Gimnasia para el último trimestre del embarazo

Gimnasia para el último trimestre del embarazo


Cada vez más mujeres mantienen su rutina de actividad física durante el embarazo, pero en el último trimestre tiran la toalla. La personal trainer de Maru te explica los beneficios de seguir en movimiento hasta el parto. ¡Ojo!: si no hiciste nada en los primeros meses, no quieras empezar ahora.

Los ejercicios durante el embarazo deben ser diseñados según las características propias de cada futura mamá. Se deben tener en cuenta sus hábitos relacionados con la actividad física, sus gustos y el logro de sus objetivos.
Cada mamá elige qué actividad se adecua a sus características y preferencias. Lo contraindicado en el embarazo es no hacer actividad física.
Algunos de los beneficios que otorga la práctica regular son: menor probabilidad de desarrollo de diabetes gestacional, mejor recuperación posparto y prevención de lumbalgias.
El entrenamiento para embarazadas se divide por trimestres de acuerdo con las características de cada uno de ellos. En el primero, la actividad debe ser selectiva, hay que cuidar la intensidad de los ejercicios por riesgo a un aborto. El segundo trimestre representa la mejor etapa de entrenamiento porque el feto ya se ha instalado. Y en el último trimestre hay que disminuir la intensidad, pero sin abandonar el ejercicio.
Durante el embarazo, se segrega una hormona que se llama Relaxina. Si la mamá de por sí ya es laxa (tiene una gran amplitud de movimientos) hay que tener cuidado con los desgarros. Siempre se debe controlar la frecuencia cardíaca a través de una ergometría de esfuerzo ya que en este trimestre la futura mamá puede llegar a tener casi 20 pulsaciones más de las que posee habitualmente. Por lo tanto, no es recomendable empezar las actividades en este período, sino con anterioridad.
Si no hiciste nada en los seis meses previos, no empieces ahora. Pero si venís ejercitándote, te damos opciones para continuar moviéndote hasta antes del parto.

FEET BALL
Ejercicios abdominales sobre una pelota grande. Se trabajan los espinales, los isquiotibiales, los cuádriceps y la elongación. La pelota es un elemento inestable, por lo que el trabajo es un poco más fuerte. Lo aconsejo para una mamá que quiere trabajar más en forma localizada.

Beneficios:
-Se trabajan los músculos estabilizadores, que son los que mantienen la posición erecta.
- Mejora la postura.
- Corrige los dolores de espalda.

Desventajas:
-Hay que cuidar la amplitud de los movimientos para evitar desgarros.
-Peligro de tensión por ejercicios mal ejecutados.

PILATES
Ideal para las mamás sedentarias. Es una actividad segura porque se está acostada sobre una camilla con tensores de diferentes resistencias. También se puede realizar sobre colchonetas finitas.

Beneficios:
-Corrige la postura al trabajar con la espalda apoyada.
-Se trabaja mucho la respiración, lo que ayuda al parto.
- Mejora el tono muscular.
- Favorece la circulación.

Desventajas:
-Es uno de los métodos en los que menos calorías se queman.

YOGA
Es una disciplina milenaria de Oriente cuya técnica trabaja la mente, el cuerpo y el espíritu.

Beneficios:
-Estimula la relajación y la respiración, fundamental para el trabajo de parto.
-Tonifica los músculos.
-Mejora la flexibilidad.

Desventajas:
-Están contraindicadas las posiciones invertidas y las rotaciones.
- No es recomendable para las embarazadas con cierto grado de obesidad.
SPINNING
Esta actividad en bicicletas puede realizarle en forma individual o grupal. La sesión dura 45 minutos, divididos en diferentes posiciones. Es fundamental la ingesta de agua para no deshidratarse.

Beneficios:
-Es una de las actividades que más calorías queman.
- No tiene impacto.
-Mejora el retorno venoso.
-Mejora la capacidad aeróbica.

Desventajas:
No tiene.

AQUAGYM
Se trabaja la parte aeróbica caminando en el natatorio y la futura mamá no siente tanto el esfuerzo. Sin embargo, está realizando un trabajo fuerte.
La caminata en el agua (a la altura de la cintura) siempre tiene que ser en dirección hacia adelante o hacia atrás, nunca desplazamientos laterales porque en estos casos la resistencia del agua actúa en contra de la panza.
Se hacen ejercicios con materiales (tablitas, cinturones de flotación, muñequeras, tobilleras) o sin ellos.

Beneficios:
-Mejora la circulación.
-Mejora la capacidad cardiovascular.
-Otorga placer porque el agua es un medio que relaja.
-Mejora el retorno venoso.
-No tiene impacto.
-La mamá se siente menos pesada en el agua entonces puede trabajar mucho más.

Desventajas:
-Cuidado con la sanidad del agua para evitar infecciones.

Fuente:http://www.revistamaru.com/notas/53-gimnasia-el-ultimo-trimestre-del-embarazo