ya hay cura para el sida

¿¿ya hay cura para el sida??

La clínica universitaria de la Charité de Berlín ha conseguido curar el SIDA a un paciente enfermo de leucemia al que intencionalmente trasplantaron la médula de un donante inmune al virus VIH, en un proceso cuyos pormenores presentó el artífice del innovador tratamiento, el hematólogo Gero Hütter.

La investigación y la cura

El equipo encargado del paciente, un varón estadounidense de 42 años, preseleccionó a unos 80 posibles donantes de médula en busca de uno que fuera inmune al virus, algo que ocurre en entre un uno y un tres por ciento de los europeos.

Tras realizar más de 60 análisis, el equipo médico dio con el candidato ideal, que presentaba una mutación genética natural, conocida como delta 32 CCR5 y que, si se hereda de ambos progenitores, inmuniza frente a la mayoría de cepas del virus.

El trasplante de médula de ese donante ha conseguido que el paciente superara la leucemia y lleve casi dos años sin anticuerpos del VIH ni en la sangre ni en los órganos vitales, algo inédito en el campo de la medicina hasta ahora.

"Escogimos a ese donante con la esperanza de que con el trasplante de sus células medulares podríamos, al mismo tiempo, eliminar la infección de VIH", señaló Hütter.

sida



Descubrimiento crucial

El director de medicina clínica de Hematología y Oncología del hospital, Eckhard Thielm aseguró en una rueda de prensa que ese procedimiento supone un "éxito para la ciencia" y un "acontecimiento médico" pero afirmó que queda "un largo camino" para saber si de ese tratamiento se puede obtener una cura para el SIDA.

"Puede que dé resultado en algún momento en el futuro y si tenemos mucha suerte", explicó Thielm.

Hütter, de 39 años, relató que conocía la existencia de esa mutación genética natural, que fue descubierta hace más de 10 años, y decidió aplicar esos conocimientos a este paciente en concreto.

Al hombre, que vive en Berlín, se le diagnosticó el VIH hace más de 10 años y llevaba tres años de tratamiento contra la leucemia cuando los médicos de la Charité decidieron someterlo al trasplante de médula.

Futuro prometedor, pero paulatino

Sin embargo, el médico quiso "minimizar las falsas esperanzas" despertadas por el éxito de la Charité, del que se han hecho ya eco algunas revistas especializadas, puesto que se ha conseguido en un caso "muy concreto" y durante el tratamiento de otra enfermedad grave.

El hematólogo destacó que lo más importante del caso es el "mensaje psicológico" que supone para los enfermos de SIDA de cara las nuevas posibilidades de investigación que se abren para esa dolencia.

Hütter explicó que el hospital ha tardado en dar a conocer el caso, que difundió en Alemania el popular diario "Bild" en su portada, para estar seguros de que los anticuerpos del VIH no se hubieran reproducido en los órganos del paciente, algo que es habitual pasado un tiempo.

No obstante, el responsable de medicina clínica de Infecciología del hospital, Thomas Schneider, advirtió que pese a los más de 600 días transcurridos desde la operación "no se puede tener una certeza del 100% de que la enfermedad no vaya a resurgir".

El vicedecano de Investigación de la Charité, Rudolf Trauber, calificó de "poco serios" a quienes, a raíz de este procedimiento, "prometan la curación" a los millones de personas infectadas de VIH.

Admitió que ante la propuesta de Hütter, la dirección se mostró "escéptica" por la falta de garantías del novedoso procedimiento y destacó que encontrar a un donante inmune entre la muestra de ochenta personas seleccionadas fue "una casualidad muy feliz".

"Si no lo hubiéramos encontrado, habríamos tenido que seguir el procedimiento convencional, porque el paciente no tenía más tiempo, si queríamos curarle la leucemia, que era nuestra prioridad al fin y al cabo", apuntó Hütter.

Señaló también que en los casos convencionales, se considera que un enfermo de leucemia está curado si después de cinco años no presenta células cancerígenas pero añadió que ante este caso "especial" no se aplican las normas habituales.


otra:


La tan temida enfermedad del Virus de la Inmunodeficiencia Humana - VIH (SIDA) que por varias décadas ha consternado al mundo entero por su efectiva mortalidad, parece haber entrado en su etapa terminal. Un investigador peruano habría descubierto la cura para el mal al combinar plantas, hojas, cortezas y flores, todos ellos oriundos de la selva peruana.

Aunque parezca inconcebible la idea de que la medicina natural peruana haya podido desarrollar la cura para el SIDA, el naturista, diabetólogo y médico peruano, Jeddy Ríos Zuta, durante 30 años se concentró en el estudio de este mal, logrando curar a 30 personas que tenían el mal en su fase terminal en tan sólo ocho meses con un 100% de efectividad, lo que certificaría la eficacia de la dosis.

El investigador Jeddy Ríos Zuta, natural de San Rafael de la provincia de Bellavista en el departamento de San Martín, arribó a la ciudad de Juliaca para ofrecer una mega conferencia a la población sobre su descubrimiento y mostrar los videos que garantizan el tratamiento para recuperarse del VIH.

Como se sabe, el VIH es un virus altamente inteligente que se fusiona en el interior de la célula con el ARN (Ácido Ribonucleico) logrando confundir al sistema inmunológico del cuerpo humano y en el caso de que sean descubiertos, los agentes protectores del cuerpo eliminan al virus junto a la célula iniciándose así el debilitamiento del infectado.

Según explicó el naturólogo, durante décadas estudió este comportamiento maligno del Virus, hasta que en una fusión de plantas selváticas que contienen elementos químicos que por la magnitud del descubrimiento no quiso revelar, actúan dentro del organismo eliminando cualquier agente extraño sin perjudicar a células del cuerpo.

El investigador-naturólogo graduado en la Universidad Americana de Medicina Alternativa de España, dijo que el sábado 27 de marzo en una reunión hecha por representantes del Pacto Andino y la Organización Mundial de la Salud, conversaron con la fraternidad San Francisco de Asís, (quienes ya patentaron el jarabe en INDECOPI) para ver las bondades del descubrimiento y hacer el informe mundial respectivo.

Asimismo, dijo que muy pronto, el jarabe será discutido por los más reconocidos científicos del mundo para comprobar la eficacia de la medicina, “ya he tenido resultados al 100% en mis 30 pacientes que tenían SIDA en su fase terminal, ahora a nivel mundial tenemos un pedido de 14 millones de dosis, pero eso la iglesia franciscana viene haciendo la negociación”, adujo.

Del mismo modo, dijo que un paciente con este mal deberá ser tratado con el consumo de una dosis del jarabe al mes y en ocho meses su recuperación estará asegurada. Según estimó el “descubridor de la cura del SIDA”, una dosis costaría 5 mil dólares para los extranjeros y mil 500 dólares para los peruanos.

ADEMÁS 1.- El año 1998 fue cuando se probó por primera vez el jarabe en un paciente con VIH, quien mostró evidencia de recuperación, continuando así su investigación y en el 2009, confirmó su efectividad. 2.- Al principio, el jarabe denominado “Jeddy Sida” era amargo y los pacientes no podían ingerirlas, pero ahora se mejoró y con los saborizantes. Se elaboró otro jarabe para curar la diabetes y el herpes.
ya