio de hábitos alimenticios, de descanso y de actividades recreativas. Muchas personas abandonan incluso sus rutinas físicas ya que el malestar laboral se traslada a los otros ámbitos de la vida personal. Es fundamental detectar el problema a tiempo. "l estrés laboral debe ser tratado a tiempo por profesionales expertos. De lo contrario, la persona puede recibir diagnosticos erróneos o desarrollar patologías más graves, tales como depresión, ansiedad u otros cuadros psiquiátricos complejos”, destacó la médica.

Fuente