Desinfección en el hogar para prevenir enfermedades

Desinfección en el hogar para prevenir enfermedades


El hogar es el espacio central de nuestras vidas, un lugar cómodo y seguro, un refugio del mundo exterior. Pero nuestra casa también puede ser un escenario propicio para la transmisión de infecciones gastrointestinales, respiratorias y de la piel.

La entrada y salida de las personas implica un flujo constante de agentes infecciosos. Los miembros de la familia que contrajeron enfermedades son una de las principales fuentes patógenos en el hogar. Aunque no presenten síntomas pueden, sin saberlo, transmitir la infección a los otros miembros. También pueden continuar diseminando gérmenes después de que los síntomas hayan desaparecido.

Otra fuente importante de microbios patógenos pueden ser los alimentos. Los productos crudos de origen animal, como las carnes, los huevos, la leche no pasteurizada y los mariscos, y las verduras crudas son los más susceptibles de estar contaminados.

En el hogar también habitan los animales domésticos, que pueden ser portadores de gérmenes patógenos y, por lo tanto, fuentes de enfermedades. Por ejemplo, a través de las heces, pueden transmitir infecciones intestinales.

Es por esto que la higiene correcta del hogar juega un papel fundamental en la reducción de las enfermedades infecciosas. Las normas básicas, como el lavado de manos, la manipulación y el tratamiento apropiados de los alimentos y el agua, la eliminación segura de las heces y otros desechos, la desinfección de las superficies y la atención apropiada de las personas infectadas son factores determinantes de la carga de enfermedades infecciosas en la casa y la comunidad en su conjunto.



Prevención de infecciones en la cocina



Las 4 claves para consumir alimentos seguros:


•Higienizar

Lavarse las manos y desinfectar los utensilios, mesadas y tablas de cortar antes y después de tomar contacto con carnes, aves, pescados y huevos crudos.


•Separar

Evitar la contaminación cruzada: mantener las carnes y aves crudas separadas de los alimentos listos para el consumo.

Utilizar tablas diferentes para cortar carnes crudas, verduras y alimentos cocidos.

•Cocinar

Cocinar bien todo tipo de carne, asegurando una temperatura interna entre 72 y 74°C.

•Enfriar

Refrigerar los restos de comida y los productos recién comprados dentro de las 2 horas de cocinados o adquiridos.

Dividir los alimentos calientes en recipientes poco profundos, para lograr un enfriamiento rápido.


Las prácticas de higiene fundamentales:

•Lavado de manos

Formar espuma de jabón durante 20 segundos y luego enjuagar.

•Desinfección de superficies y utensilios

Para pisos, mesadas, piletas y otros objetos que no toman contacto directo con los alimentos: luego de lavar, desinfectar con una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua (equivalentes: toallitas desinfectantes o sprays desengrasantes).

Para tablas de picar y otros objetos que toman contacto con los alimentos: luego de lavar, desinfectar con una solución que contenga 1 cuchara de té de lavandina en un litro de agua.


•Desinfección de trapos y esponjas

Luego de lavar, sumergir en una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua. Mantenerlos en esta solución, renovándola diariamente.

•Desinfección de frutas y verduras

Sumergir 10 minutos en una solución que contenga 1 cuchara de té de lavandina en un litro de agua. Luego enjuagar.



Prevención de infecciones en el baño


Las prácticas de higiene fundamentales:

•Lavado de manos

Formar espuma de jabón durante 20 segundos y luego enjuagar.

•Desinfección de superficies

Para pisos, paredes, tabla del inodoro, lavatorio, bidet y bañera: luego de lavar, desinfectar con una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua (equivalentes: productos líquidos con amonio, toallitas desinfectantes para grifería).

Para la taza del inodoro: descargar el inodoro, verter 1 taza de lavandina en el interior y cepillar.

Para el depósito del inodoro: colocar pastillas desinfectantes dentro del depósito.


•Desinfección de trapos

Luego de lavar, sumergir en una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua.



Recomendaciones para desinfectar los juguetes


•Desinfección del área de juego

Lavar y desinfectar los pisos con una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua.

Lavar y desinfectar las alfombras infantiles de goma con una solución que contenga 1 cuchara de té de lavandina en un litro de agua.


•Desinfección de juguetes

Juguetes blandos: Lavar en lavarropas con productos desinfectantes. Tirar los juguetes que estén muy sucios.

Juguetes duros:
Luego de lavar, desinfectar con una solución que contenga 1 cuchara de té de lavandina en un litro de agua.


•Desinfección de recipientes para juguetes

Luego de lavar, desinfectar con una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua.



Recomendaciones para la higiene y el cuidado de las mascotas


•Mantener la mascota en un lugar asignado. Desinfectar los pisos desinfectar con una solución que contenga 1 cuchara sopera de lavandina en un litro de agua.

• Lavar con detergente los recipientes para alimentos de las mascotas, cubrirlos por 2 minutos con una solución que contenga 1 cucharada de lavandina por litro de agua y luego enjuagarlos.

•Evitar el contacto de las mascotas con la comida.

•Evitar el contacto con los juguetes de los niños y, si esto sucede, limpiar bien los juguetes.


Fuente

1 comentario - Desinfección en el hogar para prevenir enfermedades

@Capaspi
, muy bien detallado. Reco