El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

(Sr.Patatas Oficial) Propuesta Por Los Pobres

PROPUESTAS PARA ERRADICAR LA POBREZA SR PATATAS


(Sr.Patatas Oficial) Propuesta Por Los Pobres


Tal como lo constatamos, existen múltiples factores que contribuyen a la conservación y reproducción de la pobreza, especialmente en el mundo en desarrollo. Debido a esta situación, en los últimos foros mundiales, así como en las publicaciones más destacadas, se ha venido formulando toda una serie de propuestas para erradicar la pobreza, las cuales están condicionadas a los intereses teóricos y políticos en juego. Si partimos de la experiencia del desarrollo, todo indica que erradicar la pobreza en sociedades regidas por las leyes del mercado es tarea imposible, toda vez que esta se constituye en el polo opuesto de la riqueza, que a su vez es la razón de ser de la lógica capitalista de acumulación. Por ello, más que erradicar la pobreza lo que se busca es mejorarla, haciendo más viable el proyecto de vida de millones de personas, especialmente en los países económica y socialmente más atrasados.

Desde mucho tiempo atrás se vienen señalando las barreras estructurales, especialmente la estrechez crónica del mercado interno, que impiden superar las desigualdades en los países en desarrollo, lo que hace de la pobreza una especie de círculo vicioso, el cual solo puede romperse con medidas de fondo, que ataquen de raíz las causas del problema. 93 No obstante, tanto el limitado potencial interno, como la falta de voluntad política de quienes detentan el poder, así como la creciente vulnerabilidad de las economías frente al dominio de las empresas transnacionales y sus gobiernos, el logro de tal objetivo se vuelve sumamente difícil.

La mayor parte de las políticas contra la pobreza en los países en desarrollo en los últimos años ha estado inspirada en el llamado consenso de Washington, según el cual el crecimiento económico sostenido garantiza por sí mismo el mejoramiento de la situación de los más pobres. Esta falacia ha sido cuestionada por los mismos funcionarios del Banco Mundial y los representantes de los países más ricos del mundo. En la cumbre del grupo de los países más desarrollados, celebrada el año pasado en Okinawa, se enfatizó que "el crecimiento económico sostenible y políticas sociales apropiadas son la clave para combatir la pobreza", al tiempo que "la reducción de la pobreza ayuda al crecimiento, pues hace posible que los pobres participen productivamente en la economía". No obstante, el crecimiento por sí mismo "no garantiza la erradicación exitosa de la pobreza", siendo necesario agregar otras dimensiones importantes de la misma, como la calidad de vida y la participación en la toma de decisiones (GLOBAL POVERTY REPORT. G8 Okinawa Summit. July 2000, p.2). La crítica al enfoque del crecimiento como condición suficiente para superar los problemas de la pobreza en los países en desarrollo no es nueva. 94 Existen pruebas suficientes que demuestran cómo aún con crecimiento sostenido no siempre se logra reducir significativamente los niveles de pobreza. Tal es el caso de Latinoamérica donde, salvo algunas excepciones, el crecimiento no sólo no ha reducido los índices de pobreza sino que incluso, en condiciones de creciente desempleo, desigualdad en la distribución del ingreso y disparidades salariales, como resultado de las innovaciones tecnológicas, éste puede estar empeorando las desigualdades sociales( LUSTIG y DEUTSCH, 1998: 4). Por eso, además del crecimiento sostenido, es necesario llevar a cabo una serie de políticas públicas, que garanticen la distribución equitativa de sus resultados. 95

De acuerdo con un estudio del Banco Mundial, el problema de la pobreza debe ser enfrentado mediante la alianza entre el Estado, la sociedad civil y el sector privado. Según los autores del estudio el tipo y la magnitud de los retos que deben enfrentar estas alianzas son muy variados e incluirían los siguientes aspectos: "(I) reducción de los déficit en la infraestructura de los servicios sociales básicos como escuelas, centros de salud y mejoras en la calidad de los servicios prestados; (II) provisión de otros servicios básicos (tales como agua y saneamiento, vivienda, etc.); (III) generación de ingresos y empleo: (IV) programas especiales para los grupos más vulnerables; (v) nuevos aspectos como la protección ambiental, mayor participación popular en el diseño de las políticas, e iniciativas que tengan como meta mejorar el acceso de los pobres al sistema judicial mediante alternativas para la resolución de conflictos; y (vi) combinación de todos los anteriores en un enfoque multifacético que apunte al desarrollo local integrado" (FISZBEIN y LOWDEN, 1999: 2-3).

El esquema propuesto pretende armonizar los intereses de las partes involucradas y en principio busca definir el grado de responsabilidad de cada una de ellas frente al problema de la pobreza. No obstante, la alianza tradicional entre el Estado y los sectores más poderosos del sector privado pone en entredicho la efectividad de dicha estrategia. La experiencia nos muestra cómo esta alianza en últimas se traduce en medidas de política económica que casi siempre desembocan en la mayor profundización de la brecha que separa a los pobres de los ricos. De otro lado, el empoderamiento de los sectores más pobres de la población no logra traducirse en cambios reales, toda vez que quienes toman las grandes decisiones macroeconómicas y sociales están muy lejos de representar sus intereses. Esto hace que las medidas recomendadas, si bien es cierto apuntan a mejorar las condiciones de pobreza de la población, no logren materializarse plenamente, produciendo más frustración que beneficios. 96

La CEPAL por su parte plantea una serie de principios que deben regir las políticas para atacar la pobreza: a) universalidad; b) solidaridad; c) la eficiencia; d) criterio de equivalencia; y e) carácter integral de la política social(CEPAL, 2000a:73-80).

De acuerdo con el principio de universalidad todos los miembros de la sociedad deben contar con la certeza de que ésta les asegura un nivel y calidad de bienestar básicos, de acuerdo con el nivel de desarrollo alcanzado en determinado momento. "Este hecho genera necesidad de encontrar los equilibrios políticos, sociales y económicos que permitan obtener la mejor protección social en un marco de equidad y desarrollo" (CEPAL, 2000a:73). El problema está en cómo lograr dichos "equilibrios" en sociedades fundamentadas en la desigualdad estructural, como las nuestras. Para que este principio se materialice son necesarias profundas transformaciones en lo político, lo económico y lo social, a lo que no estarían dispuestas las oligarquías locales, teniendo en cuenta sus antecedentes parasitarios y su incompetencia. Las llamadas clases dirigentes de los países en desarrollo no han logrado realizar, en su larga vida de naciones independientes, ni siquiera las transformaciones estructurales de carácter capitalista que requieren sus economías, al tiempo que el desarrollo local se debate entre el atraso estructural secular y la influencia implacable de las nuevas tendencias tecnológicas y económicas a escala mundial. En estas condiciones, el principio de universalidad no deja de ser más que un buen propósito.

El principio de solidaridad apunta a que el financiamiento de la política social y el acceso a la protección social, deben tener en cuenta la capacidad económica de las personas, coadyuvando a asegurar la universalidad y la equidad. Este principio asume que, "dadas las externalidades del bienestar individual, existe una estrecha interrelación entre el bienestar individual y el bienestar social" (CEPAL, 2000a:75). Al igual que el anterior, el principio de solidaridad está en el aire, pues nada más ajeno a la realidad que la pretensión de creer en la supuesta interrelación entre el bienestar individual y el bienestar social, pues como lo demuestra la práctica del desarrollo social en nuestros países, el bienestar de las minorías no ha generado el bienestar de las mayorías, sino que por el contrario, a medida que se concentra la riqueza en unas pocas manos, la pobreza persiste no sólo en los estratos más bajos, sino también en vastos sectores de la llamada clase media. Mientras no se modifique este modelo actual de acumulación, será muy difícil llevar a la práctica el principio de solidaridad.
93 En la década de los cincuentas, el economista Nurkse atribuía el "círculo vicioso" de la pobreza en los países en desarrollo a la estrechez del mercado interno, lo cual sigue siendo vigente en la actualidad, dándole desde luego un enfoque más orientado hacia la gente y no simplemente como un problema de comportamiento de los "factores de producción". Véase Ragnar Nurkse. Problemas de formación de capital en los países insuficientemente desarrollados. Fondo de Cultura Económica. México, 1980 (Quinta reimpresión).


94 Ya en 1976 en la UNCTAD IV se señalaba que "el crecimiento económico, cuando ha tenido lugar, pocas veces ha logrado hacer una gran mella en los problemas sociales urgentes, y con demasiada frecuencia en los países en desarrollo ha pasado por alto a la masa de la población. Al aumentar las desigualdades económicas, mientras fracasa en dar alivio a problemas como el desempleo, la desnutrición, las enfermedades y las malas viviendas, el crecimiento económico no pocas veces ha contribuido a agravar los problemas y tensiones sociales". Citado en: Joan Robinson. Aspectos del desarrollo y el subdesarrollo. Fondo de Cultura Económica. México, 1981, p.17


95 Por eso para los autores del estudio "las políticas que se adopten para proporcionar a los pobres igualdad de acceso tanto a la educación como a servicios de salud de buena calidad y aumentar sus bienes mediante la reforma de la tenencia de la tierra, el otorgamiento de títulos de propiedad y programas habitacionales; para realizar reformas fiscales que mejoren la progresividad de los impuestos y el gasto público; y para corregir las fallas en el mercado de créditos, eliminar las prácticas discriminatorias y crear mecanismos que protejan a los pobres de las crisis adversas son ingredientes fundamentales del crecimiento con equidad"(LUSTIG y DEUTSCH, 1998: 5)
96 En Colombia, el economista Julio Silva Colmenares plantea algo similar. De acuerdo con el autor, "para la construcción de la "utopía" que se persigue, una sociedad con crecimiento compartido y competencia regulada para el desarrollo humano con felicidad y libertad, se requiere la acción mancomunada del mercado, el Estado y la solidaridad social". Ver: Julio Silva Colmenares. La salida: un nuevo modo de desarrollo humano para la paz. Santafé de Bogotá, 2001. Versión preliminar.



desarrollosocialpobreza CONECTATATE CON NOSOTROS EN FACEBOOK! LINK;
http://www.facebook.com/#!/pages/Sr-Patata/209128236238
paises Conectate Oficial ;
http://www.srpatata.com/


Ayudemos

Fuentes de Información - (Sr.Patatas Oficial) Propuesta Por Los Pobres

Dar puntos
70 Puntos
Votos: 7 - T!score: 10/10
  • 1 Seguidores
  • 820 Visitas
  • 3 Favoritos

7 comentarios - (Sr.Patatas Oficial) Propuesta Por Los Pobres

@nahuel_albo Hace más de 3 años
+10 y reco
@legionario12345 Hace más de 3 años
reco y favs maña +10 los del dia me los gaste
@pablo3396 Hace más de 3 años
+10
@el_cuervo94 Hace más de 3 años
van +10
@nahuel_albo Hace más de 3 años -1
Lo posteaste a las 2:47 am. Son las 3:14 y ya sos NFU. El sueño de todo novato.
@legionario12345 Hace más de 3 años
+10 como te lo prometi
@mvv_10 Hace más de 3 años
+10, Shiicaa-Craap!