Por qué un bebé puede morir poco antes de nacer?



De acuerdo con el parte médico difundido por las autoridades del Sanatorio de la Trinidad, Juana Viale debió ser sometida a una cesárea de urgencia esta madrugada, luego de que sintiese un dolor abdominal muy fuerte. El bebé, con 36 semanas de gestación, había fallecido intraútero.



Muerte


Pero, ¿qué puede haber desencadenado esta fatalidad? Infobae.com dialogó con Ernesto Beruti, jefe del Servicio de Obstetricia del Hospital Universitario Austral, sobre las distintas causas que llevan a que un bebé fallezca en el marco de un embarazo a término.

Si bien aclaró que él “desconoce cómo fue el embarazo” de la actriz, esbozó las principales razones por las que ocurren este tipo de situaciones.

“Las causas más comunes son problemas a nivel del cordón umbilical”, señaló, en referencia a los casos en los que éste comprime el cuello o el tórax del bebé y en los que presenta lo que llaman un “nudo real”. Se trata de las llamadas “causas funiculares” que, dijo, “no se pueden evitar” y responden a problemas en el desarrollo del propio cordón.

“Al bebé, cuando está intraútero, el oxígeno le llega a través del cordón umbilical. Entonces, si se aprieta el cordón umbilical o se comprime con algo el bebé se asfixia“, explicó el especialista.

Beruti señaló que “cuando es una muerte fetal intrauterina así, tan abrupta, el primer síntoma de la madre es que no siente mover al bebé”. En ese sentido, sostuvo que “que se comprima el cordón tan fuerte que pueda causar la muerte del bebé es una fatalidad”.

No obstante, remarcó que las “vueltas de cordón” que comprimen al hijo son “poco frecuentes”. Lo que sí es común, dijo, es la “circular deslizable de cordón”, que ocurre en un 25% de los nacimientos y no aprieta al bebé. “En estos casos no pasa nada”, manifestó.

Por otra parte, destacó que existen otras causas que pueden desencadenar el fallecimiento del bebé dentro del útero, relacionadas en general con enfermedades de la madre (como hipertensión o preclampsia grave, ambas sin tratar o con un seguimiento deficiente por parte del profesional a cargo, o trombofilias que son males que pueden alterar la irrigación fetal, entre las que se encuentra el síndrome antifofolipídico) o del propio niño.

En tanto, y tras descartar cualquiera de estos factores, se ubica el desprendimiento de placenta como causa del fallecimiento de un bebé intraútero, ya que éste “se queda sin oxígeno”, explicó Beruti, al tiempo que especificó: “Esto se manifiesta por un dolor muy fuerte en el útero, como si fuese una contracción permanente”.

“A veces se desprende sin motivo, a cualquiera le puede pasar pero es raro”, indicó el profesional. También pueden ocasionar este problema “algún traumatismo, algún choque fuerte, alguna caída de más de un metro de altura, o la hipertensión arterial”.

Según indicó Beruti, “si se lo detecta a tiempo y la superficie de la placenta desprendida es poca, se puede salvar al bebé. Por eso cuando tenemos pacientes que tienen factores predisponentes para que se desprenda la placenta, le avisamos que esté atenta y ante el menor cambio o molestia concurra a un hospital o a una guardia. Se han salvado miles y miles de bebés de este modo”.


El caso Juana Viale


Claudio Zin explicó en Radio 10 cómo sucedieron los hechos. De acuerdo con la cronología que llegó a sus manos, la actriz sintió un fuerte dolor en el abdomen esta madrugada, a las 2, cuando estaba durmiendo. Inmediatamente se comunicó con su obstetra, que le pidió que se acercara a la guardia del Sanatorio de la Trinidad. Allí, intentaron monitorear los latidos fetales pero no los encontraron, por lo que 15 minutos después ya se encontraba en el quirófano siendo sometida a una cesárea de urgencia. Según se supo, había roto bolsa 24 horas antes.

“Hay situaciones en las cuales el cuadro clínico de las rupturas espontáneas de las membranas ovulares no es muy evidente“, agregó Humberto Velázquez, jefe de Obstetricia del Hospital Británico, en Radio 10.

No obstante, opinó que “en general la ruptura espontánea de la membrana en toda paciente que ha realizado el curso de preparación para el parto, el curso de tipo profilaxis, tiene la información suficiente para poder detectarla“.

En ese sentido, “en el caso de una ruptura de membrana cercana al término o cuando el bebé, dadas las condiciones, ha garantizado la probabilidad de sobrevivir de manera extrauterina, el tiempo de alguna manera apura”, debido a que existe un “riesgo de infección ovular”, indicó. “En ese caso, tendríamos una infección que pone en riego a la mama y una infección que pone el riesgo al bebé”, finalizó.


Fuente