Hipertrofia: Sarcomérica y Sarcoplasmática

Hipertrofia: Sarcomérica y Sarcoplasmática

Sarcomérica:


La hipertrofia sarcomérica hace referencia al aumento de las proteínas contráctiles (actina y miosina) en el músculo. Ello implica que las fibras (miofibrillas musculares) aumenten de tamaño. Este tipo sirve para aumentar básicamente el nivel de fuerza y es muy recurrido en atletas de levantamiento de peso o de fuerza en general, ya que no da un aumento muscular exagerado y, eso sí, no son tan estéticos como los sarcoplasmáticos, a los que ahora haremos referencia. Se consigue trabajando con grandes pesos a bajas repeticiones (1-5 rept.) y descansando bastante entre series.(3-5 min)


volumen

Sarcoplásmica:


La hipertrofia sarcoplasmática es la que se basa en el aumento del plasma muscular, otorgando un gran tamaño en menos peso que la sarcomérica y de forma más estética. Es la propia de atletas fitness y culturistas y no implica un aumento de la fuerza. Además, la mayoría de este aumento muscular es, en el fondo, agua. Se consigue trabajando con pesos medios y repeticiones medias y altas (10-15 repet.) y con descansos cortos entre series (45sg-1 min).


# La hipertrofia general es, obviamente, una mezcla de las dos, no se puede tener exclusivamente hipertrofia sarcomérica o sarcoplasmática.

# Los entrenamientos de alta exigencia de glucógeno favorecen la hipertrofia sarcoplasmática

# Normalmente la genética marcará el tope de una u otra hipertrofia