¿Qué son los sueños húmedos?

El placer de dormir y de la sexualidad se unen en lo que se denominan los sueños húmedos o poluciones nocturnas. Según explicó la psicóloga Miriam Sanjinés, este tipo de sueños son orgasmos involuntarios que se producen durante las horas de descanso tanto en los hombres como en las mujeres.

existe

En el caso de los hombres el pene es muy sensible por la cantidad de terminaciones nerviosas que tiene y cualquier roce puede estimularlo. Lo que sucede en las noches es que el ligero roce de las sábanas o cuando se está soñando con alguien que despierta el deseo sexual provoca una erección con su consiguiente eyaculación y al hacerlo moja la ropa interior o las sábanas. En el caso de las mujeres sucede algo parecido pero no existe eyaculación, más bien se humedece la vagina por el clímax que produce el sueño y que en la mayoría de los casos lleva al orgasmo. Es por eso que en los hombres es más visible esta manifestación.

sueño

No existe una edad determinada para que ocurra este fenómeno, pero es más frecuente en los adolescentes. Los niños también perciben estas sensaciones a muy temprana edad, obviamente que no lo relacionan con el sexo, pero el goce que proporciona cualquier estimulación en el área genital lleva a provocar sueños húmedos sin eyaculación. En la adolescencia las poluciones nocturnas son más frecuentes porque el desarrollo hormonal de los jóvenes es intenso y están descubriendo su sexualidad.

Por lo tanto, las eyaculaciones nocturnas son naturales y normales. Es un síntoma que el organismo está funcionando correctamente y responde de acuerdo a las estimulaciones externas.

¿Por qué se produce?

Uno de los factores para que ocurra este fenómeno en la juventud es el alto índice de erotismo que existe en la sociedad. Los medios de comunicación y el internet proporcionan información indiscriminada de sexo que muchas veces llega a los adolescentes sin una previa explicación sobre su natural interés sexual, lo cual lleva a los jóvenes a pensar constantemente en sexo, se queda en el subconsciente y se libera en las noches mientras duerme sin ninguna represión. Muchos de ellos para evitar un sueño húmedo o calmar su deseo sexual recurren a la masturbación como una forma de defenderse ante el bombardeo erótico que existe en su entorno.

El semen en cada hombre puede quedar almacenado por un tiempo, pero eventualmente se tiene que liberar. Cuando ya el nivel es alto el cerebro da una señal para que el pene lo eyacule. Estos sueños pueden ser románticos, sexuales o no tener relación con lo sexual pero es un fenómeno normal. Tampoco es extraño que un joven no tenga sueños húmedos.

La profesionales enfatizan que en la adolescencia las poluciones nocturnas y la masturbación no son conductas impropias siempre y cuando no sean frecuentes. Por eso recomendó a los padres que puedan hablar sobre sexo con sus hijos con total libertad, porque en esta etapa se produce uno de los primeros conflictos, ya que el joven moja la cama o su calzoncillo y se produce un sentimiento de culpa y vergüenza al ser detectado por su madre o por quien lava la ropa. Lo ideal es que los adolescentes sepan qué es un sueño húmedo antes que éste ocurra. Que conozca que la eyaculación involuntaria es un hecho normal a su edad para que no esté confundido, más bien debe sentir satisfacción porque es el anuncio de su buen desarrollo sexual.

Las poluciones nocturnas se hacen menos frecuentes a medida que avanza la pubertad y su interés sexual de acuerdo a su edad. Una forma de evitar los constantes sueños húmedos que recomendan los psicólogos, es que el joven se dedique a otras actividades como el deporte o la lectura. De esta manera su mente no se centrará tanto en el sexo. Además, es importante que los padres conversen de sexo con sus hijos sin ningún tabú, para que ellos no lleguen a maximizar una actividad tan natural como placentera.

En hombres y mujeres está presente el gusto y el deseo que no desaparecen por estar casados. Las poluciones en los adultos responden a ese tipo de manifestaciones que pueden ser con un artista, compañero de trabajo o una persona que nos atrae. No es sinónimo de falta de cariño o infidelidad.

eyaculacion